Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DE TODAS PARTES J ARTE, LITERATURA SPORTS É INFORMACIONESJ se diseñó claramente la roca, extraño granito negro y áspero, en el que el implacable ondas LA ESMERALDA AZUL mordisco de las heridashabía abierto extra ñas y múltiples Bn aquel lugar se detuvo Arienti; desCUENTO, POR LUIG 1 MOTTA pués, ya amarrada la canoa, se volvió á miV rar á la cuenca por donde el agua se precip N EL BENACO Había saltado á la ca- pitaba, como aspirada por ávida boca, le noa, de donde tendió la vantando al caer su voz sonora. ¡Podéis descender por aquí, Arienti! -mano á Sabina, que con ágil brinco se le dijo Sabina levantándose, y señaló con su reunió en el barquichuelo. Se sentaron; Arienti tornó ¡Os remos y torneado brazo, que surgía dentro de una bogó tranquilamente, dirigiendo hacia la espuma de encajes, la garganta tortuosa que se perdía entre las rocas, mostrando la obsroca la ligera chalupa. Caían lentamente las horas más pesadas curidad de sus profundidades inexploradas. ¿Me esperáis entonces... -preguntó él del día otoñal, y el sol desfallecía en un triunfo de luz purpurina, lejos, tras los es- dulcemente, mirándola á los ojos. ¡Seré collos que velaba un intenso color violáceo. breve en mi exploración... creedlo! a- -Os esperaré, amigo mío... ¡Qué diablos... Y las inmóviles aguas del lago se ornaban de interminables estrías luminosas, que ¡Querríais, acaso, que os dejase solo en este cada movimiento de los remos bordaba con escollo, náufrago del Benaco, por un mal capricho femenino... Vamos, idos tranquilo, y destellos de fuego. Parecía que sobre el plano del Benaco se que la fortuna os asista. El sonrió ligeramente, imprimió en su extendía un velo, un gran velo todo argenmano un respetuoso beso y descendió al tado, todo cintilante de llamas y de oro. Sabina miraba silenciosa el panoraba que umbral del misterio... (Continuará se desenvolvía ante sus ojos como un hermoso sueño de poeta, y que bordaban con una exuberante verdura las riberas floridas, sn las que las pequeñas casas señoriales y las cabanas de pescadores, ahora vestidas Ul a fallecido en Sevilla el capitán de Artillería D. Mariano Ortaeta, y en Made sombra, se coaf undian con el verde mate de las grandes ramas de los vetustos árbo- hón, el de Ingenieros D. José Redondo. les y de las viñas generosas, henchidas de p n breve darán principio las prácticas de repletos racimos maduros, la primera de tropas de Se oía distante el grave tañer de alguna Administración comandancia realizará una Militar, que campana, y á lo lejos, cerca de la deliciosa marcha á El Escorial, en cuatro jornadas, Sirmio, algunas velas, pequeñas é incolo- para ida y regreso. Pernoctarán en la priras, se destacaban sobre el cielo, de un azul en el kilómetro profundo, si bien la gran distancia las pre- mera, cerca de Galapagar, pruebas de mon 17, sentaba esfumadas y apenas perceptibles á tajeacampando y haciendo jornada llegade hornos; en la segunda la mirada, como si el viento de la tarde las rán á El Escorial; pernoctarán en la tercera alejase poco á poco, llevándolas en sus alas entre Brúñete y Valdemonllo, regresando á hacia lo infinito. Y más hacia el ocaso, frente al sol que esta corte en la cuarta. moría, surgían múltiples puntos negros: los pescadores de sardinas, que se alineaban. Los remos, que Arienti manejaba con habilidad, se abatían tranquilamente, y se alza- I I NA APELACIÓN Hace a l g ú n tiempo, 1- 1 el director de un esban goteando para caer de nuevo con golpe tablecimiento comercial de esta población rítmico, haciendo en el agua grandes círculos, que se alargaban y se perdían á