Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 5 DE JULIO DE 1909, EDICIÓN 1 PAG 4. DE NUESTRO CORRESPONSAL ABC ÉÑVIEHA 1 OS JUDiOS ESPAÑOLES N O cabe dada f que los Gobiernos españoles han cometido muchas veces ciertas imprudencias... pero la mayor de todas fue la expulsión de los judíos de España, obligándoles á errar por eaos mundos de Dios eti busca de otra patria más clemente que la suya. Han transcurrido desde entonces cuatro- cientos diez y siete años, y nos encontramos coa el resultado de algunas de aquellas imprudencias sin colonias y sin judíos. 1 ausencia de aquellos hennanosnuestras. qn. e, á pesar de los cuatro siglos y pico que han transcurrido desde su expulsión continúan hablando nuestra lengua, transmitiéndosela e padre á hijo como un objeto precioso de 4 sus antepasado nácese también sentir. Aquí, en Viena, fuera de los miembros de la Embajada, no creo que los españoles lleguemos á ser media docena; en cambio, los judíos spañoles son tantos, que dondequie ra que os halléis, en el teatro, en el café, -en la calle, no oiréis más que chapurrear la lengua de Cervantes. Los judíos españoles se diferencian completamente de los demás, y su primera particularidad es la de ser muy limpios; además, no solamente han onservado casi to- dos el topo españoi, sino también la lengua y costumbres de España y el carácter noble y generoso, característicos de los habitantes de la vieja Hispania, ¡Hola AM viene el Sr, Sardo- -exclaman siempre al verme entrar ea el Café Alcázar. Y con ellos paso un ratito, que, por cierto, no es de ios peores. ¿Tomará usted una copita? -me pregunta el Sr. Alvarez. -Aquí tiene usted un cigarro que vale un Perú- -me dice el Sr. Urzáiz, ofreciéndome un habano. Y entre cepitas y cigarros matamos el tiempo hablando de España y contando chistes muy salaos, en castellano, que aprendieron de los labios de sus abuelos. Además de tener sus propios cafés, estos amables judíos españoles poseen también su sinagoga, donde desde el jajam hasta el portero hablan español, así como varias escuelas, donde sus hijos aprenden á leer y á escribir correctamente la- lengua castellana. Visitando días pasados una de estas últimas pensé: ¡Ojalá las tuviésemos tan buenas en España... Si estos buenos judíos fuesen como los demás españoles, nada tendría que esperar España de ellos; pero no siendo asi, nada perdería si los costase entre sus hijos, lo que no es fácil, pues aunque todos hablen el, castellano y hayan conservado el tipo y carácter español, no han olvidado cómo se les trató ea 14.92. Desearían que aquello no hubiese ocurrido; pero sus ojos se dirigen hada aquellas- tierras hospitalarias de Oriente donde reposan los restos de sus antepasados, donde se hicieron grandes, donde con ayuda de sn energía é inteligencia y protegidos por los Gobiernos de allí han amontonado sus fortunas colosales. Viven en Viena unos mil judíos españoles, y casi todos son riquísimos. I a palabra spagnolsignifica ya por sí sola millonario. En Salónica. Sofía, Budapest Constantinopla y Bncarest, así como en ciertas ciudades de Servia y Bosnia, vive más de an millón de judíos españoles, y en cada una de las ciudades citadas ellos solos son los amos del comercio y, por consiguiente, del dinero. Verdad que en España no hacen falta hombres de pesetas... pero ¿qué hacea muchos ricos en España? Todos lo sabemos... nada. ¡Ah! si en vez de amontonar sus onzas de oro en los rincones de los Bancos se sirviesen de ellas para la construcción de fábricas, entonces la cosa cambiaría de aspecto y para nada necesitaríamos á I03 judíos españoles, los únicos que, por su espíritu comercial, podrían contribuí! al levantamiento de nuestra patria Creo haber leído en sus corazones y no haberme equivocado. L, o que ellos sienten por España no es desamor, sino indiferencia. Desengañémonos; el amor materno jamás desaparece de nuestro corazón, aunque nuestra madre haya sido cruel. L, a prueba de ello es que ios judíos contináan hablando la misma lengua que nosotros; lo que los judíos españoles nacidos en Turquía y ea Servia sienten por sus respectivas naciones no es amor, sino reconocimiento, por haberles tendido ia mano en momentos críticos. Su verdadera patria, aunque no lo digan claramente, es la nuestra, es paña. Ellos no darán el primer paso para regresar á España, y eso que saben muy bien que nadie puede prohibírselo; tienen para eso demasiado amor propio y... dinero. Para llegar á un buen resultado sería necesario que los Gobiernos con mucho tacto repararan la falta que otros cometieron y les prometieran ser tratados de la misma manera que lo son en el extranjero. Nada se hará, probablemente, y yo seguiré yendo como hasta añora al Café- Alcázar para matar el tiempo en compañía de mis compatriotas y oírles contar en castellano la- mar de chistes muy salaos que aprendieron de ios labios de sus abuelosDANUBIO Fue detenido el Minuto, un individuo discípulo de Caco, por apoderarse de mil y pico de pesetas coa malas artes y, si no al minuto, para el Minuto Y nada