Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
1 A B C. J U E V E S iy D E J U N I O D E 1909: E D I C I Ó N 1. PAG. 1 V. ¿Cuándo cesaron? T. -Al llegar nosotros, dándoles el alto. D. ¿Qué hicieron entonces los agresores? T. -Unos se fugaron, arrojando las armas que llevaban, y otros permanecieron formando grupo. D. ¿Dónde estaba el grupo? T. -Frente al Ateneo. garlos Feliú, sereno del barrio Disponíase Las defensas insisten en preguntarle si á salir para prestar servicio cuando oyó disparos. Asomóse al balcón y vio en la ea- vio disparar á Matamala, y el testigo insiste lle un grupo numeroso de hombres y mu- á su vez afirmativamente. Relata que fue separado del Cuerpo á conjeres. 1 Entonces se fue directamente al cuarteli- secuencia de la reorganización de la Poli, llo. Allí vio á Miranda y luego á Matarnala, cía, y que no ha tratado de gestionar el reingreso. Sabe que fue propuesto para una que se interesaba por el detenido. 10 han Se le hacen notar algunas contradiccio- cruz por el hecho de autos, perc nes con la primera declaración, que trata llegado á concedérsela. Niega que á consecuencia de los sucesos de explicar. No recuerda qué manifestaciones hicieron los testigos que declararon de- resultaran heridos Quero y él. Dice que no conoce á Cambó, con el cual iante de él y niega que recibiera confidencias de Puig y Cadafalch ni de nadie. Dice sólo habió una vez. El defensor de Matamala pregúntale por que va contadas veces al Gobierno civil. Declaran á continuación vanos policías. qué cuando vio disparar á éste no le detuvo Sus manifestaciones carecen de impoitan- y le condujo al cuartelillo. El testigo excúsase con que Matamala le cia porque todos ellos sólo conocen el sudijo que estas cosas eran cosas políticas, en ceso poi referencias. las que no debía meterse. JAeclara Domingo Capdell, guardia urbaEl defensor le pregunta por qué ha tarda no, entonces corneta del Cuerpo de Se- do veintisiete meses en declarar contra Majundad. Se encontraba en el lugar del su- tamala, y Salvado contesta que esperaba ceso cuando el inspector Sr. Salvado le re- para hacerlo el juicio oral. quinó para que le ayudase á Quero, que luTermina diciendo que la calle estaba muy chaba con Miranda. El entonces sacó el sa- obscura, y que no tiene interés en declarar ble, porque el grupo los acometía. en contra ni en favor de nadie. Fiscal. Y qué hizo usted con el sable? El presidente levanta la sesióa. Testigo. -Repartir sablazos. El público sale comentando el hecho de R- ¿Recuerda usted si Miranda iba ar- que todos los testigos de hov parece que mado? 3i perdido la memoria. T. -No. El único que recuerda con precisión deR- ¿Y Quero? talles no los consignó en las declaraciones T. -Quero no llevaba más que Una vauta del sumario. de autoridad. Al salir los procesados, un grupo apostaR- ¿Vio usted unas manos que buscaban do en la puerta del Palacio de Justicia los algo por el suelo? tributó una ovación estruendosa de aplauT. -Sí. sos y vivas. Los procesados saludan coa la R- ¿Qué buscaban? gorra. T. -No sé. Los aplausos siguen h ue desapareEl resto de la declaranon carece de im- ce el coche á lo lejos. portancia. o Manuel Donlicía. Salvado, ex inspector de Po- na pistola, dícléndole que se la naoiá ocupado al detenido. Se lee la declaración del sumario, en la que dijo que vio luchar á Quero con Miranda. El testigo dice que está mal redactada, porque él sólo vio que le sujetaba. conteste á las bases oresentadas oor los obreros. 5 Se discutió la actitud que deben observar, en la presente huelga. Quedó acordado que una comisión nom- brada recorra los campos para activar la ye- nida á ésta de los demás obreros, y también propusieron sostener la huelga á todo trance, con mucha constancia y sin adtr ir el arbitraje de las autoridades. El orden no fue alterado á la terminación del mitin. El inspector de Policía ha recibido aviso de la llegada del gobernador. Los obreros alquilarán uu amplio local que servirá no sólo para la celebración de mítines, sino también para dormitorio de los huelguistas venidos del campo. El viernes próximo se celebrará otro mitin. Dicen que los labradores celebrarán uua reunión para cambiar impresiones referente á la huelga. VISTA DE LA CAUSA DE UN v CRIMEN PASIONAL. TOLEDDf í 6. (BRUCEROS YANQUIS A MAw DSsRA, LAS PALMAS, I 6 Estaba con Quero en el cate cuando oyeron disparos; salieron