Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MARTES i. DE JUNIO DE 1909. EDICIÓN 1. PAG. 4. ONTRA E l MODER- La Historia dirá NiSMO BIBUCQ J d o d e modernista por excedencia. Esta será la ca racterística de su pontificado. Principio la campaña con el Syllabus LamentqbiU sane; vino luego la Encíclica Pasee idi y entramos después en un período de at jques mas directos. Primero, los castigos espirituales impuestos á los Houtin, á los Lossy, á los La Berthonniere, á los Murri, y poco después la prohibición de interpretar los textos sagrados, reservando esa misión á la Santa Sede. Para coronar su obra, el Papa va á fundar ahora en Roma un Instituto Internacioaal Bíblico, una especie de Universidad encargada de la interpretación ortodoxa de los Santos Libros. El padre Werny, general de los jesuítas, ha redactado el plan del nuevo Instituto. IvOS padres jesuítas serán los encargados de as fttedras. Se inaugurarán las clases en Noviembre próximo. Todos los sacerdotes romanos, así los que aspiren á un curato como los que piensan dedicarse a l a enseñanza, á la diplomacia ó á la predicación, tendrán que acudir á las aulas de ese Instituto, que otorgará, además, títulos de doctor en Teología. pequeño mundo de otros periodistas, de políticos y de parlamentarios. Ahora bien; para el periodista, toda la realidad es este pequeño mundo de afines y congéneres; su criterio va amoldado á las alzas y bajas de este círculo; lo que allí sucede, el periodista lo adapta y generaliza al país todo. De ahi, para un espíritu observador, la falta de vida, de espontaneidad, de realidad, que se nota en nuestros secos y áridos articulistas de fondo (llamados, ellos se lo llaman, maestros en periodismo y de ahí la incongruencia, la falta de correspondencia íntima que se advierte entre el artículo de fondo y la vida nacional. Desde hace algún tiempo que, por diversas causas- -algunas de concurrencia comercial, -se ha extendido en el mundillo periodístico la idea de que la Prensa no ejerce influencia en la política. Inmediatamente, esta idea de políti os y periodistas ha sido extendida y adjudicada al país entero. Se trata del mismo caso de cuando se dice: telpaís no quiere á tal Gobierno ei país pide tal cosa elpaís rechaza tal reforma No, no es el país; es el mundito periodístico- politico; pero ahora este mundito, por una fatalidad que en el foudo es de un eómico subido, cae víctima de su propio procedimiento, y él mismo grita que elpaís no quiere la Prensa FRANCO FRANCHI. La Prensa habrá cometido desaciertos y Rema 26 Mayo 1909. errores en estos últimos años; pero es innegable que la Prensa ejerce una poderosa influencia en la opinión. La letra impresa es algo que sugestiona y magnetiza. Es así la psicología humana. Nosotros, los que vivimos dentro del reducido círculo del perioOor separado damos cuenta detallada de la dismo y de la política, no podremos dejarr junta celebrada ayer tarde en la Real nps sugestionar por el periódico; se resistiAcademia Española, bajo la presidencia de rán á ello también otros elementos afines á Su Majestad el Rey D. Alfonso XIII, á la nosotros, dispersos acá y allá, en provincual se refiere el primero de nuestros gra- cias. Pero todos nosotros, ¿tomos los millabados de hoy. rs y millares de ciudadanos medios, de coDel que insertamos en tercera plana, re- merciantes, artesanos, terratenientes? Nosferente al homenaje tributado por el pueblo otros, que rechazamos la sugestión de la lede Sevilla á su ex alcalde, nuestro muy tra de molde, que nos vanagloriamos de ello, querido y respetable amigo, D. Cayetano ¿no nos dejamos influenciar y sugestionar Luca de Tena dimos ayer extensa noticia por la lectura de un libro extranjero, de una telegráfica, á la cual remitimos á nuestros revista, de un periódico de fuera de casa? Y lectores. ¿creemos que este menestral ó este pequeño propietario que lee un periódico en un pueblo, en una capital de provincia, lo ha de leer con la misma sonrisa escéptica en los labios con que lo leemos nosotros? parece ser que hemos pasado de un extreDecir que la influencia de la Prensa se- ha 1110 á otro; los españoles no podemos acabado para siempre, es desconocer la reaestar en el medio. Antes- -se dice- -la Pren- lidad. Yo no discuto la mayor ó menor insa ejercía una influencia omnímoda en la fluencia que ahora tenga la Prensa con repolítica; ahora- -se añade- -no ejerce nm- lación á la que haya tenido antaño. Se haguna. Los que hacen esta última afirmación bla de errores y desaciertos cometidos por no son, como pudiera creerse, gentes deseo- la Prensa; yo mismo he hablado de ellos sas del acabamiento de la Prensa, sino los arriba. Pero convendría investigar si estos mismos periodistas. errores y desaciertos no los ha cometido la Y ¿será verdad que la Prensa no ejerce Prensa siempre, y si han sido mayores y meya ninguna influencia? ¿Será verdad que el nores que ahora, sobre todo tratándose de público no se deja sugestionar por la Pren- esa Prensa de hace cincuenta años, á la que sa, ni cree e n ella? ¿Será verdad que la candidamente volvemos ahora los