Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
í DE TODAS PARTES J ARTE, LITERATURA, SPORTS É INFORMACIONES SECCIÓN LITERARIA te para demostrarle que comprendía la burla. Descubriendo tendido en tierra el cuerpo de Ferruccio, lo empujó con el pie v comenzó á jactarse: ¡No me engaña usted, querido mío; ya le he dicho que es un ¿ran atí ¿or... hasta cierto punto! Con estas bufonadas no convence usted á nadie. ¿O que, me juzga usted imbécil? MI imbécil es usted, que pierde tanto tiempo para jugar conmigo. ¡Vaya un ingenio. Un joven tan gracioso, listo y de buena familia se denigra con tales sandeces. En esta postura resulta usted más grosero que yo; sí, sí, estése tripa abajo como una marmota... hace usted una hermosa figura, ¡palabra de honor! Vamos. acabe de una vez. Fabio Ferruccio no se movió. Salvacoderi insistió de nuevo en la puerilidad de la broma, que en el fondo le complacía. ¿No quiere usted darse por vencido? ¿Pretende asustarme? entonces, me voy. ó si no, no; le obligo á usted á permanecer así; ¡ya tengo compañía! ¡Ah, ah, por esta vez yo le castigo! En un ángulo del callejón había un rimero de piedras blanquecinas que se destacaban em la obscuridad, Arístides, restregándose las manos, se acomodó sobre ellas, cual en muelle diván, y murmuró para si: ¡Vaya un gusto! ¡Es una verdadera locura... pero harto sé lo que quiere; desearía que echase á correr por toda la ciudad, llamando gente, alarmando á medio mundo, molestando á médicos, boticarios y polizontes; ¡ni una broma de Carnaval! Pero yo pregunto si es honrado tender semejantes redes á un hombre como yo. Abasan de mí porque soy extremadamente delicado. Pefo es inútil; lo llevo en la sangre; soy todo un caballero. Acurrucado en el montón de piedras, balbució estas últimas palabras, y, con los miembros adormecidos y la cabeza pesada, cayó en un sueño morboso. (ConttnteardJ. haber acreditado el que lo pretendía su condición de propietario colindante. El distinguido abogado Sr. Serrano Calzada opúsose al recurso, demostrando que no existían tales errores: el de hecho, porque de los documentos auténticos que se invocaban no aparecía la equivocación de! juzgador (aparte de que no se podía des componer la prueba que se ofreció sn conjunto para formar el criterio de la Sala) y el de derecho, porque en la sentencia no se infringió ninguno de los preceptos que regulan el valor de las pruebas. El informe del Sr. Serrano fue verdaderamente notable, UN PASANTE. EL SONAMBULO CUENTO, POR ROBERTO BRACCO III p l sonámbulo no se fue, pero calló por una deferente transacción excepcional en él. Era una noche de invierno. no muy fría, pero llena de efluvios deprimentos que flotaban en el aire; en el cielo no brillaban estrellas; únicamente en las calles se refugiaba una ¡uz tenue entre la obscuridad, que lo envolvía todo. Fabio y Arístides vagaban apresuradamente de un lado á otro, como en secreta peregrinación. Aquí y allí, en las vías menos angostas, los coches, con sus farolillos y sus capotas levantadas, semejaban catafalcos. Algún cochero roncaba en el pescante; otros, acurrucados en tierra, se inclinaban sobre un poco de fuego, que apenas ardía sobre la ceniza acumulada en el cieno. Itos esqueléti os caballos, inmóviles, inclinaban la cabeza en ademán pensativo, y sus patas dislocadas dibujaban al través en la sombra extrañas y grotescas siluetas. De rato en rato, Fabio Ferrucio repetía en tono conciso: ¡Vete... Arístides, sin protesta, sin dar señales de haber oído la orden, continuaba siguiéndole en silencio. En un callejón cerrado, donde un alto muro semejaba un inmenso rastrillo de plomo caído del plomizo firmamento para eerrar fatalmente el paso á los dos vagabundos, el joven se paró. Arístides, después de un instante de expectación, se decidió á preguntar: ¿Qué hacemos aquí... El joven, con voz seca, repuso concisamente: ¡Ahora debes irte de verasl- -Pero ¿va usted á quedarse en este callejón? -Sí. ¿Por qué? -Mañana lo sabrás. -Esta noche está usted más loco que de costumbre. -Si no te vas, te mato. El cañón de un revólver que Ferruccio sacó repentinamente del bolsillo esparció entre las sombras del callejón un lívido reámpago apenas perceptible, ¡Ah... ¡Está bien... está bien... -exclamó alegremente el sonámbulo. ¡Volvemos á las bromas de mal género! Pero con las armas, querido mío, no se juega. ¡Ahora comprendo