Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODAS PARTES ARTE, LITERATURA, SPORTS É INFORMACIONES SECCIÓN LITERARIA EL JUDIO VY POR ALVARO LÓPEZ NUÑEZ del recuerdo, constantemente se le ve sentado en las gradas de una- gran cruz de piedra que hay frente al pórtico, mirando con amor y como en éxtasis aun alto ciprés que asoma por encima del tejado y que, según le han dicho, nace junto á la tumba de Teresa. dispuesta á favorecer con apoyo práctico la creación de una Sociedad protectora de animales. D eformas y mejoras. Entre los asuntos aprobados ó que aprobará el Ayuntamiento en su sesión figuran: La colocación de aceras de cemento en ambos lados del paseo de la Florida. La subasta para construir dos evacuatorios de subsuelo en la Puerta del Sol. La instalación de empedrado de apUta en el paseo de San Vicente, entre éste, el de a Virgen del Puerto y la estación del Norte. Y el derribo de las construcciones qri 2 impiden la prolongación de las callts de Zurbano y Monte Esquinza. rV asuntos. También se tratará de que se rebajan al arrendatario de Consumos 65.784 pesetas por la desgravación de los vinosque entíaa en Madrid libres de derechos. Igualmente en una de las sesiones próximas se propondrá la celebración de festejos dorante los meses de verano, y para ello el Ayuntamiento consignará un crédito. ¿osa de las doce y media llegaron las turbas y llamaron con gran sigilo á la puerta; pero Antonio, que estaba anonadado, no quiso abrir. Entonces los facinerosos se dirigieron á la inmec i ita entrada del monasterio, y con herramientas deque venían provistos á propósito la descerrajaron y se precipitaron en lo interior déla morada convenluil. Subieron aquellos bandidos las escaler T- y sntraron en el coro; las monjas que es afa. a allí rezando no pudieron enfrenar el instinto de conservación, y huyeron por orredores y pasadizos, unas al refectorio, á la huerta otras, y aun hubo algunas qu creyendo inocentemente que los sacrilegos no se atreverían á profanar la iglesia, se refugiaron al pie de los altares. Gritando espantosamente, entró la Beati lia en el templo, perseguida por un hombre que llevaba en la mano una tea ardiendo y casi alcanzaba ya á la azorada doncella. Haciendo fuerzas de flaqueza, salió el Judío del confesonario y corrió hacia aquella monja con ánimo de libertarla de las garras de su perseguidor. Cuando Teresa vio y conoció á su amante, exc amó: -jSálv. ame, Antonio! p Y se precipitó ea los brazos de! Judío para cobijarse en ellos como en guarida salvadora. Antonio estrechó contra su corazón á aquel ángel purísimo, y ciego de cólera sacó el revólver y cpcoeozó á disparar sobre el infame que había intentado apoderarse de Teresa. Aquel bandido, al verse así tratado por su compañero, sin esperar á más explicado aes soltó la tea, y arrojándose sobre el grupo que formaban Antonio y Teresa les dio de puñaladas y lm dejó tendidos en el suelo, bañados en ua cliarco de sangre. Y luego huyó. Pero al intentar ganar los corredores y la puerta se encontró coa la Guardia civil, que tenía cortado el paso á los criminales y sostenía con ellos un tiroteo que ya había causado muertos y heridos, hasta que, vencidos los paisanos, fueron presos y conducidos á la cárcel, de donde salieron á Ios- cinco días para ser pasados por las armas. A pesar de los recursos del arte y de las oraciones de las monjas, la beata Teresa no sobrevivió veinticuatro horas los á espantables sucesos que quedan referidos; su muerte fue dulce y serena, y como la de los justos, preciosa á los ojos del Señor; sueño tranquilo, que no muerte helada v miserable. Antonio curó, pero perdió una pierna. En cambio, ganó su alma; las tremendas hcras que había pasado en el confesonario, la escena horrorosa del templo y la gracia de Dios habían tocado en lo más vivo del espíritu del sacrilego alcalde y abierto sus ojos á la verdad. No quiso nunca apartarse del triste teatro de tan dolorosos acontecimientos; y aun hoy día, si pasareis por delante de aquel convento, veríais al Judío, hecho ya buen cristiano, anciano y consumido, con una pierna de palo y un traje pobre, pero limpio y cuidado por manos monjiles. De la humilde cocina conventual sale también todos