Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. VIERNES 4 DE JUNIO I E 1909. EDICIÓN? 9 PAG. 6. Le contesta brevemente el MINTSTROr BlSr. RQDRIGAÑEZ sequejade la ausencia del ministro de Hacienda cuando se examina y se ha de deliberar sobre un punto que á él le afecta. Protesta á la vez de que el ministro de la Gobernación se arrogue facultades que flo le competen. ¿Coa qué recursos se va á atender á la reforma, mientras ella no dé rendimientos? ¿Es que se va á producir un déficit en el presupuesto en marcha? ¿O es que se aplaza este problema para Octubre? El orador estima que entonces el Senado tendrá sobrada labor para poder dedicar á tantos proyectos su atención. Le contesta el MINISTRO, recordando que si para otoño qu- da al Senado tauta labor, débese á las excitaciones que para vacar en sus tareas el Parlamento recibió el Gobierno, con el asenso y colaboración de las minorías. (Pide la palaora el Sr. Dávila. Declara el ministro que la aprobación del proyecto no entraña mngúa riesgo para el presupuesto, porque parte de la reforma concierne más á reorganización de servicios que á gastos, y ésta se puede ir preparando en el interregno, y la otra parte no se acometerá en tanto las Cortes no otorguen al Gobierno los créditos necesarios para realizar la reforma Rectifica el Sr. RODRIGAÑEZ, Habla para alusiones el Sr. CAPDEPON, felicitándose de la reforma, que era debida á la importancia del servicio, al celo é inteligencia del director general, Sr. Ortuño, y de los funcionarios de Correos v Telégrafos y á las necesidades del país. Agradece tales juicios el MINISTRO; el Sr. ALONSO CASTRILLO, aludido, concreta observaciones aue oueden rneiorar el proyecto. Le contesta el MINISTRO, rectifica el Sr. ALONSO CASTRILLO, y se suspende el debate. Leídos y admitíaos vanos dictámenes so bre proposiciones de iey y proyectos sin importancia, y acordada la urgencia para los dictámenes pendientes, se levanta la sesión á las ocho menos veinte. gallegos recogidos del Brasii, en su viaje de repatriación, y espera que el Gobierno adoptará medidas que corrijan los hechos protestados y resuelvan convenientemente para lo sucesivo el problema de la emigración. Muéstrase expuesto el MINISTRO á depurar los hechos y castigar el atropello. Asimismo el Sr. Allendesalazar promete examinar el aspecto internacional del problema y amparar á los españoles que emigren i los Estados hispan o- americanos, ya en cuanto al trabajo allí, ya en cuanto á la repatriación. que esos barcos, ai menos para la América del Norte, tengan desde luego una velocidad mínima de 19 y 22 millas. Por estas razones, y por no consignarse en el proyecto qué fianza ha de prestar la Compañía adjudicataria, está resuelto no sólo á votar en contra del art. 17, siao á pedir votación nominal hoy para la aprobación del proyecto, y procederá igualmente en cuanto a l a votación definitiva, al amparo de la Constitución. Además advierte que no se cumplirá el contrato cuando el partido republicano llegue al poder. Sonriese el ministro de la GoORDEN DEL DÍA bernación, y el orador, dirigiéndose á él, dice: Continua ¡a discusión del proyecto de Ríase S. S. que más reímos nosotros con COMUNICACIONES MARÍTIMAS las obras de S. S. porque con lo que su seA propósito de su art. 17 interviene el se- ñoría está haciendo desde ese sitio, quienes ñor SOL Y ORTEGA para hacer declara- salimos ganando somos los republicanos, y ciones que al orador importa consten en el por ello se realizarán nuestros ideales antes de lo que pensáramos. Así, que si S. S. se redebate. Justifica su abstención respecto del resto gocija, más regocijados estamos nosotros. El señor ministro de FOMENTO contesta del proyecto, porque- -dice- -no se dado al Senado tiempo para estudiar con el debido al Sr. Sol y Ortega, congratulándose de indetenimiento el asunto, cuya trascendencia tervenir en momento de regocijo. Aduce el Sr. Sánchez Guerra las principay gravedad es tal, que implica nada menos que la constitución de toda la Marina espa- les razones que hacen urgente la aprobación del proyecto, especialmente la situañola No se explica la urgencia impuesta por ei ción de la Marina mercante; recuerda el Gobierno, que debió dejar estudiar el pro- largo tiempo que lleva ya en el Parlamento yecto eñ todo su alcance y complejidad du- y las excitaciones que en su pro recibió el rante las vacaciones, para debatirlo en Oc- Gobierno de casi todo el litoral; rechaza que se haya calificado de simulación el concurtubre. ¿Porqué no se han antepuesto proyectos so, remitiéndose á las propuestas hechas en de carácter más urgente que duermen en el la información que se abrió al eíecto en el Congreso, tales como el sistema de recluta- Congreso. Declara que al concurso puede acudir miento y la ley de servicio militar obligatorio? Piense el Gobierno qué pasaría si ma- quienquiera posaa barcos y, además, á tañana, por