Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. MIÉRCOLES j DE JULIO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 6. tativas de Villegas para tiacer efectiva en tuelábco la cantidad en títulos de la Deuda española de que era portador. La llegada del empleado del Banco Hispano Americano Sr. Marot provisto de plenos poderes del mismo, no hizo sino confirmar á Mr. Auzeaa en sus sospechas por cuanto le relató acerca de la conducta de Villegas al desaparecer de Madrid. A fuerza de no pocos trabajos sloose, por fi. ue Villegas se había alojado en uno de los bóteles más céntricos, y desde aquel momento la vigilancia y el espionaje se estrecharon en términos que hubiera sido muy difícil al estafador ooderlos burlar. A ngustias y sobresaltos. Sin embargo, el viernes pasado la Policía y el apoderado, Sr. Maroto, tuvieron grandes sobresaltos. Eu todo el día no se vio á Villegas, y esto hi ¿o temer que, valiéndose de un disfraz, pudiera haberse escapado, Búscesele por todas partes, pero inútilmente. Habíase marchado, sí. en efecto, pero sólo hasta la frontera de Hendaya, con objeto de esperar y acompañar á Cecilia, coa la que había formado el proyecto de vivir dichoso, Por la noche, la en apariencia feliz pareja regresó á Burdeos, y los dos tórtolos entraton en el hotel, en el que pasaron la noche. i os últimos aleteos. El sábado por la mañana el inspector Mr. Daunesse ocupaba s u puesto, como de costumbre, en las cercanías del hotel para observar cuanto en él fuera digno de observarse relacionado con el servicio que perseguía. A eso de las nueve, la parejita salió á la calle, y en tranvía primero, y luego en carruaje, recorrió las vías más céntricas. Después los dos tórtolos se encaminaron al muelle, tomaron en él una embarcación y dirigiéronse hacia L, ormonr, delicioso y encantador paiaie, y en uno de los varios restauranli allí establecidos almorzaron ¡agradablemente bajo ¡as sombras de los árboles y á la orilla del agua, váendo cuan mansamente y tranquila se deslizaba la corriente, sin pensar que del mismo modo podían alejarse sus esperanzas más risueñas y sus ilusiones más gratas. Conviene advertir que en una de las mesas inmediatas almorzaba también, aunque seguramente no con la misma tranquilidad, el inspector Daunesse, que en su misión de madgyar constante de los enamorados, á quienes siguió durante el resto de la jornada no se apartaba de ellos un solo instante. También la cena la hizo en el mismo restanrant que ellos. Los dejó, por fio, á las diez de la noche en el hotel, última que, al meaos por ahora, habían de pasar en él. También dijo que deploraba que uno de los inspectores se hubiese incautado de un revólver que á su alcance había colocado sobre una mesa, pues de haberío tenido en su poder- -dijo- -se hubiera quitado la vida. Cectiia manifestó también gran pesar por todo lo que había ocurrido. Vestía Villegas un terno gris, y en su semblante advertíanse huellas de aflicción. Su compañera llevaba un traje color marrón, y en el momento de la captura disponíase sin duda para salir á la calle, pues se hallaba tocada con un enorme aombrero adornado con grandes plumas negras. Villegas y Cecilia fueron trasladados á la prisión municipal con las debidas precauciones. y en ella siguen, á disposición de las autoridades españolas, hasta tanto que, terminados los trámites de la extradic ón, pvedan ser conducidos á su país, J asta aquí los informes de Burdeos. Aquí, en Madrid, se decía ayer que no había noticias de la captura de Villegas y de su amante. Podrá no haberlas oficiales, y eso ¡allá las autoridades y las entidades que intervienen en el asunto! Lo que A B C afirma es que las noticias que publica no son invención suya. LOS ARANCELEN NUEVA TARIFA MÁXIMA POR CABLE HUOVA 5 SOHK, tí, 9 M EN LOS MINISTERIOS GOBERNACIÓN Una comisión de Léri da, compuesta del alcalde, Sr. Sans; del concejal Sr. Abadal y del Sr. Saracebar, acompañada de los diputados Sres. Maciá y Llari, visitó ayer al ministro de la Gobernación para tratar del pronto despacho del expediente relativo á la fundación Pía Almoina. El Sr. L, a Cierva manifestó que ya había dictado en ello resolución, que se publicará en la Gaceta dentro de la actual semana; pero guardó reserva respecto de la forma en que lo hubiera resuelto. Y AC 1 END A. El presidente de la Junta de i1 Producción Nacional, señor Muntadas, ha visitado al ministro de Hacienda para hablarle de algunas incidencias relacionadas con el cobro de la contribución industrial, También vio al Sr. Besada el nuevo delegado de Hacienda de Gerona, que