Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 B C V I E R N E S 2 D E JULIO D E 1909. EDICIÓN i. HAG. ñe la Guardia civil, seguidos del coche del gobernador, en el cual tomó asiento con el Sr. Pérez Moso ei teniente coronel de la beaeménta, que ayer fue á Venta de la Encina á esperar á la Infanta. Escoltaba el coche de S. A. una sección del regimiento de Caballería de Sesma. Y ceiraban la comitiva los carruajes del Ayuntamiento, de la Diputación y demás representaciones que habían concurrido, en número de 92. Entró la comitiva por la calle del Sagrario y siguió por las de San Francisco, Sangre, San Vicente, Cajeros y Zaragoza, dirigiéndose al templo de la Patrona de Valencia. La Infanta fue muy ovacionada en toda la cañera, principalmente por las señoras ine ocupaban los balcones. La aglomeración de gente era extraordinaria en la calle de Zaragoza. La Infanta se apeo en la puerta principal de la capilla de la Patrona y fue recibida por la Junta de dicha capilla y el clero. El arzobispo le dio el agua bendita. Entró bajo palio, y en. el presbiterio oró un momento en un reclinatorio. La Infanta no subió al camarín de la Virgen. Lo hará mañana. Fue despedida con los miamos houores, y lc comitiva se dirigió por las calles del Arzobispo, Avellana, Mar, Reina y Pez al Hotel Palais. Allí el público! e hizo otra ovación, obligándola á asomarse al balcón. El capitán general ordenó entonces el dei- file de las tropas. A las doce y media fue la Infanta á la Capitanía general, donde se celebró una recepción. Doña Isabel indicó al capitán general que deseaba que se retirara la guardia y que no queiía que la escoltaran cuando saliera á la calle. Acompañada por el alcalde y por la marquesa de Nájera, salió S. A. a mediodía, dirigiéndose al palacio de la Capitanía general. Vestía doña Isabel traje de color avellana y sombrero negro con plumas. Por sa expreso deseo no la seguía más escolta que una pareja montada de la Guardia municipal. Poco después comenzó la recepción oficial. En primer término desfilaron el alcalde y los concejales monárquicos; luego, la Dipu tación, y después, los representantes de la Maestranza, Cuerpo consular, Centros oficiales, comisiones del Ejéicito y Armada, etcétera. Después efectuóse la recepción de señoras, que ha sido realmente brillantísima. A la una y media regresaba S. A. á su alojamiento. Con la augusta dama han almorzado las autoridades y algunas personalidades distinguidas, como el presidente de la Exposición, Sr. Trenor. A la derecha de la Infanta sentóse el arzobispo, y á la izquierda el capitán general. Ocuparon el otro sitio de honor la marquesa de Nájera el alcalde y el Sr. Trenor. La infanta Isabel ha hecho retirar la Policía secreta que la custodiaba. Durante la recepción ha recibido artísticos ramos de flores. Después de comer cambió de traje y recorrió las principales calles de la capital. El público congregado á su paso le hizo ana ovación dehraute. En la calle de Zaragoza entró en una abaniquería y compró un precioso modelo de palo santo de fabricación valenciana. A ias cuatro de la tarde, y acompañada del alcalde, marquesa de Nájera y el señor Coello, visitó la Exposición para presenciar gl partido ázjool- blL p l concejal sorianista Sr. Márquez ha pa sado á ¡a Monarquía é ingresado en el partido conlsrjfador. Su primer acto de adhesión dinástica lo ha realizado presentándose á la infanta Isabel. T errrjinado el partido de foot- baa se traala dó a Infanta al Gran Casino, recorrió los salones y presenc- ó desde la terraza lo juegos japoneses infantiles. Ei espectáculo resultó hermoso. En lob disparos caían centenares de juguetes, que los pequeños se disputaban con marcadas muestras de alegría. Su Alteza regresó para comer. A su mesa sentó al gobernador militar y al marqués de Vellisca Los demás sitios fueron ocupados por la marquesa del mismo título, conde de Tripona, delegado de Hacienda, conandante de Marina, barón de Vallvert, senador Cepeda, diputado Testor, marqués de Colominas y los oficiales que mandaban los piquetes de honor. Terminado el banquete, marchó la Intanta nuevamente á la Exposición, asistiendo en el Teatro Circo al gran concierto dirisrido por el maestro Granados El palco principal que ocupó estaba adornado con exquisito gusto. El progra. ua ejecutado fue escogidísimo, Pona Isabel felicitó al maestro. En el salón de actos ae Amigos del País tuvo la Infanta una recepción entusiasta. Entró á los acordes de la Marcha Real, ocupando un sillón colocado bajo un dosel artísticamente adornado con fiores naturales El Sr. Toiruo desarrolló el tema siguiente: Condicióa jurídica actual de la mujer. Estuvo elocuentísimo, y cantó la labor hermosa que la mujer practica en el