Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 5 DE JUNIO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 4. ción retórica, literaria. La mayoría no apreció esta trascendencia, guardó silencio al C e abrieron en cataratas las nubes y se ce- acabar su oración el orador republicano, y 0 rrarou en vacaciones las Cortes. He el Sr. Azzati se mostró algo desencantado y sorprendido. a- jai los dos acontecimientos del día. El Sr. Azcárate hizo una declaración imLlover, llovió, especialmente por la ínañdua, co. no 110 había llovido nunca: de aba- portante: la de que él ha estudiado el expejo áarriba, de izquierda á derecha, de dere- diente de la escuadra, y la de que, en su cha á izquierLi, en todas direcciones. Ma- concepto, no ha. encontrado en éi materia drid estuvo hecho na puerto de mar en día de prevaricación. La prevaricación- -añade temporal, sin mar, pero con olas de ba- dió el Sr Azcárate- -existiría si en vez de rio y sin mas üuerto que el üróximo de adjudicarse la escuadra á la casa Vickers se hubiera adjudicado á Ansaldo. G ¡adarraina. as Coites se cerraron, naturalmente, anEl Sr. Soriano estuvo bien de palabra, hátes de las doce y media. Después de esa bil y fluido. La Cámata le escuchó atentahoia hubieran sufrido la correspondiente mente. I a mayoría no interrumpió al señor multa. Dn el Senado hubo votación y el Go- Soriano. La campanilla presidencial no sobernó se salió con la suya. No debe agra- naba en alguna ocasión en que el Sr. Soriadecéiselo á nadie más que á los republica- no esperaba que sonase. El diputado por nos, que, actuando de perfectos ministeria- Valencia estaba un poco asombrado. ¿No les, tuvieron singular empeño en propor- me interrumpe ahora S. S. preguntó en cionarle una victoria inesperada. cierta ocasión al presidente. Cuando el seUn el Congreso hubo un poquito de rui- ñor Soriano terminó su discurso, un diputado. Poco, porque se había anunciado mu- do ministerial, el Sr. Pignatelh, rompió á cho, razón más que suficiente para que no aplaudir. Todo la Cámara soltó la carcajada. ocurriese nada. No se ha visto suspensión Era una tarde tranquila y plácida. Como de sesiones más sosa. Hasta el consabido no había nada en el ambiente fuera, no haviva á la República resultó tímido, como de bía nada tampoco dentro. En los pasillos compromiso. La nota más sonora la dio el charlaban sosegadamente los diputados de Sr. Azcárate haciendo la apoyatura sobre todos los matices. Se esperaba la llegada del los nudillos de los republicanos. Las demás presidente del Consejo con el decreto de f ermatas de la audición no resultaron. Hubo suspensión. Llegó á las seis y veinticinco. gallos y todo! El Sr. Maura, de uniforme, subió á la triEl Ayuntamiento celebró sesión; pero ¡ay! buna de los secretarios y leyó lentamente ¿rto la última de la temporada! Se pidió en y en voz alta el decreto qViva la repúbliella una Exposición universal, la rápida ca! gritó el Sr. Suriano. ¡Viva el Rey! se construcción de la Gran Vía y la no menos gritó repetidas veces en los escaños monárbreve edificación del matadero. No se pidió quicos. Salimos todos á los pasillos. Volvimos á la luna porque horas antes había sufrido aa charlar todos animada y alegremente. No eclipse. Funcionó ayer por primera vez el tribu- se padíaliacer otra cosa; no había amblennal industrial, compuesto- de patronos y tea. decían los diputados republicanas. Ha obreros. Y funcionó bien, dicho sea en su resultado todo bien decían los diputados ministeriales. Nos despedíamos todos hasta elosrio. El Rey salió para San Sebastián. Mañana el otoño. Yo deseo á todos mis compañeros, saldrá para La Granja, porque ya estará sin distinción de colores políticos, de la mayoría y de la oposición, un buen verano. aquí de vuelta. Sucesos, pocos salientes. Por suerte tamAZOJÜN bién, no se registró ningún naufragio MADRID AL DÍA llones y medio de pesetas al año, y hay que descontar un 6 por 100 entre comisiones y gastos, esas cuatrocientas mil y pico de pesetas son una economía que no ha de guardar egoistamente para sí el Estado, sino que debe dedicar una parte, la mitad, por ejemplo, para premio y estímulo de aquellos funcionarios dignos por su laboriosidad y por la importancia de la función que desempeñan de esa recompensa, y merecedores de que se realice ideal tan noble y tan plausible como el de fundar un colegio para sus huérfanos, que viene siendo desde haca tiempo su más ardiente aspiración. Es lo menos que puede hacerse para estos celosos funcionarios, y lo menos también que debe realizarse en beneficio de los intereses públicos. Esperamos que la iniciativa del Sr. Luca de Tena sea pronto una plausible realidad. De todos modos, el proyecto ayer aprobado es una de las reformas más importantes y más felices que se han hecho en España desde hace tiempo. Merecen una felicitación muy sincera e ministro que ha presentado tan excelente labor y el digno director general de Comunicaciones, que tan valioso concurso la ha prestado con su ilustración y su laboriosidad INFORMACIÓN POLÍTICA FIN DE TEMPORADA cerradas las Quedaron ayer las vacacionesCortes y em piezan hoy