Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C L U N E S n D E JULIO D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 9 Se calcula en 2.000 el número de moros que siguen á los jefes enemigos Messian y Schaldy. La actitud de éstos sigue siendo de intransigencia ante los reiterados requerimientos de los jefes ya sometidos. El agitador Massian fue quien levantó á los cabileños en contra del Roghi, y recientemente intentó que las tribus de L ehedara y Cherranit atacaran á la columna del general Del Real que marchó á castigarlas. Schaldy fue caid del campo fronterizo en Ios- tiempos en que el Roghi dominabapor estos alrededores, y debe gratitud á España, pues hace cuatro años fue curado en este hospital de gravísimas heridas en el pecho que enemigos suyos le caucaron en un atentado de que fue objeto. Ha sido aceptado el ofrecimiento de los Sargentos ascendidos á oficiales de la reserva para prestar servicio activo, que ya efectúan dentro de la plaza. También lo prestan jefed y oficiales que desempeñan cargos burocráticos. Personas que me aseguran haberlo visto manifiestan que en el pecho del cadáver de tino de los moros enterrados por nuestros soldados se ha hallado un escapulario de la Virgen del Pilar. El transporte Almirante Lobo ha llegado poco antes de las tres de la tarde. Su comandante, el Sr. Moreno Requena, cumplimentó seguidamente al general del Real, poniéndose á sus órdenes. CÁDIZ, 1 1 8 N acabando por pedir que se creen tres regimientos de Artillería para cada Cuerpo de ejército. Los cuarteles y parques nuevos importarán 13 millones de francos. Después de hablar el ministro, se dio por terminada la discusión de la totalidad del proyecto. EL CRIMEN DEL SÁBADO DILIGENCIAS DE AYER 1 ffn nuevo personaje. Hasta las seis y media de la mañana continuó el Juzgado de guardia y de la Latina en la casa de la calle Gravina, 20, piso segundo. A esa hora el juez, Sr. Alférez (municipal substituto) y el escribano, Sr. Coronas, retiráronse á su despacho oficial, adonde también fue llevado, detenido é iucomunicado, el hermano de los Sres. Del Valle y apodederado suyo D. José Modesto Boixader Burguerr Hace pocos días, la semana pasada, asegúrase que se presentó en casa de los señores de Valle y habló con su primo para formular, cual de ordinario, demandas de dinero. Cuando salió de la casa, la señora de Valle llamó á Valentina y la ordenó que en adelante no estarían jamás en casa para Gamarra, medio el mejor de evitarla continuidad en sus exigencias económicas. Desde aquel día, Gamarra no volvió á la casa. Posteriormente, hace tres días, una hermana suya recibió una carta apremiante de Gamarra, y poco después la visita de la patrona de la casa de huéspedes donde aquél vivía. Venía la mujer muy apurada porque Gamarra habíase ausentado de s casa sin abonarle los gastes, los que pidió satisficiera su hermana. Esta se negó en absoluto, diciendo únicamente que escribiría á su madre á Ronda, donde reside, contándole las calaveradas de su hijo. Gamarra tiene actualmente treinta y dos años de edad. Usa bigote rubio, es bastante alto y no muy grueso. plJuzgado instructor. Declara el deteni cTc Corresponde entender en esta causa aí del Hospicio. Bien temprano, y por la Prensa, enteróse ayer el juez, Sr. Bustamante, de lo ocurrido, y en seguida dio las órdenes oportunas para que se avisara al escribano de turno. A las nueve y media constituyóse el Juzgado instructor, formado por el juez señor Bustamante; escribano, Sr. De Antonio, y oficial, Sr. Várela. El primer acto del Juzgado fue tomar declaración al detenido. D. José Modesto Boixader es un hombre joven, de unos veintiséis años. Según nuestras noticias, declaró ante el juez Sr. Bustamante, ratificándose en las primeras manifestaciones, es decir, que ayer por la mañana salió de su casa, calle de los Madrazo, 25, á eso de las diez, yendo al Banco y á operaciones de la casa de su cuñado, hasta la hora de almorzar; almorzó en la calle de Gravina, como siempre, y después se fue á la Bolsa, donde estuvo hasta las cuatro y media, próximamente. A eso de las cinco volvió á la calle de los Madrazo, mudándose