Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 4 DE JULIO D E 1909. EDICIÓN t. a PAG. 6 J después de revolver toda la casa se apoderaron de novecientos francos. Más tarde, David tnató en Saint Lattier al fabricante Girard, robándole tres rail francos. David, Liottard y Berruyer, asesinaron y quemaron en sus propias camas á Francisco Tortel y á su hermana Julia, de ochenta y cinco y ochenta y dos años, respectivamente. Lo robado ascendió á doscientos veinte francos. Berruyer y Liottard, creyéndose vendidos por uno de sus cómplices, llamado Rornarín, decidieron deshacerse de él, le llevaron á una emboscada y Lioltard le machacó la cabeza con una barra de hierro y Berruyer le ariojó á un pozo de cuarenta y uu metros de profundidad. 3,1 último crimen le cometieron los mismhs Liottard y Berruyer el 13 de Abril de 1908 en Alixan. Las víctimas fueron Juan Dorcer, de sesenta y cinco años, y su hija Noemia, de treinta y cinco. Los dos fueron muertos á palos en la cabeza. Los bandidos saquearon la casa, llevándose algunas alhajas. Además de estos crímenes se acusa á los proseados de diversos robos cometidos en cuadrilla, enmascarados. Se descubrieron sus crímenes porque, detenido como sospechoso Berruyer, se le dijo que Liottard le acusaba de otros crímenes, y entonces él acusó á Liottard, y éste, á su vez, á aquél y á todos sus compañeros. Paia todos ellos se pide la pena de muerte. Anoche, y acompañado del Sr. Nerecan, salió en el expreso con dirección á San Sebastián nuestro querido amigo D. Marcos S raluce, que había venido á esta corte con motivo del fallecimiento de su hermano el distinguido periodista D. Inocencic En la iglesia parroquial de las Maravillas celebraron ayer su enlace la bella señorita Elisa Verdes Montenegro y Orgaz y el distinguido profesor del Instituto de San Isidro y de la Escuela Central de Artes Industriales D. Eulalio Fernández Hidalgo. Apadrinaron á los contrayentes la marquesa de Olivares y el conde de Polentinos, primos de la novia. Terminada la ceremonia religiosa, los nuevos esposos obsequiaron á sus parientes y amigos con un lunch íntimo, por estar la novia de luto reciente. FECHAS CRITICAS PREDICCIÓN DE LOS TERREMOTOS POR TELÉGRAFO PAH 1 S, 3 9 M DE SOCIEDAD Se ha celebrado la boda de la bella señorita Angela Zulueta y Martos, hija de los marqueses de Álava, con el distinguido capitán de Artillería Sr. Navascués. Fueron apadrinados por la madre del novio y el padre de la novia, y la boda se celebró en familia. Los recién casados han recibido numerosos regalos de sus amigos. Deseamos muchas felicidades los nuevos señores de Navascués. t Los marqueses de Urquijo han pedido para su hijo D. Luis de U ¡quijo y Ussía la mano de la bella señorita doña María Teresa Losada y J. de Villalar, hija de la marquesa viuda de los Castellones. Ha regresado de sus posesiones de Santa María de Huerta el marqués de Cerralbo. Ha fallecido la distinguida señora doña María Seoane de Vega, madre del diputado Sr. -Vega de Seoane. Ha fallecido en esta corte D. José Juan Jiménez y Benítez, rector de la basílica de Atocha, arcediano de Salamanca y receptor ie la Real Capilla. Parville, que predijo los temblores de tierra que habían de ocurrir en el mes de Junio, habiéndose cumplido con exactitud sus predicciones, y que acaba de predecir otros fenómenos sísmicos para el corriente Julio. En efecto, para Junio fijó las fechas 3, 6 al 7, 12 al 13, 19 al 20, 25 al 26. El día 3 hubo temblor en Mesma y Reggio. El 7, en Maikop, en el Cáucaso. Los temblores de tierra del Mediodía de Francia ocurrieron el día 11, pocas horas antes del día 12, señalado por Parville. El pjopio día 12 hubo terremotos en Aix, en España y en Portugal. El 19 ocurrió el temblor de tierra en Marsella y sus alrededores. El 24 hubo otro temblor en Mesma, y, finalmente, el 26 ocurrió el de Rognes, en el Mediodía, exten diéodose hasta Roche- sur- Yon. El eminente hombre de ciencia ha predicho para Julio las fechas siguientes, en las cuales habrá sacudidas terrestres más ó menos violentas: Del 3 al 4, del 8 al 9, del 10 al 11, del 17 al 18, el 22, del 24 al 25 y el 31. E 1 hombre del día es el sabio Henri de pj 1 Juzgado de guardia. A las seis y minutos de la mañana se constituyó nuevamente el Juzgado de guardia en la casa en que se había desarrollado esta tragedia, con el propósito de autorizar con su presencia el levantamiento del cadáver de Juan José Navarro. Allí se encontraba, previamente avisado, Han salido de Madrid: para Avila, el em- el médico de guardia de i a Casa de Socorro bajador de Inglaterra y lady de Bunsen; del Centro, que certificó la muerte de Juan para Biarritz, la condesa de