cualquier contingencia interna- les efectos pueden agruparse diversas enticional que nos compeliese á enviar tropas á dades navieras de nuestro país. Marruecos, se negasen los reclutas á ir allá Respecto de la renovación de la flota que porque entendiesen que ellos no debían ir en dos decenios se impone á la entidad addonde sólo habían de servir de carne de judicataria, así como de la- duración del concañón. trato, el ministro fundamenta cuanto en la Para su atención en el art. 17 y excita a ley se estatuye. Y en cuanto á la velocidad la Cámara á meditar sobre su texto y alcan- de los barcos, advierte que no la tienen mace, ya que por virtud de él se establecen yor las líneas de servicios comerciales de compromisos trascendentales por más de las principales naciones; porque las de ma 265 millones de pesetas y se hipoteca la vo- yor andar, á que el Sr. Sol aludía, son líneas luntad del país por- espacio de veinte años. de pasajes de lujo, como la del Havre á Dice que aquí de lo que se trata es de Nueva York. Concluye diciendo: Si el Sr. Sol y Ortesubvencionar á determinadas líneas y Compañías. Le parece bien, dentro de la correc- ga no tiene confianza en el Gobierno, ¿qué ción, que para tales servicios se haya de le vamos á hacer? Si él no la tiene en el anunciar un concurso; pero no juzga igual Gobierno, seguramente la opinión tampoco la omisión que en el proyecto se nota res- tiene confianza en él. Rectifica el Sr. SOI, Y ORTEGA, abunpecto de la cuantía de la subvención y otros dando en conceptos y explicando frases que detalles necesarios. Censura que habiéndose constituido en profirió anteriormente. Después de rectificar brevemente el MItres grupos las líneas de Baleares, Canarias y África, se agrupen en uno solo servicios NISTRO, pregunta el secretario á la Cámaque requieren más vapores y elementos, ta- ra si se aprueba el artículo. El Sr. SOL Y ORTEGA pide sea nominal. les como los de las líneas de Oceanía, de la Se adhieren luego á tal petición demócraAmérica del Norte y de la del Sur. Ño encuentra nada que explique esta discrepan- tas y liberales. Estas minorías votan en contra, así como cia en lo que debía de haber paridad, y con la propia extrañeza ve que el país no pueda los Sres. Labra y Luca de Tena. Por 78 votos contra 36 es aprobado el aratribuir esto á otra cosa que á la decisión resuelta de favorecer á una determinada tículo 17. Compañía: la Transatlántica. Sm discusión aprueoa luego la Cámara En mi concepto, -añade- -el país piensa los demás hasta el 26. Retiran sus enmiendas el Sr. Calvo de bien, y acierta, porque desde que se exige en la ley que la personalidad sea española León al 18, y al 26 el Sr. Carranza. Haee algunas observaciones al 27 el señor y españoles sus barcos, no se le oculta que DÍAZ MOREU, y á poco todo el proyecto la forma de concurso no será sino sirmüa ción. La Transatlántica hace bien en apro- queda aprobado y pendiente de votación vecharse de estos beneficios que se le otor- definitiva. guen; quien no procede bien es el GobierSeguidamente es leído y puesto á debate no, amparando, él sabrá por qué, tales pri- el proyecto de vilegios. CORREOS Y TELÉGRAFOS Estudiando iaego ei piazo ae veinte anos El Sr. LÓPEZ MUÑOZ justifica, en nom ue se otorga á la Compañía adjudicatana, manifiesta que el Estado no debía obligar- bre de la minoría liberal, por qué se abstiele á mantener ei contrato por tal plazo, por- ne de discutir detenidamente esta reforma, que en cambio á nada se compromete la que ya fue ampliamente debatida en el Con Compañía- si al cabo del primer decenio se greso, y glosa las declaraciones del señor resuelve á renovar parte de su flota, lo hará Moret respecto alas reservas que los crédi pon los 70, 80 ó 90 millones de pesetas que tos imponen ea relación con la aplicación de ¿eciba del listado. Ni giquierajseje exige la ley. taESJON DEL DÍA 3 DE JUNIO DE 1509 sión, bajo la presidencia del Sr. Dato. Leída el acta de la anterior, es aprobada. El Sr. SORIANO: ¡Pido la palabra! El Sr. CLAIRAC: Señor presidente, pido que se cuente el número. Los secretarios proceden rápidamente á ¡1 contar el número de dipüt aresentes, que sumaron 25 ó 30 El PRESIDENTE; Siendo notorio qüfc no hay número suficiente de señores diputados, se levanta la sesión. A las cuatro menos cuarto se abre la se- Su Majestad el Rey se encuentra eu perfecto estado de salud, si bien la pequeña molestia que siente en la pierna no ha desaparecido totalmente. Ayer por la mañana, siguiendo sa diaria costumbre, estuvo trabajando á primera hora, y después presidió el Consejo de ministros. La Reina doña Victoria, no obstante lo ¡desapacible del día, paseó por la Casa de Campo. Al regresar á Palacio íué cumplimentada! por las marquesas de Val deolmos y Ceba j líos Carvajal y por la señora de TravesedOÍ Por la tarde dieron un largo paseo ea automóvil SS. MM, los Reyes. rmnmwinmimmi 1 uiuuir TTnnmi i 1