de ropa, y salió á la media hora. A las diez y media hallábase en casa de sus hermanos, donde tomó té y se mudó de ropa interior. Sin embargo, añadió un detalle interesantísimo, que es el que ha servido de base para la persecución de una nueva pista. Dijo el Sr. Boixader que cuando estaba tomando el té llamaron á Id puerta. El le dijo á la criada: -Valentina- -dijo, -si no son mis hermanos, dígale al que llama que no hay nadie, para que no me entretenga Valentina respondió: -Está bien. Y fue á abrir. Cuando regresó al comedor, el Sr. Boixader volvió á preguntarle: ¿Quién era? -Don Manuel Gainarrd, ei primo de los señoritos. No ha dicho nada; se ha marchado. El Sr. Boixader no dio al hecho importancia ninguna; acabó de tomar el té, se marchó á la calle, encontróse á un amigo suyo, el abogado señor Serré; estuvieron juutos en el café de Fornos y á la una y media de la madrugada se diri ó á su casa y se acostó jpn la casa del crimen. A las nueve y media de la mañana, el Juzgado instructor, acompañ ao por el fiscal de la Audiencia, Sr. RUJZ Andrés, personóse en la calle de ü Ha zarpado el crucero Numancia para Melilla, adonde llegará mañana. A las cuatro de la tarde zarpó también para Barcelona el transatlántico Cataluña para conducir fuerzas á Melilla. El Ciudad de Cádtz saldrá mañana, y se halla preparado para salir al primer aviso. el transatlántico Alfonso XII, en el que el Rey hizo su viaje á Canarias, y que puede conducir cuatro mil hombres. REPARAT 1 VOS EN CÁDIZ BAFCELONA, i í, I I N. P MBARQUE DE LA Se ha verificado, sin BRIGADA bidentes el embarque de la brigada Imaz. A las siete de la tarde iban embarcadas en el Buenos Aires tres baterías de montaña, mandadas por el coronel Enseñat, un comandante, tres capitanes, 500 soldados, 40 caballos y 347 mulos. En el barco se hallaban ya el escuadrón de Treviño y la Eompañia de Telégrafos. En el Montevideo embarcaron la compañía de Ingenieros y Administración Militar, las secciones de Montaña y Sanidad, Esta noche, en cuanto llegue, embarcará la batería procedente de Madrid. Ignórase cuándo zarparán los lauques. PARÍS, 1 í ÍZ Trt. VALENTINA JIMÉNEZ, VICTIMA DEL CRIMEN COMETIDO ANTEANOCHE EN LA CALLE DE GRAVINA Fot. Maestre Como recordarán nuestros lectores, nuestra información de ayer terminaba diciendo que el juez, antes de retirarse, había ordenado á la Policía la busca y captura de otro pariente de los señores de Valle. Respetos y consideraciones fáciles de comprender nos obligaron á ocultar el nombre en tanto que los hechos no viniesen á fundamentar los indicios que se tenían. Roto ya el misterio, podemos decir que se trata de D. Manuel Gamarra Burguero, primo de los amos de Valentina y primo también del detenido. La Policía no pudo detenerlo porque de la casa de huéspedes donde vivía había desaparecido sin dejar rastro alguno. En efecto, según informes que personalmente hemos comprobado, Gamarra ha vivido en calidad de huésped en la calle de San Joaquín, 14, tercero, de donr e fue echado por falta de pago el día 8. El viernes, y acompañado por un joven, fue á la casa para ver si tenía correspondencia, y desde entonces no han vuelto á verlo. Se nos ha asegurado que amarra fue expulsado por su mala conducta del Ejército, en el que era oficial. No se le conoce profesión ni oficio alguno; carece de medios de fortuna, y desde hace algún tiempo parece que su situación económica es bastante apurada. Constantemente molestaba á sus parientes con peticiones de dinero, hasta el punto de que casi todos, hartos ya, acabaron por reñir con él. 1 A PRENSA FRANCESA La Prensa de t hoy, comentando los sucesos de Melilla, aprueba las medidas enérgicas adoptadas por España, y hace votos por que las operaciones emprendidas en el Rif se vean coronadas en plazo breve por un éxito completo. 1 PARLAMENTARIAS EN LAS CÁMARAS FRANCESAS POR TELÉGRAFO PARÍS, 1 1, 9 N l Senado ha discutido esta tarde el proyecto de reorganización de la Artillería. Expresó el ministro qae el proyecto permite reforzar la Artillería sin debilitar las demás Armas, y ponderó la ventaja de ¡as balería de cuatro pie ¿ab sobia las de seis, E