Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S 3o D E J U N I O D E 1909. E D I C I Ó N i. PAG, y. Tercera. Demostraciones culinarias (si queda tiempo, pudiendo asistir, además de les socios y suscriptores, personas que les acompañen) jamara de Comercio. Acordada la celebración en Bruselas en el próximo año de 19.10 de una Exposición universal é internacional, á la que habrá de asistir oficialmente nuestra nación, la Cámara de Comercio de Madrid hace saber á los productores españoles que por la secretaría de la misma se les facilitarán todas las noticias é informaciones que deseen conocer y el reglamento de la Exposición citada, á la vez que les ruega, como á todas aquellas entidades que se interesan por nuestra agricultura, nuestra industria y nuestro comercio, presten. su valiosa y decidida cooperación al mejor éxito de la sección española en la Exposición de Bruselas. l a eseuela municipal de Sordomudos. En la primera epcuela municipal de Sordomudos y de Ciegos, instalada en la calle de la Palma, se celebró ayer el acto de la distribución de premios, presidiendo el concejal- delegado, Sr. Diez Vicario; el director, D. Eduardo Molina, y los profesores. Después de practicados algunos ejercicios por los alumnos, un grupo de niñas cantó una alborada, que fue dirigida al piano por los profesores D. Julio Francés v D. Pablo Barzón. A la una de la- tarde se obsequió á los niños con un almuerzo, y terminado éste se hizo el reparto de premios. El Sr. Diez Vicario leyó una Memoria haciendo historia detallada de la institución desde el año 10.04, en que se encargó de ella. lluego se hizo el reparto de premios, entregándose á los alumnos gran cantidad de ropas y otros objetos, PROCESO CELEBRE El día antes de morir el duque habían sido retirados de distintos Bancos, á nombre del mismo, cuatro millones de liras. I, a Policía empezó á actuar con gran diligencia. Quince meses de labor infructuosa llevaba cuando recibió una carta anónima, en la cual se indicaba una pista. El Sr. Valeriano fue detenido. Tras de mucho negar y protestar, acusó resueltamente al famoso ayuda de cámara, á quien tanto distinguió el finado duque. Preso el ayuda de cámara, se deEendió, negando primero y acusando después al señor Valeriano Este era el que con la iirma del duque de Monfort, sorprendida ó falsificada, había retirado de los diversos Bancos los cuatro millones de liras El Sr. Valeriano confesó al fin y manifestó que los verdaderos autores de todo, los que le habían instigado á las estafas, eran unos condes, parientes lejanos de los duques. No quiso declarar los nombres de los condes. Prometió hacerlo en otra declaración más adelante. Al siguiente día, el Sr. Valeriano moría de modo tau misterioso como los duques en su prisión. El Tribunal, vista la imposibilidad de dar con los fantásticos condes, declaró concluso el sumario, y hoy comenzó la vista. Pero apenas abierta la sesión, hubo de suspenderse. El presidente recibió una comunicación de la Policía, en virtud de la cual el Tribunal ha adoptado ese acuerdo. Se supone que todo se relaciona son la detención de los famosos y hasta ahora impalpables condes. celentes, que el público corea entusiasmado, entra á matar, desviándose un poquito de la recta, pero dando una estocada en las agujas que mata instantáneamente. (Ovación. Cegando. Mapolüo, tardo, más grande que el anteñor y bien armado. Sin demowrar gran poder, y por puro compromiso, acepta los dos primeros puyazos, tomando otras dos varas á fuerza de acosarle. Hay dos caídas, por cero bajas y unos capotazos muy artísticos de Regaterín para poner al toro en suerte. Bazán y Mellaíto cuelgan euatro pares, buenos de verdad, y Antonio Boto se dirige al toro previo, un extenso discurso ante el palco presidencial Tranquilo y de cerca, no obstante encontrarse con un bicho que tenía la cara por el suelo y demostraba muy malas intenciones, da algunos pases buenos, y cuando cuadra el bicho atiza medía estocada que echa á rodar al de Surga. (Muchas palmas á Regateríu. I ercero, PeinetMo, negro zaino y veleta 1 Tomó tres varas y dos marronazos, dando tres tumbos y matando dos acémilas. Arango puso un par superior, del que se desprendió un palitroque, y Pepín colgó otro caído de poder á poder. Repitieron ambos pronto y cien, y salió de nuevo Vicente Pastor á entendérselas Este achuchaba por el lado izquierdo, poniendo al diestro en an apuro al dar un pase. Pastor siguió toreando con desconfianza, y al decidirse á entrar hízolo dando un salto para pinchar en duro. Dos pases más, y entrando mejor atiza una estocada pasada, y terminó de un descabello á pulso. (Palmas. f uarto. Molinero, cárdeno claro, grande y de bonita lámina. Regaterín se abre de capa, y con