Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES 8 DE JUNIO DE i 9 o 9 EDICIÓN i. PAG. i3 SECCIÓN LITERARIA- ¿Queréis que salgamos, condesa? -rae dijo. -Quizá el ladrón haya abandonado su presa... I, e he herido con acierto... ¿habéis visto, condesa? Habíamos bajado sobre la explanada, hasta el valle, que recorrimos en breve tiempo. En un punto se inclinó Emilio hacia el suelo. ¡Mirad, condesa! -dijo luego incorporándose, -y me tendió un peine de carey constelado de brillantes. Proseguimos, hasta que como á mitad del valle, en una zona descubierta, porque las ramas eran muy escasas, percibimos manchas de sangre, que se hacían cada vez más numerosas y grandes á medida que por aquella dirección adelantábamos. -Creo que será mejor no proseguir- -dijo entonces Emilio. -Dentro de algunas horas, condesa, cuando haya amanecido, le encontraremos ciertamente. El picaro no debe haberse alejado mucho con aquella bala en el cuerpo... Y regresamos. LA ESMERALDA AZUL CUENTO, POR LUIG 1 MOTTA III RAMATICA DES- -Sabéis- -comenzó diciendo Sabina- -APARICIÓN DE que mi difunto esLA ESM 6 RALD 4 poso, durante los primeros días de nuesiro noviazgo, me regaló un magnífco anillo. en el que fulguraba una gema extraña y maravillosa, por la que había rehusado enormes sumas, y que, á juicio de conocedores, era de gran precio, dada su absoluta rareza. Era una especie de esmeralda, no ya totalmente verde, sino estriada de largas venas azules. I, a había adquirido de un minero en una lejana región americana, en donde se había detenido por algunos meses, atendiendo á los varios intereses que tenia en común con los accionistas de la Cold Alaska Company. Pues bien; dos años después desapareció la esmeralda de un modo raro. Una noche- -la tercera de las qae pasábamos en esta villa- -tuvo el conde que ausentarsa de improviso. Había quedado, pues, Sola; no estaban conmigo sino un viejo servidor y una eaniarera; personas ambas muy seguras, que habían servido al conde desde liño y le habían visto crecer. Hacia las cuatro de la mañana- -lo recuerdo aún perfectamente, como si si hecho hubiera ocurrido ayer, -me desperté de nn salto, sacudida por un estrépito de vajilla rota y de argentería trastornada. Brinqué del lecho y oprimí maquinalmente el botón de la campanilla eléctrica, pero nadie me respondió. I lamé entonces por su nombre á mi criado, nada... En un estado de ánimo que bien podréis imaginaros, salté del lecho y corrí á la ventana. La abrí y miré hacia el valle. I i luna le alumbraba claramente. En el sendero se diseñaba un grupo de formas extrañas al reflejo interrumpido de las ramas y del blando fulgor lnnar. ¡Emilio... -grité entonces con voz sacudida por la emoción. ¡Emilio... En aquel instante saltó una sombra de la ventana baja y corrió velocísima hacia el valle. Quedé aterrada; pero me estremecí de improviso ala detoración violenta de un arma de fuego. X, a sombra entonces pareció vacilar; luego corrió aún casi tambaleándose, deteniéndose á veces un instante... después desapareció. Entonces, presa de emoción, me decidí. No quería continuar en el misterio; la ansiedad me oprimía. Salí de mi alcoba envuelta en una capa, descendí al vestíbulo, cuya ventana estaba abierta, y llamé con todas mis fuerzas á mi gente. I legó Emilio. levaba en una mano la pistola y en ía otra na cofrecillo. ¡Emiliol- -díje con voz levísima. -Un ladrón, condesa. ¿Qué tienes en la mano... -Vuestras joyas. Mirad... Y me tendió el cofre de laca forrado en raso azul, en el que el rayo lunar jugaba caprichosamente, sacando del oro y de las yernas mu reflejos de fuego. Con mano trémula levanté los collares ae perlas y mi pequeña diadema esmaltada y los aderezos y cintillos; examiné los unos y losotros, volví á hurgar en el cofre, porque había comprendido que minchas joyas, entre las que se contaba la preciosa Esmeralda Azul, habían desaparecido. Permanecí un poco aturdida y emoeionada, hasta que la voz de Emilio me volvió á aquella realidad que me parecía íncubo. ACADEMIAS Y D olegio de Abogados. Ayer terminaron las elecciones para los cargos vacantes en la Junta de gobierno del Colegio de Abogados, y, como el día anterior, se advirtió entre los electores gran animación, tanta, que no se recuerda desde hace muchos años lueha igual. A votar han acudido en los dos días 1.199 colegiales, y aunque el resultado del escrutinio, que se practicó el domingo acusaba una mayoría á ía? or de los Sres. Rivas y Arranz, no se desanimaron los contrarios, y ayer continuó la elección con igual entusiasmo, lográndose por una y otra parte nvtridas y muy satisfactorias votaciones He aquí el resultado definitivo: Diputado tercero, D. Natalio Rivas, 653, y D. Salvador Raventós, 513. ¿Diputado quinto, D. José