Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C S Á B A D O 6 D E J U N I O D E 1909. EDICIÓN i. PAG. 4. CRÓNICA TELEFÓNICA LA CORTE EN LA GRANJA SAN ILDEFWS iS. pstamos preparándonos para g r a n d e s acontc- imiejitos, pues la llegada del archiduque Federico y el bautizo de la infanta Beatriz lo serían muy principales aun celebrándose en Madrid, y macho más han de serlo eu un árenlo tan reducida coma este Real Sitio. Ea éí están comprometidas desde ayer las habitaciones de todos tos hoteles, y aun éstas no serás seguramente suficientes para la avalancha de geste que ha de venir aquí magaña y pasado. La colonia de veraneantes va aumentando también paulatinamente. Hoy han. llegado, entre otras familias, algalias tas distinguidas como la de D. Gustavo Bauer y la de D. Carlos Mataran a, y en las series de automovilistas que son aquí aves de paso consignaré la llegada de la señora de Garúa Prieto con sus bijas en el automóvil de su hermano D. Eugenio Montero Villegas. Almorzaron estos excursionistas en casa de la marquesa de Squilache, donde pasará una temporada la esposa del general conde del Serrallo, que también ha llegado hoy en automóvil. Vinieron hoy igualmente el duque de Zaragoza y su hermano O. Carlos Luis Vázquez Chávarri, la marquesa de Somosancho y ana hermana suya, el marqués de Jura Real y D. Femando Fernández Henestrosa, que almorzaros, en el Tiro de piehón. Por io que respecta á la familia Real, comenzó el día con el viaje que los infantes doña María Teresa y B. Fernando hicieron á Madrid con sos hijos. Después hubo una delicada muestra de afecto que el Monarca ka querido dar á uno de sus más fieles servidores. Sabía D. Alfonso desde ayer qus hoy pasaría por Segovia ea el rápido, con dirección á San Sebastián, el jefe superior de su casa, duque de Sotomayor, convaleciente de pasada enfermedad, y deseoso de demostrarle su gran aprecio fue en automóvil con el marqués de la Torrecilla hasta la estación de la Losa, y allí tomó el tren basca Segovia para acompañar á su primer jefe (Jai atino, el cual, seguramente, habrá agradecido en lo que vale la honrosa y merecida distinción que le ha otorgado S. M. En el camino, de regreso á La Granja, el Rey mandó parar el automóvil, y deteniéndose sin previo aviso en el pintoresco sitio llamada Las Peñizas sorprendió ea el momento de hacer la instrucción á la tercera batería del regimiento de Sitio, y cuando terminaron las maniobras felicito efusivamente al capitán Toledo y á los tenientes Ordovás y Augalo por el excelente estado de instrucción en que te hallan los artilleros H sus órdenes. Antes de almorzar recibió el Monarca en audiencia al coronel Sr. Fernández Blaaco, que vino á darle las gracias por el pésame que el Monarca le envió cuando falleció recientemsafe su esposa, y después, eu su despacho, firmó el Monarca un decreta concediendo la encomienda de Isabel la Católica al cirujano, de renombre universal, doctor Doyen. Desde el oratorio de Palacio se trasladó al mediodía á la Colegiata la veneranda reliquia de la Santa Cinta de Tortosa, llevada en solemne procesión; formada por el abad de la Colegiata, p Víctor de la Vega, y el canónigo y presbítero de Tortosa, D. Juan y D. José Sol, entonando eu el trayecto el himno Ave Maris Stella. Y he de decir, para n dejar detalle alguno en el tintero, que algunas de las personas que presenciaron el paso de la comitiva tocaros coa varios objetos piadosos á la sagrada reliquia. Por la tarde llegó á La Granula Reina doña Cristina con la duquesa de la Conquista y el marqués de la Torrecilla en aatomóviL A su encuentro había salido hasta las Siete Revueltas el Rey J Alfonso, que dio escolta después á su augusta madre en un cincuenta caballos hasta su llegada á Palacio A la hora ae costumbre se celebró la comida de las personas Reales, amenizada por la música del regimiento de Wad. -Rás, qps interpretó después de varias obras el himno austríaco, que mañana habrá de tocar varias veces, y lo hizo con tal brillantez y admirable conjunto, que la Reina madre felicitó al músico mayor, Sr. Borras. Mañana, como ya he dicho, llegará el archiduque Federico á Segovia, é inmediatamente entrará aquí, permaneciendo hasta el martes. Durante su estancia, estarás á sus órdenes el conde de Santa Colonia, como grande de España, y el general Miláns del Boseh, como ayudante de campo. Por la noche habrá ea Palacio un banquete en honor de Su- Alteza Imperial, y cuando éste se ¿termine empezará á instalarse en el salón del Trono el decorado para la ceremonia del bautismo, que se efectuará pasado mañana. Para este acto ha llegado ya la famosa pila bautismal de Santo Domingo de Guzmán, en la cual es tradición que han de bautizarse los príncipes é infantes de la Casa Real española Atrasa R. SANTA MARÍA que aparece amagar hacia la parte de Marruecos. Por la noche ocurrió un tremendo chaqué ea la Castellana entre un automóvil y n tranvía. Ambos vehículos se hicieron miga, y por milagro de Dios ua figuró eu el