los días la breve pitanza con que aquel hombre sostiene su mísera existencia esperando á la muerte libertadora. Y, viviendo TRIBUNALES ji I AL DEBUT En la Seeción tercera de JYl. a Audiencia se reunió ayer el Jurado para ver la causa seguida contra Francisco López Jiménez por delito de robo. El procesado, que es un muchacho que no ha cumplido todavía los diez y ocho años, daba el día de autos los primeros pasos en la peligrosa profesión qse decidió emprender, y tan desgraciado estuve, ue, apenas se había apoderado de los objetos que codiciaba, cayó en manos de la Policía. B ¡en es verdad que López no se anduvo por las ramas, aunque sí cerca de ellas, en esta MI primera aventura, pues penetró en n hotel de la calle del General Pardiñas, escalando un balcón y rompiendo de un porrazo JOS cristales. El fiscal, Sr. Martos, acusó ayer á López Jiménez de un delito de robo con la circunstancia atenuante de ser menor de diez y ocho años el culpable, abogando por la in culpabilidad el letrado S r filóla. El Jurado, tras brevísima deliberación, eniitió un veredicto de acuerdo con lo solicitado por el representante de la ley, y en vista de ello la Sala impuso á Francisco López la pena de dos meses de arresto. ONTI N U ACIÓN Ayer continuó y segsiirá toda la semana, y Db UN JUICIO quizá la próxima, el DE PALACIO Hl día 13, ó sea el martes, marcharán á La Sranja en el tren rápido SS. AA. los infantes L Fernando y doña María Teresa, con sus hijos. Permanecerán hasta el 16 en dicho Real Sitio, tomando en esta fecha el tren en Segovia para San Sebastian á 1; s ocho de la noche. PasaránJSS. AA. en Miramar el día 20 5. el 21, cumpleaños de la Reina doña ManaCristina, y en esa fecha, por la tarde, marcharán á Munich, deteniéndose eu París sclauiente unas horas. El lunes ó el miércoles saldrá para I, a Granja, en automóvil, S. A. la infanta doña Isabel, y de allí marchará á Asturias en dicho vehículo. Saldrá para San Ildefonso con ánimo de ir á dormir á Zamora. Su Alteza ¡a infanta doña Eulalia ha re suelto salir para París, con sus hijos, el lunes 12 del actual. Al infante D. Alfonso de Orleáns impon drá. el Rey en Toledo las insignias de oficial. juicio que se está celebrando con motivo de las estafas y falsedades cometidas en el cobro de dos pensiones. La prueba testifical no ha conseguido dar interés al asunto, que se desliza en medio de la mayor indiferencia. Hoy. comenzará la lectura de documentos. UN PASANTE. ÉPOCA DE B ÑOS A l balneario de Paiacaellos de J i l o s a está acudiendo, como todos los años, gran número de agüistas. Todos los que padecen enfermedades de la piel, hígado é intestinos saben muy bien que esas privilegiadas aguas sulfurosas clorurado- sódicas no tienen rival ea la curación de esas enfermedades. Añádase á esto las condiciones excelentes de alojamiento del balneario, que se halla montado á la altara de los más renombrados. ECOS MILITARES p l día 12 del actual se hará entrega por el Parque de Artillería á la plaza de los locales que en San Gil ocupaba dicha dependencia. Es posible que nray pronto continúe el derribo del antiguo cuartel, con lo cual se hermoseará mucho aquella parte de la población. p l ingreso en Caja de los mozos del ac tual reemplazo se verificará el día i. de Agosto. Como ese día es domingo, se ha consultado á la superioridad por algunas Cajas s ¡podía hacerse, aun infringiendo la ley del Descanso dominical V 4 oy publicará el Diario oficial propues ta de ascensos de la Guardia civil con las cifras que anticipamos y el ascenso de 18 alumnos del quinto año de la Academia de Ingenieros á primeros tenientes, y de zj alumnos de terceros á segundos tenientgs. J NOTAS MUNICIPALES protección á los animales. El alcalde nos dijo ayer que tiene en preparación unbamdo encaminado áfomentar la protección á los animales domésticos, para librarlos de malos tratos. El conde de Peñ- üver confía en que todas las clases sociales, y la popular acaso más que otra alguna, reaccionarán en tal sentido, secundando esa campaña, que en todos los países cultos se sostiene. Parece que el alcalde, á propósito de su iniciativa, ha celebrado algunas conferencias, una de ellas con cierta distiagui íá ¡üaiua 2 1 ajera. il