Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. DOMINGO 8 DE JULIO DE 1909. EDICIÓN PAG, IO. en El viaje da la Infanta fueel tranvía que la condujo á Somió muy pintoresco El Presidente visitó d teüídanieüt e lo docks. original comedia en un acto, titulada Los sombreros, de Gonzalo Cantó y Rafael Santa Ana. Amboa autores, ya aplaudidos en muchas ocasiones, han demostrado una vez más su esclarecido ingenio y su perfecto conocimiento de la mecánica teatral. Al terminar la representación de Los sombreros los autores salieron varias veces á escena á recibir los aplausos de la concurrencia. CAMINO GARRIGO Después de realizar brillantísima campaña en provincias, á las órdenes de Sarcia Ortega, ha regresado á Madrid la notable actriz Camino Garrigó. La señorita arrigó, justamente celebrada por inteligentes públicos, es una actriz digna de figurar en los teatros de la corte. y agradable. Al cruzarse el coche con otros tranvías, los expedicionarios aclamaban á S. A. saliendo á la plataforma doña Isabel para corresponder á los saludos. La entrada en Somió fue triunfal, siendo ovacionada por un público inmenso que en las afueras de la población se había congregado. El campo donde la verbena se celebraba, que lucía espléndida iluminación, fue recorrido por la Infanta. Presenció los bailes del país, gustándole mucko el llamado Giraldiya. Regresó á ijón á las doce y media. El día espléndida que ha hecho ha contribuido con mucho á la brillantez de la fiesta. El conde de Revilla gigedo ha invitado á la Infanta á una jira STURIAS EL VIAJE DS UNA INFANiA POR TELÉGRAFO OVIEDO, 1 7 U N j infanta Isabel, acompañada por su dama, la marquesa de Nájera, y su secreta- I fio, Sr. Coello. La cumplimentaron las autoridades. Fue primero á visitar, en compañía del gobernador militar, la fábrica de fusiles. Su Alteza felicitó, muy expresivamente al comandante señor conde de Campo Giro por la pistola de su invención, que le fue presentada. En los jardines, la augusta señora fue obsequiadas eon flores y palomas por la oficialidad y por un grupo de niñas. Al salir de la fábrica S. A. fue objeto áe las mismas cariñosas ovaciones con gue fue recibida. Los vítores se repitieron en las calles. Casi todas las casas mostraban sus balcones engalanados. A las puertas de la catedral agolpábase un gentío inmenso deseoso de ver á la Infanta. Su Alteza fue recibida por el cabildo coa cruz alzada y las autoridades. La Infanta besó la cruz de las Victorias, que le presentó el obispo. Después del Tedeum visitó la sala capitular, las reliquias y la capilla del Rey Casto. Ante la tumba del último obispo de esta diócesis, Sr. Martínez Vigil, oro largo rato. Con la misma solemnidad con que fue recibida despidió á S. A. el cabildo. Luego visitó la Universidad, acompañada por el rector de este Centro docente y el claustro de profesores. En el rectorado se verificó la recepción oficial, que resultó brillante y á la que asistieron muchas señoras. Desde la Universidad fue á la iglesia de La Corte; luego visitó el Real Monasterio de monjas benedictinas de San Pelayo. En el Hospital y Hospicio tuvo la Infanta también una recepción brillante. A las $i ete regresó á Gijón, siendo despe- N dida por las autoridades y un público muy numeroso. Al partir el tren fue aclamada. GJJOM, tj, IO. e s t a tarde, á ia una, llegó á esta capital la Después embarcó en el aviso Buffíe, y á bordo de este vapor pasó revista á las escuadras del Norte y de! Mediterráneo reunidas. La primera la componían los acorazados Léon- Gambetta, Amirai- Aube Dupetit- Thouats, Manellaise y Gueydon; crucero de segunda clase, Fnant; contratorpederos Obusier, Sty let, Sape, Fkuret, Branle- Bas, Batiste, Tromblon, Mortier, Guerner, Indent, Etendardy Fa mon. La segunda, los acorazados Patrie, Repubhque, Democratie, usttee, Liberte; crucero acorazado Emest- Renán, y crucero de tercera clase Gatitee. El Buffte pasó por entre estos barcos, formados en dos líneas, siendo saludado el Presidente con las salvas y con los vivas de ordenanza. Terminada la revista, el Presidente dirigió un mensaje al almirante jefe felicitándole por el brillante estado de la escuadra, cuyo poder es un título de gloria