Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES i5 DE JUNIO DE i 9 o 9 EDICIÓN a PAG. 8. En este asunto de la Gran Vía hay que decir como el Santo: Ver y creer. Cuando oigamos el golpe de la piqueta comenzaremos á ser creyentes. Y entonces, con doble gusto, podremos los vecinos de Madrid tributar un aplauso muy entusiasta al señor conde de Peñalver. Mañana que fuera. de nuevo con los terrenos cambiados para dejar media estocada tendida y pasada, alargando el brazo. El toro se acuesta y el puntillero 10 remata. (Hay algunas palmas. uarto. Corvo, negro, listón y de bonita estampa. Regaterín le da dos verónicas, abriendo el compás más de lo debido, y hace el primer quite adornándose y oyendo muchas palmas. Corvo, que es bravo y codicioso, se acerca seis veces á los del castoreño, sin más consecuencias que tres caídas y un penco fuera de combate. Bazán y Mellado cumplen en palos, mejor el primero que el segundo, y sale Regaterín á entendérselas con el de Valle. Antonioplévase al toro á las tablas del 9, donde el aire era menos molesto, y, tras una faena breve y valiente, entra muj 7 bien para dar una estocada corta, que el bicho escupe. Mas pases, y entrando peor que la vez primera deja el estoque en lo alto hasta las cintas. Muchas palmas á Regaterín. Quinto. Golondrino, negro bragado y bien puesto de pitones. Toma con mucho poder cinco puyazos, dando á los piqueros tres terribles costaladas, pero sin otras consecuencias. I,o s espadas se adornan en quites y oyen muchas palmas; después torean al alimón, y aunque esto no les resulta tan bien como ellos deseaban, hay alegría en el tercio y la plaza se anima. Para mayor satisfacción de los espectadores, Regaterín coge los palos, ofreciéndoselos á su paisano, quien tras una preparación más artística de lo que se esperaba, deja un par un poquito delantero. (Muchas palmas. Regaterín, que cayó á poca distancia del toro por haber resbalado, cuelga otro par, que tiene el mismo defecto que el de Vicente, pero también se aplaude, y cierra el tercio Arango con uno pasadero. Y llegamos al final de la lidia de este toro, donde Vicente Pastor, pasando de muleta á dos dedos de los pitones, consiguió entusiasmar á sus paisanos por su arte y su valor. Estimulado por los ¡oles! y los aplausos que sin cesar oía, el muchacho realizó una faena superior á toda ponderación, y cuando Golondrino hubo cuadrado el diestro dio un pinchazo. Más pases, metiéndose en el terreno del toro, y otro pinchazo, entrando bien, y, por último, una estocada en los rubios mojándose los dedos. Y conste que esto no es una usual hipérbole, porque Vicente tuvo que limpiarse la mano con la que llegó al pelo del cornúpeto. (Ovación. delirante, tabacos, sombreros y vivas á la villa del oso y el madroño. oexto. Castañuela, negro y, como todos los que ayer se lidiaron, muy bonito. Regaterín torea por verónicas como él sabe hacerlo, y el público deja de aplaudir á Pastor para ovacionar al chico de las de Boto. El toro aguanta cinco puyazos, y el tercio resulta animadísimo, porque los madrileños rivalizan en demostrar que son toreros de verdad, y vemos á Regaterín arrodillarse ante la cara de Castañuelo, rascarle el testuz, torear por navarras, dar dos largas superiores, etc. etc. y á Vicente, adornarse en quites, correr por derecho y demostrar, en fin, cuanto sabe y vale. ¡Bien por los toreros madrileños! Para que nadie quedase descontento, la gente aplaude al Sr. Peláez, que se hallaba en un tendido, p es, realmente, la corrida Más pases, sufriendo un desarme, y entra CORRIDA DE TOROS A las cinco en punto de la tarde dio prin cipio ayer la anunciada fiesta, en la ¿ual, como ya hemos dicho, lidiase ganado de D. Teodoro del Valle, ahora de D. Dionisio Peláez, por las cuadrillas de los diestros madrileños Vicente Pastor y Antonio Boto (Regaterín) I, a entrada, nada más que mediana. ¿a s cuadrillas fueron recibidas con aplausos. Colos- ados los lidiadores en su sitio, dióse suelta al primero. Zamaiio, berrendo en negro, bo tinero, gordo, grande, bien armado y con preciosa lámina. De salida arremete con un piquero, derrioándole con estrépito. A continuación toma cuatro varas, denostrando bravura y poder y dando ocasión de lucimiento á los espadas, que hacen quites magníficos. A la salida de uno de ellos cae ai suelo Vicente Pastor, acudiendo Regaterín con gran oportunidad y librándolo de un desaguisado; y á los pocos momentos es Vicente quien evita un disgusto á Regatero, que también rueda por la arena, con un puntazo en la taleguilla. Termina el primer tercio con cuatro caídas y un caballo muerto, y salen Pepín de