Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO 6 DE JUNIO DE 1909. EDICIÓN 1 PAG. 4. de intereses más complejos, en la cual, ciertamente, Portugal no llevará ventaja. Por su parte, los ehinos se proponen derivar hacia sus puertos toda la importancia del tráfico marítimo, de modo que se irroguen á Macao los mismos perjuicios que sufre actualmente Mozambique, en el África Oriental. Sí China alcanza é impone su emporio comercial, á semejanza de lo que hacen en África ingleses y alemanes, ciertamente no será la Cancillería portuguesa quien se arriesgue á oponerse á ello. después el Monarca subió las ¡escaleras del la escapatoria del enfermo, salieron en su camarín; la imagen idolatrada de los valen- busca; pero sus averiguaciones resultaron cianos giró sobre sí y puso su mano enguan- inútiles y no pudieron saber hacia dónde se tada de joyas bajo los labios del Rey. Pare- había dirigido el tífico ció entonces que la mirada suave, atractiva, Inmediatamente acudieron á los Centros sonriente, se había hecho más suave, más oficiales, y, aunque en todos ellos prometieatractiva, más sonriente aún, como si diera ron buscar á Vicente Dorrego, esta es la una bienvenida y augurase un gran éxito. fecha en que nada se sabe acerca de su paEl Rey se fue. La imagen tornó á su em- radero. plazamiento ordinario. Cuando nos quedaDebemos advertir que el enfermo se marmos solos con ella sentimos comezón, anhe- chó de la casa el martes último. lo de adorarla también. A un ruego nuestro alguien pidió la dau, la llave que hace girar el mecanismo. Y la Virgen rindió á nuesAFFONSO GAYO tros besos su santa mano, medio oculta en- Cin diluvio y sin Cortes se pasó- Madrid el Lisboa, 3, VI, 1909. tre alhajas. Todavía creímos ver brillar con día tan ricamente. No quiere esto decir más intensidad que de ordinario en su mi- que no hubiese nubes en el horizonte y nurada la expresión suave, atractiva, sonrien- bes en la política, éstas de hacia el lado de te, de la dulce Cheperudeta valenciana, que, Marruecos. Los ministros celebraron Concual la Pilanca en Aragón, la Moreaeta en sejo, y dijeron que habían tratado en él I nundación en Santander. Como ya dijimos al reproducir telegra- Montserrat y la Macarena en Sevilla, es, en asuntos de poco alcance político. ¡Oj- Alá! mas de nuestro corresponsal en Santander, medio de. las tempestades pasionales de puede decirse esta vez, y en árabe para mala tormenta que en aquella capital descargó aquella región levantina y levantisca, iris yor claridad, toda vez que, según todos los días pasados produjo una verdadera inun- de paz y puerto de bonanza. ¡Ave Maris síntomas que ofrece Muley Hafid, en ese dación. La fotografía que insertamos en Stella... idioma van á ser las conversaciones que Después nos enredo en su rauao correr el amenizarán nuestras veladas en el entrante este número representa el sitio donde las torbellino jubiloso de las fiestas. Vivas, cla- verano. aguas llegaron á mayor altura. moreo, charangas militares, discursos viun día tranquilo, y hasbrantes, himnos de triunfo con dejos de me- ta Por lo demás, fuési no se diesen todavía xcursión á Argel. habría sido feliz Para corresponder á la visita que ua lancólica marcha moruna, tracas y dulzai casos de tifus y fugas de tíficos, como ocunumeroso grupo de argelinos asociados ñas, carrozas engalanadas, rosas, rosas y rrió con uno descubierto ayer. Es verdad que bajo el título de Les Amis Reunís hicieron á rosas, claveles y claveles, zelindas y garde- ahora resulta, según algunas opiniones méPalma de Mallorca el año pasado, nuestro nias, todo en el ambiente perfume, prima- Iieas, que aquí no ha habido ni hay tal encolega La Almudainá, de la capital balear, vera y vida. Yo no creo posible olvidar las fermedad. La gente enterrada se murió, por organizó y ha realizado con el mejor éxito cálidas impresiones de las jornadas, insupe- lo visto, de incertidumbre. Es un consuelo. una excursión de mallorquines á Argel, rables en hermosura, con que se inauguró- la La Policía misma tuvo poco que hacer: Exposición ionde han sido agasajadísimos. detener á alemán que, en justa corresCerrados ios ojos, aun parece que veo pondencia un la afición que aquí hay á la á desfilar por el centro de la gran pista helé- cerveza de sa país, le gustaba una chica esnica, circo monumental sin ejemplo ea la pañola más que á los españoles pueda gushistoria de la arquitectura festera, los carros tarnos una chica alemana A las siete y veinte han saliromanos, los hipógrifos, las bichas, los gedo para Valencia los Infantes. Por la noche hubo en la Sociedad Geoniecillos, los gnomos, las águilas eaudales, Í e s acompañan sus hijos, por una velada necrológica en honor el propósito de la infanta María los centauros, todo aquel mundo en flor que gráfica Fernández Duro. Teresa de presentarlos á la Virbajo un cielo trasparente y sereno, del que del Sr. teatros, muy pocas novedades gen de los Desamparados. En los