Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B A B C. MARTES ¿9 DE JUNIO DE 1909. EDICIÓN i PAG. S. Su adhesión y tendrá que dar explicaciones ante el Tribunal correccional el 28 de Junio. ¿os obispos de Moulins y de Mende van á imitar su ejemplo. No se cree aquí que el Gobierno trances extreme las cosas; esto sería deplorable y poco hábil. No hay duda de que las mamlestaciones de Mons. Andrieu, claras y terminantes, han sido hechas de acuerdo con Roma. Los obispos franceses demuestran que saben obedecer. FRANCH 1 con sus séquitos y el profesorado de la Academia, recorrieron en detenida visita todas las clases y dependencias de la misma. No es posible describir en un trabajo periodístico de esta índole la Academia de Artillería; pero sí he de señalar que es uno de los edificios del Estado más atendidos y mejor conservados. Desfilaron las Reales personas por todas las clases, ¿travesaron la interesante galería de promociones, la sala de esgrima, la enfermería, la biblioteca y hasta las caballerizas, el laboratorio, donde los alumnos estudian prácticamente la química, y fue uno de los departamentos que más llamaron la CRÓNICA TELEFÓNICA. atención del archiduque. Está perfectamente instalado y consta d e las siguientes estancias: para clase teórica, laboratorio de química general, de análisis cuantitativo, análisis cualitativo, aerógeno, sala de miSAN ILDEFONSO, 2 8 neralogía y otras de pólvoras y explosivos. sta mañana dormía yo tranquilamente, Es notable también el departamento de elecdescansando de la fatigosa jornada de tricidad y de rayos X, telegrafía y galvanoayer, cuando la voz de mí simpático amigo plastia. Visitaron también el Rey, el archiel distinguido ingeniero D. Augusto Minia- duque y los acompañantes la explanada ty vino á despertarme, anunciándome que donde los alumnos hacen la instrucción. Hasu automóvil estaba dispuesto y que tenía- llábanse aquéllos formados, y al lado sus mos que salir en seguida para presenciar la respectivas piezas, formando cinco baterías, llegada del Rey á Segovia. Paco Goñi, nues- tres de á pie y dos montadas; las tres pritro querido compañero, que por cierto ob- meras eran: una de puerto, con cañones tuvo ayer interesantísimas fotografías del Verdes Montenegro; otra, con cañones bautizo de la infantita, estaba ya esperan- Krup de 15 centímetros, y la tercera, de donos en el 20 caballos, al cual me voy morteros Mata, también de 15 centímetros, acostumbrando de tal manera que será una y las dos montadas, una de montaña, con de las cosas que eche de menos cuando ter- piezas de Plaseucia, y otra de Krap, de tiro rápido. Estas dos estaban servidas por los mine mi estancia en este Real Sitio. Apresure cuanto pude mi aseo personal, segundos tenientes alumnos de la Acadey saliendo en seguida á toda presión, en mia, que son actualmente ochenta y cuatro. diez minutos de marcha feliz nos plantamos Todos ellos maniobraron con admirable preen la Academia de Artillería, salvando las cisión y demostrando el excelente estado de dos leguas de distancia que la separan de instrucción en que se hallan. Aparte de esto consignaré el curioso de ¿a Granja. Minutos después de las once llego Su Ma- talle de que se hallaba en la Academia prejestad con el archiduque Federico, vistien- sente durante la visita real el diputado cardo, respectivamente, uniformes del Cuerpo lista Sr. lyloréhs, el cual tiene un hijo en la de Artillería y de teniente coronel del bata- Academia de Artillería, y que siguió al Mo. llón de Cazadores de Figueras. En otros dos narca entre los profesores de la Academia, mitos llegó la sut ie regia, compuesta del jefe antiguos compañeros suyos de armas. Su militar de la casa de S. M. general conde Majestad y A. I. felicitaron al director y del Serrallo; del general Del Río, de los co- profesores de la Academia. Visitaron luego roneles conde del Grove y Elorriaga y del las caballerizas del parque y la Estación conde de Cenquentin, general Miláns del meteorológica, saliendo de la Academia cerBosch y conde de Santa Coloma, á las órde- ca de la una de la tarde, después de haber invertido dos horas en visitarla detenidanes de S. A. Imperial. Un numeroso gentío esperaba la llegada mente. Fueron luego las augustas personas al de Su Majestad y Alteza en los alrededores de la Academia, y á la puerta de dicha Aca- Alcázar, que recorrieron detenidamente; sudemia salieron á recibirlos el gobernador bieron á la torre del Homenaje, llamada de militar de Segovia, general Heredia; el co- Juan II, donde, según tradición que se conronel y todos los profesores de la Academia, serva en Segovia, estuvo prisionero aquel Cuyos nombres inserto porque es un verda- privilegiado mortal que se llamó Francisco dero plantel de la enseñanza militar. Direc- de Quevedo. De allí fueron á la catedral, donde cumtor, D. Gabriel Vidal; el teniente coronel D. José de fosada; los comandantes D. To- plimentaron á las Reales personas el obismás Sanz, D. Darío Diez, D. Mariano To- po, el gobernador civil, Sr. Gómez Inguan- J- res, D. Fabriciano Haro, D. José Bonal, don zo, y el alcalde, Sr. Llovet, y, finalmente, el Joaquín Rey; los capitanes D. Süverio Ga- Monarca y su séquito se dirigieron