Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES 21 DE JUNIO DE 1909. EDICIÓN t, PAG. 7. Antonio Jiménez, de una distensióa liga mentosa eu el pie izquierdo, y el infortunado Diego Rodríguez (Marinero) Oogida y muerte del Marinero. 1 uinto. Fondito, negro cárdeno, bragao, Al salir de la suerte en un par de banQ gordo y de buena lámina derillas, fue alcanzado el Marinero por el Arremete con los de aupa y sin poder ni quinto toro, junto á la barrera, y sin darle codicia toma cinco varas, despenando una tiempo para saltar, lo hirió en la región dorsal, penetrando másjde medio cuerno en el T ercero, Gitano de apodo, negro zaino, biz- acémila. es decir, lo cla co del derecho. Gallito hace un quite adornado y oye cuerpo de la pobre víctima; vulgarmente se vó contra las tablas, como Aguantó cinco caricias de Chanito y Agu- palmas. jetas, proporcionando al primero una ovaDespués toma los palos, pues sin duda el dice. Los pocos luidos que en la plaza quedación, porque dio el puyazo de la tarde, y al hombre llevaba deseos de agradar, y tras segundo una terrible costalada, que hizo va- una preparación inteligente cuelga al cuar- ban, los monos y algunos empleados de loS cilar en su pedestal al veterano; no obstan- teo un par, del que se desprende uu pali- que están entre barreras consiguieron ahuyentar al cobarde animal, conduciendo lue te, Agujetas montó de nuevo á caballo y si- troque. 1 guió picando con los arrestos de sus mejoRepite con otro bien señalado; pero como go al infeliz Marinero á la enfermería. Al pasar por el callejón, vimos retratado res tiempos. también se caen las banderillas, entra por Quedó una sardina para el arrastre, y se- el lado derecho, dejando uno muy bueno. en su semblante el sello de la muerte, y, por desgracia, no nos equivocamos. En la en- (guimos sin ver en quites absolutamente (Muchas palmas. nada. Fernando cierra el tercio con dos rehile- fermería sólo pudo recibirlos Santos Óleos, Salao y Recalcao ponen tres pares de pa- tes en buen sitio, y sale Gallito con flámula expirando en seguida. litroques, buenos los dos del primero y y estoque. parte facultativo. uialo el del segundo; las cosas, claras. Con tranquilidad, cerca y valiente, da va- El doctor Pamplona certificó la defunGaona vase al toro y hace una excelente rios pases que, por llevar la marca de la ción, extendiendo el siguiente jaarte: faena de muleta, toreando muv cerca y con Casa Gómez, el público aplaude de verdad, 1 banderillero Diego Rodríguez (Mari i y cuando el bicho cuadra Rafael entra á ñero) herido por el quinto toro, ingresó ea (arte innegable. Cuadra al íin Gitano, y el de Méjico entra matar con poca decisión y atiza un pincha- la enfermería con una herida inciso- contusa á matar de verdad, cobrando más de media zo barrenando. penetrante, de seis centímetros de extensión Nuevos pases, y entrando bien da media y en el límite inferior de la región dorsal izestocada y cayéndose ante la ca a del toro, un poquito delantera que acabó con Fon- quierda, cerca de la columna vertebral; la sin que éste hiciera por él. herida lleva la dirección de abajo á arriba, El bicho rueda, y Gaona da la vuelta al dito. (Muchas palmas á Gallo. midiendo una profundidad apreciada de anillo escuchando- nnimas y devolviendo doce centímetros. sombreros. O exto. Cubeto de nombre y gordo. Eu el trayecto de la herida se ha apre Gaona se obstina en torearlo de capa; ciado la fractura de la décima costilla iz uarto. Vinagrero, negro, cárdeno, bragao pero el bicho no se muestra propicio. Sin duda por esto no vimos nada di? HO quierda, penetrando en el tórax é interesan y pequeño. do la base del pulmón izquierdo. Pastor intenta torear por verónicas, pero de mención. Cubeto aguanta hasta seis alfilerazos; de- K l Marinero. el bicho no acude. I os piqueros rivalizan en hacerlo mal, rribando tres veces á Chanito y Agujetas y Difícil es conocer el historial taurino pues cinco veces se acercó la fiera á los ca- matándoles dos rocines. de un diestro Gaona toma los palos y clava al euarteo fama en el díaque por fatalidad empieza su ballos, y sólo Varillas consiguió dar un puque termina. Sólo sabemos medio par; repite con otro medio, después que es andaluz, casado y con dos hijos. yazo. de varias salidas en falso, y cierran Aguilita Tiene su domicilio en la calle de JacorneQuedó un arre fuera de combate. Pepín de Valencia dejó un par caído, y y Recalcao por lo mediano. Rodolfo