Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 19 DE JULIO DE J 909. EDICIÓN i. PAG. 8. p a r t e s facultativos. Durante la lidia del segundo toro ha ingresado en esta enfermería el espada Juan Cecilio (Punteret) apreciándosele las lesiones siguientes: una contusión en la región supramaléola interior del miembro superior erecüo, y otra contusión en la región axilar izquierda; lesiones que le impiden continuar la lidia. -El profesor, Casimiro Roa. De refilón toma el toro cuatro varas, y Alvaradito coge los palos, colocando después de una buena preparación un par superior de frente. Jiménez y Malagueñíu adornan al morito con dos pares más que se aplauden. Alvaradito da fin del bicho de una cort delantera y tendenciosa. y entró á matar coa uaa estocada que ac áV bó con el de Solís y valió palmas al me- jicano. También el tercero aceptó cinco varas por tres porrazos y cuatro pencos fuera de combate. Los banderilleros no se hicieron acreedor res al público aplauso, y Guerrerito sufrió varios achuchones al hacer una regular faena de muleta como preliminar de una estocada en lo alto, entrando derecho. Descabelió á la segunda intentona. El cuarto derribó tres veces y asesiaí tres jacos en las cinco varas aue aceptó de los varilargueros. ífplüy quedado pasó á palos, y los banderii lleros no lograron hacer nada de particular fraona toreó arca, y mató con media perpendicular y una buena á volapié. (Palmas. Cuatro varas tomó el quintó y dio dos caídas. n caballo quedó para el arrastre, A la media vuelta parearon los palitro- quea ores, y quedaron mal. Sslo do 3 pases da Guerrerito, y pincha delantero sin hacer nada por la fiera. Otro pinchazo mediano y media estocada, de la que salió por la cara, pusieron al toro en condiciones de ser descabellado. El que cerró plaza admitió cinco varas, dio tres caídas y asesinó dos jacas. El veterano Agujetas escuchó muenos aplausos por las buenas varas que puso. Nada notable hicieron los banderilleros, y Gaona terminó la corrida con un pincha- zo, del que salió rebotado, y una buena es tocadajeon su correspondiente revolcón, del que salió ileso. Fue ovacionado. SANTANDER, 1 8 9 N uinto. Castaño y con pocas defensas. T urante la lidia del segundo toro ha in- Q Guerrilla se abre de capa y sale por gresado en esta enfermería el espada pies de la primer verónica. Luego oye palPacomio Peribáñez, apreciándosele uua con- mas en an quite. Al salir de otro quite torean los espadas tnsión de primer grado en la región mamaria izquierda. -El profesor, Casimiro Roa. al alimón. (Palmas. Luego banderilleas, y entrando Guerrilla F uranfe la lidia del cuarto toro ha ingre- por delante deja medio al cuarteo y repite sad en está enfermería el picador con otro desigual en la misma forma. Alvaradito quebró un buen par. Farfán II, con una contusión en la región Guerrilla, provisto de estoque y muleta, 1. -Decíor Roa. torea á su modo, y entra on un metisasa. Luego pincha uatro veces y descabella, acertando á la primera. EN VISTA ALEGRE A lvaradito, Guerrilla y Recajo constituyen Cexto y último. También castaño obscu una trinidad taurina novillerü muy esro, pero con defensas. timable que cuenta con mucbos devotos, y Rebajo lo torea más escaso lucimiento y al ú el ganado responde, veremos cosas de terminar con unacon larga cambiada sale entoreros hechos y no arrogancias de sui- cunado. cidas. Le toman al toro cuatro veces el pelo los a tarde es hermosa. Mucho sol y mucho piqueros, y es banderilleado con tres buenos pares de Vilches y García. calor. Tarde de toros. Recajo acaba la corrida de una entera un La entrada no es mala, sin llegar á la poco baja. del domingo último. Al echarse el toro, el público, como de Bn su puesto los piqueros y cambiada la Seda por los capotes- de brega, se da suelta costumbre, invade el redondel. Un espectaal primero de los seis de D. Matías Sánchez dor coge una banderilla y un guardia de Orden público trata de arrebatársela. El esque han de lidiarse. pectador huye y es alcanzado por. el agente, Es castaño obscuro, pequeño y manso. Alvarado lo fija coa vanas verónicas muy que en su cólera, y ante siete ú ocho mil esmorMas, saliendo de la última algo apu- pectadores, abofetea al aficionado y luego lo arroja con estrépito sobre el estribo de la rad Cerrajas y Charol le tientan la piel en tres barrera. Este espectáculo, tan poco edificante y ocasiones, saliéndose solo