parlamentarias, que se prolongarán hasta los primeros días del mes de Octubre. Ya decíamos ayer que quizá el Gobierno intentara ayer tnismo la votación definitiva de los proyectos de comunicaciones marítimas y de reformas en Correos y Telégrafos, para lo cual se había excitado á los senadores presentes en Madrid con objeto de que acudieran á la sesión. Y, efectivamente, los senadores asistieron desde primera hora á la Alta Cámara, y á media tarde pudo efectaatse las votaciones definitivas, LA REFORMA qnef nerón nominales. Primeramente se votó y luego el DE TELÉGRAFOS el proyecto de comunicacionesen la votade Co rreos, tomando parte lu o con palabras aceibas- -no hay motivo p n la sesión del Senado quedó aprobado ción X 41 votos á favor y 59 en contra. l -para ello, -sino con frases corteses y ayer el proyecto de reforma de Correos Inmediatamente el jefe del Gobierno leyó atentas dirigidas á todos, debemos saludar y Telégrafos. Como verán nuestros lectores el decreto suspendiendo las sesiones de la conclusión de la temporada parlamenta- en el extracto de la sesión, nuestro querido Cortes en la presente legislatura. ria. Se anunció para ayer tarde una terrible amigo el Sr. Luca de Tena apoyó una en- Con la mayoría votaron los liberales setremolina en el Congreso. No pasó nada. mienda, que, aunque no pudo ser admitida, ñores Zabala y Mafoitpaer, los solidarios, dos Desde primera hora, los habituales de la quedó en principio y en espirita aceptada carlistas y el Sr. Sánchez de Toca. casa podían vaticinar que la anunciada tem- para tenerla presente en su día, porque el Los amigos Gobierno consideraban pestad, temerosa y pavorosa, quedaría re- proyecto aprobado es, según se sabe, de ba- como un triunfodel éste la votaeiós de ayer, de ducida á un Kgero nublado. ses que requieren ahora el necesario des- y se mostraban verdaderamente regocijaA primera hora, y sobre el acta de la se- arrollo en el articulado de una reglamenta- dos. sión anterior, se habló algo. Se Mcieron. ción. protestas y se lanzaron algunos gritos. Pasó Pidió el Sr. Luca de Tena que la tasa de 1 a última sesión del Congreso fue bastan 1 preludio, transcurrió un poco de tiempo los telegramas, como ocurre en tros países, te movida, porque no podían faltar las en sosiego y luego se volvió á hablar con se satisfaga en metálico y no en sellos, con notas agudas que preceden siempre á la lecalguna energía. Intervinieron en él primer lo cual se simplifican mucho las operaciones tura del decreto de suspensión de sesiones. incidente- -en la sinfonía de la tarde- -el se- para el expedidor y para el funcionario y En él debate acerca del mensaje de los reñor Soriano y algún otro diputado fueron se obtiene lina positiva economía para el publicanos intervinieron los señores conde los que tomaron parte. Después, tanto es- Estado, toda vez que el empleo de los tim- de Romanones, Azcárate y Canalejas, mostos señores como el Sr. Señante, que había bres envuelve, además de los gastos de fa- trándose de acuerdo en que ni el Gobierno protestado de las aseveraciones del Sr. So- bricación, un sinnúmero de gajes de comi- ni el Congreso tienen obligación legal de riano, subieron al estrado presidencial. Allí sión ñ la Compañía arrendataria del timbre convocar á la elección para cubrir la vacanles vimos á todos charlando en tono decor- y á los expendedores y de facturación de te de diputado por Madrid, aunque coincidialidad con el presidente de la Cámara y los envíos de sellos, amén de la remisión de dieron los Sres. Canalejas y conde de Rosonreír. Esta actitud de los contendientes todas las hojas telegráficas á Madrid para manones en que convendría hacerse la elecEOS tranquilizó un tanto; las sonrisas, las su comprobación, y anién, en fin, del ahorro ción para demostrar á los republicanos que palabras humoTísticas y los cálamelos nos de tiempo que proporciona al funcionario y están equivocados crevendo aue obtendrían indicaban que, si se había peleado seria- al depositario de un despacho la tasa y la el triunfo, mente al comenzar la sesión, ahora la paz, fijación y comprobación de los sellos. Se da El ministro de Hacienda, que contestó á el sosiego y la concordia había vuelto á los además el caso de que los cablegramas se los citados señores, se apoyó en anteriores espíritus de los adversarios. paguen en sellos para que el Estado luego manifestaciones del presidente del Consejo Se entro luego en el debate sobre la va- entregue en metálico á las Compañías la para demostrar que ahora es improcedente cante íle Madrid. Habló elSr. Azzatl. Al pa- parte correspondiente á su servicio, con lo la convocatoria déla elección, recer, algunas de las frases que pronunció cual se convierte en una especie de sastre A las seis y media leyó el jefe del Gobiercu su discurso el diputado por Valencia te- del Campillo. no el decreto de suspensión de sesiones, y íiian cierta intención; olían algo á preparaSi el servicio telegráfico importa siete mi- terminó por ahora la labor parlamentaria. EPILOGO ni m i i i n m m t i B i n n i i m r E i i ii UUMMIT Tramar nnmnayuBni ¡iBBi miji ¡mni r nmri nunran iiitfir