menú tortilla humana Clausura de la zarzuela en la Zarzuela y de la comedia ea la Comedia. Y nada más. INFORMACIÓN POLÍTICA R i jefe del Gobierno recibió ayer en su do miettia la visita de algunos ministros, entre ellos los de Gobernación é Instrucción pública, con los que conferenció detenidamente. Por la tarde se dirigió en automóvil al campamento de Carabauchel, acompañado de los ministros de la Guerra y de Hacienda, como es otro lugar decimos. EL CENSO EL PRESIDENTE l esde ayer hasta el día 4 de Julio quedan expuestas al público las listas del censo electoral eu ta plaza Mayor, admitiéndose las reclamaciones todos los dias comprendidos en ese plazo en la oficina de la plaza de la Villa, 5. de cuatro de la tarde á ocho de la noche. LOS CARLISTAS MADRID AL DÍA r au otra becerrada amanecía ayer el día. Eran los organizadores y los héroes de la fiesta los dependientes del Casino de Ma- La Qirrespottdenaei otras declaraciodrid, que lograron ver casi llena la plaza. nes del citado diputado carlista, según las Es lo que tienen los espectáculos gratuitos cuales los diputados y senadores de su paren esta villa y corte. La gente se pirra por tido que se reunieron para tratar del deseo ellos. El espectáculo hizo de reir los impo- del Sr. Barrio y Mier de que se le designase sibles. Tuvo una nota original. Salió del to- sucesor acordaron, no hacer nada mientras ril uu- perro disfrazado de toro y resultó más el ilustre catedrático viviese. Sin embargo, bravo que muchos toros, quepareceu perros, á los pocos días les sorprendió el telegrama aunque no tienen de perros más que los mu- de D. Carlos nombrando jefe- delegado al sechos que hacen pagar por ellos sus cria- ñor Feliú. dores. Al recibir el telegrama- -dice el Sr. LlóLa matines ae ios ediles no dejó de tener reos, -me consta que causó á varios corregracia. Acordaron, por ejemplo, girar una ligionarios míos verdadera sorpresa. Se revisita áe inspecciona todas las tahonas de cordó que lo menos cuatro diputados de Madrid. ¿Para qué? Apenas se han girado nuestra minoría tenían ya noticias de que visitas de inspección á estas fechas, sin más D. Carlos estaba enfermo, que había sufrido resultado que el de afirmar en el vecindario un ataque- -cuya naturaleza se ignoraba- -y ¿1 convenctmiento de que las tahonas ha- que algunas personas escribían que al visicen lo que les viene en gana, incluso poner- tarle les había hablado poco, con dificultad se las Ordenanzas municipales por montera y revelando en su aspecto detalles poco y al excelentísimo Concejo por remate de tranquilizadores. Comentándose estas refela montera. Se habló del reparto de varas, rencias, empezamos á pensar ea la posibiliy hubo un noble arranque de franqueza dad de que D. Carlos uo hubiese tomado para confesar que una vez que se dejó á la por sí el acuerdo del nombramiento del seiniciativa de los Munidriiospor poco hay Sor Feliú. puñaladas. Como las habría ahora. ¡Poquito D. Carlos hemos adelantado en abnegación! Las va- en Sípleno goceestá, como todos anhelamos, el de s s facultades- -sigue ras debería repartidas el vecindario. Cómo ciendo el Sr. Llóreos, -acataremos, comodilo se iba á ponerí hemos heeho siempre, sus órdenes, y, por Reunidos eu fraternal Banquete ios abo- lo tanto, el nombramiento del Sr. Feiiú. Si gados colegiados en la Bambh tuvieron la D. Carlos, por desgracia para nosotros, es- fetipjsima idea de no dejar hablar á los ora- tuviese como algunos suponen, varía par dores que llevaban embotellada la improvi- completo la cuestión, pues el partido sólo sación, coa lo que facilitaron sus funciones puede obedecer órdenes de cierta índole digestivas y sentaron un precedente admi- cuando éstas conste positivamente que emarable para cuantos banquetes amaguen so- nan del propio D. Carlos. bre la dolorida humanidad. Cree el diputada carlista que es de ía maEn los Tribunales comenzó á verse la cau- yor importancia y de una urgencia extraorsa instruida con motivo de un. atropello del dinaria conocer de una manera clara, tertranvía de la Ciudad Lineal, del cual atro- minante, cuál es el estado de salud, de ion pella resultaron dos víctimas. No terminó la Carlos. vista. También cree que si D. Carlos estuviese De los sucesos del día, el más interesante realmente en el grave estado en que se s fue, sin duda, el ocurrido en la barriada de pone, aceptaría D. Jaime la suprema aireo las Ventas. La escena ocurrió dentro de un ció a del partido, recabando para sí los depozo, con apariencias dramáticas para que rechos que sostiene D. Carlos. la fantasía popular haga de las suyas. Pero si no aceptase, insiste el Sr. Llóreos De política no hubo nada; pero en la Bol- que se convocaría una magna reunión del sa, se sintieron los efectos de la tormenta partido, y es imposible predecir lo que po- K Carrea Español QXÍ ea duda que el se ñor Lloréus haya hecho las declaraciones que se le atribuyen sobre la posibilidad de la disolución del carlismo. Pero es el caso que anoche mismo publico