Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE TELÉGRAFO Y TELÉFONO t m DE TODO EL MUNDO, POR CORREO, CABLE, TELÉGRAFO Y TELEFONO VALENCIA. B A N Q U E T E D E LIBERALES MESA PRESIDENCIAL DEL BANQUETE CON QUE OBSEQUIARON AL EX MINISTRO SR. GARCÍA PRIETO (X) EN LA EXPOSICIÓN REGIONAL, SUS CORRELIGIONARIOS VALENCIANOS Fot. Barbera curioso espectáculo, la mona concluyó por tomarnos cierta secreta simpatía, y al concluir sus ejercicios se acercaba al palco á saludarnos, ¿elidiéndonos los metacarpios y enseñándonos los dientes... ÍAR 1 S 1 NAS No pude asistir á la fiesta Pí organizada por Antoine en A mí lo de enseñarme la dentadura me el Odeón para sacar á relucir veinte poetas lo largo de los bulevares, en los quios- asustaba un poco y pensaba sobresaltado: nuevos que habían acudido al certamen con eos, en las anunciadoras, en las esqui- iLa peor noche este animalito se me tirra... un millar de alejandrinos por melena. Y lo nas de las fachadas y en los escaparates de Pero me he tranquilizado al oir al propiehe sentido, porque aquello debió resultar las tiendas no se ve otra cosa qué las sim- tario, que me animaba á darla la mano dimuy interesante, á juzgar por lo que dicen páticas fisonomías de los chimpancés de Olim- ciéndoine: ¡Es que se ríe... los periódicos. Los poetas que concurrían á pia y la no menos simpática del orangután ¡Vaya! Menos mal que la hago reir... Des los premios lleváronse al teatro sus respecti- de Folies Bergere. pues de todo, no he perdido mi tiempo en vas camarillas, encargadas de abuchear á los Son unos animalitos muy bien educados, Olimpia... ¡He conquistado á la mona! Y poetas competidores armando un ruido de que se sientan á la mesa como las personas presumo que esta conquista me va á salit mil demonios en la sala para que no pudie- mayores, comen haciendo uso del cubierto- mucho más económica que la de cualquiera ran ser oídos los versos. lo que no ha sabido hacer todavía un conde de las figurantas de la revista, porque las ¡Oh! ¡La poesía... Comparen ustedes el ruso que cena todas las noches en Ma- amables artistas piden flores y bombones torneo de Tannhauser corfestos modernos tor- xim s, -montan en bicicleta, saludan, se pa- los primeros días, y luego, al aproximarse al neos poéticos, y niegúenme que progre- sean del brazo, y á la hora de meterse en la terme, piden otras cosas... cama se desnudan ellos solitos. samos... Y á la mona, con comprarla unas nueces. Pero ocurrieron cosas muy graciosas en el Los cómicos de Olimpia los contemplan listad Odeón; El actor que leía uno de los poe- con asombro, y el público se olvida de mirar mas equivocó el orden de las cuartillas y las pantorrillas de bailarinas, coristas y figue n las inmediaciones de la avenida del pasó de la cuartilla núm. 4 á la núm. 6... rantas, para seguir con extraordinario inte Bosque, el barrio más aristocrático de Pues nadie lo advirtió, á excepción del poe- rés todos los movimientos de la pareja de París, se ha abierto una nuev calle. ta, naturalmente... monos. Ancha, recta, poblada de árboles, la nueY resultó premiado... Por lo visto, el auComo hemos asistido varias noches á este va vía ofrece un aspecto encantador con sus DE NUESTRO ENVIADO B HECIAL ABCEÑ PARÍS tor había compuesto su poema de manera que por cualquier parte que se leyera decía lo mismo... Es lo que en el juego del dominó se llama hacer capy ua. ¡Oh, la poesía!