Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D E L EXTRANJERO POR CABLE, T E L É G R A F O T E L É F O N O AMERICA CECUESTRQ DE U N JEFE DE ESTADO. PAR 3 S, 2. Las noticias recibidas del Perú relatan detalles muy originales sobre la revolución, que demuestra que en aquella República todavía hay políticos capaces de fraguar tenebrosas conspiraciones. Don Augusto Seguía, presidente de la República del Perú, ha sido raptado en su propio palacio por un grupo de demócratas, capitaneados por D. Isaías Piérola. Las tropas intervinieron en el momento en que los conjurados conducían al presidente hacia la plaza de la Inquisición, donde pensaban exigirle que diera solemnemente y en público su dimisión. Los soldados atacaron á los rebeldes, poniéndoles en precipitada fuga v libertando al jefe del Estado. 151 héroe de esta tentativa revolucionaria, D. Isaías Piérola, es incorregible. No es ésta la vez primera que apela á procedimientos revolucionarios. Organizó un atentado contra el presidente anterior, Sr. Pardo, y luego un movimiento insurreccional cuando se celebraba, en Mayo de 1008, la elección presidencial. El Perú es hostil á Piérola y al partido demócrata que éste capitanea, y recuerda que ese Piérola, que ahora trata de agitar al país, es quien, cuando fue dictador, contribuyó más á que estallara la guerra con Chile. El partido constitucional ha tratado de regenerar al país con el Sr. Pardo, primero, y con el Sr. Leguía, después. Ambos hicieron una política prudente, que ha dado excelentes resultados. Con su audaz golpe de mano el Sr. Piérola sólo khabrá conseguido que las masas populares acentúen su adhesión al Gobierno actual, que tan bien interpreta los deseos de la inmensa mayoría de los peruanos. ras, flores y banderas, ofreciendo un aspecto muy alegre. fJTambién en la estación había movimiento extraordinario. Una compañía del regimiento de Infantería núm. 99, con bandera y música, al mando del general A. Nyri von Szekely, llegó á la estación á las siete de la mañana para tributar los honores al infante D. Fernando. Poco después empezaron á llegar las autoridades, grandes de Austria y el Cuerpo diplomático. Se hallaban presentes, entre otras, las siguientes personalidades: el comandante de la plaza, general Ritter von Bersbach; el gobernador, conde Kielmansegq, y el presidente de Policía, Brzesowsky. A la derecha del andén se hallaban los miembros de la Embajada española, compuesta de los siguientes señores: conde de Torata, J. de Ezpeleta y agregado militar, comandante D. Luis Roig de Lluis. Asistió también la diputación del regimiento de Caballería Cazadores de Lusitania, compuesta del comandante D. Luis Márchese, capitán D. Carlos Berdugo y teniente D. Segundo Díaz Herrera y Aguirre. El cónsul de España en Vieaa, D. Ángel Cortijo y Cadórniga, así como el secretario particular del embajador de España en ésta, doctor Diego Lastras, estaban también en la estación. Los archiduques Fernando Karl, Franz Salvator, Leopold Salvator y Brz Friedrich, acompañados de sus respectivos ayudantes, Freiherr v. Schleinitz, Prmz Lobkowitz y Graf Bellegarde, estaban ya en la estación cuando S. M. el emperador Francisco José, que vestía el uniforme español con la gran cruz de la Orden de Carlos III, seguido de su ayudante el general de Caballería Paar, entre en la estación cuando la banda tocaba el Himno Aastriaco. A las siete y cuarenta de la mañana llegó á agujas el tren. Entonces sonó la Marcha Real. El infante D. Fernando, al poner pie en tierra, saludó cariñosamente á Su Majestad Francisco José, á los archiduques y á las autoridades. Después de haber revistado con Su Majestad á la compañía de honor, se pusieron en marcha; montaron en el coche, y el cortejo se dirigió hacia el Hofburg. En el trayecto, el infante D. Fernando y Su Majestad fueron aclamados por la multitud, que llenaba la Mariahilferstrasse v parte del Ring. En el Hofburg recibieron al infante don Fernando el príncipe Montenuovo y el gran maestro de ceremonias, conde Choloniewski. Por la mañana, dio el Infante un paseo por la ciudad, depositando su tarjeta de visita en casa de la princesa