Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C VIERNES 28 DE MAYO DE 1909. EDICIÓN 1.1 PAG. 9. ios caballos descargados, según los datos de la pizarra de apuestas; pero al abrirse el pago se hizo como si hubiese sido el caballo favorito. Los que tenían boletas del caballo vencedor no se resignaron á ganar unos céntimos por peseta, cuando esperaban triplicar ó cuadruplicar la postura en caso de acierto. Como es natural, hubo gritos, bastonazos, en la caseta de apuestas, etc. etc. promoviéndose un alboroto mayúsculo. Es sensible que se repitan incidentes como éste, que acabará con la poca afición que aquí hay á las carreras; y no se diga que íl público madrileño es irascible, porque no hace muchos años el parisino quemó en las tribunas y realizó otros actos semejantes por protestar de una informalidad por el estilo. Sexta. -Consolación. -Premio, 500 pesetas. Distancia, 2.000 metros. Happiness, del duque de Tovar, obtuvo fácil triunfo sobre Coconas, del marqués de Corpa. Apuestas, 8,50 pesetas por duro. Tiempo, dos minutos y cuarenta segundos. Y no hubo más, y se acabó la temporada. -L. dia, Ninfas y sátiros; á las diez, Viva la liber- i Mauricio no se aliviaba. Entonces Beiv tad! y vals de Los mosqueteros grises, cantado trán fue á ver al alcalde Durnora, excelente por la primera tiple señorita Cándida Suá- j sujeto, que conocía muchos remedios para rez; á las once y cuarto, La gatita blanca, en curar á los homb- s y á los animales. la que tomará parte, en obsequio al benefiEl alcalde examinó á Mauricio, lo palp 6 ciado, la primera tiple señorita Julia Fons. con sus gruesas y nudosas manos y dijo: El sábado, beneficio de la orimera tiple- -Amigo míu, ¿conoces el remedio de la señorita Sánchez Jiméneí encina? -No, Sr. Dumora. DOMHA Enrique Ferri- -seudónimo que- -Me extraña, porque es un remedio muy oculta una inteligente razón so- viejo y muy usado en toda la región. Estoy cial de jóvenes autores- -ha estrenado con en la creencia de que lo conoce tu primo daéxito muy satisfactorio un dramita popular taste. Se aplica á los niños raquíticos como titulado Un suceso, que ocurre entre gente el tuyo, y casi siempre mejoran. Consiste en del pueblo. Aparte de lo interesante del esto: Se va uno con el enfermo, llega al bosasunto, es también digno de elogio por la que, se desgaja en el sentido de la longitud propiedad del diálogo, sencillo y sin artifi- una encina joven, se separan las dos partes cios pomposos, que tanto desnaturalizan el del tronco hendido y se hace pasar entre pintoresco y típico lenguaje de la clase baja ellas al niño, dirigiendo al mismo tiempo en otras obras de este género, una oración á Dios. Hecho esto, se juntan En Un suceso hay una nota de naturalismo las dos mitades del tronco, se las frota con muy estimable y una gran habilidad de zumo de limón, se atan COÜ un mimbre, y desde ese momento el niño y la encina tieteatro El Sr. Ferri fue llamado con cariñosa in- nen la misma suerte: si el árbol vive, el niño sistencia á escena; pero no se presentó por vive tainbiéa; si se seca, el niño muere. no hallarse en el teatro. -Gracias, Sr. Dumora- -dijo. -Voy á apliLa interpretación, muy afortunada por carle á mi hijo el remedio de la encina desparte de las señoritas Valdivia, Esquerra y gajada Que Dios me ayude. la señora Espejo y de los Sres. Palacios, Castilla, Lombía y Valero. noche, A 11 día siguiente, cuando cerrósulahijo en Lannefranque envolvió á DR 1 NCIPE ALFONSO La notable conipa- una manta de lana, tomó una podadera, -0 í a cómico- dramá- unas tijeras y dos bris y se dirigió al bos- 1 tica que tan notable campaña hizo en el Sa que de Orthe. Las encinas jóvenes abundan lón Nacional, bajo la dirección del excelen- á orillas de un riachuelo, que regaba con te primer actor D. Francisco Rodrigo, en la sus linfas de plata los prados del primo Lique figura la primera actriz doña Luisa taste. Era el mes de Junio, la atmósfera esCano, se presentará de nuevo en el Prínci- taba tibia y las ranas cantaban en la sompe Alfonso en la primera decena de Junio. bra. A veces asomaba la luna entre las nuLa Empresa cuenta con estrenos de tan bes sa ancha y pálida cara sonriente. En notables firmas como Benavente, Dicenta, los brazos de su padre, el niño balbucía coRusiñol, Répide, Casero, Mario, Parellada, sas indistintas, medias palabras mal articuLarrubiera, Martínez Sierra, Rovira y Se- ladas, frases sin sentido, pero conmovedorra, Serrano de la Pedrosa, Pastor (fray As- ras, como trinos de ave que aprende á cantar. trop) Hugelman, Asenjo y otros. Buscó Lannefranque una encina propicia en el bosque de OitUe y eligió una muy D A R Á LEER Se ha puesto á la venta el llena de vitalidad, que crecía á la