Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C EN PROVINCIAS VERANO C a los brazos de Atlante adormecida y en el palio del sol arrebujada -que dijo el ilustre Ricardo Cano, -levántase la ciudad de Cádiz, extendido su limpio y riente caserío sobre tapiz esmeralda de las olas que besan sus murallas... Con la ciudad hermana, San Fernando, forma la isla de León, y si las brisas marinas que la envuelven amortiguan en invierno las temperaturas frías, en verano las mismas brisas refrescan el ambiente y mantienen temperaturas verdaderamente primaverales, muy difíciles de encontrar en otras playas de las costas. Que en pleno estío acusen los termómetros 25 grados á la caída de la tarde y 22 por la noche, es cosa que sorprende á los numerosos veraneantes que del interior vis: tan la ciudad, en mayor número cada años. J PLAZA DE ISABEL 11 Y CASAS CONSISTORIALES que pululan por la bahía hacen del paraje que describo un lugar sin igual en hermosura y placidez. El Parque Genovés, de modernísima y elegante construcción, asentado en los amplios terrenos del antiguo Peregil es el paseo aristócrata. Tiene una hermosa grutacascada y espléndidas vistas: bosque muy poblado de raros vegetales, vivero, pajarera y un hermoso Salón de Espectáculos, en el que se celebran fiestas magníficas y funcionan en verano notables compañías. La plaza de Mina, en el centro de la ciudad y frente á la Escuela de Bellas Artes y Museo de Pinturas, es paseo concurridísimo en todo tiempo, y especialmente en verano. Las bandas militares de la guarnición dan conciertos en él desde i. de Junio, y famosos son en las crónicas gaditanas los célebres corrillos de la plaza de Mina, en los que más de una boda tuvo su idílico comienzo. Luce profuso alumbrado eléctrico, y es el paseo obligado de la ¿lite después de la misa de doce. El Parque de Guerra Jiménez, junto al mercado de la Libertad, es un lugar ameno y distraído, alrededor del cual se visitan por las mañanas, los clásíeos baratillos. La plaza de Castelar es también paseo muy concurrido. En ella están las oficinas de Correos y la estatua del insigne gaditano. acer constar ante todo que el veraneante encuentra en Cádiz cómodas viviendas (higiénicas y de limpieza modelo) así como buenísima alimentación, á precio tan barato como es muy difícil que lo hallen en otras estaciones veraniegas. Desde hoteles de primer orden, como el Continental y el de Francia, el de Cádiz, el Victoria, ó el de España; fondas de El Rosario y Loreto, Roma, Cervantes, etc. hay una variedad grande, que aumenta cada año del mismo modo que el número de forasteros, que lógicamente prefieren á Cádiz para el verano. El promedio de hospedaje puede calcularseen cuatro pesetas, todo incluido, y de buena clase desde luego. El Hotel de Francia compite en confort, lujo y cocina con los mejores de la región, y está á la altura de cualquiera de los de primera clase en España; la fonda Loreto es famosa por su exquisita asistencia, buenas comidas y baratura. Existen numerosas familias que alquilan habitaciones amuebladas á precios económicos, siendo a l a fecha crecido el número de las pedidas por familias forasteras. El servicio de carruajes de alquiler es buenísimo, y tanto los de lujo como los corrientes merecen el favor del público por su puntualidad y sus reducidas tarifas A VIDA EN CÁDIZ Sobre este partióljar d b h 1 LMO. SR. D. S E B A S T I A N MARTÍNEZ P 1 N 1 LLOS, ALCALDE POR S. M. DE CÁDIZ Alameda de Apodaca, éntrelas baterías de San Carlos y Candelaria, constituye encantadora terraza, que avanza al mar, y uno de los sitios más deliciosos y frecuentado por los forasteros. Esmaltados sus parterres de claveles y rosas; sombreados por eucaliptus gigantes y copudas acacias; inmediato á los baños del Carmen y á la estación de los tranvías inter y extraurbanos, la Alameda de Apodaca ofrece durante el día un lugar amenísimo y concurrido, y desde, su maravilloso mirador se dfsfruta el pintoresco paisaje de los, alegres pueblecitos Puerto de Santa María y Rota. De noche, los faros Chipiqna, La Barra y Las Puercas y las infinitas lucecillas de pequeñas embarcaciones de pesca ó de recrea J OS PASEOS El liudísimo paseo de la GRAN TEATRO