Módena, príncipe Luitpold de Baviera, quien se halla actualmente en ésta; princesas Teresa y Clara de Baviera, y en la de los miembros de la familia imperial. A las once de la mañana, S. M. Francisco José recibió al Infante, quien le entregó en nombre del Rey de España el uniforme de capitán general honorario del Ejército español. A la utia hubo en Palacio una comida de familia en honor del Infante, sentándose á la mesa el infante D. Fernando, el príncipe Luitpold de Baviera, las princesas Teresa y Clara de Baviera, la archiduquesa María Annunziata, los archiduques Franz Ferdinand, Leopoldo Salvator, Franz Salvator y Friedrich; las archiduquesas Isabelle, Ga- Y CORREO briela, Isabelle María Aac. gunae, la cmque sa de Módeiia y el archiduque Rainer. Después de la comidn, D. Fern. inc o, acompañado del geneial von Lonyay, á ¡6 un paseo por Schoflbriimi, visitando el Palacio imperial y las Caballerizas. Después pasó por el Ring y fue á visitar la Kxpos ción Erzherzog- Karl, donde peimaii vió una hora. Terminado el dhier de 23 cubiertos dado por el archiduque Fiauz Fcidinand en honor del infante D. Femando en los suntuosos salones del Belvedere, visitó éste iá Opera, donde permaneció hasta el fin de la representación. -Danubio. ALEMANIA pNTREVISTA REGIA. BER L 1 N, 2, 8 N Una nota oficiosa dice que el Kaiser ha aceptado la invitación del eniperaJor de Rusia para entrevistarse á mediados de Junio en el Norte del Mar Báltico. FRANCIA COMUNICACIONES MARI TU MAS. PARÍS, 2, 9 N. La Comisión de Aduanas ha dedicado la tarde al estudio del nuevo proyecto sobre comunicaciones marítimas. ¡Ha rechazado un artícalo que disponía que en caso de huelga marítima quede en suspenso el monopolio del pabellón francés entre Francia, Argelia y Túnez, proponiendo en cambio que los productos argelinos y tunecinos llevados á los puertos italianos ó españoles con certificado de origen y transportados luego por ferrocarril á Francia estarán exentos de todo derecho arancelario, como asimismo cuantos productos franceses sean transportados á Argelia y Túnez por mediación de los puercos italiai o y españoles. TERREMOTOS Y FENÓMENOS METEOROLÓGICOS. S A N TIAGO DE CHILE, 2, 5 T. En Guayaquil, República del Ecuador, se sintieron ayer sacudidas terrestres con manifestaciones muy extrañas. En el intervalo de cuatro horas hubo 36 terremotos, acompañando á cada trepidación fortísimos ruidos subterráneos, al mismo tiempo que se desencadenaba furiosa tormenta. Al amanecer de hoy, una viva y deslumbradora luz iluminó el firmamento por espacio de diez minutos. Obscureció después y comenzó una larga serie de relámpagos, Sin que se oyera un solo trueno. Estos fenómenos sísmicos y meteorológicos han impresionado profundamente los ánimos. AUSTRIA C L INFANTE D. FERNANDO. V 1 ENA, 2. i I a Mariahilferstrasse, calle que conduce I la estación del Noroeste, estaba muy de mañana ocupada, el día de la llegada de D. Fernando, por millares de personas que aguardaban la llegada del infante D. Fernando. 1 La mayor parte üe las ventanas y de los oalcones estaban adornados coa colgadu- r ONGRESO NACIONAL DE LA PAZ. RE 1 MS, 2, 5 T. Una de las conclusiones formuladas por el Congreso nacional de la Paz se refiere á solicitar de las treinta y dos potencias que esiáü conformes con el arbitraje obligatorio concierten un convenio para establecer el arbitraje nennanente. I A SUSTRACCIÓN DE EXPE DIENTES. PARÍS, 2, 5 T. El Juzgado de la jurisdicción de Marina ha tomado declaración á Mr. Dupont, director de la Escuela de Ingenieros Navales, y al ex ministro de Marina Mr. Thomson El interrogatorio, que duró más de una hora, está relacionado con las supuestas sustracciones de documentos oficiales en el ministerio de Marina Monsieur Thomson h a manifestado al juez en su declaración que recaba y asume toda la responsabilidad de los actos de mom sieur Dupont, pues éste obró siempre de buena fe y con arreglo á las instrucciones que él le dio como ministro. C UESTI ONDE COMPETENCi A: v PARÍS, 2, 8 N Los i empleados de Correos que organizaron el Sindicato del Cuerpo al declararse la huelga se han negado, y así lo han he-