Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. CRÓNICA TELEFÓNICA SÁBADO 19 DE JUNIO DE 1909. EDICIÓN i. PAG. 4. taban los escudos de la estirpe ilustre de los que entonaron varios himnos religiosos. En tanto la comitiva nupcial desfilaba, ejecutó el órgano la preciosa Marcha de las bodas, de Mendelssohn. En las primeras ñoras de la tarde sirvióse á los invitados, en el hotel que los condes de Romanones habitan en el paseo de la Castellana, un lunch espléndido y exquisito, haciendo los honores los dueños de la casa. La escalinata de entrada cubríala una alfombra de flores, y flores en abundancia había en todos los salones, en los tibores, en los vargueños, en las arcadas, en el pasamano de- la escalera central. Los parabienes llovieron ayer en la aristocrática morada como los claveles y las rosas. A la mesa de ios novios sentáronse con ellos sus padres y padrinos, los testigos y la señora de Jove. A las cuatro de la tarde emprendieron los nuevos esposos sn viaje de bodas, yendo á pasar unos días á Criptana, en una finca que el duque de Pastrana posee allí. A la lista de regalos que ayer publicamos hay que añadir los que antes de la ceremonia recibieron de los señores conde de Torrepalma, Solsona, marqueses de Álava, duque de Montemar, D. Víctor Concas, don Juan Navarro Reverter y Gomis, D. Victoriano Fernández Ascarza, D. Pascual Ruiz Salinas, D. Juan Forgas, de Barcelona; don Constantino Careaga, señores de Revuelta y director y redactores de Diario Universal contrayentes. Ocuparon éstos su sitio en el presbiterio, genuflexos ante el altar, y á su lado los padrinos, el señor conde de Romanones y la señora marquesa de Corvera. Junto á ellos los testigos: por parte de la 8 AN ILDEFONSO, 8 señorita Casilda Figueroa, sus tíos los duques de Tovar y de las Torres, D. Vicente ía de mucho, víspera de nada; así dice el Alonso Martínez y el conde de Almodóvar; proverbio, que se ha cumplido una vez por parte del novio, su hermano Iván, el dumás al pie de la letra, pues al de ayer, que que de Sessa y el marqués de Velada. fue animado, ha sucedido el de hoy, tranCelebróse al punto la ceremonia conforquilo como el que más me al ritual. Salió la Reina de paseo esta mañana por Vestía la novia elegantísimo y rico traje los jardines con la princesa Beatriz, mien- blanco; de él y del tocado se destacaba el tras dedicaban un rato á la divertida tarea simbólico azahar, que, enguirnaldado á guide pescar truchas en la ría la Reina doña sa de corona, ceñía sus cabellos y se transCristina, las infantas doña Isabel y doña parentaba á través del finísimo velo de seda Teresa, el infante D. Fernando y los prínci- que cubría su busto y descendía hasta el pes D. Reniero y D. Felipe de Borbón. suelo. El Rey jugó un gran rato al polo en la El novio lucía su uniforme de maestranpradera del Hospital, y regreso á Palacio te. De ministro, con banda roja, el señor cuando la guardia exterior hacia el relevo. conde de Romanones; de su alto cargo en el Por cierto que la. banda de Wad- Rás in- Cuerpo de Ingenieros el señor marqués de terpretaba entonces unos trozos de la famo- Alonso Martínez; de caballeros de la Orden sa opereta vienesa La princesa del dollar, y de Calatrava los señores duque de Sessa y me pareció notar una pasmosa... ¿cómo marqués de Velada; de gentilhombre de Su diré? coincidencia con la música de cierta Majestad el señor conde de Almodóvar, y zarzuelita muy aplaudida el pasado invierdemaestrantes los señores duques de las no en Madrid; un parecido que es casi un Torres y de Tovar. plagio. Las cosas, así, claras ó no decirlas. Espléndidamente ataviada iba la madriLa tarde, aunque fría y con viento fuerte, na, que lucía joyas de gran valor. permitió salir de paseo á las Reales persoLucida y bella era la representación que nas. En, un antomóvil realizaron una ex- entre los invitados tenía el bello sexo, que cursión de dos horas las Reinas doña Vic- antes de la hora de la ceremonia llenaba litoria y doña Cristina, la princesa Beatriz y teralmente la iglesia de la calle de Claudio la infanta doña Teresa. En otro, el Rey con Coello. Aun el coro y los ventanales- tribuel infante D. Carlos y sus hermanos y el nas del templo estaban cuajados de mujeres marqués de Viana. La infanta doña Eulalia hermosas. con su hijo D. Luis y el infante D. FernanEntre las damas asistentes al acto religiodo, acompañados del picador mayor de Su so recordamos- -y perdónesenos toda omiMajestad, hicieron una excursión en blases sión, á fuer de involuntaria, -á las duquesas por la ribera de Balsaín. Y en carruaje pa- de la Torre, Santo Mauro, de las Torres, searon la infanta doña Isabel con el prínci- Tovar, Sessa, Nájera, Lécera y Almodóvar; pe heredero, el infantito D. Jaime y los hi- á las marquesas de Aguilar de Campoo, jos de doña Teresa y D. Fernando. Squilache, Alonso