Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
PE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELÉFONO DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO) 8 Ü Y TELEFONO yjvym í í- t. ííf EL SIFÓN D E ALBELDA VJ 3 TA EXTERIOR, CERCA DE UN CAMBIO DE PENDIENTE, DE LA ARMADURA DEL SIFÓN. EN PRIMER TERMINO EL INGENIERO CONSTRUCTOR, D. MARIANO LU 1 ÑA (x) Fot. García DE BARCELONA SOBRE EL TERRORISMO i Kñ ás que el terrorismo dinamitero, viene sufriendo Barcelona el terrorismo de la publicidad. L. as últimas rachas de atentados acaban de ponerlo otra vez de manifiesto. Los alarmistas que con los propósitos que se quiera se proponen mantener á Barcelona en estado de intranquilidad no podían encontrar colaboradores más eficaces y baratos que nuestra propia indiscreción ó ¡nconsciencia. alservirles de poderoso tornavoz. Hasta ahora se habló de pánico, suponiendo que existía en Barcelona. Y vive Dios que el pánico no se descubre por ningún lado. Cuando no ha sido posible sostener por más tiempo la existencia da ese pánico, se ha dicho que estábamos postrados, encallecidos y semi- incursos en vileza. Y no obstante, yo no sé ver actitud más poblé ni más digna que la que ha adoptado la población. Tiene la multitud, á las veces, tra certero instinto de la realidad. Da á las cosas su valor íntimo é informulado. Sabe adivinar los móviles de la obcecación que oersigue á Barcelona, y no se apresta á ha- cerle el juego. Las explosiones ya no la retienen en casa. Inunda la vía ¡pública, desborda en los paseos, llena los teatros de ve- EL GENERAL MARINA, JEFE DE LAS TROPAS ESPAÑOLAS QUE HAN REPELIDO LA AGRESIÓN DE LOS MOROS DE MELILLA rano, asalta los tranvías en las alegres no ches de verbena y se derrama por montes y laderas, por avenidas y parques, alborozándolos con el chillar de los niños y el crujiente rumor de las elegancias mujeriles. No sé que este espectáculo pueda tener el menor asomo de abatimiento ni de abyección. El señor de Montaigne recuerda el caso de una campesina que levantaba en vilo á un buey con la mayor gallardía y sin esfuerzo aparente. Se había acostumbrado á levantarlo diariamente y sin interrupción desde que naciera como lindo y aterciopelado ternerillo. La Prensa extranjera, ayudada por las solícitas informaciones que desde acá le proporeionamos, ha encontrado una forma de desviar la atención del mundo respecto á las manifestaciones universales del terrorismo, concretándola sobre Barcelona y erigiendo á esta ciudad, con burdísima impostura, en caso excepcional y único. Los españoles apenas leemos la Prensa extranjera, y cuando la leemos no sabemos hacerlo entre líneas. En París, en Burdeos, én Lyón, en Marsella, en Milán, en Roma, en Ginebra, en Buenos Aires, en Nueva York, en Chicago, en una porción de grandes capitales, ocurren frecuentes explosiones como las de aquí y otros atentados terroristas de índole diversa, pero mucho más graves,