Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODAS PARTES ARTE, LITERATURA, SPORTS É INFORMACIONES SECCIÓN LITERARIA EL JUDIO POR ALVARO t. NX 1 ÑBZ A ntonio García era un jovea de veintiocho años, alto, fuerte, robusto, con una apariencia de perdonavidas qne ponía miedo en el corazón de las personas que le miraban. Jira de muy buena familia, pero se había criado en la más cerril libertad, embraveciéndose con el mimo y embruteciéndose con la holganza; de modo que á los veinte años resultó el caico más bárbaro del paísApenas sabía leer; no tenía afición maldita alas prácticas piadosas, que ennoblecen y dignifican al hombre; frecuentaba tabernas, casinos y figones con delectación groserísima; manejaba los naipes con. destreza de tahúr y perseguía á las mozas del pueblo con instintos de bestia sin domar. Murieron sus padres cuando Antonio tenía veinticinco años, y dejáronle por todo patrimonio media docena de tierras y un par de viñas, que bien, administradas po drían dar lo preciso para mantener á una persona. Pera como Antonio era una haragán, más amiga de perder et tiempo en Ja bodega que de ganarlo en las labores agrícola? sucedió qae á los veintiocho años de edad hallábase aquél joven completamente arruinado y con la más desastrosa pinta que puede imaginar el lector. Tenía barbas de troglodita y melena de visigodo, y un traje desgarrado y piojoso, qne desdeñaría melindrosamente el más desarrapado mendigo. Faes si dejando estas exterioridades penetramos en el corazón y en la inteligencia de Antonio García, veremos horrores y a gruras, justificantes de aquel miedo cerval que en el pueblo tenían al mozo, conside rándole como rana peste enviada por el jasto Dios en castiga de Guipas y pecados. Era Antonio de torcidas inclinaciones, de torpes sentimientos, duro y crttel, rencoroso y envidiador, amigo de todos los vicios y jurado adversario de todo linaje de virtud; en su entendimiento albergábanse ideas impías y disolventes, y sus mayores deseos, según él decía (por haberío leído en un periódico) eran borrar el nombre de Dios de la tierra y hacer desaparecería familia y la sociedad y hasta el globo terráqueo, para proclamar sobre sus humeantes escombros los principios de no sé qué novísima redención. Por eso le llamaban en el pueblo el fuáíot siendo esta palabra suma y compendio de todo la más mala que en la tierra de cristianos se puede decir de un hombre pecador. Predicando contra los ricos llegó á hacerse amigo de unos cuantos holgazanes hambrones y perdularios tan pillos como él, que á todas partes le seguían, formando una esecie de partida ó banda, dispuesta siempre toda suerte de desmanes. Por las revueltas de los tiempos consiguió ser alcaide de la villa, y después de convertir en provecho propio las contribuciones concejiles dedicó su actividad á perseguir al cura y á las personas religiosas, á expoliar á la iglesia y hasta á prohibir el toque de campanas, so pretexto de que turbaban la paz del vecindario. Y con tan ridículo despotismo, el pigmeo Voltaire imponía á todos el capricho de su indomada voluntad y preparaba días de sangre y luto para su pueblo. más piadosa del pueblo, que la llamaban la Beatilla? ¡Misterios son éstos del corazón humano, el cual jamás nos enseñará la regla con que han de ser medidas sus arcanidades! Teresa García era prima de Antonio; pero á pesar del próximo parentesco, aquella moza en nada se parecía al malaventurado alcalde revolucionario. Era una jovenzuela de veinte años, inocente y benigna, casta, dulce y algo melancólica. Queda dicho que era hermosísima; pero su hermosura producía tristeza en el ánimo del observador, pues no semejaba hermosura terrestre y viable; era Teresa una figurilla de cera, de carnes transparentes y exangües, de líneas finísimas y mórbida como las de una muñeca de París; tenía los ojos azules, pálidos, inexpresivos y muertos, y el pelo, rubio, casi blanco, suave y lustroso, y la boquita, breve, y los labios, azulados y consumidos. Su voz parecía balbucencia infantil; sus pasos, sálticos de pajarilla de las nieves, y todos sus movimientos más semejaban de apocada rapazuela que de moza de veinte abriles. No había allí vida, sino chispas de vida; no había calor de estío, sino tibieza de otoño; ni júbilo de mediodía, sino melancolía crepuscular; ni movimiento fecundo de arroyo, sino