orientremés ¡de Luis París La nueva, un de mano, que, conjtnúsica de Calleja, estrenó Lo llaAcostó pantano. al chiquillo sobre la hierba y reto Prado con muy buen éxito la noche de menzó á hacer la incisión de la encina. co La su beneficio en el Cómico. operación fue larga y difícil; hubo que afilar dos veces la podadera, y cuando hendió la encina hasta la altura de un hombre SECCIÓN LITERARIA quiso separar los dos gajos. Gran trabajo le tostó pasar las tijeras por la hendedura; después de las tijeras introdujo un guijarro LA ENCINA con el puño, y luego una piedra. Así, poco á abriendo el DESGAJADA poco, fue hijo. El niño árbol hasta que pudo pasai su se- había dormido di ¡CUENTO CAMPESINO, POR JEAN RAMEAU cié ¿mil monerías á la luna. I (Se continuará) Algunos días después Mauricio enfermó del pecho. Sanó, pero le dio sarampión, y cuando pasó esta enfermedadatuvo otra, y otra, y luego fiebres intermitentes. Lanne- ACADEMIAS franque iba de hotica en botica y de consu Y CENTROS torio en consultorio; pero los farmacéutico, eran tan impotentes como los doctores, y el A cademia de Medicina. chicuelo empeoraba de modo alarmante. Su La Real Academia de Medicina celerostro se enflaqueció hasta convertirse en brará sesión pública ni? ñaña, á las seis y un objeto indeterminado, semejante á un media de la tarde en punto. grano de trigo, y los ojos ya no se le veían. El alma ruda de Lannefranque se sintió Conferencias. herida, porque había llegado á querer á su Desde hace unos días se encuentra en hijo por sí mismo y no por la fortuna que esta corte el presidente de La Unión Defenrepresentaba. Tuvo remordimientos por su sora del Socorro Mutuo, D. Juan Perelló y Ortega, para gestionar varios asuntos de codicia. carácter benéfico relacionados con el mejor, -Dios me castiga- -pensó. Y fue á comulgar para obtener de Dios la desarrollo de los fines de dicha Asociación. El Sr. Perelló y Ortega, antes de volver á curación de Mauricio. Al acabar sus curaciones le dirigió á la Virgen esta plegaria: Barcelona, dará una conferencia en el Ate Santa María, si salvas á mi hijo te pro- neo sobre asuntos sociales tan importantes meto emplear en obras piadosas las rentas como el pago desde ahora de pensiones á de su herencia. Sí, todo lo daré y nada los obreros de sesenta años, total supresión guardaré para mí. Renancio á los bueyes y de consumos, asuntos de huelgas, autonomía y extinguir la mendicidad, etc. á cuyos á la casa. Virgen pura, salva á Mauricio. Las lágrimas surcaron las mejillas de Lan- problemas ofrece solución el folleto que tienefranque cuándo pronunció estas pala- ne publicado por acuerdo de la Asociación expresada y de otras entidades de Cataluña, bras. ECOS MILITARES 1 Sr. Lloréns ha presentado una proposi ción de ley en el Congreso establecien do que á los coroneles de Ejército que pasen á la situación de retirados llevando dos años en destinos de su clase y cuarenta y cinco de servicios desde su ingreso de alféreces, y estén en posesión de la placa de San Hermenegildo, se les conceda la s ran o az de esa misma Orden militar. E A yer se despidieron de las autoridades mi litares los capitanes de Ingenieros señores Castañón y Ortega, destinados en el Centro Electrotécnico, que salen hoy para Berlín para asistir á la conferencia radiotelegráfica de la casa constructora Telefunckem, y para recibir las dos estaciones transportables de telegrafía sin hilos. I a comoinación de mandos del Arma de Caballería, que partía de la base del destino del coronel Marchessi á la Escolta Real, ha sufrido un nuevo aplazamiento. NOTAS TEA fRALES Guasa viva se titula un saínete de costumbres andaluzas que anoche estrenaron en el Gran Teatro los Sres. Filiso y Figarelo, y, en efecto, en la obrilla hay un patio andaluz, una. juergmcita de baile y cante flamenco, rejas, novios que pelan la. pava, un borracho que hace el ridículo á todas horas, un cura que toca la guitarra, rondadores, sevillanas, flores, mucho ceceo en las palabras y cuanto los autores han creído indispensable para un saínete de costumbres andaluzas; pero, desgraciadamente, el título tuvo justificación, porque la obra es sólo eso... ¡guasa viva! El público, no obstante haber protestado varias veces en el transcurso de la representación, llamó al final á los autores. La música, del maestro Candela pasó, quizá porque recordaba números áque han sido aplaudidos muchas veces en otros teatros. Los intérpretes de la obra, bien, especialmente Soler y la señora Mesa. El aplaudido primer actor Antonio González, Gonzalito, celebrará esta noche su beneficio con el programa siguiente: A las seis y media, sección doble, Botón de fosa y ¡Viva la libertad! á tas siete y me- G RAN- -TEATRO E SLAVA