Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES ai DE JHNfO E E t OT 1 C 1O NY PAG. 5. En otro de los altos que se hicieron en el Al anochecer empieza la desbandada de camino fue la infanta doña María Teresa automóviles que regresan á Madrid. Todaquien sostuvo animada conversación con un vía después de cenar, cuando he salido de grupo de campesinos. la fonda á dar un paseo, se marchan alguUno de los que lo formaban, como viese á. nos rezagados. Yo, que, como ustedes haSu Alteza doña Isabel próxima á él, ex- brán adivinado, soy un hombre bastante triste, me quedo unos minutos siguiéndoles clamó: ¡No había visto hasta ahora á la señora con la mirada, y me digo: ¡Marcharse de Infanta! La conozco desde hace tiempo. El aquí hoy, aue hemos tenido un día tan aniaño antepasado me preguntó por mi mujer. mado! La augusta tía del Rey, cuya excelente He interrumpido mi paseo para venir á memoria y extraordinarias condiciones de transmitir mis impresiones apenas repuesto fisonomista son bien notorias, oyó la alusión de un pequeño lance que me ha ocurrido, y y la recogió diciendo: análogo al, que sucedió, si no recuerdo mal, -Ya recuerdo. -Y cómo sigue la señora hace ya años, á aquel D. Guillermo Ranees, de grata memoria. Deambulaba yo pos lasTeresa? -Muy bien, señora Infanta. Y usted, inmediaciones de Palacio, cuando un centi ¿cómo está? -respondió el marido de la se- nela de los que hacen la guardia me dio el alto, soltándome en seguida á raja tabla el ñora Teresa. Celebrando estos episodios y otros por el ¿quién vive? que marca la Ordenanza. Entonces me acordé de lo qne contestó estilo se pasó la mañana agradablemente. En la Alameda hubo una animación ex- aquel aludido é ilustre- periodista: ¿Que traordinaria, y allí sentados, bajo los cor- quién vive? Pues yo, sí ustedes me lo perpulentos árboles, presenciamos la llegada miten. de automovilistas. Entre otros, llegaron hoy ALFONSO R. SANTAMARÍA. á pasar aquí el día el presidente del Congreso, Sr, Dato; los ex ministros Sres. García Prieto y García Alix, D. GustavosBaüer, los Sres. de Potestad y Peñalver, el marp l calor apretó ya con toda franqueza. No qués de Aulencia y el de Celada, los hijos había para qué andar con disimulos. de los marqueses de Salamanca, el senador Por la mañana se verificó la- ceremonia de D. Santos Vallejo, los Sres. D. José Lande- descubrir la lápida conmemorativa en la cho, D. Alonso Caro, D. Domingo Barcena, casa que fue de Chueca en la calle de AlcaRuidocci, D. Florestán Aguilar, Jiménez de lá. Estuvo bien la ceremonia. La lápida, la Encina y otros varios que no recuerdo. como ya es sabido, es cosa del Municipio. En un corro de automovilistas y chcmffeurs, En ella figura el nombre de La Gran Vía para mí desconocidos, que hablaban, como como una de las obras más aplaudidas del siempre, de los viajes que cada uno había popular maestro. ¡Cuándo podremos decir realizado, sin aguzar el oído, porque habla- lo mismo del Ayuntamiento! ban en voz alta, pude convencerme de que Hubo gente para todo en todas partes: los aficionados á este sport han sobrepasado concurso ciclista y correctores que sudarían a los cazadores en las fantasías sobre sus la tonelada, porque decir el quilo es decir propias proezas. Si uno dice que ha inver- poco; fiestas en la Ciudad Lineal y animatido dos horas en llegar desde Madrid, otro ción extraordinaria; rifas y globos en la Exagrega que en hora y cuarto se plantó aquí, posición de la Infancia, y aquello fue testiA uno que llegó con seis de familia, ama de monio viviente de que lo que es por ahora cría con su correspondiente niño de pecho no se acaba el mundo, no; función dramátiy tres maletas le oí decir que había em- co- gallega en el Español, con comedias, mopleado en su viaje solamente una hora y nólogos, muiñeiras, debut del Sr. Nan de Alla cinco minutos, y un joven sportman asegu- riz, autor y actor, todo en una pieza, especie raba que no tardó más que cincuenta y cin- de Frégoli de tras el Miño, y delirio regio co minutos desde que salió de Madrid en nal; espectáculos taurinos en Madrid, Carahacer el recorrido, y eso deteniéndose en banchel y Tetuán. En Carabanchel, cuatro ViUalba para afeitarse. heridos, ¡un muerto! Estos relatos me hubieran hecho pasar un No faltó más que una recepción académibuen rato de no venir á amargarme el hu- ca para que la fiesta tuviese todo el carácter mor la curiosidad. Se me ocurre preguntar dominical y madrileño de siempre. á quién pertenece un automóvil de diez ó Pero, en cambio, hubo otra cosa muy do do es caballos que tenía ante mi vista, y me minical: un mitin. Faé socialista y para pe dicen que á un cronista deportivo madrile- dir que no haya g. uerra con el moro Hafid ño; indico otro, y me contestan que en él ni con el moro Muza. jVino un redactor de un popular diario repuEn fin, hasta hubo nota trágica. En la cablicano, también de Madrid, y no quise pre- lle de Mira el Sol un hombre dio de puñala guntar más. Ya lo saben en A B C: sí no