serenidad estéril de lago. f n cambio, si Teresa tenía la cara ñaca, su espíritu era grande, vigoroso y diligente. Por espontánea tenacidad de su alma entregóse desde mocita á las prácticas piadosas, habiendo ascendido á un tan eminente grado de perfección, que á los veinte años era maestra y doctora en toda clase de virtudes; visitaba y socorría á los pobres, los consolaba, les limpiaba las miseras casas; acudía á los hospitales, llevando á ellos limosnas y cariño; no faltaba á ninguna función religiosa, comulgaba jueves y domingos; sabia de memoria las Moradas, de Santa Teresa, y frecuentemente se retiraba á hacer ejercicios con las ínclitas hermanas de la Caridad. (Se continuará. Academia de Bellas Artes, D. Enrique Serrano Fatigati Los marqueses de Corvera han pedido oficiiltnente, para su hijo Alfonso, duque de Huete, la mano de la linda hija de los marqueses del Apartado, que residen en París Han salido de Madrid; para uiarntz, los marqueses de Viüatoya; para I,o urizán, la señora de Montero Ríos y sus hijos; para Valladolid, la condesa de la Oliva; para Santander, D. Basilio Gutiérrez Cedrún y D. Luis Peláezj para Guernica, el conde de Montefaente; para Oviedo, el marqués de los Altares y D. Nicanor de las Alas Pamariño, y para Foeaterrabía, los marqueses de ViHasmda LOS TOROS C i no estuviese suficientsmeate demostra do que esta notable revista es el más completo periódico de información taurina que se conoce, bastaría para demostrarlo definitivamente consignar queden ei número de esta semana, qae mañana, jueves, ae pondrá á la venta, -publica reseñas délas corridas verificadas en Madrid los días 24, 27 y 29 del mes actual, y de las celebradas el día de San Juan y el domingo último ea Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Eíbar, Rioseco, Vinaroz, Tetuán, Caramanchel; de las diferentes becerradas recientes, v de todas inserta preciosas instantáneas. El esfuerzo que esta copiosa información supone hace acreedor al semanario Zcw Toros del decidido favor que el públido le otorga desde su aparición. A L l X l ü- d á O cadas. Carretas, 23 y 25. 5 T TT A T A C! e ocasión con precios mar- ECOS MILITARES U oy se firmará la propuesta de destinos de los sargentos ascendidos, y la publicará el Diario Oficial del día i. Dor las vacantes en Infantería ocurridas hasta la fecha se calcula que ascenderán el mes próximo dos tenientes coroneles, seis comandantes, doce capitanes y quince primeros teniente r tlA PURO de T o r r e s JSufioz, en polvo y en pastillas com prímulas. El polvo se vende en cajitas pequeñas y en Bicarbonato de sosa UTASE 0 WMIÜMÍ 5 PliSl TAS T o s- F e r i u a Lactoferina Caldeiro. y abanicos, ultimas creaeiones. M. de Diego- Pta. Sol, 13. EL PETRÓLEO f C e han dado las órdenes para que el cuar tel de Reina Cristina, que ha de ser visitado por los embajadores moros, esté convenientemente preparado. Además, en el Campamento de Carabanchel verán los marroquíes maniobrar á una brigada de Caballería, que se cree será la constituida para instrucción por los regimientos de María Cristina y X, usitania y varios grupos de Artillería. GAL es el mejor microbicida contra bacilo de la ALWICEE descubierto por Sabouraud (Del Amor y del Pador) novela por Rafael Lopes ae Haro. Maravillosa narración, en la que se han conseguido los más bellos efeetos- manejando magistralinente el idioma castellano. Su asanto es sage tivo y está desarrollado con valentía y primor. El amor y el pudor son analizados de un moda completo, sin timideces, llegando á. todos sus entresijos y momentos á través de nna fábaia interesantísima, qae emociona intensamente. Es ana preciosa novela, verdaáero éxito titflrial. De venta en la librería de Pliego, Mesonero Romanos, 10, Madrid, y en todas las librerías da, España y América. DE SOCIEQAD Por el ministerio de Gracia y Justicia se han expedido Reales cartas de sucesión en los marquesados de Carvajal y de Guerra á favor de D. Hipólito Finat y Rojas y D. Enrique de I, ara y Guerrero, por fallecimiento de su madre y padre, respectivamente. Ha sido pedida la mano de la bella señorita doña Milagro Gutiérrez de CeKs para D. Alfredo Serrano, hijo del secretario de la de pensar monsQuién había feo de almaque aquel caprpo, truo, tan como de tuviese la debilidad de enamorarse de Teresa García, la chica más guapa, más fina y