la comedia que representa usted hace más de una hora! Es usted un gran actor, y sobre las tablas hubiese alcanzado ruidosos aplausos. También yo en Atenas leclaré una vez en casa de un embajador... ¡Basta! -rugió Ferruccio. ¡Quiero estar solo! Y era tan fuerte y tremenda la voz del joven y tan amenazadora el arma, que centelleaba en la obscuridad, que Arístides, aunque persuadido de que se trataba de una farsa, tembló úe pies á cabeza, y ciñéndose la taima sin proferir palabra. alejó poco ú poco. Ya se disponía á huir, cuando una detonación muy ruidosa le aterró. Permaneció un momento como petrificado, empapado en un sudor glacial, aguzando el oído, interrogando el silencio. Pero bien pronto su mente se aclaró. Recordó el asalto del fingido ladrón; recordó la burla délas mujerzuelas, pagadas por aquel burlón sempiterno; recordó multitud de excentricidades impúdicas ó fúnebres organizadaspor Fabio y por sus camaradas. y volvió atrás gallardamen- COPA DE CASTILLA Hoy se verifiU- -cara la carrera ciclista en que se disputará la copa de Castilla. Dada la distancia que comprende, se hará la salida á las siete de la mañana, y los jurados se retirarán á la una de la tarde, dando por terminada la carrera. Los premios son los siguientes; Primero, copa de plata (un año) y 250 pesetas; segundo, 150 pesetas, y tercero, 100 pesetas La salida, eomo ya hemos publicado e a otra ocasión, se dará en el kilómetro 4 (Viveros de la Villa) continuando por la carretera de La Corana á El Escorial por Galapagar y regresando por Guadarrama al punto de partida. Se hallan inscriptos para aspirar á la posesión de las mismas: Gregorio Cuesta, Lázaro Villada, Luis Torres, Luis Ainunátegui, Julio Rodríguez é Higinio Palamidessi. A F 1 HSTA DE LOS GLOBOS E l R e a l Automóvil Club de España pone en conocimiento de sus socios que pueden asistir al concurso aerostático que se celebrará mañana, y del cu ú hemos anticipado noticia, sin otro requisito que la presentación, á la entrada, de sus tarjetas de socios del R. A. C. E. DE SPORTS TRIBUNALES I JN CHOQUE Y DOS MUERTOS Enlamase ¿e fiana ayer terminó en la Sección primera la vista de la causa seguida contra Manuel de la Rubia, á quien, como ya dijimos, acusaba el fiscal de dos delitos de homicidio por imprudencia temeraria. El Jurado emitió veredicto de culpabilidad, y la Sala dictó sentencia imponiendo al conductor del tranvía la pena de un año y un dia de prisión correccional, que es lo que los acusadores solicitaron. Respecto á la indemnización, púsose el Tribunal en un prudente término medio y no accedió á lo que pedía el representante de la ley; pero tampoco concedió la cantidad que demandaba la acusación particular, sino la de 5,000 pesetas, que estimó suficiente la Sala. Además, el responsable civil abonará por los daños causados en el carro 330 pesetas. p N EL SUPREMO En la Sala tercera sostuvo ayer tarde un recurso oponiéndose á la excepción de incompetencia alegada por el fiscal el elocuente y estudioso letrado Sr. Guimón. Trátase de la cesantía decretada por el ministerio de la Gobernación respecto al secretario intérprete del Cuerpo de Sanidad exterior D. José Guerra. Alegando error de hecho y de derecho en la apreciación de las pruebas, sostuvo ayer el letrado Sr. Moróte (D. J. en la Sala primera un recurso interpuesto contra una sentencia de la Audiencia de Madrid, que declaró no haber lugar á un retracto por no ACADEMIA Y CENTROS D ecepción académica. La Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales celebrará sesión públiea, para dar posesión de una plaza de académico numerario á D. Juan Fages y Virgili, esta tarde, á las cuatro. El Sr. Fages leerá su discurso sobre Los químicos de Vergara y sus obras contestándole por la corporación D. José Rodríguez Carracido. J nstituto Ibero- Americano. En el paraninfo de la Universidad Central celebrará su sesión inaugural hoy, domingo, á las cinco de la tarde, el Instituto Ibero- Americano de Derecho comparado. LA BANDAMUNJC 1 PAL Concierto para hoy. Hoy domingo, á las seis de la tarde, dará la banda municipal un concierto popular en la plaza de Lavapiés, con este programa: Marcha militar francesa, Saint- Saéas Mazurca de Coppelia, Leo Delibes. Entrada de los dioses en el Walhalla Wagner. Juan Matías el barbero, pasacalle, Cnapí. Oberon, obertura, Weber. Jota de Las nueve de la noche, Caballero.