Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 13 DE JULIO DE r i9o 9 EDICIÓN i. PAG. 6. El Sr. Bustamante se sentó junto al dete- vaba el considerado aator principal del nido, y éste comenzó á declarar. delito. Dijo que la noche del crimen, á eso de las ntierro de Valentina. nueve ó nuev e y media, fue á casa de sus Se verificará hoy, á las diez de la maprimos los señores de Valle. Ivlamó á la puerta, saliendo á recibirle Valentina, la ñana, costeado por D. José de Valle, quien pidió ayer para ello la oportuna autorizacual le dijo que no había nadie. Contrariado j or no hallar en casa á su ción del juez. Ayer mañana llegó á Madrid, con el propariente, salió á la calle, yendo á reunirse con Amparo en la plaza de Santa Bárbara, pósito de asistir á la inhumación, parte donde ambos estaban citados para que ella de la familia de la infortunada Valentina: le diese algún dinero si había vendido más su hermana Silvestra Jiménez, su cuñado papeletas de la rifa del cuadro, pues G ma- Gonzalo Martín Castillo y su primo Brautra llevaba todo el día sin probar sustento. lio Castellano Prieto. I os tres obtuvieron del Juzgado permiso Estando en la referida plaza con Amparo, vio pasar á los señores de Valle, y en aquel para ver el cadáver en el Depósito. instante germinó en su cerebro, un tanto exaltado por la circunstancias en que se NOTA TRÁGICA hallaba, la siniestra idea de volver á la calle de Gravina, entrar en la casa y apode- NACIDOS Y MUERTOS rarse de algo, pero sin ulteriores propósitos. EL MISMO DÍA Y así lo hizo. I legó á la casa de los señoPOR CABLE res de Valle, subió al piso en que éstos viLOND S, 1 2, 6 T. ren, estuvo un momento en el rellano de la na nota triste é interesante dan hoy toescalera, dudando si llamaba ó no, y, al ñn, dos los periódicos registrando un sucese decidió á llamar. so ocurrido esta mañana. Valentina le abrió la puerta, y entró. Carlos y Federico Robinsoa eran dos herGamarra pidió un vaso de agua, y con tal manos gemelos, muy conocidos y muy estipretexto pasaron ambos al comedor. mados. Cuando ya había decidido marcharse, tal Nacieron en 1854 y jamás se separaron. El vez arrepentido de su proyecto, al meterse cariño era tan grande entre los dos hermala mano en el bolsillo tocó la navaja de nos, que, como vulgarmente se dice, no saafeitar que llevaba, y que en aquel instante bían vivir el uno sin el otro. no puede decir lo que le pasó ni lo que Federico, que desde hace algún tiempo sintió. padecía una depresión nerviosa, conversaba Impulsado por un arrebato inexplicable, esta mañana con su- hermano en el jardín se arrojó sobre Valentina, dándole un corte de la casa que habitaban. en el cuello; que ella intentó dar voces, y De repente, y como obedeciendo á un imque él entonces la amordazó con un pañue- pulso irresistible, echó á correr y e arroió? lo, dándole después varios tajos, no puede á un estanque bastante profundo. precisar cuántos, que la hicieron caer en Su hermano Carlos, aunque no sabía natierra. dar, se echó al agua con propósito de salAl ver á la criada en suelo, y creyéndo- var al suicida. 1 la muerta, penetró decidido en la alcoba de Sus esfuerzos no sólo resultaron inútiles, sus primos, y con el primer instrumento sino fatales. que vio, un abrochador, que estaba sobre la Minutos después flotaban en el estanque mesilla de noche, forzó la cerradura de un los cadáveres de los dos hermanos, fuertearmario, apoderándose de varias alhajas, de mente abrazados. una hucha y de algún metálico. Inmediatamente se lanzó á la calle y, como loco, anduvo algún tiempo errante por diferentes calles que no supo precisar. En San Sebastián se verificó ayer- la boda En esta caminata perdió las alhajas y un billete de 50 pesetas de que se había apo- de la bella señorita doña Josefina de Otermín, hermana de los señores de Orfila (don derado. Cansado de andar á la ventura, se refugió Francisco) con D. Eduardo de Aguilar, hijo en su casa, y después de ocultar debajo de del secretario de la Reina doña Cristina. la cama sus ropas, totalmente llenas de san- D. Alfonso. Fueron padrinos la madre de la novia y gre, se acostó. padre del Por la mañana mandó á Felipe á comprar el Deseamos novio. recién casados niucaas á los el traje, y después salieron á la calle. Añadió Gamarra qué la hucha contenía felicidades. Por la Dirección general de Contribuciotres monedas de oro, algunas de plata y nes se anuncian las vacantes de los títulos calderilla. Las monedas de oro fueron amajadas, de marqués de Mos y grandeza de España