Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA EXPOSICIÓN REGIONAL VALENCIANA INTERNACIONAL INSTITUCIÓN ELECTROTÉCNICA ESCUELA ESPECIAL LJBRE DE INGENIEROS ELECTRICISTAS, MECÁNICOS Y MECÁNICO ELECTRICISTAS Dos aparatos de telegrafía sin hilo, siste- ozono; proyectos y máquinas ueclios por sus punüada en Valencia esta Escuela por el J ilustre ingeniero militar D. Julio Cer- ma sintónico Telefunken; un laboratorio alumnos; un anuncio luminoso; los textos vera y Baviera, cuenta este notable Centro completo para las prácticas de electricidad de la escuela y datos estadísticos. A las muchas felicitaciones que lleva rede enseñanza con centenares de alumnos en en toda clase de corriente; aparatos fijos y portátiles para radiografía y rayos X; una cibidas la Internacional Institución Electrofcoda España y en el extranjero. Es en nuestra patria este Centro de. cul- bobina de 45 centímetros de chispa; un apa- técnica, una la nuestra, muy sincera y entura único en su clase, y el sistema de ense- rato para purificar las aguas por medio del tusiasta. ñanza consiste en que el alumno, en su misma casa y sin necesidad de trasladarse á Valencia, pueda perfectamente, por medio de textos impresos exactamente detallados, estudiar las asignaturas y resolver infinidad de problemas que verifica eon profundo conocimiento de las materias, estudiadas. Salta á la vista la inmensa ventaja del sistema que tanta aceptación tiene en el extranjero, y particularmente en la América del Norte, pues el alumno no está sujeto iji á tiempo fijo ni á horas de clase. De los resultados que está dando este Centro de enseñanza son su mejor elogio los nombres de muchos de sus alumnos, que, una vez en posesión del diploma de ingeniero de la Institución Electrotécnica, están hoy prestando servicios en grandes Empresas. Del excelente material con que cuenta esta Escuela y de los notables aparatos que posee para las prácticas de sus alumnos que lo deseen, presenta brillante muestra en la gran instalación que ha montado en la Exposición Regional Valenciana, sala núru. 7; planta baja, del Palacio de la Industria. En la visita regia llamó la atención del Monarca esta instalación, dedicando grandes elogios al subdirector, D. Arturo Martín, y al profesor D. Manuel Nogués. L. os infantes doña María Teresa y D. Feraando, en su reciente visita, vieron funcionar todos los aparatos. Citaremos algunos: INSTALACIÓN DE LA ESCUELA ESPECIAL LIBRE DE INGENIEROS f- ot. Ernesto de Noé? ¿Sí? ¡Qué hemos de hacer! Pues sí; es usted muy joven y no hay casi tiempo de que haya usted encontrado la mujer soñada. No se crea incapaz de amar por el hecho de no amar cumplidamente á ninguna de las En esta sección se contestarán las preguntas que des, ni crea tampoco en nos hagan nuestros lectores. Para demostrar esta la mentira siempre vieja, cualidad es necesario acompañar cada carta del siempre nueva del amor... nipón que publicamos en la sección de anuncios, Es... que no ha sido todavía. la Dirección se reserva el derecho de no contestar El recuerdo y la nostalgia de las otras... es á determinadas consultas que exijan gran extensión naturalísimo. ¿L ¿e parece á usted raro que tn la respuesta ó que no sean pertinentes. me lo explique? Conozco un poquitín el corazón humano. Desde luego me gustaría Don Demonio. ver esos dos retratos; pero mándelos certi ¡Caramba! ¡Caramba! ¡Señor don Demonio! ficados, si los manda. En el campo de las ¿Conque está usted cierto de que el matrimonio adivinaciones se muestra usted cual galanno quiso en mis