Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HIGIENE DE LA ESCRITURA I os doctores Péchin, oftalmológico, y Du croquet, ortopédico, han estudiado científicamente el mecanismo de la escritura inclinada (figuras i. a y 2. a) y de la recta. En la primera, el sujeto apoya los dos codos sobre la mesa, permaneciendo fijo el d erecho. AI escribir una línea, el antebrazo gira alrededor del codo. El ángulo que hace F G. 1. a el antebrabrazo varía; pero permanece fijo el codo. Para trazar una palabra, los dedos efectúan movimientos de flexión y de extensión eiecutados por los músculos sinérgicos (flexores y extemores) La muñeca no estáinmóvil, pero los movimientos ligeros de que puede ser objeto son accidentales. Este mecanismo se hace fácilmente automático. Al principiar la línea está colocada delante del sujeto, en el centro del cuerpo (figura i. a) y mientras se escribe, la cabeza ejecuta un movimiento de rotación de izquierda á derecha, combinado con otro de exten ión de la cabeza, la cual al fin de la línea, en la es critura inclinada, a está más lejos que al comenzar (figura 2) En el mecanismo déla escritura recta (figuras 3. a y 4. a) el sujeto apoya los dos codos a sobre la, mesa. El ángulo del brazo con el F, G. 3 antebrazo derecho no varían. Para trazar la más próximo el cuaderno, y el derecho más línea, el individuo mueve el miembro npe lejos. Es decir, que siendo la posición de los ojos la misma al empezar en ambos métodos de escritura, en la inclinada se mantienen á igual distancia, y sólo se alejan en ésta algo al fin de la línea. Estudian después la posición de reposo del cuerpo y deducen que el mejor método de escritura es aquel en el cual la actitud normal de reposo sea permanente, no dando lugar á actitud ligamentosa viciosa. El niño tiende á apoyar los dos codos, y de este modo se sienta sobre las dos nalgas, permaneciendo la columna vertebral recta y los hombros á la misma altura. Esta poí ura se puede mantener más tiempo en la escritura inclinada. En la recta, al cambiar de sitio el antebrazo derecho, baja el hombro correspondiente y, no teniendo más apoyo que en el codo izquierdo, adquieFlG. re la postura unilateral (figura 5. a) en cuyo rior toulmente. El codo está en movimiento caso la columna vertebral se desvía con constante (figura 4. a) Para el trazado de las convexidad izquierda y tensión de ligamenletras los movimientos de flexión y de ex- tos del lado de la convexidad. tensión de los dedos no bastan; son necesaEn otras ocasiones el alumno busea la acrios movimientos complejos de circunduc- titud de descanso apoyando el pecho, siención y rotación de la muñeca, movimientos do muy variables las posiciones que adopcombinados que son mucho más cansados tan los niños, las cuates deben ser corregique los sencillos movimientos de flexión y das por el profesor. extensión de los dedos que se efectúan en la Todos los métodos de escritura pueden escritura inclinada, ios cuales además necesitan una gran atención del individuo para efectuarlos correctamente, Dedúcese, por lo tanto, que la fatiga para el trazado de las letras en la escritura recta es tal, que todos los escolares concluyen por utilizar el mecanismo de la escritura inclinada á fin de evitar el cansancio, resultando una escritura oblicua á la izquierda en lugar de ser á la derecha. Añaden que todos los maestros que han adoptado la escritura recta reconocen que las planas son peo- J res, pues la inclinación de las letras es irregular y varía de una palabra á otra, adquiriendo asimetría la línea. I á escritura inclinada es de fácil mecanismo; la recta, complicada y exige mayor esfuerzo mental, y por lo tanto, un automatismo más difícil de adquirir. De ahí se deduce la fatiga mayor. En la escritura recta el cuaderno está colocado un poco hacia fuera (hacia la izquierda) déla línea media del cuerpo (figura 3. a) En la postura del comienzo la cabeza está derecha, el niño mira el borde izquierdo del cuaderno y los dos ojos están á igual dis tancia del mismo. Cuando escribe, los ojos siguen la línea, y al final de ésta, es decir, en la posición de llegada (figura 4. a) la cabeza ejecuta un movimiento de rotación de izquierda á derecha alrededor del eje vertical desde el agujero vertebral á la extremidad superior de la cabeza. El ojo izquierdo está dar lugar a estas nocivas posiciones, para evitarlas es preciso que la distancia del asiento á la mesa sea tal que el niño, al po nerse de pie, sus codos toquen la mesa, é inclinaudo los brazos ligeramente pueda sostenerse el tronco en ella. Se evitará que sea muy baja; el asiento estará lo suficientemente cerca déla mesa para que no tenga el niño que inclinarse hacia adelante. El asiento FlG 4. debe ser con respaldo ligeramente inclinado atrás para permitir la postura de reposo en Los intervalos de escritora. El banco clásico no es higiénico. Debe combatirse la actitud unilateral (fig. 5) y para ello se dará á la mesa un ancho suficiente para que los codos puedan descansar al colocarse en postura inicial de escritura. Las mesas individuales son las preferibles. El estudio de los doctores Péchin y Du- j Fio 5 a croquet es muy importante, y basta lo tf amerito para comprender su interés pedagógico. DICHOS Y HECHOS I I na indisposición nos ha impedido publicar con la regularidad acostumbrada esta hoja. Nuestros benévolos lectores nos habrán disculpado el retraso. í a p r i mera edad ha sido menor en 1907, comparada con la de los años comprendidos entre 1899 á 1906. mortalidad M ORTALIDAD DÉLOS La los niños en de