una á una, á una alcantarilla de la calle de á él unida y vizconde del Pegullal. Hortaleza, esquina á la de Santa Teresa, y Han salido para Headaya los señores mardos á la alcantarilla de la plaza de Santa queses de Casa- Arnao, D. José Santos I ora, Bárbara. I, a hucha y el arma homicida fueron arro- D. Enrique Capdeviel, D. Leonardo Pérez, jadas al arroyo Abroñigal, y las ropas, en la Stefani y viuda de Turnes; para San SebasGuindalera, en unos descampados del paseo tián, los Sres. D. Antonio García Alix, conde del Olivar, barón de Satrústegui, Villalde Ronda. Terminada esta declaración, el juez firmó ta, doña Engracia Palacios, la señora dulos autos de procesamiento y prisión contra quesa viuda de Arévalo y D. Pedro Ortiz y Gamarra y Felipe y dio por terminados los la suya. trabajos del día. Hoy, en el rápido, saldrá para Galicia el Poco después, los detenidos ingresaban Sr. García Prieto, el cual, después de asistir en la Cárcel Modelo. á la inauguración de la Exposición gallega En los autos de procesamiento dictados en Santiago, embarcará con su distinguida contra Manuel Gamarra y Felipe Martín señora para L, ondres, desde donde irán desparece que se califica el delito cometido por pués á Carlsbad. el primero como robo que tuvo por conseSe encuentra en Madrid, de paso para Ascuencia un homicidio. Al segundo se le califica como encubri- turias, donde veraneará, el opulento bandor, por el doble concepto de haberse apro- quero antillano y presidente del Centro Asvechado del dinero robado y haber contri- turiano de la Hab íia, D. Juan Bances y buido á hacer desaparecer las ropas que lle- Conde. En la iglesia de Nuestra Señora de los Dolores se ha verificado el bautizo de u na niña, hija de nuestro querido amigo el juez municipal del distrito del Congreso, D. Ave lino Fernández ¿de la Poza A la niña se le impuso en la pila bautls mal el nombre de Epifanía. U A las cinco de la tarde marchó ayer ti Rey á L, a Gracia en automóvil con el conde del Grove. Poco antes había marchado, también en automóvil, á dicho Real Sitio la infanta doña Isabel con la marquesa viuda de JTájera y D. Alonso Coello. Su Alteza emprenderá hoy su anunciada excursión por I, eón y Asturias. Hoy saldrán para I a Granja los iníantes doña María Teresa y D. Fernando, quienes pasarán allí unos días, y algunos otros en San Sebastián, antes de emprender su viaje á Baviera, donde casarán el verano en Munich. DE ACTUALIDAD DESAPARICIÓN DE POR TELÉGRAFO BJIU 9 BLAS, 1 2 f M DE SOCIEDAD p 1 famoso Harting, acusado en París por el ruso Bourtzeff de haber sido delator de conspiradores rusos, fingiéndose correligionario, y de haber resultado condenado como partícipe en un complot nihilista, haciéndose nombrar luego por el Zar jefe de la Policía rusa en París y logrando ser nombrado de la I egión de Honor por el Gobierno francés, ha huido, Después de dejar dicho puesto en París, se estableció hace dos años en esta ciudad, ocupando un precioso hotel en la calle de José II, núm. 148. Ayer se presentó en su domicilió un periodista parisién. I, e recibió una señora muy guapa, de luto, que dijo ser viuda de Harting, pero que no conocía al Hai ting por quien se la preguntaba, debiendo haber un error de analogía de apellidos. Agregó que tenía dos hermanos que viajan mucho. Pero hoy se ha comprobado que aquella señora era la del Harting famoso, y que el matrimonio, con tres hijos suyos, ha salido de Bruselas. Hace ocho días, Harting se enteró de la denuncia de Bourtzeff. Desde aquel día no salió de su casa. L, eía los periódicos de París para enterarse del curso de los acontecimientos, y reclamó el auxilio de las autoridades, alegando que temía por su vida. Atendiendo á su indicación, se designaron dos agentes para que vigilasen sa hotel. Ayer previno á los guardianes que, no creyéndose seguro de los psligros con que los revolucionarios rusos le amenazaban, prefería huir con su mujer y sus hijos. En efecto, momentos después salía de Bruselas. Antes de marchar, y hablando de las acusaciones de Bourtzeff, dijo que son completamente falsas. Si no ha protestado es porque el embajador de su país no está en París y el consejero que está al frente en los negocios no está informado de los detalles que el eraba- jador conoce Espera que el representante del Zai Mr. Nelidoff, dará á Clemenceau las pruebas necesarias para que éste proslame des de la tribuna parlamentaria su inocencia. A pesar de lo cual, ha huido. Sin embargo, un redactor de Le Ternps na preguntado hoy al encargado de Negocios