Valencia y Morenito, quienes cuelgan cuatro pares de rehiletes, superior el secundo de Moreno. (Muchas palmas. Vicente toma los trastos de matar y vase al toro, que está avisadillo y con ganas de pegar. Empieza con un pase de eabeza á rabo, que se aplaude, y sigue toreando distanciadillo, para entrar rápidamente á dejar una estocada caída que mata. (Palmas) O egundo. Viboritto, negro zaino, algo más pequeño que el anterior. Regaterín se abre de capa, dando cuatro verónicas, que se aplauden, y á continuación oye también palmas en un quite. Viborillo acepta cuatro puyazos, á cambio de dos caídas y uir arre difunto. Bonifa cuelga en seguid? n oar excelente, y Bazáñ otro desigual. Repite el primero con otro, del que se desprenden los dos palos, y cierra José con un par pasadero. Regaterín torea de cerca y con mucha tranquilidad, y cuando cuadra el Vibontto entra á matar, dejando media estocada superior, qu echa á rodar al bicho. (Muchas palmas. f e r c e r o Bordador, negro bragado, gordo L J y con muchas patas. Al salir continúa la ovación á Regaterín. Vicente Pastor intenta lancearlo, pero el bicho se va tras Morenito, á quien obliga á tomar el olivo precipitadamente. Con voluntad, pero sin tanto poder como sus hermanos, aguanta cinco puyazos por tres costaladas y una jaca muerta. En quites, nada de particular, y en banderillas, un archisuperior par de Morenito de Valencia, que se le premia con una justísima ovación; otro pasadero de Aranguito, y uno final del primero de dichos muchachos, que también se aplaude de verdad ¡Es el banderillero de la temporada! Vicente Pastor, sereno y de cerca, da varios pases vulgarotes, excepto uno de pecho, que gusta, y se tira á matar, atizando un pinchazo en hueso. que ha enviado á Madrid no dejó nada qué desear; toros grandes, gordos, de lámina y ¡bravos! ¿Puede pedirse más á un ganaaeror Golondrino mató dos pencos, y pasó á manos de Mellao y Bonifa, quienes cumplieron pronto y bien. Regaterín, que encontró al toro may quedado porque los piqueros lo habían castigado con exceso, torea muy cerca y muy valiente, para dar un pinchazo, entrando bien; otro, saliendo perseguido por la fiera, y, tras un tercer intento, dando también en lo duro, cobró una estocada hasta la bola, tirándose Antonio con mucho coraje. Hay una gran ovación. Y termina la función, que, como ustedes habrán visto, ha resultado una de las mejores corridas, ó la mejor, jtiizá, de la temporada actual El papel madrileño ha quedado por lai nubes. NOTAS TEATRALES PRINCIPE ALFONSO El Sr. Rovira y ÍSerra goza justa fama de notable autor dramático, que una vez más ha puesto de relieve en su nueva obra La Venus negra, estrenada con éxito excelente en este coliseo. En La Venm negra hay, sobre todo interés y tendencia, calor y pasión, acompañados de un dominio de la mecánica teatral perfecto. La Venus negra, es lo que pudiéramos llamar una comedia de bandera, por cuanto en. ella se recogen ciertas aspiraciones y anhelos que en la vida social palpitan. Rovira y Serra mereció varias veces los honores del proscenio en unión de los intérpretes, de los que sobresalieron la señorita Cano y el Sr. Rodrigo. Q R A N TEATRO Esta noche, en la sec ción de las siete, se estrenará la zarzaela en un acto, de los señores Sanz y maestro Téllez, titulada Elsereno de mi bai rio. p l Consejo de administración en Londrea de esta importante Sociedad, que va á dotar á Madrid de uno de los Hoteles me jores de Europa, ha acordado adjudicar la ejecución del mobiliario, que será de lo más lujoso y confortable, á la casa Lissarraga Sobrinos, de Madrid, que. en esta ocasión ha podido luchar con ventaja en concurrencia con las más importantes casas del extranjero. HOTEL R 1 TZ I ace unos días se fugaron de la cárcel de Colmenar Viejo unos golfillos que esta bau allí presos por delito de hurto. Intervino el Juzgado de instrucción del partido, y uno de los primeros autos que dictó fue el de procesamiento del jefe de la cárcel. Suspenso de su cargo este funcionario, le substituyó un vigilante del establecimiento en quien reglamentariamente debía recaei la jefatura. Anteanoche se hallaban reunidos en la habitación del jefe suspenso éste, el substi tuto, su esposa y su hija. Sin que mediase cuestión alguna, el jefe procesado empezó á disparar tiros, resultando herido en un brazo aquél, y en la espal da su esposa. La hija logró escapar y resultó ilesa. El agresor, al ver á sus víctimas inundadas en sangre, volvió el arma contra sí, disparándose un tiro en la región temporal derecha que le causó la muerte instantánea mente. SUCESO EN UNA CÁRCEL FUTIR itTtt TTltr r