Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. LUNES ta DE JULIO DE 1000. EDICIÓN i a PAG. 4. cierto es que los atúrales del país, agradecidos por su política de bondad y justicia, le demostraron muchas veces sus simpatía- y cuando dejó el virreinato le hicieron una manifestación imponente de cariño. INGRATITUDES MADRID AL DÍA TJara día movido, el de ayer. El misterioso crimen de la calle de Gravina conmovió átodo Madrid. Sobre él versaron todas las eonversaciones. Lo novelesco, aunque sea patibulario, subyuga á las gentes. Ya pueden venir embajadas de los países más fantásticos del mundo. Como haya un crimen misterioso de por medio, se han lucido las embajadas, por lucidas que sean. Ese fue el asunto del día. El Rey fue á Guadalajara, después estu- I- p BOLSA DE MADRID Durante t o d a vo en Palacio, después recibió á los moros, -j a s e m a n a la después inauguró el Instituto Nacional de Bolsa ha descontado el conflicto que estalló Previsióc, después paseó por la Caste- el viernes en Melilla: de manera que cuando surgió el acontecimiento previsto no se llana... El embajador marroquí desfiló por nues- produjo u a gran movimiento d e baja. Nuestro primer signo d e crédito valía tras calles con aparato palatino, compareció ante el Rey en nombre del- poseedor de las 86.90 hace ocho días, y cerraba el viernes riendas de la nación sherifiana mogrebi el á 85,85. Por lo tanto, hubo una baja de más ilustre Muley Abd el- Hafid, fortifiquelo de u a entero antes de la agresión de los moDios volvió á su hotel, visitó la Presiden- ros y de la represión que fue su consecuencia. El Interior no perdió más que 30 cénticia, y Madrid se alegró de verle bueno. La gente taurófita llenó la plaza para asis- mos el sábado, quedando á 85 45 al contir á la presentación de credenciales de los tado. Ese día hubo en el corro del Contado una dos jóvenes, noveles y mejicanos diestros- venta muy fuerte, que eu cualquier época y también se alegró de verlos buenos. En Carabanchel no nabo hufe, y eso que hubiese producido un descenso considera hubo corrida y esperanzas de qae aquél no ble, y, sin embargo, nuestro principal signo de crédito dio pruebas d e relativa firmeza. faltase. ¿Cómo explicar este fenómeno? No hay P r la mañana había habido 11 a mitin socialista para protestar contra la guerra. Los mas que una explicación, que es la siguienpetifs Hervé de la localidad discursearon á te: en el mercado influye macho más la situación de plaza que los acontecimientos, y gasto de los enviados extraordinarios. Iza inauguración de! Instituto Nacional los sucesos d e Melilla s e han producido de Previsión, solemne y oliendo á Europa. cuando el mercado estaba á la baja. Buena De Meülla, sin noticias; y, como dicen prueba de edo es que entre el Interior á planuestros vecinos del otro piso, pa fc mmbe- zo y al contado sólo h a y cinco céntimos d e Ites, bmnes noimelLs. Coc es jrcon que nodiferencia, Tampoco- faatt influido macho las circunsexageremos, ¡gaapos chicos! Animación en todas portes, porque el tancias políticas en los demás valores. El tiempo sigue siendo una bendición de Dios. Amortizable antiguo sólo pierde 20 céatimos durante todo el transcurso de la semaY paren ustedes de contar. OCTOGENARIO SECUESTRADO POR TELÉGRAFO P RS I I 4 T A Í, NOTA TRISTE FALLECIMIENTO Dñ CABLE VIRREY UH POR LONDRES, I I 5 1 1 a muerte del marqués de Ripon, -que ayer telegrafié, ha producido general sentimiento en toda Inglaterra. El finado tenía ochenta y dos años, y su fallecimiento, ocurrido en sus tierras de Yarksbir r, significa- una pérdida enorme para el partido liberal. Con Gladstone, Palmerston y Rusell contribuyó á formar y á robustecer la vida de aquella agrupación. Había, nacido en una casa de Downing Street, residencia oficial del primer ministro, donde su padre, lord Godrich, pasaba algunos meses. En 1852 fue por primera vez á la Cámara de los Comunes, y desde 1857 tuyo siempre nao de los puestos más distinguidos en las situaciones liberales. En 1 S 70 prestó á Inglaterra na gran servicio, que le valió él titulo de marqués: re- selvió, como arbitro, el dificilísimo litigio llamado de la Alabama. En 1874 renunció á sos funciones de gran maestre de la masonería ingleso, convirtiéndose al catolicismo. Fue después jefe de los liberales católicos, frente al duque de Nbrfoík, que lo era de los católicos conservadores. En 1 SS 0 fue nombrado por Gladstone virrey déla India, contra viento y marea, por la oposición de los puritanos. Una vez en su puesto, adoptó medidas para limitar los rigores que con los indios empleaba el Gobierno de Calcuta, y aunque ios comerciantes