das á su cara mitad. quieren que continúe aquí en el más espanSI eterno y odioso y cobarde matón de toso de los ridículos, que me envíen en se- mujeres, deshonra de Madrid. guida un automóvil, aunque sea sólo de dos También hubo, para que hubiese de to do, ó tres caballos. elecciones: de un senador, para servir á us Entrando en otro orden de cosas, y para tedes y especialmente al Gobierno. no faltar á la consigna, diré que la Reina, el Por la noche, último concierto de abono ¿Rey y las demás personas Reales hicieron en el Real por la banda de Madrid, con muSu vida de costumbre, dando sus habituales chos aplausos para la Corporación y para paseos por los alrededores. Villa, su director. ¡Ah! Y para López Marín, El presidente del Consejo trabajó por la empresario, que, con tifus y todo, ha ritor ¡mañana, despachó con el Rey antes y des- nato sincitor. pues de almorzar en su compañía y puso á El telégrafo, agregando al desastre taurisu firma los decretos de Marina cuya rela- no de ayer en Carabanchel nuevas catás ción ya he transmitido. Mañana irá el señor trofes en Bilbao, en Santander, en Sevilla. Maura á Madrid con el ministro de Gracia ¡El abóse del toreo ó de los toreros! y Justicia para asistir á un Consejo de mi. nistros, y también irá allí el Sr. Agailar de Campoo con objeto de presidir los funerales de un pariente suyo. Los tres regresarán t as experiencias que anteayer tarde se ve por la noche. rificaron en Carabanchel resultaron muv Para que el día fuese completo, tuvimos interesantes. por la tarde, de cinco á siete, un espectáculo Asistieron el ministro y el subsecretario en la puerta de Segovia: una función de tí- de Guerra, los generales Rosales, Martín teres, que nos ha ayudado á cumplir nues- Puente y Grande, jefes y oficiales de la Estra sagrada misión de pasar el rato. cuela de Tiro, de la Comisión de experiencias y otros de distintas Armas y Cueroos, especialmente de Lusitania. También concurrieron el agregado militar de Francia en Madrid, capitán de Coraceros Mr. París, que hizo calurosos elogios del personal y material Je nuestra Artillería, y el representante de. la casa Goerz, cuyas alzas panorámicas se están ensayando. Ante el ministro realizó maniobras la brigada automovilista, de la que es jefe el teniente coronel de Artillería Sr. Aguado. Las evoluciones las mandó el capitán de dicho Cuerpo Sr. Gasque, y los automóviles iban guiados por el personal de clases y soldados de Artillería, Administración y Sanidad Militar. Después vio el general Linares hacer fuego á las piezas de costa, de tiro rápido, Munáiz- Argüelles, y á una batería del io. regimiento montado que mandaba el capitán Sr. Sangro, y que tiene material Schneider, modelo 1906. Hizo ejercicios de fuego una batería dei primer regimiento de Montaña, al mando del capitán Sr. Martínez Uria, con el nuevo material Schneider de 70 milímetros y de tiro rápido, el cual se va á entregar á. todos los regimientos de Montaña, en substitución del Krupp Presenció el general Linares diversos ejercicios de fuego con obuses y morteros de 15 centímetros. I Jl a tomado posesión del mando del escua drón de la Escolta Real el coronel de Caballería D. Luis Marchessi. También ha tomado posesión del mando del io. regimiento montado de Artillería el coronel D. Enrique Puig y Romaguera. MADRID AL DJA ROBERTO DE PALACIO querido y al compañero de trabajo, el distinguido periodista Roberto de Palaeio. t Al recordar esta fecha, triste para nosotros, no podemos menos de tributar un recuerdo á la amistad que nos unió con el muerto, cuya memoria será conservada eu esta casa con el respeto debido á los que cumplieron con su deber honradamente y con el afecto que se profesa á los que fueron amigos leales. Trabajó en A B C desde su fundación; antes había pertenecido á la redacción de Blanco y Negro, y con anterioridad á su iu greso en los periódicos de esta casa había escrito y colaborado en diversos periódico y revistas. Al cumplirse hoy el aniversario de su fallecimiento, renovamos á la viuda y á los hijos del pobre Roberto de Palacio la expresión de nuestro sincero pesar. hace un año que traidora 1 H coyarrebató de entre la muerte al amigo nosotros INFORMACIÓN POLÍTICA CONSEJO ECOS MILITARES Cegun ayer anunciamos, noy, á las nueve de la mañana, si el estado de la Reina lo oermite, llegarán á Madrid el jefe del Go- brerno y el ministro de Gracia y Justicia, é inmediatamente se reunirá el Consejo. Los asuntos que en esta reunión han de ser tratados principalmente son, conforme ya hemos dicho, los de Marruecos y las negociaciones que realiza el ministro de Hacienda para hacer el Tratado de comercio con Cuba y para que el Gobierno de esta nación reconozca parte de nuestra Deuda colonial. Cuando ayer se tuvo conocimiento del anuncio de este Consejo, no faltó- quien hiciera volar la versión de que de esta reunión pueden salir acuerdos importantes; pero los ministros insistieron en que, aparte de los asuntos á que hicimos ayer referen-