lo le- detuvo en Zaragoza á Fulgencio Barredo, jos, confundiéndose casi con el mareo del ex dependiente suyo, á quien atribuía un pedido de alhajas que aquél expidió sin colago profundo y enorme. Pronto se confundió Carda con la verdu- brar, por entender que quien lo hacía era el ra obscura del follaje lejano, y se irguió en- corresponsal de la casa en la capital retonces delante de la Rocca; mole salvaje ferida. Con este motivo se instruyó una causa que enarca el dorso entre una explosión de ramaje que los reflejos del sol tiñen de co- por estafa contra el mencionado Fulgencio; lores rosáceos, y que se esfuma hacia la al- pero como el denunciante refirió en los petura, perfilándose con un tenuísimo re- riódicos la detención, calificando de timo el hecho que la determinó, la madre de Barrelieve. Las rocas alzaban entonces sus cabezas do se querelló á su vez por injurias, pues más grandes, confundiéndose con la sombra entendía que hallándose el asunto en los que anidaba bajo la Rocca, besadas por las Tribunales no tenia derecho el autor de los ondas, que la circundaban de una leve coro- sueltos á ofender á su antiguo dependiente, ni tampoco á calificar sus actos, adelantánna de albas espumas. Arienti guió la canoa hacia los escollos y dose al fallo de los jueces. El Juzgado dictó un auto declarando no la hizo detener donde las aguas, con un murmullo sumiso, parecían recrearse en haber lugar al procesamiento, que, con perdón del juez de la Latina, es lo que se hace una profunda cuenca. Se puso en pie entonces, y, sosteniéndose siempre que admitida una querella no hay con los remos, dijo á Sabina, que miraba suficientes motivos para procesar, y contra aquella resolución se interpuso la apelación tranquila el reflujo fugaz de las ondas. que ayer mañana se yió en una de las Sec- -L, a Gora está cerca, si no me engaño. -Precisamente, amigo mío- -contestó. -Y ciones de la Audiencia. El letrado Sr. Arcos, á nombre de Fulgensería muy buena idea que guiaseis la emcio Barredo, solicitó la revocación del auto barcación hacia aquel escollo. El asintió con la cabeza, y luego, con ei del Juzgado. CUSPENSION NUMERO... Decíamos en movimiento habitual, empuñó los remos. nuestro númel, eve como una cosa que vuela sobre el viento, el ágil barco transpuso el breve espa- ro anterior que ayer terminaría la vista de ¡a causa seguida contra Hermenegildo Lócio, y sobre el agua, como un dorso gigantp SECCIÓN LITERARIA pez Meco por muerte de su convecino Esteban Lucas, si la falta de algún perito ó testigo sin importancia no determinaba un nuevo aplazamiento, y, en efecto, así ha ocurrido. Por la mañana acordó la Sala suspender el acto para continuarlo á las cuatro de la tarde; pero como á esta hora no había acudido á informar el facultativo que el fiscal consideraba necesario, volvióse á suspender el juicio hasta el martes próximo, y con ésta van... UN PASANTE El mejor café: El primitivo, El único, es el verdadero torrefacto LA ESTRELL MONTERA, 32, Teléfono 1,555 T TT A T A CJ de ocasión con preeios mari l J L j X l i l U Ü. IO cados. Carretas, 23 y 26. ECOS MILITARES Medicamento de familias LOS SALMOS Adoptados de Real orden por el Ministerio de Marina y por el de Guerra y recomendados por Academias de Medicina nacionales y extranjeras VIVAS PÉREZ toda clase de indisposiciones del Curan pronto y bien TOBO DIGESTIVO, VÓMITOS, DIARREAS, ETC. Exíjanse en las cajas de papeles los nuevos modelos con la cubierta de papel amarillo y el nombre del medicamento en rojo. EN NIÑOS Y ADULTOS Depósito en todas las farmacias acreditada del mundo. TRIBUNALES INDISPENSABLE Á LOS VIAJEROS M 1 P N A S DE HIELO