Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 14 D E JULIO D E 1909. EDICIÓN i. PAG. ideático resultado negativo han dado los trabajos practicados para encontrar las sortijas y las monedas que el criminal manifestó haber arrojado en las alcantarillas de las calles de Santa Teresa y Hortaleza. El bote de Sanidad que salió al encuentro del barco regresó al puerto sin haber podido, por el mal estado del mar, llegar á bordo. Un gentío Inmenso llenaba el muelle, aguardando el desembarco. MELILLJ 1 3 3 T p n los ministerios. En el ministerio de Estado no se recibió ayer noticia que confirmase la de los telegramas que se recibieron de Ceuta y Tan ger acerca de la entrada del Roghi en Fez. efiriéndose á la posibilidad de que se concedan nu evos créditos extraordinarios con desfino á movilización de tropas y adquisición de material para Melilla, el ministro de Hacienda manifestó ayer mañana que no lo considera probable, á lo menos por ahora, puesto que no se han agotado aún los tres millones y medio de pesetas concedidos recientemente para compra de ganado y otros gastos que carecían de consignación snfi p e en el presupuesto de Guerra. Las necesidades que de aquí en adelante surjan, cree el Sr. Besada que podrán ser satisfechas con el presupuesto ordinario, pues los pluses de campaña tienen consignación ampliable y para cartuchería se votaron, á petición de las minorías, dos millones de pesetas más sobre la cantidad consignada en anteriores presupuestos. Al ministro de Hacienda le han sido entregadas notas de lo que importa cada mes el sostenimiento de una brigada en Melilla, ae otra en Ceuta y de una tercera en la Península completamente dispuesta para embarcarse. La brigada de Cazadores que rnanaa el general Pintos quedará inmediatamente dispuesta con 6.000 hombres, un grupo de artillería con 12 piezas, 30 caballos y 230 mulos, un escuadrón de Caballería, una compañía de Telégrafos y de Administración militar, n el ministerio de la Guerra no se ha recibido ayer más telegrama oficial de Melilla que uno que después de mediodía dirigió el general Marina confirmando el cañoneo de los poblados inmediatos al cabo de Tres Forcas, realizado en las últimas horas del lunes por el cañonero español LOS SUCESOS DE MARRUECOS R E Doña María de Molina. El citado despacho no añade ningún detalle á los consignados en nuestros telegramas. Cegún un despacho recibido en el niiniste rio de Marina, se han trasladado al fondeadero de Chafarinas, á causa del temporal reinante en Melilla, el Numancia, el Almi rante Lobo y el Doña María de Mohna, que prestan servicio en aquellas aguas. nueve oficiales de Telégrafos, y ahora han ido dos más, uno de Málaga y otro de Córdoba. Se ha montado en aquella plaza un aparato Hughes para que la comunicación sea lo más rápida posible. POR CABLE, TH- EGRAFO Y TELÉFONO AIEL 1 LLA, 1 3 I 2 ¡W. Gobernación El ministro deenla Melilla prestandijo ayer tarde que servicio esembarco de tropas. e Esta madrugada, á las cinco, fondeo en estas aguas el transatlántico Montevideo, conduciendo á las fuerzas de Administración Militar y de Ingenieros que embarcaron en Barcelona. No es posible que por ahora desembarquen los expedicionarios por el fuerte Levante que rema. D J os heridos. Los oficiales y soldados heridos en el encuentro de Nador son los que siguen, con los datos de su estado: EJl capitán D. José Riquelme, que fue herido de arma de fuego, tiene la fractura del fémur derecho, cerca de la rodilla, hallándose algo mejorado, aunque sigue en estado grave. El primer teniente de la brigada disciplinaria D. Luis Molina, herido de arma de fuego en la región inguinal, con orificio de entrad y salida, ha mejorado, y la gravedad de su estado ha desaparecido. José Cárceles Serrano, cabo del regimiento de África, herido en el antebrazo izquierdo, fracturado, se halla grave. Es natural de Murcia. José Francos Torres, soldado de Ingenieros, herido en el muslo izquierdo, se halla leve. Es natural de Trigueros, provincia dé Huelva. Juan Hernández Metín, artillero, coa coamoción visceral; su estado es grave. Es na- tural de Elche (Alicante) Mariano Ruiz Rabadán, artillero, herido en la cabeza, con orificio de entrada y salida, atravesando el cerebro. Su estado es muy grave. Es natural de Guadalune (Murcia) Faustino Caballero, del regimiento de Infantería de África, herido sobre la clavícula derecha. Su estado es grave. Es natural de Jérica (Alicante) Miguel Cabanís Zellollar, herido en el brazo izquierdo, leve. Es artillero y natural de Boeairente (Valencia) Gregorio Agulló Selda, del regimiento de Infantería de África, herido en el pecho, con orificio de entrada y salida. Muy grave. Extrájosele el proyectil por la espalda. Es