tiempos que yo entrase en él te y no convencido caballero. También eso me porque soy muy fea? ¡5 s usted cruel! ¡I,lo ro amargamente sus frases sinceras! hizo sonreír unas miajitas. Hoy estaba ri ¡lio siento! ¡1,0 siento! ¡1,0 siento de veras! sueña. Aceptaré con verdadero interés y ¡Pobre Secretaria. ¡Pobre Mariacko simpatía las dos cosas que me ofrece, y me feúcha y hombruna como un marimacho, permitirá usted el que por ahora no esté á sin unas miajitas de amor en el mundo, la recíproca. También los problemas psicolo cual la produce un dolor profundo! lógicos serán cariñosamente acogidos. ¿Qué dice en la carta? ¿Que me da ese trataAlmira. -Es extraño lo que la ocurre. Pero porque tiene ganas de ver mi retrato? puesto que sucede, extraño y todo, debe us ¡Ay, señor Demonio! Ya otra vez le he éicho ted cambiar. I ávese bien el cabello varias que no me resultar darle ese capricho. veces con jabón moreno. Coralito. -Zapatos de tafilete de coior, con Un pimpollo. grandes hebillas cuadradas. Si tiene usted en la cara, ¡Ay, que me muero! ¡Ay, que me abraso! -pimpollo mío, Afirmo que soy la verdadera a Javiera, ó tía unos bigotes grandes sea la mismita Secretaria. i. Puede usarlo como su tío, sin inconveniente ninguno. 2. a No tiene rees porque usted ignora, medio. No hay de qué. según yo creo, Juan Vulgar- -Encantada con saber que le la clínica que tiene satisfizo mi sinceridad. ¡Siempre lo fue don el doctor Mateo (i) García! ¿Me deja usted que me sonría un posn la cual se depila quito concierta gracia? ¿Sí? Bueno. Esa sonque es un portento, risita há asomado al leer que aún no ha eny se queda el cliente contrado su media fruta, ¡y conf iesa. yeintiún siempre contentOi años! ¿Se enfadará usted mucho si le digo que es usted casi un niño? ¿No? Gracias. ¿Y- Vive en la calle de Preciados, -nú si. 28 rae creerá usted por eso procedente del Aroa (1) Ni con martillo entra la i final en la seguidilla CORRESPONDENCIA PARTICULAR A una rubia. ¿Un jabón y unos polvos solicita que la dejen á usted suave y bonita? ¿Ignora usted el jabón, y eso la apura? ¡Jabón centrifugado, criatura! Conseguir una piel tersa y muy tina sélo lo hacen los polvos Angelí de Varonat en la perfumería despachan ambas cosas noche y día. Stokolm. -Empiece usted por galantearla y hablarla en tercera persona, y de tal modo puede tomar idea aproximada de si le admite ó no. En caso que ponga buena cara, debe usted declararse de palabra; en su caso, nada de cartas. Averigüe si tiene ó no grandes aspiraciones, y eso le orientará. Celeste Imperio D. A. -Sería muy elegante blanco y negro. El calzado me parece dé perlas. De cabritilla, muy finos. A sus órdenes. Leopardi. -Ante todo, distingamos, señor mío. No soy secretario, sino secretaria ó María, Mariacho, ó algo así; pero siempre dentro del campo femenino. Respecto á su consulta, puedo decirle que no me parece que van á tener compostura esos amores. El proceder de usted es el- único que pudiera dar algún resultado, pero ni aun asi. Nutria Pompilio. -Gracias. ¿Y cómo ha sido eso de la penetración? Porque está usted en lo cierto. Acepto muy gustosa. y Dios me dé el habla. Un enamorado de una señora... -No recuerde de dónde era, ¡entre tantos miles! Creo que debe usted enviarla una postal escrita, y esperar; quizá tampoco ella le haya olvidado. Un padre. -i. a Precisamente comenzará pronto la publicación de una obra como la que usted indica. Ahora no creo que haya ninguna. 2. a No hay más que cosas muy malas é insignificantes. Pero ya le digo que pronto aparecerá MARIACHO