ingleses en la India trabajaron mucho contra lord Ripon, lo Tabacos será de 5 por 100 hasta 14 a millones, y de 140 á 160 el 10 por 100, resultando del conjunto de esta reforma uu quebranto de millón y medio de pesetas al año para la Compañía. Las acciones del Banco Hipotecario se negocian en alza á 240; las del HispanoCONSEJOS DE MINISTROS Americano, que cortan un cupón, á 145; las A unque la reunión que ayer por la mañadel Español de Crédito, á 128; las dei Río na celebró el Gobierno no fue calificade la Plata, á 493; las del Central de Méjico, da de Consejo por los ministros, bien se la á 490; los Explosivos, á 326, y los Altos puede denominar así, porque ea ella se traHornos, á 290. tó de todas las cuestiones de actualidad. Las Azucareras preferentes valen 90,50, y Asistieron todos los miuistros, exceptó el Fas ordinarias, 33. Un nuevo movimiento de la Guerra, qne acompañaba al Rey en su de baja se ha producido en estos valores, excursión á uadalajara. sis qae sea posible señalarle una causa jusXos ministros dieron cuenta al presidente tificada. Continúa influyendo e a el corro la de los asuntos de sus respectivos departasituación de plaza. mentos, y después se trató de la cuestión de Han sido admitidas en la cotización ofi- Marruecos y de los sucesos de ¿lehlla, camcial las obligaciones de l a Sociedad Prensa biándose impresiones acarea de estos asanEspañola, y s e han realizado operaciones tos, aunque sin adoptar acuerdos definitivos á i.040. Ésta títuio, que está bien garanti- á cansa de la ausencia del ministro de la zado y que produce un 5 por 100 anual, h a Guerra. de merecer las simpatías del ahorro, que Ea esta reunión con tanta dificultad encuentra colocaciones grama de la tarde, quedó convenido el proy comunicó el presidenmás remuneradoras. te á los ministros que alas tres se celebraLos francos quedan á 9,40. El sábado, al- ría en Palacio el Consejo, presidido por el gunos banqueros creyeron que había llega- Rey. do la ocasión de ejercer uua présión en el corro ofreciendo algunas partidas; pero no A la hora fijada acudieron los ministros á consiguieron su objeto. El mercado absor Palacio, empezando el anunciado Conbió lo que vendieron coa sólo 10 céntimos sejo, que duró hasta unos momentos antes de ajza. ¡Terminó la época en que con can- de llegar la embajada marroquí. tidades pequeñas de francos sepodía influir El Sr. Maura dijo á los periodistas que el en, el mercadol Consejo había sido dedicado casi exclusi- omunican de Bourges que un modesto zapatero de la calle de Cosser oyó gritos de ¡socorro! ¡asesinos! Salió de su casa y se dirigió al sitio de donde partían los gritos, y asomándose sobre un muro de un jardín vio eu la parte de dentro á un anciano cubierto de lesiones y de contusiones, que le suplicó avisase á las autoridades para que acudiesen en su auxilio. Cuando las autoridades se- presentaron vieron que las puertas del jardín y las de la casa correspondiente estaban cerradas. Llamaron con insistencia, y como nadie respondiera forzaron las puertas. En el jardín dieron con el anciano, todo ensangrentado y en en estado deplorable de debilidad. Declaró llamarse Francisco Geoffroy, tener ochenta y seis años y llevar varios días secuestrado dentro de su propia casa. El matrimonio Pommier que tenía á su servicio desde hace bastante tiempo, le había encerrado allí hacia varios días, después de maltratarle coa la mayor violencia. Puestas las cosas ea claro, resalta que, efectivamente, Javier Pommier, agente de negocios, de cuarenta y nueve años había sabido conquistar la confianza del viejo Geoffroy, instalándose á costa d e éste ea su propia casa. Con mil engaños le había hecho firmar un testamento á su favor. Desde ese momento procuró que no se comunicase con nadie. El miércoles, Geoffroy se empeñó en salir na, y queda á 101,40; el Atnortible nuevo á la calle, y entonces Pommier, su esposa y baja 30 céntimos, y Vale 95,30. una hija de veinticuatro años le encerraron Las acciones del Banco suben cuatro en- eu su cuarto y le maltrataron brutalmente. teros, y cierraíi á 459; las de la Tabacalera Después salieron de la casa y cerraron se negocian á 385 después de cortar su cu- todas las puertas, esperando, sin duda, que pón. Confirmdtií e las noticias que dimos se muriese de hambre y de debilidad. sobre el convenio del Estado con la CompaEl pobre viejo fue convenientemente atenñía Arrendataria de Tabacos. Se da como dido. seguro que se reduce el interés del capital El matrimonio Pommier y stt hija han del 5 al 4 por 100, y que la comisión por ingresado en la cárcel. REVISTA FINANCIERA INFORMACIÓN POLÍTICA