Martínez, Monistrol, Sápose que el Rey había desistido por Campillo, Santa Cristina, Santa María de ahora de ir á San Sebastián, como tenía Siivela, Oquendo, Rozalejo, Candelaria de pensado, y que en su lugar irá á la capital Yarayabo, Pidal, Cortina y Laurencin; las de tjuipúzcoa el infante D. Carlos para asis- condesas de Casa- Valencia, Peñalba, Bolatir á la botadura del balandro Hüpanicu ños, Castilleja de Guzmán, Maluque, AlmoEl presidente del Consejo regresó de Ma- dóvar, Sagasta y Filariez; la vizcondesa de drid sin novedad á las ocho y veinte, y en Roda; señoras de Montenegro, Alonso Marseguida de cambiar de ropa subió á comer tínez (L. viudas de Tejada, Baselga y Alá Palacio con el ministro de Gracia y Jus- guacil; señora y señoritas de Aguilar; señoticia. ritas de Valmaseda, de Travesedo, señora Y éstas son las noticias que tengo que co- de Jove, y muchas otras aristocráticas daniunicar hoy. No son muchas, pero el que mas. da lo que tiene no ¡está obligado á dar más. Representaban al sexo opuesto el ex ministro Sr. Navarro Reverter; el presidente AIFOMSO R. SANTA MARÍA del Senado, general Azcárraga; los duques de Baena y Montellano, los marqneses de Corvera, Villatoya, Cortina, Rozalejo y Valdeiglesias; los diputados señores conde de Sagasta, Requejo, Ruiz Jiménez, Francos Rodríguez, Alcalá Zamora, Cuesta (D. Segundo) Navarro Reverter y Gomis (D. J. López (D. Daniel) Siivela (D. M. y Alonso A DE LA SEÑORITA Fue ayer un ver- Martínez (D. L- los doctores López Pele dadero aconteci- grín y Pulido; Sres. Jove (D. G. Avedillo, CASltD- A H Ü U K O miento en el aris- Pérez. Oliva, Ortueta, Solsona, Sanjuán tocrático barrio defc uanianca. Mucho an- (D. L) Sánchez Ocaña (D. Ramón) Castillo tes de la hora fijada para la ceremonia (D. Leopoldo) Arboledas, Díe y Mas, Toreligiosa se agolpaba un gran gentío á la rres, Abril y Ochoa, Palencia, Sánchez puerta y en los alrededores de la Capilla Arias, Retortillo, Alonso Martínez (D. S. y del Sagrado Corazón. Poblados estaban D. Koterría, Brocas y los hermanos de también los balcones de las casas contiguas los contrayentes. en la calle de Claudio Coello. Luego que bendijo la unión, el ilustre auEn el atrio del templo aguardaban los in- ditor del Tribuual de la Rota, Sr. Sánchez vitados la llegada de los novios. Juárez, pronunció una breve y elocuente Estos no se hicieron esperar. Del brazo plática á los nuevos esposos, ponderando la del padrino la novia, y conduciendo del trascendencia del acto que acababan de reabrazo á la madrina el dnque de Pastrana, lizar y dedicando un expresivo recuerdo al avanzaron entre saludos y votos de felici- eminente jurisconsulto que enalteció el apedad, y entraron en el templo. llido materno de la novia. La capilla presentaba muy bello aspecto, La misa de velaciones, que celebró el cailuminada profusamente y decorada eon pellán del Sagrado Corazón, fue acompañaguirnaldas de flores y tapices en que resal- da al órgano por los niños huérfanos del LA CORTE EN LA GRANJA D BODAS ARISTOCRÁTICAS L el Perpe A DE LA SEÑORITA DE MORAL DECALATRAVA rtuE bien ayer la boda de la bellísima señorita doña Rosario López de Carrizosa, hija del subsecretario de la Gobernación, señor conde del Moral de Calatrava, con D. Miguel Maura y Gainazo, hijo del presidente del Consejo de ministros. Bendijo la unión el arzobispo de Valladolid, padre Cos, y fueron padrinos la esposa del presidente del Consejo y el conde del Moral de Calatrava. Como testigos actuaron: por la novia, el ministro de la Gobernación, D. Juan de La Cierva; el conde de Peraleja y el barón de Algar, tíos de la señorita de López de Carrizosa. Los del novio fueron su hermano don Gabriel, conde de la Mortera; su tío d n Francisco Maura, y su primo D. Germán Valentín Gamazo. La novia llamaba la atención por la belleza de su figura y la elegancia de su atavío. Llevaba rico traje blanco, de raso liberty adornado con magníficos encajes, y ramo íe azahar. Un coro de niñas cantó muy bien durante el acto. El virtuoso prelado de Valladolid pronunció un sencillo y sentido discurso, propio del acto que se celebraba. Por el reciente luto de la familia de la novia, sólo han asistido á la ceremonia los parientes más cercanos de los contrayentes, algunos de los cuales han venido de Jerez, y muy pocos íntimos, como el ministro de Fomento, Sr. Sánehez Guerra, y el conde da Zubiria. También asistió á la boda el Sr. Maura, que había venido de La Granja con este único objeto. Desde la iglesia trasladáronse los aespo- sados, con las personas de su familia y los testigos, á la elegante casa de los condes del Moral de Calatrava, donde se les sirvió un espléndido almuerzo. Los recién casados señores de Maura salieron por la tarde para Barcelona y Suiza, donde pasarán la luna de miel. Dios les concederá la felicidad que merecen ncimiMf aiuní