hogar, en el tailer y en la escuela. Elogió la labor de la Iufanta en la esfera de la beneficencia y del arte. Al terminar fue muy felicitado La Infanta salió del recinto á los acordes de la Marcha Real n. como no sea en las horas centrales del 5 ía. De noche la capital ofrece un aspecto de vitalidad indescriptible Su fisonomía es de una gran capital moderna habitada por seiscientas o setecientas mil almas; tal y tan incesante es la afluencia de público por tarde y noche. -Pardos. I OS DESFALCOS EN UN MON El letrado jerezano D. Francisco Párez. Asensio, que reside en Madrid, ha litigado hoy en el expreso á esta ciudad y ha comunicado al juez, D. Manuel Polo, qu entiende en la causa de los desfalcos er. el Monte de Piedad, que ha sido encargado de ejercitar la acción en el proceso Cistá confirmada x t libros ae contabi bilidad del Monte están atrasados en ocho meses M fiscal, de acuerdo con el juez, ha pedido el procesamiento del gerente, Sr. Pérez Lara, y del contador, Sr. Pogilioni. T e la mesa del secretario del Ayuntaraieiv to ha desaparecido el acta de la sesióa en que se trató de la amortización de láminas del empréstito. Créese que este asunto está relacionado con el desfalco del Monte de Piedad Sospéchase que es conocido ei autor de la sustracción. LOS ESTRdNOS yARZHELA. DE P E S- Pablo Pareliada, inseparable amiCA T U N A C H K -g o y e i m ás m. DITA DE VARIETÉS condicional a d mirador dei inge niosísimo Mehtón González, ha estrenado anoche con muy buen éxito un gracioso y hasta cierto punto simbólico diálogo. De pesca, sembrado de ocurrencias mtty felices y muy personales, que transparentan perfectamente el nombre del autor, es un proceso íntimo, confidencial, de la historia de unos amores Una linda ciiatura y un joven decentemente vestido, que cultivan el paciente deporte de la pesca con caña, se conocen un buen día practicando su favorita diversión; tienen unos cuantos dimes y diretes sobre mejor derecho á engañar á ¡os peces en aquella parte del río, que se supone pasa por la batería del escenario, y acaban poí enredarse recíprocamente en sus anzuelos, iQue todo lo puede el amor y las lombrices! El diálogo gustó mucuo, y su autor, cuya presencia reclamó unánimemente el público, no pudo presentarse en escena por hallarse, ¡velay! en Valladolid. Después, uuos duettistas bailarines italianos, Les Florence Mechenni, nos obsequiaron con varias ideaciones suyas, según manifiestan los propios interesados, que yo en esto ni entro ni salgo; el tango argentino la machicha brasileña y la danza de los Son dos notables artistas: él parla como si la propia Terpsícore le hubiera nombrado su apoderado en esas cosas; ella también hace lo suyo con discreción. Se presentan, con gusto y hasta con decorado nuevo de Luis Munel. El numento, pues, nada deja que desear. El público aplaudió inuchos aunque pecó de ingrato. De ingrato, si, porque reconociendo qu los duetustas bailarines merecen ser vistos debo decir, eu honor de la verdad, no por ellos, sino por la índole de sus danzas, que nuestro típico chulo madrileño ha tenido el honor de- crear todos esos bailes marcaditos y de desgravación de caderas, vamos y nos al decir, con permiso del público, que novedad hoy remiten n de París como la última nov apaches. I A EXPOSICIÓN DE YALEN C! A. HUYES, 1. La infanta Isabel muéstrase muy satisfecha por la cariñosísima acogida q- ue ha tenido. Esta tarde presidirá coino ya se anunció, la sesión de aperturauie la Asamblea de las Sociedades Económicas: Luego asistirá á la quema del castillo japonés de fuegos de artificio, en la Exposición. Varias damas de la aristocracia han enviado á S. A. magníficos canastillos de flores. 1 os arquitectos congresistas han elogiado mucho el orden y acierto de la organización del Congreso y por ello han otorgado un voto ae gracias á sus compañeros de esta ciudad. H n la verbena que se prepara para pasado mañana en obsequio á ¡a iufanta Isabel se rifará un magnífico piano tasado en i 750 pesetas. Corresponderá este magnífico regalo al poseedor del billete de entrada que tenga igual número al que resulte agraciado con la primera suerte en el sorteo del día 20 de este mes. El festejo promete ser brillantísimo. T ía por día aquí la animación. En dos semanas han llegado millares y millares de forasteros. Vienen de todos los puntos de España y también llegan núcleos del extranjero. El calor no aprieta; seguramente en el interior de la Península la temperatura es menos soportable. Y como aquí las playas están bien acondicionadas, y, sobre todo, la Exposición es tan amplia y está tan perfectamente instalada, y sus atractivos son constantes hasta las altas Loras de la madrugaba, la entrada, del verano apenas se nota.