pronto saldrá á posesionarse de su destino p í o MENTÓ Los señores marqués del Va dilloy vizconde de Val- deErro visitaron ayer ai ministro de Fomento, Sr. Sánchez Guerra, para tratar con él de un asunto relacionado con un ferrocarril estratégico de Navarra. JVfAUINA En el ministerio de Marina se JV reunió ayer la Junta consultiva de la Armada para tratar de! proyecto de tranvía que, poniendo en comunicación el laboratorio mixto con el campo de tiro de Torregorda, sitvapari el transporte de mal ónio se realizó la captura. El tiempo pasaba, las diligencias de terial de guerra. extradición no se teiminaban nunca y la mas pequeña indiscreción podía echarlo á NUEVO EMBAJADOR perder todo. No hubo más remedio que decidirse, y el p n un telegrama de la Agencia Fabra se domingo, á las once de la mañana, iueron da cuenta de haber sido nombrado emdetenidos Villegas y su acompañante. bajador de Rusia en Madrid Mr. Badberg, Realizaron la captura el mismo jefe de que hasta ahora ha desempeñado el cargo Segundad interino ya citado, Mr. Auzeau, de ministro plenipotenciario en Stjckolino, á quien acompañaban los inspectores Dau- en el cual le substituye Mr. Serqueieff. minesse y Moze y el apoderado del Banco, nistro en Belgrado. Sr. Maroto. Monsieur viene á reemplazar en Villegas no opuso ninguna resistencia, y Madrid al embajador conde de Cassini, que vertió copiosas lágrimas al ser sorprendido por su delicado estado de salud no podía por la Policía. continuar desempeñando el cargo, y ha sido A preguntas del cónsul español, que com- jubilado. pareció a poco, uidnifeoto que se arrepentía i, a marcha del conde de Cassini será muy de lo que había hecho. sentida en los circuios madrileños. p l Senado americano ha aprobado, por 36 votos c ontra 18, la tarifa máxima. Permite ésta al presidente de los Estados Unidos imponer un dereeho adicional de 25 por 100 á los prcduc os, que oponga dificultades a l a exportación de mercancías americanas. Es verdad que, en camoio, ha prescindido el Senado de los derechos qv proyectaba crear sobre los tes y los cafés. En el fondo, la nueva tarifa no será otra cosa que la resurreción de la que un día se llamó tarifa Dingley. La mavor parte de los hombres de negocios de América esperaban ese resultado, y se han preparado para las consecuencias. Ahora falta que ei Senado se decida á aprobar las proposiciones sobre el impuesto de las rentas ó sobre la aplicación de tarifas á las Compañías, y aunque la Cámara tiene fama de tratar con mucha consideración á las Compañías, es también evidente que. como suele decirse, tiene la mano sobre su bolsillo, y es posible que entre dos males elija el que meno le afecte. i a nueva tarifa máxima es una amenaza muy seria para las naciones que excluyen gran número- de artículos de la exportación americana. Francia es una de ellas. Alemania excluye casi todos. Y por exclusión debe entenderse la aplicación de tarifas exorbitantes. Ya un senador, Mr. Aldrich, ha predicho en el debate que los países á quienes esa tarifa máxima puede perjudicar se precipitarían á pedir y negociar un convenio amistoso. Según la tarifa aprobada por el Senado, el derecho ad valoran de 25 por 100 se aplicará á todos los derechos conseguidos en el bilí, pero entendiéndose que el presidente habrá de suspender su aplicación cuando una nación renuncie á poner dificultades á la recepción de productos de los Estados Unidos. Míster Dame! senador por la Virginia, protestó indignado contra la tarifa máxima. Significa, según él, revestir al presidente de poderes especiales y extraordinarios, qí ¡e estarán sobre la conveniencia de muchos asuntos internacionales. Propuso que la aplicación quedase sometida á las decisiones del Senado. Sin embargo, su discurso no conquistó á larnayoría, que votó, como queda expresado al principio, lo propuesto por la Corni sión informadora. DE SOCIEDAD Con motivo de cumplirse mañana el cuarto aniversario de la muerte de la ilustre señora doña María de los Angeles Rivera, marquesa de Martínez de Campos, viuda del general que llevó este glorioso noaibre, se aplicarán misas en sufragio por su alma en Varias iglesias. El obispé de Madrid- AIcatá, Sr. Salvador y Barrera, pasará unos días en la hermosa finca de El Rincón, propiedad de la marquesa de Maazanedo. El vizconde de Gracia Real ha salido para Río Janeiro, con objeto de tomar posesión de su nuevo cargo en la legación de España. Han salido, para Hendaya, el Sr. D. Francisco Fernández de Heneitrosa y familia, y ei Sr. D. Vicente Sancho Castillo v familia. Para San Sebastián, acompañados de sus