Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C V I E R N E S ¡6 D E JULIO D E 1909. E D I C I Ó N 1. PÁG. 9. hacerlo en Melilla asustados por los sucesos de estos días. Calcúlase que tardarán en llegar á Guelaya, atravesando el Rif, lo menos seis días. Sigue amainando el terrible temporal que nos dejó el martes sin correo. Todavía no ha 3 noticia de la impresión jue hayan causado en Fez los sucesos de Mehlla. Ivas últimas recibidas dicen únicamen te que allí ha renacido la tranquilidad en vista de que el Roghi no ha repetido las hostilidades contra la plaza. pmbarque de tropas. Próximamente á las cinco ha desfilado marcialrnente por las ramblas, con bandera desplegada, el batallón de Cazadores de Mérida, dirigiéndose al puerto para embarcar en el transatlántico Ciudad de Cádiz. Manda este batallón D. Alonso Medina. En el muelle hay mucha gente, abundando las familias de los soldados expedicionarios. Muchos de éstos son aragoneses y valencianos. Algunos están casados. Hállanse tambiéu en el muelle las autoridades. El marqués de Comillas está á bordo, inspeccionando todos los preparativos para que la expedición se haga en las mejores condiciones posible. p l gobernador civil ha recibido hoy unte legrama de Madrid relativo á la organización de la primera brigada de Cazadores. El Sr. Ossorio, cumpliendo la instrucción del telegrama, ha ordenado á los alcaldes de esta provincia que activen la incorporación de los soldados que. disfrutan licencias ó pertenecen á las reservas activas de los batallones de Madrid, Barbastro, Figueras, Arapiles, Navas y oíros, los del segundo mixto de Ingenieros y los de la primera Comandancia de Administración Militar. La orden dispone que quedan autorizados los reclutas para utilizar el camino más corto á los efectos de la incorporación á sus respectivos Cuerpos. BARCELONA, í S, 6 T CONSEJO DH GUERRA EL AMOR EN EL BANQUILLO POR TELÉGRAFO PARÍS, I Í 3 T. C n Toul ha ocurrido un incidente que ha resultado gracioso porque no ha producido desgracias que pudo originar. En los muelles de la estación del ferroca, rril se hacía el desembarco de ganadocon destino al matadero de la ciudad. De pronto se desmandó una res, que salió sembrando el pánico por todas partes. En la terraza de la fonda de la estación, sitio muy frecuentado por la gente distin ARZUEL V. LA Este es el título si- guida de Toul, el cornúpeto hizo verdadeMANO NEGRA niestro y alarmante de ros esti agos. Echó por alto mesas y sillas, pulverizó un melodrama en tres BARCELONA, 1 6 1 M actos, nueve cuadros y la chorradita de un los servicios de cristaly loza; los clientes J a terminado sin novedad el embarque epílogo desconsolador, que del inglés al cas- huyeron despavoridos ante la catástrofe. del batallón de Mérida. Uno de los concurrentes era el general tellano han derramado Celso Lucio y CarLo mismo que ayer en el de Barcelona, la los Allens- Perkms. Dupommur, gobernador militar de la plabandera subió á bordo á los acordes de la En La mano negra no se engaña á nadie; za, que quiso reducir á la disciplina á la Marcha Real; las señoras de la aristocracia el melodrama brota francamente desde los arisca res. repartieron medallas de la Virgen, escapu- primeros momentos. Dispuesto á practicar la suerte de derrilarios y cajetillas, y el capitán general, desComienza la acción en una taberna de los bar reses se dirigió al bictto y quiso sujepués de presenciar las operaciones, dirigió suburbios de Nueva York. Entran unos tarle por los cuernos. La bestia le empitoá los expedicionarios una patriótica alocu- hombres extraños, se oyen silbidos á lo le- nó, le echó por alto, le recogió de nuevo, ción. jos, pasan dos policemen, suenan las doce, jugó con él como con una pelota y salió de El general Santiago se muestra complaci- se abre una trampa que da al amplio sótano estampía, dísimo por el resultado de la movilización melodramático, la batería adormece su luz El general, no obstante, se incorporó en y sobre todo por la prontitud con que han verde. ¿Qué va á pasar aquí? se pregunta seguida. Por fortuna, los cuernos no le haacudido al llamamiento los reservistas y los el espectador, sintiendo el escalofrío del bían herido. La paliza había sido horrible, soldados con licencia. pero sin sangre. terror. En la orden de la plaza que asi lo consigLos espectadores de tan improvisado esY su espanto sube de puuto cuando ve na se cita el caso del soldado del batallón que el Alams