Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D O M I N G O 27 D E J U N I O j D E 1909. E D I C I Ó N i. PAG. 10. Aquellos lidiadores se nabían negado á los seguirla recibiendo, llegó- la víspera del crimen á la aldea el esposo, acompañado actuar con las puyas que ahora se utilizan de su sobrino Maneiro y un ofictal de la pero desistieron de sus propósitos al saber zapatería que tiene establecida en Villa- que eran las de reglamento. garcía. chez (A) Palanquín. 1,03 vecinos aquella noche oyeron gritos 0 a llegado Bombita, acompañado de sií B inseparable amigo Bellnga. Este último esgrimió una faca, hiriendo en casa de Teresa, gritos de los que entonka herida de la pierna está casi cicatriáe gravedad á los Penttt y levemente al ces no hicieron aso y que ahora se explican, suponiendo que sacaron á Teresa de la zada. García. Dentro de varios días se propone marchar En una camilla de la Cruz Roja fueron casa, que la acogotaron en un pinar que conducidos los lesionados á 1 Casa de So- hay á la salida del pueblo y luego la lleva- al campo para ejercitarse toreando. ron al acantilado de la costa con el propócorro. sito de arrojarla al mar. MUEVO SANATORIO ANTJTUSI agresor fue detenido. 1 Un pescador que á la hora en que debió BERCULOSO. T OR PARRICIDIO É INCESTO. ocurrir todo esto pasaba con su barca cerca SAN SEBASTIAN, i b del peñasco oyó voces en la altura, y al ver r El Ayuntamiento de esta ciudad ha acorTRES PENAS DE MUERTE. destacarse en la obscuridad la silueta de dado crear un Sanatorio antituberculoso. LA CORUÑA, 26. dos hombres, preguntó: ¿Quién va? í asado mañana comenzará en la Audien- ¿Quién hablar- -le contestaron desde cia la vista ante jurados de la causa contra arriba. -Y fue el tono tan seco y la voz tan ITlETALLES DE LA EXPLOSIÓN J osé Cabo Tomé, de oficio zapatero; su her- áspera, que el pescador, atemorizado, ño qui- JL EN UNA MINA. mana Josefa y un sobrino de ambos, José so meterse en más averiguaciones y siguió PUEBLA O DEL TERRIBLE, 7 6 Maneiro, por asesinato de la mujer del pri- adelante con su barca. Cuando algunos días La catástrofe er ¿la- una Santa Elisa mero, Teresa García, después llegaron hasta él los rumores del aconteció ayer por la tarde. La explosión de El hecho ocurrió el año pasado en Puerto pueblo, el hombre suposo, acaso con razón, gas de pánidel Son, y concurrrieron en él circunstan- que las siluetas que vio sobre el peñasco co ygrisú fue espantosa; la escena Quedó la de confusión, indescriptible. cias tan repugnantes y tan trágicas, que eran las de los criminales, que en aquel modurante mucho tiempo estuvo conmovida la mento se disponían á lanzar el cadáver al galería completamente obstruida, y se suella han perecido once opinión, no sólo de aquel honrado vecinda- mar, y que no lo hicieron ante el temor de pone que enla serenidad del minero obreros, Gracias á Emilio rio, sino de toda la región gallega. ser descubiertos. Gómez, que dio la voz de alarma, se evitó He aquí los hechos: A la madrugada del dia siguiente al del el que la catástrofe alcanzase mayores pro Oos mujeres y una niña, vecinas del pue- crimen, el marido, el sobrino y el oficial de porciones. fel. al pasar un día por un lugar abrupto, la zapatería regresaron á Villagarcía. Créese que á esta hora ya habrán termi O- itiguo al mar, pero tan elevado que jaLas sospechas y murmuraciones del ve- nado los trabajos de salvamento, pero no se nás llegan hasta él las mareas, encontra- cindario llegaron á adquirir tal fuerza, que tienen noticias. ron, ya en estado de descomposición, el ca- el juez de instrucción se creyó en el deber dáver de Teresa. de ampliar las primeras diligencias y abrir Bajaron en seguida al pueblo y dieron de nuevo el proceso. Como primera medida OATALLA CAMPAL. MUER O Y HERÍ DOS. aienta del fúnebre hallazgo. Acudió el juez ordenó el desenterramiento del cadáver de de instrucción, y como el cadáver no pare- Teresa y la práctica de la autopsia, que rea, cía ofrecerá primera vista señales de vio- lizó el ex rector de la Universidad de SanSe acaba de recibir notieia de que en Vallencia y era público y notorio que la pobre tiago Sr. Romero Blanco, el cual certificó mujer no tenía grandes motivos para amar que el cadáver presentaba señales de es- dovino, pueblo cercano á esta población, se ha desarrollado una tumultuaria y sangrienla vida, creyóse desde luego en un suicidio. trangulación y asfixia. causa el choEa tal creencia, el juez limitóse á ordenar el El Sr. Romero Blanco asistirá á la vista ta reyerta, que ha tenido por familias rivaque de antiguos odios entre levantamiento del cadáver, que fue enterrá- como perito. fio al día siguiente. Entre