Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO JJ DE JULIO DE 3909. EDICIÓN i. a PAG. 7. Junio de T 897, terminando sus estudios COa brillantez. Al terminar su carrera fue destinado S Melilla, donde contraio matrimonio siendo primer teniente. Desde que llegó á África empezó á uaf clase de árabe, consiguiendo al poco tiempo dominar el idioma como los naturales del país. Los tenientes D. Luis y D. Alberto Molina y Galano, heridos también anteayer en el combate con los moros, eran hijos del general Molina, muerto hace poco tiempo en Badajoz, y hermanos del primer teniente ayudante de la Aeademia de Infantería don Manuel. Don Luis era en la actualidad primer teniente. Nació el 2 de Febrero de 1880, ingresando en el servicio el i. de Octubre de 1898. Su hsnuano D. Alberto nació el 3 de Agosto de 1884, ingresando en el servicio el 16 de Abril de 1903. Al terminar su carrera, eu Junio de 1908, en sus deseos de servir en el mismo Cuerpo que alguno de sus hermanos, solicitó y obtuvo ser destinado á la brigada disciplinaria de Melilla. POR CABLE Y TELÉGRAFO MEULLA, 10, 1O M. I A MAÑANA DE AYER Las noticias pu -blicadas por la Prensa dando cuenta délos graves aconte ¿Cimientos desarrollados en las inmediaciones de Melilla produjeron en el ániino púolico, al ser conocidas, la natural zozobra é interés. En las oficinas públicas y particulares, en ías cervecerías, cafés, calles y tranvías, eran objeto de vivos comentarios los telegramas en que se relatan aquellos sucesos. Dentro del legítimo interés coa que se inquirían noticias de este aouuto, el tono general de las conversaciones respondía á un tono de patriótica y discreta prudencia. El síntoma es consolador y digno de ser recogido porque demuestra cómo aprendió el espíritu público á dominar sus impulsos, t or la experiencia de sufridos desengaños. En el ministerio de Estado, donde estuvimos vari- as veces, nos manifestaron que lo había ninguna noticia del día, y que as que se recibieran de Melilla llegarían antes al ministerio de la Guerra, cuyo Centro las recibía directas del general Marina. En el ministerio de la Guerra nos dijo el subsecretario, señor general Montes Sierra, ¿me tampoco se había recibido allí noticia ninguna, y añadió que los telegramas que se recibieran del Norte de África, se remitirían sin pérdida de tiempo, íntegros, al Sr. La Cierva, para que éste los facilitase á la Preusa en el ministerio de su cargo. despacho que continuaba con las tropas en las posiciones tomadas á los moros. tenso despacho con el Rey, estuvo trabajando en el ministerio con el iefe del Estado Mayor Central. El general Ríos le informó minuciosamente del estado de todos los preparativos hechos. La incorporación de los reclutas que pertenecían á la brigada de Cazadores de Cataluña terminará hoy. Dichos reclutas son ae las regiones aragonesa, valenciana, ripjana y navarra. Muchos de ellos están ya incorporados. 1 A IMPRESIÓN BM f p 1 7 EN LA hjLG- Durante la sesión oficial la B o l s a d e Madrid ÜO c o n f l r m ó l a b a j a q u e p l ministro de la Guerra, después del ex- se produjo por la mañana en el corro que suele formarse en los pasillos del Baaco de España. Si comparamos los cambios de cierre de anteayer con los del cierre de ayer, vemos que el Interior, que queda á 85,40 á fin de mes sólo pierde 40 céntimos, y que los francos, que valen 9,40, no suben mas que diez céntimos. Esta relativa firmeza se debe á dos causas: á que la abundancia del dinero en los corros del contado ha impedido que la especulación hiciera de las suyas, como ha sucedido en otras ocasiones de la misma índole, y á que los sucesos de Melilla estaban, si no descontados, muy previstos. No han cogido de sorpresa al mercado MINISTRO DE ESTADO Aunque la entrevista porque hace tiempo que se viene hablando ¿VLe ayer celebraron el ministro de Estado de envíos de tropas y de conflictos probables, El Amortizable antiguo, que cieira á 101,40, y el embajador de Muley Hafid sería, como era de rigor, puramente de cortesía, puesto sólo perdió 20 céntimos. En los demás valores no hubo variacioque las negociaciones no se entablan hasta nes importantes. iue la embajada no haga entrega á S. M. de TOS cartas credenciales, se dice que la breve p L TENIENTE MUERTO El teniente don conversación que sostuvieron el Sr. Allen -Eduarao López ¿esalazar y Sidi Ahmed- Ben- El Muaza fue Salcedo, fallecido en Melilla, había nacido iHuy cordial y afectuosa. En la conferencia no se hizo la menor en Avila el 15 de Octubre de 1876. Su padre era el conocido farmacéutico de alusión á los sucesos de Melilla, y el embaAvila D. Eduardo López, que ya murió tamjador se mostró satisfechísimo de las