Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
fi C. M I É R C O L E S D E J U N I O D É 1909 T E D I C I Ó N 1 PAG, tz. LOS AUTOMÓVILES I f N HOMBRE MUERTO En el café de N u e v a España se reunieron anoche primera hora, después de cenar, para tomar café, D. Tomás Emilio de Miguel, abogado y propietario de Ja funeraria establecida en la plaza de San Gregorio; su hermano D. Manuel y un auiigo de ambos, llamado D. José de Oviedo. A propuesta del último, acordaron tomar un automóvil de alquiler y dar en él un paseo hasta la Cuesta délas Perdiees. En la Puerta del Sol hallaron el vehículo; inontaron, y á una velocidad regular se dirigieron al sitio convenido. Descansaron allí breves momentos y á las dos y media de la madrugada emprendieron el regreso á la corte. Según ha declarado el chauf eurjosé Mira, el coche venía á una velocidad de cuarenta kilómetros por hora. Al llegar cerca del tercer vivero, el chauf- eur notó que se le escurría el asiento; fue instintivamente á sujetarle, y al dejar el voíante, el automóvil viró bruscamente y fue a chocar contra un guardacantón. El golpetazo fue tan tremendo que la piedra quedó desviada, el automóvil destrozado y los que le ocupaban lanzados á giran, distancia. D. Tomás Emilio y el chavfeur, en medio de la carretera, y D. Manuel y el señor Oviedo, detrás del carruaje. A los gritos de los lesionados acudió la pareja de la Guardia civil luán Castañeira y Tomás González. Don Tomás Emilio de Miguel yacía sin movimiento en medio del camino. I os res tantes se quejaban de tortísimos dolores. En un coche de punto fue trasladado el cuerpo del primero á la Casa de Socorro del distrito de Palaeio, en donde los médicos sólo pudieron certificar la defunción. Su hermano, D. Manuel, el Sr. Oviedo y ei chauffeur, después de curados de algunas Contusiones, pasaron ala Comisaría del distrito, en donde á última hora de la madrugada se estaba formando el atestado correspondiente. El juez de guardia, que era el de Palacio, se constituyó en la Casa de Socorro. aquella vía, y á los que los ae los Sacos infundieron sospechas, les hicieron algunas preguntas relativas al contenido de los sacos -I S tales individuos, al verse trente a la autoridad, arrojaron al suelo la carga, que la constituían dos magníficas hojas de tocino, huyendo vertiginosamente. Como los que huían no se detuvieran á las voces de ¡alto! y ¡date! los del Orden les hicieron la friolera de siete disparos de revólver, con lo cual sólo consiguieron sembrar la más espantosa alarma entre el ve cindario Luego se supo que las dos hojas de toci- no habían sido robadas en una carnicería de la calle de Calvo Asensio, propiedad de, doña Carmen Santiago Parrondo. Los raías no han sido habidos. Éíicada de üñ oportuno emético, Leandro salió del trance en estado relativamente satisfactorio noche, á las nueve, y de regreso del cementerio del Este, se suicidó en las in mediaciones de la calle de las Margaritas un individuo, llamado Miguel Fernández, disparándose un tiro de pistola en la región temporal derecha. El Juzgado de guardia se constituyo en el lugar del suceso, procediendo al levantamiento del cadáver A SUCESOS INTOXICACIONES Saturnina García Pedrero, de diez y ocho años, sirvienta, con domicilio en la calle de Zurita, 29 y 31, tercero, parece ser que poj. disgustos de familia (it: girió ayer, con propósitos de suicidarse, una disolución de fós foros. Asistida en la Casa de Socorro del distritd, pasó al hospital, siendo calificado su estado como de pronóstico reservado. 1 Arrabio fue R afaela PérezTabernillas, 2, asistida en su domicilio, por el médico de la Casa de Socorro del distrito de la Latina, de una intoxicación producida aljn gerir luivocadamente sublimado cofrosivoA las tres de la tarde de ayer se presentó en la Comisaria de la Universidad Pedro Pociñas, naiural, de í, ugo, poniendo en conocimiento del comí sario que del baúl que tenía en su domici lio, Espíritu Santo, 27, segundo derecha, le habían sustraído 250 pesetas en ricos billetes de Banco, suma que había conseguido reunir á costa de rudos trabajos y dezmargas privaciones. Pociñas no sospecha de nadie. f LOS AHORROS DE POC 1 ÑAS Ayer tarde, á las tres, se acercó un joven, decentemente vestido, al punto de coches de la calle de Carretas, subió á un milord y ordenó al auriga qué le llevase á la plaza de Alonso Martínez, Cuando, minutos después, desembocaba en la plaza dicha el carruaje, sonó en éste A CCI DE NTH En el paseo de San Vicen- una detonación. Sorprendido y alarmado, el te se cayó del burro que cochero detuvo la marcha, y vio que el jo montaba Petra Lozano, causándose la frac- ven que ocupaba el coche yaeía inmóvil tura de la clavícula derecha. sobre el asiento, con la cabeza reclinada En la Casa de Socorro de Palacio fue caAcercóse