al cuarllego, D. Emilio Delgado, D. Rafa l Chain, tel donde está alojado el regimiento de Sitio, D. Germán Menacho, D. Fernando, Pardo, al cual dedicaron bastante rato. Manda dicho regimiento D. Antonio LóD. Rafael López Caparros, D. José Martínez Díaz, D. José Goma, D. Bernabé Estrada, riga y Hernández de Dáyila, y los demás D. Leopoldo Gorostiza, D. Antonio Cortina, jefes y oficiales son los siguientes: tenienD. Ramón Briso, Dt Ricardo Blanco de To- te coronel Sr. Resa; comandantes señores ledo, D. Fernando Martínez, D. Juan toza- Gardoqui, Seoane y Góugora; capitanes seno, D. Enrique Mouton, D. José Sánchez; ñores Matesanz, Samaniego, Toledo, Prenlos tenientes D. Luis Qdrozolad, D. Jeróni- des, De Antonio, Marqueries y Latnadnd, y mo Ugarte, D. Antonio Pidal, D. Leopoldo los tenientes Rebollo, Aguilar, Ortiz, Diez, Villa y D. Mariano Roca; el capellán, don Ángulo, Ordovás, Gutiérrez, Arcadio, GóLorenzo de la Cruz; el médico mayor, don mez, Colorao, Sevillano y Peloche. El Rey y el archiduque examinaron deteEnrique Otero, y el profesor de equitación, nidamente las baterías, una de obuses, otra D. Tomás Fuente. Una sección de alumnos de la Academia de mortero y otra de cañones Verdes Montetributó los honores militares á los augustos negro y Krup, y la sección montada, comvisitantes en el patio llamado de orden de puesta de 99 caballos poloneses, dos de los la Academia, á la entrada del cual se ve cuales, llamados Laquinar y el Paisano, obinscripto el lema Todo por la patria mien- tuvieron premios en las últiru s Exposiciotras la música de la Academia tocaba los nes de ganados. También visitaron las Escuelas de analfabetos, de cabos y de sargen- solemnes compases del himno austríaco. Inmediatamente el Rey y el archiduque, ta perfectameate montadas, etc. etc. LA CORTE N LA GRANJA E El coronel Loriga y demás jefes y oficiales del regimiento de Sitio escucharon de los augustos labios frases de alabanzas por el estado de instrucción en que se encuentran sus soldados y por la excelente disposición en que se halla el edificio del cuartel. A las dos de la tarde regresó á La Granja la regia comitiva, y en seguida se celebró en Palacio el almuerzo, al que asistió el embajador de Austria Hungría. Después de almorzar salieron de paseo, en automóviles, por los alrededores, el Rey, la Reina madre, la princesa Beatriz y el archiduque Fede- c rico. El día ha transcurrido tranquilo. La colonia tuvo un espectáculo en las Peñizas, de donde salió la batería del regimiento de Sitio que ha hecho las salvas los días del nacimiento y el bautizo de la Infanta. Sus oficiales, Sres, Ángulo, Ordovás y Toledo, han dejado muchas simpatías y gratos recuerdos en este Real Sitio. Y para terminar. Mañana martes marcha rá de aquí, en automóvil, para tomar el expreso en Él Escorial, el archiduque Federico. Hoy ha sido el primer día de calor en La Granja, por más que mi opinión es recusable en este punto, pues con los ratos que hoy he dedicado á la artillería por mañana y tarde, no tiene nada de particular que esté echando bombas. ALFONSO R. SANTA MARÍA MADRID AL DÍA I a verbena de San Pedro ha tenido lucí miento. Anoche se podía tolerar el Prado. La temperatura era agradable, y no como la de la fiesta de San Juan. No hubo necesidad de llevar edredón encima. La gente se divirtió lo que pudo y ponderó la manga ancha de nuestras autoridades, que se propusieron velar por la estética al consentir que las verbenas resurgiesen en si antiguo lugar. ¡Me valga Dios con la estética! A primera ñora de la noche la animación, estuvo en los barrios bajos, donüe se halla el Gasómetro y el parqwe del Aero Club. Salieron cinco globos, todos ellos felizmente. Este espectáculo tiene siempre mucho público. En él figuraba Moritz I, el populai chimpancé del Circo, que está dando que hablar este verano más que Muley Hafid. El popular cuadrumano siguió con atención todas las operaciones- -esto no lo ha declarado él? pero hubo quienes lo supusieron- -y hasta debió tomar notas para cuando escriba sus Memorias. Dícese que vio con aire triste elevarse los globos, como si les envidiase por verse libres de tanta gente qae también sabe inflar las habilidades de un chimpancé. A Madrid se le quitó un peso de encima al saber que ya se ie han nombrado los ÍKturos diez tenientes de alcalde, aunque en realidad ningúa peso se le quita, porque le cae otro del mismo número de tenientes de alcalde. Se murmuró un poco de política porque hubo Consejos de ministros de bastante duración, y, naturalmente, se habló de crisis por quienes estiman que este Consejo se cae ya de gastado. Pero aiás antiguos son los Consejos, y ahí están, al final de la calle Mayor, sosteniéndose con unos puntales. Y van tirando... En el Círculo Liberal nubo reunión de ediles y discursos para avivar el fuego sagrado del ara. De un momento á otro, con tí nos y troyanos, Madrid será dichoso. Esperen ustedes, pero sentados, para no cansarse Sucesos, pocos, á Dios gracias. Un estreno en la Zarzuela, Los fantasmas, del género cómico- filosófico- político, que tanto priva de algún tiempo á esta parte. Pero, ya se sabe, los fantasmas no asustan ni embelesan. Esto mismo opinó anoche el respetable público.