Casa Valencia, José. los señores de Fernández de Henestrosa En su vista, el juez Sr. Moreno, ordenó el (D. Ignacio) y los marqueses de Gorbea; levantamiento del cadáver de Juan José y para San Sebastián, las señoritas de Vista- su traslación al Depósito judicial. hermosa, D. Miguel Díaz Alvarez y familia, uerte de D. Tomás. el marqués de Peñaflor, los señores de CháComo estaba previsto, los esfuerzos vavri y los de Milla; para Fuenterrabía, la condesa de Vía Manuel y los señores de de la ciencia fueron inútiles, y el desventuUgarte; para Asturias, los marqueses de rado Conserje falleció á las once y minutos Ferrera y el ex ministro Sr. Celleruelo; para de la mañana. Desde las primeras horas del día se le Zarauz, los marqueses de Bayamo, y para administraron frecuentes inyecciones de casi extranjero, la condesa de Castañeda. feína, que sólo consiguieron prolongar alHa fallecido en Carabanchel Bajo la se- gunas horas más la vida del herido. Inmediatamente se dio conocimiento de ñora doña Segunda Manteca y Regil, esposa de nuestro querido amigo el conocido la muerte al Juzgado instructor de la causa, abo gado de esta corte D. Francisco de Vega que era el del Centro, quien dispuso que el de la Iglesia, á quien con tan triste motivo cadáver fuese trasladado ai D ¡pósito para enviamos nuestrq pésaine más sincero. H la evacuación de ultimas diligencias. EL FINAL DE LA TRAGEDIA Algo de historia. Aunque la muerte de Juan José y To más da por terminada esta rápida y folletinesca tragedia, créenlos del caso dar á nuestros lectores algunos muy interesantes detalles de la vida de Juan José Navarro. Según consta en la documentación del Monte, Navarro entró al servicio del establecimiento en 1.0 de Mayo de 1886, y por la excelente conducta que observaba, el capellán de la casa, P. Bernardo Rodríguez Aguilar, le propuso para el desempeño de la plaza de sacristán de la capilla del Monte cuando la plaza quedó vacante. Navarro era hijo de un conociáo y honrado corredor de pañoa, amigo de D. Bernardo, á quien le recomendó para que le diese algún destino en el Monte, toda vez que Juan José, por sa poca aplicación, había sido expulsado del Seminario Conciliar, d nde cursaba los estudios para el ingreso en la carrera eclesiástica. B De monaguillo primero, y más tarde de sa cnstán, Juan José siempre fue un funcionario modelo, sin que jamás su jefe natural, el cura, tuviese que reprocharle falta alguna. femenino. E 1 eternoJosé á quien su cargo de sacrisJuan tán no daba grandes trábalos, hizo amistad con su colega de la iglesia de las Descalzas, y ambos pasaban juntos la raaj or parte de las horas del día. El sacristán de las Descamas tenía una sobrina de diez y seis primaveras, cuyos encantos hirieron mortalmente el corazón de Juan José. Entre la muchacha, que era tierna y sensible, y Juan José no tardó en establecer- se una peligrosa corriente fe simpatía, que terminó como por regla general terminan estos asuntos cuando hay mucha H- bertad de más y mucha vigilancia de ráenos: teniendo que precipitar los trámites legales. Algunos meses después se verificó el matrimonio de Juan José y la sobrina del sacristán. Di este matrimonio nació an niño, llamado Manuel, que en la actualidad cuenta doce años. Su madre falleció en 1904 á consecuencia de un parto. Durante el tiempo que Navarro permaneció casado, su conducta íué intachable; no frecuentaba lab tabernas, y sus amistades eran pocas y buenas Pero apenas enviudó, el sacristán cambió de vida; frecuentaba las tabernas del barrio, en las que era muy conocido; era dado á. la juerga y hasta presumía de valiente. 1 a perversión de Tuan José. En vista dal cambio que- se había operado en Juan José, el capellán del establecimiento le relevó del cumplimieoto de las funciones de sacristía, que quedaron reducidas á abrir y cerrar la puerta de la capilla, Como esta determinación del cura disminuyo sus emolumentos, y como Juan Jasé necesitaba para sus gastos cantidades superiores á las que ganaba, mandó construir una llave que abriera la puerta del sótano en que e? capellán guardaba algunos fejetos de valor. Pero el caso fue descubierto, y entonces el Sr. Alvarez Marino, á quien se dio parte de lo ocurrido, amonestó severamente Juan José y hasta le amenazó con la c santía. Juan José, creyendo que D. Bernardo, el capellán, era el autor de la queja daáa al director, le secuestró un magnifico perro de casta, propiedad de aquél, y eu quien teaía puestos sus cinco sentidos, pues hay que advertir que D. Bernardo es- un cazador d pura sangre. Juan José, para asistir coa libertad alas tabernas, tenia la costuuiBre de dejar la gorra de uniforme en la portería. Así es