ios pies muy juntos, parado y levantando bien los brazos, da cuatro verónicas, seguidas de farol, que la gente aplaude. Molinero acepta cinco picotazos a cambio de tres caídas y un penco en la arena. Pastor oye palmas por una larga superior, y Bonifa y Mellaíto se hacen también aplaudir en banderillas, colocando cuatro pares con prontitud y aseo. Regaterín, metiéndose materialmente en el terreno del toro, hace una faena colosal con la muleta, y entrando muy bien da un pinchazo en lo alto. Más pases, y acaba de una estocada Hasta las cintas, un poquito caída. (Palmas. Canastero, cárdeno claro y bragao. Quinto. voluntad y poder acepta cinco caCon ricias de los piqueros, derribándoles otras tantas con estrépito. Pepín de Valencia deja rápidamente un par, del que se desprende un palitroque, y su paisano Moreno sigue con otro superior. Repite el primero con un par bueno, y Vicente toma los trastos de matar para hacer una faena desconfiada y pesadísima seguida de un pinchazo echándose fuera y media perpendicular y atravesada. (Pitos. Cexto. Piñonero, cárdeno obscuro, bragao y con unas perchas imponentes. Toma cinco varas por una caída y tres caballos muertos, metiendo el último varilarguero media vara de pica entre el pellejo del animal. Hay bronca y los epítetos de rigor en ta les casos Entre Bazán y Bouifa dejan tres pares de rehiletes, bueno uno del primero, y Regate rín, tolerando con exceso la intervención del peonaje, hace una faena tranquila y va líente, aunque también un poco pesada, y termina de media en lo alto, que ni se silba ni se aplaude Iva corrida no gustó tanto como la de loa toros de Feláez con Peinetillo. DOS ARISTÓCRATAS ACUSADOS OR TELÉGRAFO ROMA, 2 CJ. j- Il a comenzado hoy en Ñapóles, ante el pri nier Tribunal, la vista de un proceso céiebre que ha sido y será ahora tema de todas las conversaciones por figurar en él como víctimas dos personas de la alta aristocracia, y como procesados, dos nobles. Se les acusa de envenenamiento, de estafa y otras menudencias. L, as personas que murieron envenenadas fueron los duques de Monfort y su doncella. En el banquillo de los acusados sólo se ha sentado el ayuda de cámara de los primeros, por haber fallecido el Sr. Valeriano, persona de carrera distinguida y de posición social, que tenía la confianza de los duques. I s condes, cuya complicidad parece indudable, no comparecen por no haber sido capturados. MI ayuda de cámara ejercía una gran influencia sobre su amo, no sólo por su carácter bondadoso y servicial, sino porque, efecto de la confianza que en él tenía el duque, poseía muchos de sus secretos más íntimos. En Septiembre de 1907 murió súbitamente la doncella de la duquesa. I,o s médicos no supieron explicarse muerte tan inesperada. I a finada era joven y disfrutaba de excelente salud. Sabíase que tenía 30 000 francos de economías; pero no se encontró un solo céntimo en su poder. Dos meses después moría de igual modo misterioso el duque de Monfort, y pasados unos días, la duquesa, I os éxitos obtenidos en las eorridas q e llevan toreadas este año, y muy particularmente el que alcanzaron lidiando juntos hace unos días los espadas madrileños, decidió á la Empresa á organizar otra fiesta extraordinaria para que la afición pudiera aplaudir nuevamente el arte y el valor de Vicente Pastor y Regaterín. Hace unos años quizá sé habría supuesto que este cartel, donde figuran los nombres de dos muchachos que han llegado a la cúspide del arte peligroso que cultivan á fuerza de arrojo y voluntad, era un cartel de competencia; pero hoy la gente huye de enojosas rivalidades, que é veces han tenido consecuencias tristísimas, y convencida de que no es preciso silbar á un diestro para aplaudir al compañero, sino que dejándolo todo al pundonor del espada puede divertirse sin aquellos peligros, acude á la plaza sin prejuicios, sin animosidades y con el solo deseo de aplaudir á los madrileños cuanto digno de aplauso ejecuten. En esta disposición el público, el resultado sólo ha de achacarse al trabajo de los diestros I a tarde es espléndida, y la entrada un lleno rebosante, como era de esperar. Preside el Sr. kequerica, quien á las cinco, que es la hora anunciada, hace la señal y sale al ruedo el primero. Es de Surga, como todos los que han de lidiarse en la corrida; atiende por fabanüo, y es negro zaino y escurrido de carnes. Previos unos recortes del peona e y tres verónicas de Vicente Pastor, tomó el bicho cuatro varas por dos caídas, sin otras consecuencias Morenito de Valencia deja un par de los suyos, que es como decir que es bueno, y sigue Arango con otro superior. Repiten ambos, oyendo muchos aplausos, y sale Vicente Pastor, quiea tras algunos pases ex- CORRIDA DE TOROS EN MADRID