atenbién, y su madre, doña Enriqueta Salcedo, ciones de que es objeto, y muy deseoso de que las negociaciones afirmen la paz y la reside actualmente en Valladohd. En A vila estuvo hasta los diez y siete ó ibuena amistad eme existe entre España y diez y ocho años de edad, cursando en el Marruecos. Instituto los estudios del bachillerato. El Sr. Allendesalazar manifestaba ayer Llevado de su vocación, marchó á Cuba jue Ahuied- Ben- El- Muaza y sus compañeros son los representantes de un país ex- como soldado durante la última guerra y tranjero acogidos á nuestra hospitalidad, y operó en algunos encuentros contra los insurrectos. ¿ue se hallan en la corte de España bajo la En el tiempo que le dejaban libre sus desalvaguardia de la hidalguía española. Los sucesos del Rif son cuestión aparte beres de soldado preparóse para el ingreso le la negociación que haya de seguirse con en la Academia de Infantería de Toledo, los enviados del Sultán, pues, por dolorosos como lo consiguió por fin. Ascendido á oficial, perteneció al regi ue sean, no tienen relación con lo que haya miento de Infantería de Toledo, de guarniSe tratarse con la misión marroquí, consti ción en Zamora, en donde por su pundonoluyendo, como antes decimos, una cuestión roso comportamiento mereció que se le rin ¿parte. V Hay que tener en cuenta que la responsa- diera público homenaje, iniciado por sus bilidad directa de lo ocuirido no puede exi- compañeros, y en el que tomaron parte tomírsele á Muley Hafid ni á sus enviados, dos los militares de la capital y Zamora enlegados á Madrid cuando los dolorosos su- tera. Sirvió luego en el regimiento de Isabel II, sesos se desarrollaban en el Rii de guarnición en Valladolid. Allí se casó, p L MINISTRO DE LA GUERRA A prime- el 27 de Mayo último, con doña Elvira Santamaría Racheta, perteneciente á distingui ra hora- le la tarde se recibió en el ministerio de la da familia de la capital castellana. Hará cerca de uu mes que fue trasladado guerra un. breve telegrama del general Marina confirmando que las bajas que hay que á Melilla, en la que el hado adverso le ha deparado tan funesto fin. lamentar por nuestra parte son: Cuatro paisanos muertos y un herido; I OS HERIDOS El capitán D. José Riqueléstos son los obreros que fueron objeto de -me, herido en el combate! a traidora agresión de los moros. v con los moros, es sobrino del coronel VillaUn oficial muerto y cuatro heridos. lón; nació el 30 de Septiembre de 1880, inCuatro soldados mrertos y 22 heridos. El general Marina termina diciendo en SU gresando ea la Academia de Toledo el 30 de L A INFORMACIÓN ¡AS FUERZAS ACAMPADAS La colum na del general Marina acampó en las posicioues tomadas en Atalayón y Nador, todas ellas muy estratégicas, montando muy escrupulosamente los servicios de vigilancia. En cuanto el general comprendió que habían tenido tiempo de descansar ordenó que comenzaran los trabajos para cerrar el recinto, aprovechando los grandes montones de piedras que allí se encontraban. Una compañía de Infantería se situó ea las lomas por el flanco izquierdo, dominando el camino de Nador. Las tres posiciones conquistadas quedaron fortificadas convenientemente. Su situación es excelente, pues dominan desde el Nador hasta el collado del Atalayón, todo el primer trozo del ferrocarril de las minas de Bem Bu- Ifrur, cuyo trozo tiene doce kilómetros y medio, y parte del segundo, en el cual está enclavada la estación. En una de las casetas del ferrocarril se colocó un parque administrativo. La noche transcurrió sin novedad. OS HERIDOS Varios de los heridos están gravísimos. Cuatro soldados fueron sacramentados anteanoche. Un soldado de Artillería prestó servicio estando herido. Cuando la acción terminó, al entregar la acémila, dijo: -Véanme este brazo; creo que tengo algo. Lo tenía atravesado de un balazo. A las cinco de la maSana salió de la plaza, é. caballo, sin más compañía que su ayudante el capitán Cegari y un ordenanza, el general Real. A su encuentro salió en el camino de Nador el general Marina. Ambos conferenciaron largamente, mostrándose satisfechísimos del resaltado de las operaciones El general Del Real regresó á la plaza para visitar en el hospital á los heridos, y el general Marina volvió á marchar á Nador. Allí le aguardaban los caides de Nador Barreca y Mohamed, que acaban de llegar con bandera blanca para pedir la paz, ofreciéndose ellos en garantía si era preciso. El general Marina les manifestó que aceptaba en, principio las proposiciones, pero que para estipular las condiciones era necesario que se presentasen todos los caides de todas las cabilas enemigas. Mientras esto no ocurra se mantendrá en las posiciones eL DÍA DE HOY