Alvarez Arranz, 627, y D. Germán V. Gamazo, 556. Tesorero, Sr. Díaz Macuso, 1.167. Han sido, pues, proclamados: diputado segundo, el Sr. Rivas (D. N. diputado quinto, el Sr. Alvarez Arranz, y tesorero, el fuantos elogios se hagan por anticipado el Sr. Díaz Macnso. Al ser pronunciados por el Sr. Díaz Cober de un número de la popular revista Actualidades al anunciar que va á ponerse á la ña los nombres de los candidatos triunfanventa, resultarán confirmados por la reali- tes, los letrados que presenciaron el escrudad, sin que en ningún caso pueda quejarse tinio y la proclamación aplaudieron y feliel lector de haber sufrido la decepción más citaron con sincera satisfacción á los nu insignificante. Esto que afirmamos es opi- vos diputados de la Junta de gobierno nión tan generalizada, que por sí sola basta á demostrar el esmero y el arte que presi- rtA cademia ae Jurisprudencia. Esta noche, á las diez, continuara en den á la confección del mencionado y notable semanario, el que más rápidamente ha dicho Centro la discusión de la Memoria sabido llegar á los primeros puestos de la presentada por el académico D. Augusto de Prensa española y el que con más constan- Cacho sobre Organización del trabajo pecia satisface los gustos de sus miles de lec- nitenciario en las principales naciones haciendo uso de la palabra los Sres. Corona, tores. Mañana, miércoles, se pondrá á la venta Ayuso, Soler y Silvela. el número de esta semana. Con decir que es digno de los anteriormente publicados, queCompañía de los Caminos da hecho su mejor elogio. de Hierro del Norte de España. Reembolso de las obligaciones especiales hipotecarias de la linea de Vülaiba á Segooia. La Compañía de los Caminos de Hierro del Norte de España, usando de la facultad que se reservó al a enseñanza primaria. I S pabellones. hacer la emisión de las obligaciones especiales 6 A estudio de la Comisión municipal co- por 100 de Yillalba á Segovia, ha decidido reembolrrespondiente ha pasado un proyecto para sar anticipadamente las 48.996 obligaciones de ia instalar pabellones en muchos puntos de emisión mdieada que existen en circulación; y al Madrid, bien en solares del Municipio, ya efecto tiene la honra de anunciar á los señores tenedores que, á partir en solares que al efecto se alquilen, á fin de próximo, de las mismas amortización de l.o de Julia efectuará la par reembolso extender las clases de enseñanza primaria á la par, ó sea á razón de 500 pesetas por título, S. gratuita. menos que dichos tenedores de obligaciones preñaEl sistema que se pretende implantar es ran aceptar la conversión, de la cual se habla, más similar al suizo. I OS pabellones serán muy adelante, y previniendo que, á partir de dicha foespaciosos y reunirán excelentes condicio- cha, cesarán de devengar intereses las obligaciones que no se hayas presentado al reembolso. Este se nes higiénica- 5 efectuara; En Madrid, en el Banco Español de Crédito. olonias escolares. En Barcelona, en el Banco Hispano- Colonial, en Otro proyecto iniciado en la Casa de la Villa, y qae ya está, como suele decirse, en la Sociedad de Gréáito Mercantil y en la de los seAmas marcha, es, el relativo á las colonias esco- ñores Bilbao, y Compañía. de Bilbao. En en el Banco lares. La Compañía del Norte tiene igualmente la honSe trata de organizar varias excursiones ra de poner en conocimiento de los señores Obligade alumnos de las escuelas públicas, por lo cionistas de VUIa a á Segovia jae ha concertada pronto, á la sierra, y, á ser posible, á varias con el Banco Español de Crédito ana operación da conversión de dichas oblígaeíones por otras del playas. por 100 de interés, con igual valor nominal de 5 O G pesetas é iguales plazos y épocas de amortización, l concierto de la Banda. El primer concierto de la Banda muni- para qae los señores Obligacionistas que lo deseen cipal no se verificará en el Español, sino en puedan dirigirse á dicha entidad, la que les facilitará los datos referentes á la operación. el Real, y se efectuará el próximo sábado. Madrid, á 19 de Mayo de 1909. -El Secretario del De la colocación de localidades se han Consejo, Joaquín Fesser. encargado las excelentísimas señoras doña María Bernar de Allendesalazar, marquesa Alhajas de Squilache, marquesa de Casa Torres y Carretas, 33 y 35 condesa de Peñalver. Los pedidos de localidades pueden hacerse á casa de esta última señora, calle del Tos, garganta, pastillas Caldeiro, 1,50 pesetas, Rey Francisco, 8, ó á la contaduría del teatro Real, á las horas de costumbre. El precio de la butaca se ha fijado en 7,50 pesetas, y en 1,50 el de la entrada de I n c a casa en j spaña importadora palco y paraíso. de calzado americano. Cedaceros, U, ACTUALIDADES NOTAS MUNICIPALES L C E Se compran ÜEUREKAÜ