de turno muere de un jicarazo pectáculo corrieron en auxilio del estimable de Mérida Antonio Castané, que estaba en en el cuadro siguiente. general... cuando el cornúpeto se alejó; pero Francia y ha sido el primero en presenDos ó tres muertes á la vista, en dos cua- el infeliz diestro no necesitaba más que ártarse. dros, son un buen vermoutk para los siete nica, que, naturalmente, no le faltó. A las cinco de la tarde zarpó anclas el restantes. Ciudad de Cádiz, entre los aplausos del púUna niña aparece en escena. El espectablico que llenaba los muelles. dor, que ya conoce el paño, siente una inex- VALENCIA Mañana embarcarán en el Alfonso XII, plicable angustia ante la suerte que puede que ha fondeado á las cuatro de la tdrae, correr aquella infeliz criatura. Y SU EXPOSICIÓN los batallones de Alba de Tormes y de AlLa experiencia nos ha demostrado que POR TELEFONO íonsoXIII. las niñas en los melodramas se malogran ÍUBVE 8, l5, 3 T. rápidamente. ¡No talla un caso! I a Exposición. En efecto, en este melodrama de policías Mañana, por la noche, se quemará, el y ladrones la niña es secuestrada para que octavo castillo de fuegos artificiales del cierta persona amiga de la Mano Negra Concurso. ADRID Y SUS MISTERIOS Agotada pueda entrar en posesión de una herencia, y la edición á punto de perecer en el sótano melodramáti- J an comenzado los preparativos para el de 50.000 ejemplares, el viernes se venderá co, la salvan dos golfos generosos y román- Concurso de trillos y aventadoras, qu en toda España la tercera de este título, que ticos, que tainpoco pueden desmentir su se celebrará en la Exposición el día 19 y con las guerras de Cuba y carlista y los ban- tradición de salvavidas en este gene aun- que ofrece extraordinario interés para los didos célebres constituyen la más interesan- que tal empresa cuesta á uuo de ellos la agricultores. te nueva biblioteca emanai. -muerte. ¿Se presentarán de atibas máquinas mode U an terminado en Versalles las sesiones del consejo de guerra para juzgar al soldado Priol, que disparó seis tiros á Susana Bnand, bella señorita, hija del capitán del mismo apellido, de quien aquél estaba enamorado. Los testigos que han desfilado ante el Tribunal han declarado que Priol era muy trabajador y parecía inteligente, pero que revelaba seatiinientos de brutalidad por tener un carácter muy violento. No es alcohólico, pero su padre y su abuelo lo fueron. El doctor Denesté que asistió á Susana Briand, dice que una de las balas la recibió en el cuello, siendo la herida de mucho cuidado por interesar la región de las carótidas. Sucede á este médico el doctor Tantou, que ha radiografiado las heridas de Susana, y declara que dos de las balas, que no han podido ser extraídas, pueden determinar desórdenes muy graves en el organismo de la joven. El médico Chavigny ha examinado á Priol desde el punto de vista mental. Le juzga perfectamente responsable de sus actos. El fiscal, estimando que Priol meditó su crimen y que jamás pensó suicidarse, pide para él la pena de muerte. La defensa se limita á sostener que concurren circunstancias atenuantes. El Tribunal califica el delito de tentativa de asesinato y condena á Priol á diez años de trabajos forzados, quince de destierro y la degradación militar. Tales aventuras dan origen á complicados incidentes, que mantuvieron en el público cierta avidez folletinesca, aunque lamentase la muerte del pobre golfillo Querubín, digno por su hazaña de compartir la felicidad coa la niña salvada y su distinguida familia, que ya le tenía preparada una espléndida gratificación Pero, en fin, pronto pudimos consolarnos al ver que Enriqueta Palma, intérprete muy afortunada de Querubín, volvía á la vida y saludaba graciosa y sonriente al público, en unión de los traductores, que salieron á escena varias veces al final de los actos segundo y tercero. ¡Se nos quitó un peso de encima! ¡Morirse un Querubín tan lindo... La niña Pardo fue aplaudida en varias ocasiones. La pequeña actriz dio mucho interés al melodrama Reig sacó gran partido de su personaje, y la señorita Domínguez y el Sr. Jerez coadyuvaron muy acertadamente al buen éxito que obtuvo el melodrama, que la Empresa ha servido con verdadero cariño. Las decoraciones, del joven escenógrafo Sr. Lobo, son de muy buen efecto y valieron á su autor muchos aplausos. FLORIDOR. CASI SAÍNETE UN G 2 NERAL TORERO Y CORNEADO POR TELÉGRAFO PARÍS, 15, 3 T LOS ESTRENOS PUBLICACIONES M