Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C- VIERNES DE JULIO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 6. uuncía, y á última hora de la tarde empezó á practicar algunas diligencias. Parece que el Juzgado de guardia admitió la denuncia y la tramitó para que el de instrucción á quien corresponda prosiga hoy las diligencias, pero minfestó que nada podía hacer sobre el enteriamiento de los cadáveres insepultos. Entonces el Sr Valentín Gamazo se dirigió al jefa superior de Policía, quien adoptara, es de suponer, las medidas oportunas para que no se prolongue tan anómala situación. Su última aventura es la que motiva el pleito de Rouen. Hace seis meses se fijó, al tomar el tren para Elbeuf, en ün joven sargento que estaba en un coche de segunda, y á ese coche subió, á pesar de llevar uu billete de primera. La enamorada cincuentona consiguió tener relaciones con él y le propuso el matrimonio. Cuando supieron los hijos de madame Blin- -e! menor tiene veinticuatro años- -cuales eran las intenciones de su madre, se opusieron á a boda. Cedieron al íin, con la condición de que les abandonara la participación que tenia en la empresa industrial que dirigen, mediante 41 000 francos en metálico y una renta anual de 24.000 francos. Pero cuando Mme. Blin firmó el compromiso, su pacre, Mr. Aiou, se opuso al matrimonio y pidió que le quitaran la administración de sus bienes. El abogado de Mme. Blin es el célebre Decon. La vista de este pleito despierta mucho interés. ren á España. Lo que sucede es efue Tos españoles invadieron territorio marroquí, y esto produjo cierta agitación, por lo cual es lo más prudente que los españoles se reintegren á los límites exclusivos de sus posesiones, pues con cañonazos no han de extender su comercio. Este se crea por las condiciones geográficas, por las necesidades, por otras circunstancias; pero no se ci ea por la guerra, ni menos se acrece con sangre. Lugar preferente merecen entre estos mtereses las minas adquiridas por ios españoles pagando buen precio al Roghi. Nosotros no podemos aceptar ni respetar las concesiones hechas por el Roghi, porque éste no es sino el jefe de una banda ea rebelión y porque aquéllas no fueron ratificadas ni por el Maghzen de Ab el- Aziz ni por el actual de Hafid. Esto debieron preverlo los adquirentes, á quienes no podía ocultárseles que sus contratos carecían de validez legal desde el momento que no los sancionaba ni el Sultán ni el mnistto de España en Tánger, único representante acreditado cerca del Soberano marroquí, y cuando se limitaron á ultimarlos ante los gobernadores militares de Melilla, faltos de autoridad y representación en el asunto. Respecto de las aguas de Ceuta, 110 hay que perder de vista que entre los marroquíes la posesión de aguas saele ser constdijta semillero de conflictos, alegando los angnerinos que les pertenece el agualde los manantiales que España pretende, y toda ella no es bastante para atender sus necesidades, aunque su caudal se aumente por alumbramientos. Los cabileaos se oponúraa resueltamente a ello, aunque el Sultán dé su consentimiento, con lo cual se daría ocasión á guerras é intervenciones militares, á las que precisa quitar todo pretexto para mantener la armonía necesaria. Acerca de la deuda manitesto que Hañd esta dispuesco á pagar, previo un atento examen de las deudas. contraídas con España, en relación con los gastos que ocasionó la mehal a refugiada ea Melilla. A su entender, hay que estudiar si Marruecos debe pagar esos gastos, pues luego de abandonar su puesto ya no prestaron servicio al MaghzenEn todo caso, de esa cantidad habrá que deducir el valor de las armas y del campamento que dejaron en manos de los españoles. Ben- Muar concluyó sus declaraciones diciendo que tiene conciencia de lo delicado de la misión que lleva, y que espera un completj acuerdo de la buena voluntad de ambos Gobiernos en el punto concreto que Muley Hdfid le ha encargado. Retenta obreros panaderos pertenecientes á las cuadrillas bajas se han declarado en huelga pacifica por negarse los dueños de las tahonas f abonarles 3 25 pesetas de jornal diario. Los establecimientos en donde trabajaban no han suspendido el trabajo. Son lastattonas núm. 28 de Embajadores, 13 de la calle de la Esgrima, 3 del paseo de las Acacias, 54 de Embajadores, 1 y 3 de la calle de Rodas 74 de la del Airoaro, n del Tribulete, 7 de Provisiones, 1 del Labrador y 11 de Tira Ha. También se han declarado en huelga las cuadrillas de las tahonas situadas eu las calles de Atocha, 110, y Santa Isabel, 7. En el Gobierno civil se reuuieron la madrugadaantenorconel inspector de huelgas, Sr. Marín, los representantes de ¡os obreros huelguistas, tratando de los medios conducentes á solucionarlas divergencias eatre