los testigos de la acusación fiscal les. Uno de los contendientes, Manuel Roha resultado Sin embargo, al poco tiempo las coma- hay uno que asegura que cuando el marido mero, campesino, un estacazo enmuerto á el cráneo. dres del pueblo empezaron á murmurar; se marchaba á Vülagarcía aulló lúgubre- consecueneia de graves. varios heridos empezóse á relacionar unos con otros cier- mente un perro, y que al oírlo José exclamó Hay Juzgado de El Ferrol sale para el luEl tos detalles sospechosos, en los que nadie todo tembloroso: Parece la voz de Teresa gar del suceso. se había fijado en el primer momento. y presa de un pánico terrible se escondió en Chocaba sobre manera á los vecinos que un maizal y allí estuvo hasta que los de- i AS ACADEMIAS MILITA habiéndose arrojado Teresa al mar las olas niás le tranquilizaron. RES. hubiesen devuelto su cuerpo á un lugar tan El fiscal y el acusador privado, Sr. SuáTOLEDO, 2 6 elevado, Las ropas, además, estaban secas. rez, piden tres penas de muerte: uaa para Hoy, tiltiruo día de exámenes, han aproTeresa tenía los pies descalzos, y, sin em- el marido, otra para Teresa y otra para el bargo, no se veían en ellos las huellas que sobrino, y además varios años de presidio bado el tercer ejercicio en la Academia de les debió causar el camino pedregoso que para los dos primeros por el delito de inces- Infantería D. Esteban Domingo Pina, don la infeliz hubiera tenido que recorrer de lle- to. Para el oficial piden también prisión ma- César Delgado, D. Carlos de Ayala Pous, D. Rafael López Delgad D. Fernando gar andando. Algunos curiosos que poste- yor como cómplice. Cuento Terrero, riormente subieron hasta aquel punto aseDefiende á los reos el secretario de la D burg, D. Alfonso D. Luis Delgado Brackeu Beoslegui Canet, D. Antoguraban que en la tierra había señales in- putación y abogado, Sr. Viturro. nio González Alhambra, D. Manuel Fernánequívocas de sangre. La vista despierta gran expectación. dez Martínez y D. Sigifredo SáinzGutiérrez, Como complemento y apoyo de lodas estas sospechas y suposiciones, afirmaba el INFORMACIONES DIVERSAS l 6 rumor público que José Calo vivía con su M an aprobado hoy el tercer ejercicio don DE SEVILLA. hermana Josefa, y que por esta causa los Miguel Pérez Gil, D. Manuel MiñamSÁBADO, 26. cónyuges vivían hace tiempo separados, Los iniciadores de la Exposición Hispa- bres Beixer, D. Carlos Mas Gamunde; don Teresa habitaba en uaa aldea de la costa, y no- Americana que se proyecta celebrar en Federico Paz Ordura y D. Miguel Paz OrJosé, con sus hijos, en Villagarcía. Sevilla han empezado los trabajos de orga- dura Las dos cuñadas se odiaban á muertes nización, recabando el apoyo de autoridaTodo el pueblo sabía que una vezjoseia des y personas influyentes de la localidad. i A E X P O S I C I Ó N D E V A L E N dio á la pobre Teresa una paliza tan fenoA nte el Juzgado ha declarado el chauffeur -C Í A xuenalj que medio la mató. Tan medio la Shu DO, 2 S. mató, qne hubo que administrarla los San- que dirigía el automóvil que atropello tos Sacramentos. Y en estos instantes, que á un carretero en el término de Fuentes de Mañana, domingo, jugarán ai foot- ball los teams de Barcelona y Valencia, y el lunes el ella creyó seguramente ser los últimos, Te- Andalucía. tesa relató á las personas que rodeaban su anana celebrarán un mitin los elemen- de Barcelona y el Español, de Madrid, que lecho de muerte cuál era la causa de sus retos radicales á favor de los presos de rivalizan con empeño en este deporte. Anoche reuniéronse en fraternal banque sentimientos con Josefa y cuál el verdadero Alcalá del Vallete en el Gran Casino los equipos de Valenmotivo de su separación con José. A pesars no obstante, de la gravedad de p l presidente de la Comisión de toriles cia y Aligante que habían jugado por la ¿us heridas, Teresa consiguió sanar y yol- citó esta tarde en la Alcaldía á varios tarde. ver á su aldea, desde donde reclamó á su picadores de novillos que mañana tienen Reina extraordinaria animación para la verbena de San Pedro. El comité ha acormarido los alimentos á que la ley le auto- que actuar en la corrida anunciada. También acudieron á la citación el pres dado que cada entrada lleve un número. rizaba. g A la persona que sea poseedora del núme Para legalizar la entrega de eatos recur- dente y secretario de la Asociación de ro agraciado con el primer premio en la losos y reordar l forma que ec lo sucesivo uaderos. la plaza de Cervantes un sangriento suceso. Por antiguos reüatimientos riñeron cuatro jornaleros llamados Esteban García, Francisco y Anastasio Martínez (a) los Ptreia y Esteban Sán- namimriraim amimamETTTm mnm irmni ir