Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. LUNES 12 DE JULIO DE 1909. EDICIÓN PAG. 7. bardini pincha ¿ira vez, y otra, y otra, y Otra... (Silbidos, frases gordas, etc. etc. Salen los mansos, y Lombardini pide permiso al presidente para seguir la faena. El Sr. Lequerica se lo niega; pero el diestro mejicano vase al toro, que se hallaba en las tablas sin hacer caso de- los bueyes, y Cegando. Canito, negro entrepelao, braga- tras dos ó tres pases intenta el descabello y do y bien puesto de pitones. acierta. De salida persigue á un peón, poniéndole (Bronca formidable. en un aprieto; pero en seguida empieza á Lotnbardini sube llorando al palco presidemostrar el bicho deseos de fugarse, dencial, suponemos que á oír un sermoncito Cantío toma, sin embargo, cuatro puya- por su desobediencia. zos, en los que se aplaude más que nada la forma de entrar á picar uno de los varilar- Cexto. Torrecillo, berrendo en cárdeno y gueros. grandote. De salida arremete á un picador, derriUno de los banderilleros cuelga un gran par, cayeado á) a salida y siendo corneado, bándole, y no comeándole por verdadero aunque sin otras consecuencias que el susto ¿nilagro. Los espadas, el uno, en el palco de la prey los desperfectos de la taleguilla. Su compañero pone otro par que se aplau- sidencia... y el otro, bueno, gracias. El público, indignado por el desconcierto de, y repiten ambos, oyendo muchas palmas. Pedro López pasa de muleta de cerca y que observa y por la apatía punible de Lóvaliente; pero en su deseo de terminar cuan- pez y Lombardini, quienes no estuvieron t antes, eutra á matar, dando un pinehazo oportunos en los quites ni una Íola vez, desin soltar el estoque, cuando el bicho no ha- jando á los piqueros sin in? s defensa que la de los monos sabios, que hasta colearon 5 a bia cuadrado. A continuación entra de nuevo, y dejando los toros para evitar cogidas, protestó con pasar la cabeza del toro da una entera ua furia, arrojando al redondel buen número de almohadillas. poco atravesada que basta (Silencio. En medio de un lío infernal, toma Torreci T ercero. Pañero, berrendo en cárdeno, 1110- llo seis varas, por tres caídas y dos sardinas deshechas. gón del izquierdo Los piqueros retíranse al tocar á banderiLoinbardini se hace aplaudir con el capote- dando unas verónicas buenas de ver- llas, y son ovacionados por los espectadores. dad y adornándose en quites. Realmente fue lo mejor de la corrida. pues Pañero se acerca cuatro veces á los pique- montan bien á caballo, entran á picar sin ros sin derribar ni ocasionar bajas en la ca- jonjana y aprietan de verdad en lo alto. Refugio y Rodríguez colocan seis ó siete balleriza, palillos, uno á uno, y López, tras una faena v- (Palmas á los picadores. En banderillas no hay nada que apuntar sin lucimiento alguno, da un pinchazo en á favor de Refugio y Rodríguez, que son hueso. los encargados de los palitroques. Nuevos pases y una estocada contraria; N Lonibardini comienza con tres pases na- otro pinchazo alargando el brazo, otro sin turales y sigue con otro ayudado por bajo, soltar el estoque, media pescuecera, otra otro de pecho y algunos altos, haciendo en media atravesada, y los capitalistas, impageneral una faemta bastante aceptable, á la cientes y queriendo aprovechar los pocos que puso fin colocando en las agujas la mi- momentos de vida que le restaban á Torretad del estoque. cilio, se arrojan al ruedo y acaban con el bicho. (Hay palmas para LombardinU Pitos y otras cosas, repitiéndose la serenauarto. Lobito, berrendo en negro, mogón ta en los alrededores de la plaza, donde de los dos y de muchas, pero de mu- gran parte del público esperaba la salida de chas arrobas. la cuadrilla juvenil. Pedro López le torea por verónicas, ter ¡Buen debut el de ayer en Madrid! minando con un cambio de rodillas. (Palmas. No se olvidará en mucho tiempo. El toro, que es bravo y codicioso, aguanta seis puyazos de Frontana y Rodríguez, EN VISTA ALEGRE cayendo el primero una vez al descubierto, sin más auxilio que el de Jos monos, que su- C e juegan seis novillos- toros, de desecho, plieron la apatía de los espadas durante toda de Matías Sánchez, por las cuadrillas la corrida. Alvaradito, Carbonero y -Luis Frontana y Torres dejan dos medios deEste cartel, confeccionadoMontes. escrucon más pares de mala manera, pero se desquitan pulosidad que el de los domingos anteriocolgando otros dos superiormente. (Muchas res, lleva á la plaza de los Carabancheles un palmas. López muletea- distanciado y sufriendo público muy numeroso. algunas