el bicho de la que resta prestigios á la autoridad que lo Suerte. Malagueñín sesga un par que resulta en- eomete, fue vivamente censurado por todo deble; Jiménez, en la misma forma, deja el el mundo. suyo, repitiendo el primero con otro bueno al hilo de las tablas, en donde el enemigo TETUAN se defiende. p l calor atemorizó á los devotos de esta Alvaradito emplea una laboriosa faena de muleta, y frente al 6 entra á matar, apro- plaza, y al empezar la corrida había vechando, hundiendo el estoque en los escaso público. L ¿s toros de ¡Arribas! no el ganadero sebajos. villano, sino de otro Arribas á quien no coCegundo. Del mismo pelo que el difunto y nocemos, fue flojo, y mucho menos bravo aue el célebre Estornino, de feliz recuerdo. también manso. Paco el Gordo hizo poeo para acrecentar Toma las varas orecisas para librarse de su fama; Carbonero lució más como matala pólvora. Vacuna y Antúnez dejan tres pares, y dor que como torero, y Algeteño fue, por el Guerrilla, después de pasarlo tranquilo en contrario, más torero que espada. Gonzalito aguantó á la fiera bravamente los últimos pases y desconfiado en los prisubido en su pedestal. meros, atiza una delantera que basta. Y nada más que merezca consignarse. ercero. Más cerrado de girones que los anteriores, pero con idéntico traje. EN PROVINCIAS Recajo intenta sujetarlo, y el morito se fuga. POR TELÉGRAFO Y TELEFONO Toma cuatro varas por dos tumbos y un BARCELONA, 1 8 9 N penco para el arrastre. Vilches y Manuel García pasan las mora- Cf n la plaza vieja se han lidiado toros de das para clavar las banderillas, porque el Solís por Guerrerito y Gaona, el pribicho salta la barrera con una facilidad muy mero en substitución de Gallito, que contigrande, huyendo de todo el mundo. núa enfermo y no puede torear. Recajo lo toma de muleta con las debidas El primer toro recibió cuatro varas y deprecauciones, y en la querencia de un caba- rribó dos veces. Después que los banderillo, que ha tomado el novillo, entra á matar, lleros le clavaron tres pares, Guerrerito susaliendo volteado. frió una colada al darían pase por bajo, y Sigue en la misma forma, y, aprovechan- tras una regular faena dio un pinchazo á do, entra de nuevo á matar, siendo también un tiempo y una estocada tendida que cogido y resultando con varios varetazos. bastó. Entra en la enfermería, y Alvaradito da Gaona lanceó de capa al segundo antes fin del manso de una delantera y atravesa- de que tomara cinco puyazos por tres tumda. Descabella á pulso y oye palmas. bos y un caballo muerto. En no de los quites fue volteado Guerrerito, y resultó con un puntazo de poca uarto. Negro y muy corto de pitones. Alvarado lo lancea con dos verónicas, importancia. Gaona no hizo primores con el trapo roio. un farol y una navarra, que se aplauden. L p n la plaza portátil del astillero se han li diado novillos de D. elemente H e r ro, que han resultado regulares. Matapozuelos, que estuvo bien con el CíP pote, al herir ha estado mal. Rondeño, que era el otro espada, ha toreado bien y ha ma í tado sus dos toros de dos estocadas. No ha habido incidente alguno y el públi- co ha salido satisfecho de la corrida. CARTAGENA, 1 8 7 T I os toros de Plores lidiados esta tarde han salido buenos, y entre todos nan tnataJ do siete caballos. Machaquito de Sevilla ha sido muy aplau- i dido. Banderilleó con palos cortos y escu- chó palmas abundantes. Cortijano quedó bien en uno y mejor en el otro. ogida de Ugarte. En Durango se han lidiado esta tarde novillos de D. Cipriano Sanz, que han sido muy grandes. El bilbaíno Lunares quedó superior en el primero y bien en el segundo. N El tercero cogió al sobresaliente, y Luna- 1 res acabó con el toro de una buena estocada, AVILA, í 8, 9 N. T Ce ha celebrado esta tarde una becerrada de convite organizada por la industria y comercio de la capital. Presidió el teniente alcalde D. Marcos Ortega, que estuvo acertado. Se lidiaron tres becerros de la ganadería salamanquina de Terrones, y resultaron bravitos, originando numerosos revolcones. Lá plaza estaba completamente atestada de público. Los espadas Ricardo Rico, Teófilo Arribas y Gabino Velayos estuvieron valientes y realizaron breves faenas. De banderilleros oficiaron Julián Martín, Juan Bárez, Mariano Jiménez, Marcelino Martín, Mariano García y Eulogio Jiménez. Todos ellos estuvieron buenos. Los picadores fueron Jesús (Sarcia y Joa l: HII ¡in ¡iMEni