Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. LUNES 14 DE JUNIO DE 1009. EDICIÓN i. 8 PAG. 14. Un numero. -tts verdaderamente penoso lo que le ha ocurrido á usted; pero planteado ya el rompimiento, al devolver cartas y retratos, indique su deseo de que se que u e l v e el entusiasmo por el de con los objetos; la actitud color kaki; muchas toilettes de ella debe darle la solución; veraniegas se confeccionarán si acepta, déjeselos; si insiste en dicho color. Parecía muerto mucho en la devolución, adel furor que produjo hace dos mítalos. Esto último es lo naaños, y en la actual revive putural; pero la corrección aconjante y poderoso. Muchas seseja que haga usted la indicañoras se explican mal esta ción dicha. predilección, pues en realidad el kaki, como color, carece de Un teniente de Artillería. -Stx lindeza. La explicación es, sin linda y poética carta me ha embargo, muy sencilla. Dicho hecho pasar un rato delicioso; tono aclara mucho el color de no se engría usted demasiado, la tez; no hay rostro que perporque también he de decirle dure moreno con las rubias que tiene usted una letrita toilettes que privaron y privaque... ¡me río yo del idioma rán el actual verano. japonés! Por lo demás, me siento orgullosa al saber que hasta en esas tierras lejanas tiene Mariacho lectores bejT ecididatuente se ha vuelto névolos y al leer que un sen -J á los grandes sombreros; cillo ¡velay! ha tenido el polos levantados de un lado son der de interesar á un oficial de al presente de los mas soliciArtillería. ¿Que si me es usted tados. Siguen también su ca simpático? La carta lo es; usrrera triunfal los enormes cested debe serlo. Tendré mucho tillps, que alguien hallaruado gusto en recibir cartas con tan monumentahspantallas estilo Imadmirables descripciones... y perio, y que á pesar de su f eal ¡por Dios! ponga usted mudad, desde el punto de vista cho cuidadito con la letrai estético, tieaen la propiedad Un pequeño tirano. -Es usted de no sentar mal á la fisomuy galante. Muchas gracias. nomía. a i. El jabón fenicado ó de brea. Los adornos más en boga 2. a Agua de Colonia buena. 3. a son las cintas, las hebillas y, Siempre de blanco; saquitos sobre todo, las plumas de avesbebés, de muselina, piqué, truz; pero no las plumas deslinón, etc. con encajes lavarizadas ó las que forman plubles ó bordados ingleses. ¡Pues mérito, que han decaído muno ha dicho usted nadita! Con cho, sino las bellas plumas de- talento, sencillamente. Haavestruz rizadas a, l natural, ciéndolas ver á todo lo que s que son preciosas, pero que exp onen; ¿me entiende? tienen el inconveniente de Fanmy. -Recuerdo haber ser muy costosas. contestado á su carta, lo cual Los sombreros negros toprueba que dispensé la chiflatalmente, blancos por cotnpledura 10 ó de ambos colores combiEl del cisne. -Esnados son los predilectos de peranza, Pena, Virtud, Celos, laT oda. Melancolía, Alegría y... No sé. ¡Válgame Dios con las precisiones! f ierto que estarnos al coO. León. -Bueno, con mucho rnienzo de una temporagusto. No se puede recomenda y parece llegado el modar nada sin previo conocimento de saber qué innovamiento del director. ciones radicales tiene la MoMODELO DE S 0 Mm ET 0 Barón de Larpia. -La depila da; pero, en realidad, contiEl pasado invierno ha obtenido un grand succés el gracioso sombrero cuyo ción eléctrica. núan las indecisiones, y las íamas prudentes aguardan el figurín publicamos. Y como es muy favorecedor y muy elegante, continúa y conOfrendados de- -y... de la Secre taña. -Las horas plácidas de ejemplo de las más atrevidas tinuará haciendo gran competencia á los famosos cestMos de última novedad. los crepusculeantes atardecepara decidirse, pues en el Las damas que den la preferencia á un modelo de sombrero que las favorezca ánimo de todas está que atra- escogerán seguramente los modelos iguales al que hoy ofrecemos á nuestrasres; los ojos glaucos de las lectoninfas climátides; los verdean vesamos una época revoluras. Este es de fina paja, de tono doradillo, adornado con cintas y rosas de color tes opúsculos de las negráceas cionaria. y florestantes nocháceas; los ¿Qué monarca vamos á ele- de fresa. naufragantes y tristáceos latigir? ú gir? ¿Se decidirán las exquisidos de la viscera de los amatorios impulsátas por los airosos ahuecados de Luis XV, ceos... ¿Me entiende usted? Bueno; pues por los fruncidos talles de Luis XIII ó por CORRESPONDENCIA próximamente eso me ha sucedido á mí con las formas del segundo Imperio con las túPARTICULAR su carta modernista. nicas de 1865? ¿Se tomará un detalle de Era esta sección se contestarán las preguntas que cada época para crear unas toilettes que sean A una. un resumen ó compendio pintoresco y va- nos hagan nuestros lectores. Para demostrar esta ¡Válgame San Pedro y todos los Santos! cualidad es necesario acompañar cada carta del riado? ¡Qué de inconvenientes! ¡Cuántos! ¡cuántos! ¡cuántos CAPRICHOS DE LA MODA TT os talles tienden á alargarse, aunque si guiendo las líneas de la forma Princesa. A umenta la afición al rojo ladrillo y á los tonos geranios, peonías y langostino. Los soutaches son el delirio actual; se recarga con ello faldas, chaquetas, cinturones y hasta sombrillas. VIZCONDESA B. DE NEU 1 LLY. cupón que publicamos en la sección de anuncios. la íiireccián se reserva el derecho de no contestar á determinadas consultas que exijan gran extensión en la respuesta ó que no sean pertinentes. Una mamá feliz, casi, casi. -Vamos á ver se la quita á usted el casi y se la deja feliz completamente. Lleve á la niña á la calle de Preciados, núm. 28, clínica del doctor Mateos; que se someta á la electrólisis, y verá usted desaparecer para siempre el feo y ¡antifetnenino bigote, que con tanta razón mortifica á usted. Para la pequeña, lavados con agua de salvado. ¿Quiere usted teñirse de un rubio aplastante, y una de sus primas de negro brillante ¡Pues si eso es muy fácil! ¡Jesús! ¡Criatura! si Cómprense dos frascos de Emilmat (Mixtura) de fijo en seguida cantarán victoria al ver sus cabellos que... ¡la pura glorial De! a misma marca compre la Belleza y toda la gente dirá: ¡Qué guapeza! al ver su piel tersa, rosada y tan bella, que todas las niñas tendrán celos de ella N MARIACHO