encuentra á Cubeto mansurron y trezo, 40. Morenitó le imitó, razón por la cual no le Presentía regalaron los oídos sus admiradores cotflas defendiéndose en las tablas; pero lo torea algo trágico, ayer tarde que había de ocurrir y de cerca, y, aprovechando, atiza un pincha- nocido picador así se lo manifestó á un copalmas que ha escuchado otras tardes. que estaba en el público. Cerró el tercio Pepín con dos palillos cai- zo en hueso, entrando coa muchísimo coraje. Cuando víó que cuatro toreros habían Nuevos pases, y entrando peor que la vez conducidos á la enfermería, manifestó sido flísimos, quizá porque el toro desarmaba, y deVinagrero pasó á manos de Vicente Pastor, anterior, da media estocada atravesada. seos de que se acabara pronto la corrida. quien, después de algunos muletazos reveDescabella á pulso al tercer intento, y Poco después caía trágicamente herido de ladores de una indecisión extraordinaria, acaba la fiesta. muerte. ¿Pudo evitarse esta cogida: 1; nosotros creemos que sí, porque en la plaza estaban AguLOS TOROS jetas Chico y Segovianito cuando entró á banderillear, y ninguno de los dos espadas se hallaba colocado á la oalida de la suerte, como era obligación, al menos de uno de ellos. Pero esta deficiencia tiene la disculpa de ser toreros inexpertos y desconocedores do acudían era para llevarse en los cuernos de estos detalles, ignorancia que se paga á TEN CARABANCHEL precio tan caro. algún diestro. Cobardes con los piqueros, llegaban de- K n la enfermería! a Empresa y el público. El primer culpable de que ocurran las fendiéndose á banderillas, y á la muerte, En la enfermería quedó el cadáver por trágicas escenas que venimos presenciando descompuestos y con la cabeza por las nu- orden superior hasta que el Juzgado se peren esta plaza es el público. El público, sí, bes. El último novillo- toro fue al corral por- sonara á, dictar lo procedente. que acepta como bueno un día y otro día la que era imposible llegarle con las bandeEn la dependencia citada sólo fue permilidia de ganado cobarde y asesino para to- rillas. tida la entrada á muy contadas personas. reros modestos y principiantes, sin proferir Marehenero, primer espada, fue alcanzaW. cuerpo del Marinero será trasladado al í a más ligera protesta, pagando para ello su do por el primer toro al tomarlo de capa, Depósito judicial de Carabanchel, en el que localidad á precio nada económico en. rela- recibiendo algunas contusiones y un punta- le será practicada la autopsia. ción á los gastos que la Empresa tiene. zo en el muslo derecho. Los demás diestros heridos fueron conduAgujetas Chico, mató cuatro toros, y coa cidos á sus respectivos domicilios. jl, a mpresa, la respetable Empresa, que, decir que se deshizo de ellos con brevedad á pesar de no costarle ni un céntimo el traLa tarde, en verdad, ha sido emocionan bajo 1 de los toreros, tiene la desaprensión de está hecho su elogio. te. Ivas autoridades tienen la palabra. -MarSegoviano sólo mató el tercero, y le dio celo. echar por las puertas de los toriles ganado que lleva la muerte en las astas! Esto será un pinchazo y un buen volapié, entrando á muy cómodo, pero debe ser objeto de la más entregarse. Fue ovacionado. EN BILBAO acerba censura. DO VU GJ S O I os diestros heridos. I n torero gravísimo. I a lidia. Los diestros heridos y contusionados, Con tiempo espléndido y buena entra- s Los seis toros lidiados ayer, grandes y además del ya citado espada, fueron Cha- da dio principio la corrida, en que Guérremuy bien puestos, pertenecían á la ganade- tín, con contusiones en la frente y muslo rito y Relampaguito habían de estoquear ría de Carreros. ¿De qué Carrero? ¿No ha- derecho; Zurito Chico, picador, de contu- seis toros de la ganadería de Cortés. brá 11.1 error en los carteles? sión en la frente, con equimosis; Magritas, Todos fueron cobardes, recelosos, y cuan- de una herida contusa en el labio superior; daCumplidos los preliimnai is de rúbrica, se suelta al por bajo, Lace una faena desconfiada y sin lucimiento, por consecuencia. Cuadra el toro, y Gallito da un pinchazo atravesado, desviándose escandalosamente de la recta, y á continuación vuelve á entrar, esta vez mejor, recetando media delantera que bastó. (Pilos y algunas palmas. entró á matar a roro humillado, arqueando el brazo y echándose fuera para atizar una estocada perpendicular y delantera. (Pitos y palmas. JORNADA SANGRIENTA UN MUERTO. DIEZ HERIDOS