más. Por la noche, temperatura deliciosa y cotillón en el Retiro. ACTUALIDAD HISTÓRICA EL SULTÁN ACUSADO PERO NO JUZGADO POR TELÉGRAFO CONSXANTINOPLA, 4 l telégrafo ha enviado ya la noticia de que el Consejo de guerra ha terminado sus actuaciones sobre los sangrientos sucesos del 13 de Abril, proponiendo que el sultán Abdul Hamid comparezca ante un alto Tribunal de Justicia. El Gobierno, sin embargo, ao quiere qua el ex soberano sea acusado y juzgado. Sobre este asunto he interrogado á un alto personaje que conoce á fondo por su posición social y política la entraña de la situación en Turquía, y sus manifestadones, indiscutiblemente importantes y de gran actualidad, son las que siguen: No cabe dada- -me ha dicho- -que et partido liberal ha dado pruebas de gran táctica é inteligencia; pero que pueda realizar rápidamente sus ideales como hasta ahora, es menos probable, si se tienen ea cuenta la situación actual v las condiciones del pueblo turco. Abdul Hamid tiene, á pesar de todo, Vrena, Jubo, 1909. muchos partidarios, hombres fanáticos y sin instrucción, pero hombres capaces de entregarse eon su fanatismo á las más terribles crueldades. I fn día más de hermoso verano fue el de Doscientos cincuenta millones de maho ayer. Agregúesele la calidad de fes- j metanos son los que ven ea la persona éel tivo, y s e deducirá que Madrid sacó todo el; Sultán Abdul- Hamid la representación de jugo que pudo al primer domingo del mes. 1 Mahotna y el descendiente del Profeta; y Por lo demás, haliegado él momento dé 1 pocos, en eomparacíón, son los que acaban preguntar, no si se puede vivir, sino si se de dar el golpe de Estado que todos conopuede morir. Ayer hubo nuevos coaflictos cemos. Estos últimos, aunque muy inteli y nuevos escándalos públicos y nuevos di- gentes, pueden perder el terreno que acaban funtos sin enterrar; á consecuencia de ese de conquistar, de querer modernizar demapleito que se traen las Sociedades de pomsiado de prisa Turquía, que no está topas fúnebres. Y eso es ya jugar coa las codavía ruad ara para tantos adelantos. I, a jussas más respetables de este mundo y del ticia, la voluntad y la razón no son, á veotro, y si hay autoridades que las consien- ces, auxiliares suficientes para salir triuatan, merecen ser coaduéidas al panteón del fantes de un mal paso. olvido por los furgones de quinta clase de Si hojeamos los periódicos turcos, vemos esas Empresas ¡Qué habilidad tienen los que no hablan más que de la victoria obtetrusts para hacerse impopulares! nida por el partido moderno, de las buenas En la Moncloa hubo reparto de premios cualidades de Mohamed V, de la excelente del Concurso de tiro nacional, y entre los impresión que el nuevo Sultán ha producilaureados, dos señoritas. do en el pueblo, de sus deseos, de sus intenEn la plaza de toros, corrida, aburrían en ciones. Victoriosos, creen haber conquistato general y ana sola cogida. En Caraban- do el porvenir; pero- la historia nos enseñachel no hubo cornadas... porque no hubo rá que este porvenir no es tan risueño como corrida. En cambio, en Palma y en Jerez... nos le pintan los periódicos liberales de ¡desastre general! Turquía, á no ser que el obierno modere En la Bombilla hubo alegre reunión y sus pretensiones y se limite á introducir las banquete de gente asturiana, que no obs- reformas necesarias poco á poco, teniendo tante su p robada bravura, fue impotente ea cuenta que los cerebros llenos de fanapara evitar los discursos. tismo y bestialidad de doscientos cincuenta Del desfalco al Banco Hispano Americano millones de almas no se pueden cambiar sino se habló poco, porque ei detentador de los con lentitud, y que las reformas deben infondos ha caído en el lazo como un tórtolo troducirse en las costumbres de los mahoenamorado. metanos con mucho tacto é insensiblemente. Además distrajo la atención otro asunto Et único medio de que los jóvenes turque se llevó al Juzgado, y cuya denuncia cos fuesen dueños para siemprejde la situahabla de 900 millones de reales y del des- ción sería la desaparición de Abdul- Hamid. falco de la mayor parte de estos millones. Esto no habría sido muy difícil antes, en un También las denuncias de estafas y desfal- país doade tantos otros fueron asesinados. cos se dan por rachas. Hay tela cortada para Sehlim I hizo matar á su hermano Mohaunos. días. med II; Murad III hizo desaparecer á diez De los sucesos, e. mas notable fue el que y nueve hermanos suyos porque todos astuvo por protagonista á un fresco. Se desnu- piraban á ocupar el Trono; á Mustafá I le dó y se echó á nadar en el estanque del Re- hicieron pasar por IOBO antes de arrojarlo ai tiro. Cuando un guarda logró pescarle, la río; Osmán II desapareció no se sabe cómo; emprendió con él á bofetada limpia, tan Mohamed I fue asesinado en su propio lecho limpia como la de un hombre que sale del por uno de sus criados. Es de suponer, sin agua de lavarse. L, a frescura en este caso es embargo, que la suerte de Abdul- Hamid ao indiscutible. será tan infeliz como la de sus antecesores. E MADRID AL DÍA