los patronos y los trabajadores. La huelga se ha declarado sm que mediara acuerdo alguno, y, por lo tanto, sin que se hayan cumplido las disposiciones de la ley cuando se trata de una indusuia como la de panificación. Los obreros tratan de justificar su actitud diciendo que ellos no han provocado el conflicto, del cual acusan a los patronos, por no cumphr el acuerdo relativo al aumento de un real en el Jornal. En la Casa del Pueblo se reunió la directiva de la Sociedad de panaderos, para, estar, sin duaa, a las resultas de la ley. AMO. iES SENILES HUELGA, DE PANADE LA EMBAJADA D E t HAF 1 D A ESPAÑA POR CABLE TA G H, I C l corresponsal de Le Matin ha celebrado una interviú con Ben Muar, el jefe de la embajada marroquí que va á la corte de España. Reproduzco toda la referencia, tal como la he conseguido. Interrogado el embajador sobre la gravedad del conflicto planteado coa España, dijo: UN PROCEDO ESCANDALOSO PA JS, A nte el Tribunal civil de Rouen se está ventilando un pleito entre Mr. Arou, alcalde honorario de uno de los distritos de París, y su hija Eme. Biin. Esta, que es viuda desde hace diez y siete años y tiene cincuenta de edad, ha tenido muchas aventuras amorosas, de las que en. vanas ocasiones se ocupó la Prensa. Referiré una de esas aventuras. En Julio de 1906 conoció en La Bourboule á un joven muy elegante y no tardo en tener relaciones con él. Resultó que ese joven era un aventurero afiliado a una cuadrilla de estafadores, organizada con el exclusivo objeto de explorar á las muieres neuróticas. Madame Bhn tuvo la imprudencia de internarse con su conquista en la espesura de un bosque. Surgieron de repente dos hombres que se fingieron guardas rurales y que amenazando a Mme. Bhn con detenerla consiguieron que les entregara las alhajas que llevaba y que firmara ua cheque de 150.000 francos. Lo hizo, aconsejada por el joven; pero se entero luego de ta comedia indigna que habían representado los tres estafadores y los cicnunció. Con esta desilusión no se curo Mme, Blin, -No creo- jue haya tal conflicto Sólo una mala inteligencia, que hubiera podido evitarse á llevar amp ios poderes el Sr. Merry del Val. es el origen del supuesto incidente. Su Majestad shenhaua formuló una pregunta acerca del territorio del Rif. El embajador español no llevaba instrucciones y hubo de recurrir á Madrid. Con esto, claro es que toda gestión quedó aplazada. J- -Y ¿qué hay de cierto- -preguntó el periodista- -respecto al euvío de tropas del Sultán al Rif? -Laregión del Rif- -contestó Ben Muar- -se ha apartado algunas veces de las ordenes del Maghzen; pero ahora vuelve al podtr legítimo del Sultán, como lo prueba el hecho de haber designado el Hañd á los jefes de las cabilas, y como lo demuestra asimismo el hecho de que las tribus berebere que acogieron a Muley El Kebir (el nuevo pretendienteí actualmente vuelven á la sumisión. 1 S iioi, de acuerdo con España, enviará ai Rií i tes mehallas, capaces de garantizar la segundad y las vidas é intereses de todos en aquelia región. ¿Será dable conocer qué puntos pria cipalcs abarcará la gestión de esta embajada en Madrid? -Nuestra principal misión- -contestó astutamente B ¿n Muar- ¿s devolver al Rey D. Alfonso la visita que su ¿nnistro (Merry) ha hecho á noestro Señor, y asegurar ios lazos de amistad, de simpatía, de gran afecto entre España y Marruecos; amistad obligada en países tan veetnos, vecindad que á España (co no también á Francia) le crea, ciertos derechos que gustosamente reconocemos. ¿Y del asunto de las minas? -jAh! Deesosólosdbjnios por la Prensa española y por la hoja árabe del Telegrama del Riff que España reforzará las guarniciones de Ceuta y de Mehlla para asegurar la tranquilidad, la vida comercia) lo interesas económicos. Realmente, en el territorio español del Norte de nuestro imperio siempre ha reinado la paz, y los cabileflos respetan y quie- fongreso de ¡a Poesía. Con fecna de ayer, y con las firmas de Alfredo Vicenti, José Fraacos Rodríguez, José Joaquín Herrero, Manuel Me c lado, Gregorio Martínez Sierra, Amado Ñervo, Antonio de Zayas y Mariano Miguel de Val, secretario general del Congreso, se ha, publicado la convocatoria para el Congreso de la Poesía que se ha de celebrar en Valencia desde el 27 de Octubre al 3 de Noviembre Para ser congresista no se requiese más condición que la de solicitado y pagar la cuota de inscripción, lo cual puede hacerse por carta, dirigiéndose al secretario general del Congreso: Serrano, 27, Madrid. Los congresistas podran ser, á su voluntad, -protectores, en cuyo caso abonarán la cuota que deseen, desde 50 á 500 pesetas, ó numerarios, cuya cuota fija es de 10 pesetas. Una vez abonada la cuota de inscripción, los congresistas recibirán numeradas sus ACAD VUA S Y CENTROS T mmiitumann