parecían lunas los arcos voltaicos, y consEl tiempo, con tendencias aponerse en tíi a eso van, no es para Valencia, sino telaciones de estrellas el festón incandespara el corazón mismo de los valencianos, cente que bordeaba la crestería de los pala- razón. para donde han tomado billete SS. AA. La cios, vimos, al iniciarse una noche estival, Virgen es el símbolo, la señera, el alma de servir de pedestal multicolor á cien bellezas Valencia. Quien va allá puede volver sin que, en incruento combate, entre carcajadas visitar el Museo, ni entrar en la Lonja, ni y aplausos, desdeñando la lluvia A IRES DE FUERA Con el cierre de núespasar bajo las torres de Serranos. El lo per- demúsicas y y hojas, luchaban denodada pétalos trag derá, y nadie se lo tomará en cuenta. Pero, -mente por el triunfo, cual si los premios de tica de Parlamento entra cámaras la políen descanso. Se ¡chéf, miren que ir á Valencia y no adorar á la victoria fueran dones de amor dice pública y solemnemente que en tres ó la Virgen... eso, ni los herejes de Inglaterra. Las fiestas reales han sido como el primer cuatro meses aquí no pasará nada. ¡Triste De ayer es el recuerdo. Habíamos llegado espasmo déla resurrección de Valencia. Fue- suerte la nuestra! porque el descanso es la la víspera del viaje regio. Persona muy ca- ron la sinfonía brillante de un espectáculo inercia, y caer en ella es estacionarse, es lificada nos invitó á presenciar el momento único, todo sol, todo alegría, todo flores, anularse. de adorar el Rey la Santa Imagen. todo arte. La tensión nerviosa producida Precisamente Inglaterra nos da en estos- ¿Quiere usted venir mañana cuando por tanta emoción requería un sedante. Per- momentos un ejemplo hermoso de activivaya Su Majestad. á la capilla de la Ckebe- siguiéndole, antes de regresar á Madrid, dad y de abnegación. tudeta? volví otra vez á la capilla de la Virgen de El Gobierno- -ha dicho recientemente el Dudé si era irreverencia ó chanza el cali- los Desamparados. Entre las luces del altar, ministro de Comercio, Mr. en un ficativo. Nuestro amable amigo volvió al átravés de las nieblas ya densas del anoche- discurso pronunciado en Manchester, donde punto por su seriedad. cer, que se filtraban por los ventanales, vi por cierto hacían falta los Melquíades Al -La llamo así- -continuó- -porque así es centellear de nuevo la mirada suave, atrac- varez que por aquí hablan de todo con un como la denomina el pueblo. Yo creo que tiva, sonriente, en el rostro apacible de la desenfadomaravilloso, -está firmemente reen la huerta habrá gentes que no la conoz suelto á que las medidas de defensa nacional Cheperudeta. can de otro modo. sean dictadas por los ministros, únicos resUna beata se me acercó y me dijo: Fuimos. El estampidode los cañones, el- -Mírela, mírela. ¡Qué contenta estál ¿No ponsables ante el Parlamento, aconsejados batir de las bandas, el repique de las cam- sabe la causa? Pues yo sí. Han venido unos por lostécnicos, pero en maneraalguna 1 r spanas, aturdía la ciudad, emperifollada des- marineros ingleses. ¡Ya ve usted! Y le han criptas y determinadas por los políticos de el alba y desde semanas atrás solivian- traído esas magnolias. A la Virgen de los profesionales y por los alarmistas sensaciotada con la esperanza del suceso que ha d e Desamparados nales de la Prensa. abrir era en su historia. Únicamente allí de Inglaterra. la quieren hasta los herejes Hay que tener en cuenta que en Inglatedentro, en la capilla de la Madre de los Desrra se discuten actualmente problemas tan F. DE ULANOS Y TORR 1 GL 1 A. amparadosj reinaba el silencio, la soledad. hondos y trascendentales como el aumento Sobre el altar, con su mirada suave, atractide las fuerzas navales, el presupuesto, los va, sonriente, el cuerpo ligeramente inclinuevos tributos y las reformas sociales, innado hacia adelante y hacia abajo, la popunovaciones todas discutidas con discursos larísima Cheperudeta, la veneranda Joroba- I I na fuga. modelos de sobriedad y precisión. dita, dijérase que esperaba á alguien ¡en ac Vicente Dorrego se hallaba enfermo Atravesamos uno de los períodos mas titud de ofrecerle su amparo. del tifus en su domicilio, calle del Rosario, críticos de nuestra historia- -ha dicho ChurDe repente, las puertas se abrieron. Una núm. 29, y por efeeto de la fiebre altísima chill en el mencionado discurso. -El marabocanada de luz, de aire tibio y fragante, de que tenía se levantó de la cama y salió á la villoso siglo que siguió á la batalla de Wanotas marciales, inundó el templo. Envuelto calle, -aprovechando el descuido de los en- terloo, que nos dio la primacía en el goen ella, casi sin acompañamiento, penetró cargados de su asistencia. bierno del mundo, está á su término. He- D. Alfonso. El prelado entonó la Salve. Y C ndo los veeinos se dieron cuenta de mos alcanzado nuevos tiempos de métodos MADRID AL DÍA NUESTROS GRABADOS E LA CHEPERUDETA CRÓNICA LA SALUD EN MADRID j ¡ffl nl llTI