y vieron que pasaba un coche á escape, y tras él unos grupos disparando tiros. Acercáronse y vieron á Miranda y á Matamala disparando. Diéronles el alto á la autoridad, y los disparos cesaron inmediatamente. Detuvieron á Miranda. Este resistíase, jjero Quero logró sujetarle. El testigo le registró, sacándole una pistola del bolsillo. Entonces el grupo se les echó encima con el propósito de libertar al preso. El testigo detuvo á uno; pero como en aquel momento viese á Quero luchando con Miranda, le soltó para socorrer á su compañero. Acudieron unos municipales, quienes evitaron con su intervención que el grupo, cada vez más enfurecido, acabara con Quero y con él. En unión de un companero llevó á Miranda al cuartelillo, y como el grupo les siguiera, siempre en actitud hostil, ordenó á un agente de Seguridad que sacara el sable. El defensor, Sr. Vives, le pregunta si vio gue Matamala disparase. Testigo. -Sí. i, Defensor. ¿Lo declaró usted así ante el Juzgado? T. -No, señor. -A instancias de los defensores vuelve á relatar los hechos. Defensor. ¿Cuántos disparos se hicieron? Testigo. -Uuos sesenta, w D. ¿En qué íorrna? v T. -Primero, sueltos, y después, en car- gas nutridas. La sesión de hoy comienza con la información pericial de los facultativos. Los peritos médicos discrepan en sus apreciaciones respecto á las facultades mentales del procesado Jorge Pascual. Mientras unos le consideran irresponsable é imbécil, ejecutando el crimen sugestionado por su propia víctima, otros afirman que el procesado obró con perfecto discernimiento. Este criterio último es el predominante. Suspendida la sesión, volvió á reanudaise por la tarde, info mando el iiscal, que ha calificado el delito de homicidio con agravantes. La acusación privada insistió en sus conclusiones provisionales. Mañana hablará el defensor, Sr. Lafueate, y probablemente habrá veredicto. La expectación no ha disminuido, esperándose con el mismo interés que al principio el fallo del Tnbuual. Un gentío inmenso sigue al carruaje que conduce al irpaaclo desde la Audiencia á la prisión. 1 A EXPOSICIÓN REGJ NAL DE VALENCIA. AUfcRCOLES, l6. Han zarpado esta mañana con rumbo á Madeira los cruceros norteamericanos Chesier, Birmmgham y Salem, que ayer fondearon en estas aguas. n Se han verificado esta tarde en el salón I I N CARTERISTA AP OVE- de actos de la Exposición las pruebas elixx minatorias del concurso á espada. CHADO. Asistió mucha concurrencia, especialmen BILBAO, I 6. La Policía ha detenido al carterista Isidro te señoras. Los tres primeros premios fueron ganados Fernández. Este sujeto, que sólo cuenta diez y sie- por este orden llicó, San Cristóbal y Muga. te años de edad, ha sufrido ya 49 condenas El cuarto premio quedó empatado em e tres en distintas poblaciones donde ha ejercido tiradores. Mañana se celebrará la prueba á sable. su lucrativa industria. En los juegos atléticos se han inscripto hasta la fecha: para z foot- ball, 78 1 A HUELGA DE LOS OBREROS para las carreras, 18; para la prueba equipiers; militar, AGRICULTORES. 17; para la elevación de pesos, 8, y para salJEREZ DE LA FRONTERA, 1 6 Los obreros agricultores de los cortijos del término empiezan á secundar la huelga iniciada. Hoy vinieron á ésta los trabajadores de los cortijos Huevo, Prioro, Río Viejo, Bujón, Santo Domingo, Barrero, Taba, Jete, Greera y Romanitos. Esta tarde esperaban la llegada de más huelguistas rurales. Las autoridades han tomado enérgicas medidas para impedir las coacciones. En una bodega de la calle de Silos, y con asistencia de unos quinientos trabajadores, se ha celebrado esta tarde el mitin anunciado. Presidió Mateo Moscoso, dando lectuia de la carta escrita por los patronos como tos, 21. Como es tanta la concurrencia que á diario visita la Exposición, se ha dispuesto para mayor comodidad del público que desde hoy entren por el arco de la derecha los que tengan carnets ó pases, y por la izquierda, los que lleven entrad haciéndose la salida por el arco central. Aumenta la animación de manera extraordinaria, viéndose á todas horas la Exposición invadida de visitantes y presentando por la noche uu efecto deslumbrador el Gran Casino y las avenidla oor lo espléndido de la iluminación á La Sociedad La Hotelera, de fondistas de) Valencia, ha tomado ayer los siguientes acuerdos: Fijar el precio de los alojamientos desde cinco pesetas en adelante, para