ojos. Se Prensa ya no puede hacer nada por el en- habla, repito, de los desaciertos de la Prensalzamiento y elevación de un político? Creo sa y á ellos se atribuye el decrecimiento de que en todo esto hay alguna exageración; su influencia. ¿No será más lógico ver cauen el término medio está la virtud. El defec- sado este decrecimiento principalmente, por to capital de los periodistas profesionales, la transformación del espíritu público, dede redacción, consiste en lo que pudiéramos bido al aumento de la instrucción, á la prollamar abshaccionismo- Un novelista puede pagación del libro barato, á la divulgación hacer un libro sin perder el contacto con la de la oratoria y multiplicación de los actos realidad en sus ratos de oeio, viviendo la de propaganda oral, á la facilidad y rapidez vida de otra profesión social cualquiera abogado, médico, ingeniero) visitando los de los viajes, á la comodidad y aumento de campos, las fábricas, los pueblos. Lo mismo las comunicaciones postales y telegráficas? I, a letra de molde no perderá nunca su inle puede acontecer á un crítico literario, á un poeta. Un periodista profesional, por el fluencia magnetizadora sobre el pjiblico; un contrario, vive exclusivamente encerrado escritor podrá siempre favorecer ó desfavoen un estrecho círculo; se mueve á todas recer á un político. Todo consiste en el modo horas dentro de él; si de él sale alguna vez, y en la medida. Todo consiste en adaptar es sólo en breves escapadas, que por su ra- los procedimientos de que se sirva la Prenpidez no le permiten despojarse de la visión sa á los tiempos nuevos y á las nuevas geque constantemente lleva en los ojos. El neraciones. círculo en que se mueve el periodista es un AZOR 1 N MADRID AL DJA pi poético Mayo se ha despedido con las de Caín. Pretendió acabar con Madrid por asfixia. El termómetro se manifestó masón, llegando á la sombra al grado 33. Iva Lotería nos tiene mal acostumbrados. Viene dejando su premio gordo; pero ayer se limitó á dejar tres series del segundo y una del tercero. Poco es; pero menos son las series de fototipias de las cajas de cerillas, y forman leg. on los candidos tiudadanos que las coleccionan. Hubo por la mañana gran parada de fuerzas del Cuerpo de Seguridad en la Castellana. Evolucionaron ante sus jefes y manejaron sus tercerolas siscetna Maüsser. Mientras no sea más que para evolucionar en una formación, pase lo del Maüsser. Los propietarios asociados celebraron sesión para tratar de asuntos que ¡allá ellos! dimisiones, cooperativa, Memoria, etc. aprobando esta última para dar memorias á los asociados... y á la cooperativa. En la Academia Española, solemnereparto, con asistencia del Rey, de los premios de la fundación de San Gaspar. En los Tribunales, varias vistas de poca monta. Una, para juzgar á una cocinera que, ya que no logró inventar la pólvora, descubrió el medio de simular un robo descerrajando una puerta, pero por dentro En las Cortes, mucha pnsa por acabar pronto para irse los señores del margen á veranerar. En el Congreso, discurso del señor Moret para demostrar que en las eleeciones municipales los gananciosos fueron sus amigos y los carlistas. Todos contentos. ¡Así da gusto... Aprobación hasta definitiva de las reformas de Correos y Telégrafos. En el Senado, comunicaciones marítimas, pero con tendencias á experimentarlas práctica y brevemente en las cercanías del mar. Sucesos, pocos. Los niños se dignaron no perturbar mucho. Se contentaron con que uno de ellos se montase en el tope de un tranvía, se cayese y se produjese pupa. Un automóvil destrozó ayer á una niña en la plaza de Oriente. Otro automóvil destrozó anteayer á una mujer en el camino de El Escorial. Han vuelto los automóviles por su nombradía de destructores, que iba casi extinguiéndose. Por la noche, casi más calor que durante el día. Bajo tan plausibles auspicios hace 8 n presentación Junio. NUESTROS GRABADOS LA PRENSA CRÓNICA FRÍO Cuando sube el termó metro en la calle, baja en la política. El calor se nos ha echado encima con rigor de canícula, y las discusiones parlamentarias se han enfriado. El debate que sobre política electoral inició ayer el Sr. Moret no despertó el interés que muchos esperaban, especialmente los que no saben dominar sus nervios y todo lo ven según el color del cristal con que les conviene ver las cosas. Querían una oración demoledora y se encontraron con ana labor gubernamental; un sedativo en vez de un excitante. Para hoy se anuncia otro debate, iniciado por los republicanos; pero ya se predice que no tomará grandes vuelos, porque en los planes de aquéllos no entra otro cálculo que el de ufanarse de sus éxitos electorales en Madrid. Y es lo curioso de este caso que, aun suponiendo que por complacencia del obierno ó por acuerdo de la Cámara la pretensión de ese mensaje de las cuarenta mil y pico de firmas fuera atendida, no tendría probablemente la consecuencia inmediata que algunos suponen: la elección inmediata del Sr. Macías para diputado por Madrid. Hay republicanos firmantes que Y í! i üi i imi- nr m n i m T mir mimiiir ron 111 Tntn- n r í