para Fran cia. p a r a quitar las manchas de grasas del También telegrafió al Rey de Inglaterra papel. agradeciéndole la presencia del barco de La t encina con magnesia es un ingre- guerra de la escuadra inglesa que ha enviadiente muy bueno para quitar manchas de do al Havre par a saludarle. grasa del papel. Se mezcla magnesia calciEsta noche ha ofrecido el Presidente un nada con bencina pura hasta obtener una banquete de cincuenta cubiertos en el palamasa, y con un poco de esta masa se frota cio de la Prefectura marítima á las autoricuidadosamente la mancha de grasa, sacudades diendo las partículas de magnesia que pueEntre los comensales figuraba el almirandan quedar. Cuanto más antigua es la man- te inglés Bush. cha, hay que repetir más veces la operaMonsieur Fallieres brindó solicitando del ción. La mezcla de bencina y magnesia almirante Bush que fuera in. érprete cerca puede conservarse en frascos de cristal de del rey Eduardo d su agradecimiento por tapón esmerilado. la nueva prueba que Inglaterra dio á Francia de sus sentimientos con la cordial entente que une á ambas naciones con estimables DEL DÍA lazos de amistad. Terminó brindando por la salud del rey EL Eduardo, por la de la Real familia, por la prosperidad de Inglaterra, amiga de Francia, y por su poderosa marina. POR TELÉGRAFO La música tocó el God save the king, y el PARTS, 17, 12 M. N, almirante brindó á continuación. p s t a mañana salió en tren especial, con diAgradeció el Presidente sus amables fra rección al Havre, el presidente de la ses y declaró que con sumo placer las transRepública. mitiría á su Soberano. Le acompañan los ministros de InstrucTerminó brindando por la salud de monción y de Obras públicas. sieur Fallieres, por Francia y por la famiCon ellos asistirá Mr. Fallieres á las gran- lia Real des fiestas que allí han de celebrarse La música ejecuto acto seguido la MarseEl Presidente pasará revista á la escuadra Ilesa. francesa del Norte, á la que se han agregado varias unidades de la del Mediterráneo. UNA IDEA DIARIA 3 AJE DEL PRESIDENTE LOS DRAMAS DE PARÍS LE HAVRE, 1 7 I 1, Jk las diez y cuarto de la mañana ha lle gado el presidente de la República. Acompañado de los ministros de Instrucción y Obras públicas, asistió á la inauguración de los nuevos muelles y visitó el transatlántico La Lorrame. A pesar del mal tiempo, enorme muehedumbre se agolpaba en todo el trayecto para presenciar el paso de la comitiva. El Presidente fue objeto de grandes aclamad ones, LE HAVRE, 1 7 I I N. DOBLE CRIMEN Y SUICIDIO POR TELÉGRAFO PARÍS, i 7, I 1 K Ahora se dirige á presenciar la verbena que se celebra en la aldea de Sotnió. El tranvía que la conduce va profusamente iluminado coa bombillas eléctricas y adornado coa flores naturales. L a infanta Isabel ha regresado de Oviedo. a R l presidente de la República recibió al al mirante inglés Bush, encargado de saludarle en nombre de su soberano, el rey Eduardo. Monsieur Fallieres le entregó personalmente las insignias de comendador de ia Legión de Honor. A la una, el Presidente asistió al banquete con que le obsequiaba el Municipio. El Presidente brindó por la ciudad de El Havre, felicitándola por su lealtad á las instituciones republicanas, sobre las que se ha cimentado la Francia regenerada, poderosa, pacífica y respetada, cuyas alianzas ó amistades no son cosas indiferentes en e concierto de las naciones. T esde hace algún tiempo la Policía pa risiense venia siguiendo la pista de un individuo llamado Delannay, contra el cual recaían firmísimas sospechas de ser el autor de los recientes robos de cuadros y objetos artísticos realizados en el Louvre y otros Museos de París. El servicio se consideraba de tal importancia, que se había encargado personalmente de él el subjefe de la Seguridad, moasieur Blot. Hasta ahora todas las pesquisas realizadas habían resultado completamente estériles. El ladrón, hombre habilísimo, se escapaba constantemente de las garras de la Policía. Esta mañana, Mr. Blot recimo una confidencia, y esta noche, acompañado del inspector Nagat, se apostó en el sitio en donde se le aseguraba que se- hallaría Delannay. En efecto, á la hora indicada se presentó el ladrón.