natural de Bella (Alicante) Miguel Martínez Navarro, artillero, herido en el pie izquierdo. Grave. Es natural de Pulpi (Almería) Miguel Marcos Trapachí, de la brigada disciplinaria, contuso leve. Es natural de Arfur (Gerona) Antonio Molina Gil, de la brigada disciplinaria, contuso leve en la mano derecha. Es natural de Puente Genil (Córdoba) Luis Resto Pascual, del 9.0 regimiento de África, herido en el pómulo derecho, leve. Es natural de Illas (Almería) Emilio García González, de la brigada disciplinaria, herido en el pie derecho, grave. Bs natural de Valladolid. Elias Rodríguez Pérez, de la brigada disciplinaria, herido en el muslo derecho, leve. Es de Torquetnada (Palencia) r Vicente Guas Tur, de la brigada disciplinaria, herido en la frente, leve. Es de San Lorenzo (Palma de Mallorca) Francisco León Avaled, artillero, herido eu la cabeza con hundimiento de la bóveda craneana y parálisis del brazo y pierna derechos. Le ha sido practicada la trepanación. Se halla muy grave. Es natural de Vallanca (Palencia) Ricardo Aedo Cano, de la brigada disciplinaria, herido en el brazo derecho, leve. Es de Carranz (Vizcaya) Salvador Pérez Díaz, paisano, obrero del ferrocarril, herido en el antebrazo derecho, con fractura grave. Es de Torrox (Málaga) Vicente Archón Querol, del regimiento de África, herido en el antebrazo izquierdo, con fractura, grave. Es natural de Lapresneda (Teruel) Marcos Zora Navarro, de la brigada disciplinaria, herido ea el hombro izquierdo, leve. Es natural de El Tomelloso (Ciudad Real) Juan Ruiz Postigo, del regimiento de África, herido en la mano derecha, leve. Es natural de Antequera (Málaga) Francisco García Picó, de la brigada disciplinaria, contusión en el pie derecho, leve. Es natural de Huércal (Granada) Gregorio García Perón, del regimiento de África, fractura del peroné izquierdo, grave. Es del Estrecho de San inés (Murcia) Todos los heridos mejoran, dentro de la gravedad de su estado. MEllLLA, 13, 4 T. Tjetalles del bombardeo. Amplío algunos detalles interesantes referentes al bombardeo realizado ayer por El general Del Real había recibido confidencias de que la cabila de Beni Said venía excitando á la de Benisicar para que hostilizase la plaza. Los de Benisicar estaban divididos; la mayoría eran partidarios de mantenerse en buenas relaciones con la plaza; pero un grupo de exaltados se mostró desde luego propicio á secundar los planes agresivos de los de B ¿ni Said. El general Del Real envió á las tres de la para que inspeccionase la costa y castigase los aduares que le pareciesen sospechosos. El cañonero dobló el cabo Tres Forcas y Punta Negrí, y á las cinco de la tarde se situó frente al santuario de Sidi Aisa, enclavado en la cabila de Beni Said, sobre unas lomas que dominan cuatro poblados. En todos ellos había grupos de moros armados. El cañonero rompió el fuego contra los grupos del poblado de Chegua, arrasando unas ochenta casas. Los cabileños se dispersaron, refugiándose unos en las colinas do Chartaf, y otros en el santuario de Sidi Aisa, donde se consideraban seguros por tratarse de un. lugar sagrado, en tanto aae los de Beni Bugafar desde la playa hacían fuego de fusilería sobre el cañonero. nes contra el santuario. Una granada cayó encima del techo, otra dentro del patio, otra en medio de un grupo formado en su mayoría por mujeres, que inmediatamente se dispersaron aterradas. Una mora y dos moros quedaron tendidos en el suelo. Los poblados de Restaña fueron igualmente arrasados. Desde la cubierta del buque se veía perfectamente cómo ardían los techos de las casas, construidas con maleza. Los cabileños que hoy han bajado á la costa hacían fuego desde la misma playa, rebotando las balas en Ja borda del buque. Uno de los proyectiles atravesó el casco, entró en un camarote, rompió un tubo de goma y todavía le quedó fuerza para producir una contusión á un marinero. A las nueve y media de la noche regresó el barco á Melilla. Créese que se repetirá la operación. MBLIU. A, i 3 5 T. el Doña María de Molina. tarde al cañonero Doña María de Molina El Doña María de Molina enfiló los caño- l temporal. Ha arreciado el temporal. Las olas baten furiosamente el muelle. Todos los barcos que estaban anclados, incluso el transatlántico Montevideo y los de E JJmiranté Lobo, han tenido que refugiarse en Chafarinas. Una lancha del Numancia, al nacer una maniobra, se vio en grandísimo peligro y tuvo que ser auxiliada por otras lanchas de la compañía de mar. Mientras el temporal persista no será posible intentar el desembarco de las tropas que han traído el Montevideo y el Buenos Aires. guerra Numancia, Doña María de Molina y Mañana, si el tiempo lo consiente, comenzarán en Mar Chica las obras del embarcadero.