coladas, y cuando cuadra Lobito C e da suelta al primer bicho. Es cárdeno, deja et sable en una paletilla. (Pitos á Pedro. bien puesto y de mucho poder. Alvarado marca dos buenas verónicas, reuinto, Veleta, negro bragado. -Lotnbardi- cogiendo coa arte al novillo oentre los plieni le torea por verónicas, sin conven- gues del capote. (Palmas. cer á nadie, y el bicho se acerca al Castizo Cerrajas y Charpita meten el palo cuatro y á Cenobio Esparza, aguantando cinco pu- veces, mejor el primero. yazos por tres caídas y dos arres para las Espinosa y Malagueñín, llegando bien, mulillas. adornan al morito con tres pares al cuarteo. Avila y Rivera se hacen aplaudir coloAWaradito brinda al usía, y solo ante el cando en lo alto cuatro pares excelentes, y enemigo, hace una faena de muleta adornasale Lorabardini, quien, tras media docena da y eficaz, que es aplaudida. Logra que de pases bastante regularcitos, da media cuadre el toro, y entrando valientemente jasada y atravesada. deja el estoque en lo alto. (Ovación. Nuevos pases para un pinchazo, y se inip l segundo, del mismo pelo que su úífuncian las palmas de tango. Otro pinchazo entrando de mala manera. to hermano, aunque másjoven, aguanta cuatro puyazos de los de aupa, pero con (Uii viso. Más telonazos para atizar media estoca- blandura y escaso poder. Antes del tercio, Carbonero lo lanceó por da echándose fuera y alargando el brazo. verónicas con inquietud y perdiendo te (Segundo aviso. Saca el estoque desde la barrera, y Loni- rreno. igual, con pérdida de ia muleta y saliendo perseguido. Media atravesada, y llega un aviso. El toro se echa y lo remata el puntillero. l s pitos deben, oirse á dos kilómetros de la plaza. Manuel García y el Húsar cumplen coa las banderillas, y Carbonero se deshace del enemigo de una corta delantera y tendenciosa, previo, un breve trasteo de muleta sin lucimiento. (Palmas amistosas. TTercero. Luce el mismo traje que los ante 1 riores y acude bien á las verónicas qut Montes le da con quietud. Avelino y Patotas cuelgan los rehiletes sin pena ni gloria. Cambiada la suerte, Montes tantea al torito junto á las tablas, en donde tiene la iuerencia, y sin estar el novillo en suerte señala un pinchazo, saliendo por los aires. Nuevo trasteo con la de cobrar, para una chalaquera y otra media corta y tendida. (Silencio, f uarto. Berrendo en colorao y con buenas herramientas. En la primera vara se aeciara ouey, pero se libra del tuesten por tomar de refilón las de reglamento. Cambiada la suerte, y ai abrir las puertas de los corrales para entrar los caballos de los piqueros, se metió el morito en el callejón y luego en el patio de los caballos; al 1 se trasladó el personal taurino en pleno. Un aficionado atraviesa el redondel v se mete en el terreno del toro. Después de grandes esfuerzos de las cua drillas, sale al ruedo el berrendo, tan buey como entró y con la querencia de la puerta de arrastre. Los niños de ¡os rehiletes cumplen coa tres pares en cuatro tiempos. Alvarado empieza á torearlo con ambas manos, sufriendo en cada pase una colada peligrosa. El toro esta muy difícil, sin que el espada logre sujetarlo. En las tablas, y aprovecnando, y en sitk muy peligroso, entra á matar con agallas, cogiendo una corta algo caída y delantera, pero que se aplaude. (Ovación y vuelta al ruedo, Quinto, berrendo en colorao y del mismo tipo que el anterior, aunque más reco- C gido depitone Carbonero le da tres verónicas, buena la primera. El toro, que es muy nervioso y tiene mu. chas facultades tarda en colocarse para la suerte. Alvarado lo fija con seis capotazos al mis mo tiempo que el presidente ordena el tuesten. La protesta es unánime v la bronca fenomenal. El Húsar y Manuel García lo castigat con ocho cohetes Carbonero, ayudado muy eficazmente po el Húsar, empieza á pasarle con bastante precipitación y no escaso baile. Con los terrenos cambiados y frente al 5 agarra una (delantera y atravesada entrando con ventajas. Q Cexto y último. Negro y muy pequeño. Cineo varas por tres caídas y dos acémilas patidifusas componen el p r i m e r tercio. A los sones de la banda coge Alvaraditt los palos, colocando muy ea corto un gran par de frente y otro superior sesgando. (Ovación. Patolas cierra el tercio con uno al cuar teo, malo. Montes, con poco acierto, le torea sobr la derecha, y al entrar á matar es cogido v volteado, resultando ileso por milagro. Continúa con mucho desconocimiento para señalar dos cortas delanteras, nesumen, Los toros, en conjunto, nobles y manejables. ÍJe los matadores. Alvaradito.