con varios transeúntes, y entonlificado su estado de grave. ces advirtió que se trataba de un suicidio Impresionado por el suceso, no sele ocu f ONDE ESTA JUANA? Juana Delgado era una agra- rrió al auriga otra, cosa que conducir el caciada joven de catorce años de edad, que rruaje al Juzgado, puesto que estaba cercarecientemente entró á servir en el Sanato- no á la Casa de Canónigos En el Juzgado, eomo es lógico, procediório del Pilar (Guindalera) Hilario Delgado y, Agustina Sauz del se ante todo á averiguar si el suicida había Campo, tíos de Juana y vecinos de esta cor- expirado, y como se advirtiera que aun vite, al ver que Juana no iba á verlos, como vía fue conducido á la Policlínica de la catenía por costumbre siempre que servía en vile de Andrés Tainayo. Allí el médico de guardia, Sr. Villa y de alguna casa, fueron al Sanatorio á pregun- la Vega, le apreció una herida gravísima de tar por ella. El portero les dijo que Juana se había arma de fuego en el parietal derecho Registradas las ropas, se halló una carta, marchado dos días después de haber entra- en la que el suicida pide que no se culpe á do en el Sanatorio, en tanto que la encarnadie de su muerte, y declara llamarse gada del mismo les aseguró que aquélla haConrado Esteban Urias, de veintiséis años, bía desaparecido á los cinco días, dejando con domicilio en la calle de Lavapies, 4 en el establecimiento un baúl que contenía ropas. 11 N ESCÁNDALO A las dos de esta maEn vista de esta palmaria contradicción y dragada se produjo un de que seguía siendo una incógnita el paraescándalo mayúsculo en la Puerta del Sol. dero de Juana, sus tíos presentaron ayer la Un individuo que se hallaba arrimado á correspondiente denuncia en la Comisaría un farol, al ver que junto á él pasaba la padel Congreso. reja de Seguridad allí de servicio, sin me ¿Dónde está Juana? diar cuestión alguua, la emprendió á bofetadas y puñetazos con los guardias. ABALLO DESBOCADO En el paseo Estos contestaron en igual forma á tan de la Castellainopinada agresión, y con no pocos esfueraa se desbocó ayer tarde el caballo del cozos lograron maniatar aV agresor, conduche de plaza que guiaba Anastasio Manuel ciéndole en uu coche á la Casa de Socorro García. del Centro. El coche recorrió unos cuatrocientos meAl luear del suceso acudió numeroso pút ros; yendo á estrellarse contra un árbol. feitComo consecu- eñcia del choque, que fue En la Casa dé Socorro se puso en claro terrible, el vehículo sufrió grandes desperque el autor del escándalo padecía un fuerfectos, el cochero fue lanzado ágran distante ataque de alcoholismo agudo. tancia, quedando tendido en el suelo, y do Según oímos asegurar, el individuo en Alfonso Moreno, que ocupaba el carruaje, cuestión, hace algunos meses, agredió á también eayó en tierra, Dos guardias civiles que presenciaron eí, unos guardias en la calle del Príncipe hallándose en igual situación que anoche suceso se apresuraron á socorrer al Sr. Moreno y al eochero, conduciéndolos al cuartel de Bellas Artes, donde fueron auxiliados por el médico militar D. Emilio Alonso. El cochero, además de grandes contusioy En muy eseaso número se encu ntran los snjelO 3 que jamas han tenido nes en la cabeza y magullamientos en difeD I S P E P S I A palabra que quiere decir digeiTfin rentes partes del cuerpo, sufrió conmociodifícil en cambio, mas de la cuarta Darte ae la nes eerebral y visceral, y su estado era grave. humanidad la padece, necesitando aumentar la secreción del jugo gástrico, tonificar la muco- a del Una vez curado de primera intensión, estómago, y aumentar su poder digestí o. Se pasó al hospital de la Princesa. consigue tomando el ELIXIR ESTOlKACtiZ DE El Sr. Moreno fue asistido de contusiones SAIZ DE CARLOS (Stomaltx) que curaUaf de carácter leve. 9 MALAS DIGESTIONES rraz iban ayer tarde dos individuos cargados con sendos sacos. Dos guardias de Seguridad que iban por R OBO DE TOCINO Por ía calle e Fe- OS DESESPERADOSL Por disgustos de- f a m i l i a intentó ayer, á las siete de la mañana, suicidarse en su domicilio, Primavera, i, Leandro Montañés. Para lograr su fatal propósito preparo una pócima, compuesta de alcohol alcanforado, éter, bálsamo tranquilo y sal de acederas, todo lo cual; después de agitado antes de usarlo, se lo tragó. En Já Casa de Socorro, y gracias á ia L 0 i dolor y molestias de la digestión, que notan algunos enfermos al poco tiempo de terminar las comidas. Una comida abundante se digiere sin dificultad con na eueharada de ELIXIR que es de agradable sabor y que puede tomarlo lo mismo el enfermo del estómago, que el que esta sano en sustiturión da los licores de mesa, De venta en todas las principales farmacias áel mundo y Serrano, 30, MADRID. asi como la sensación de peso, malestar, ACEDÍAS Y VÓMITOS tk HimTniíiirrrinTriraimii TMTM