Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C VIERNES 28 DE MAYO DE 1909. EDICIÓN a. PAG. 7. T conoeer que esos seres se inclinan al mal por perversidad de sus instintos. Lee para confirmar sus palabras un estudio médico legal de un profesor de la Facultad de Medicina de París, y después de examinar concienzudamente el informe de los forenses y las declaraciones de los testigos combate con mucha fortuna las atenuantes de embriaguez- -que en este caso es habitual, y, por tanto, no produce el efecto que con ello se busca, -y la de arrebato y obcecación. E 1 arrebato ha de producirse en relación con la víctima, y siendo esto así, ¿cómo afirmar que lo produjo una criatura de quince meses? Ysila causa determinante fue el disgusto de Pilar y Cesáreo, ¿qué tenía que ver con esto la desdichada niña? El fiscal, que, como al principio decimos, hizo un discurso brillantísimo, demostrando una vez más su cultura y su laboriosidad, terminó en párrafos elocuentes pidieudo al Jurado un veredicto en armonía con sus conclusiones. Después de un breve descanso, informaron los jóvenes letrados Sres. Cabrera y I, aguillOj sacando ambos- -justo es reconocerlo- -todo el partido que se podía sacar de la mala causa que defendían Tanto el Sr. Cabrera como ei Sr. I aguillo trabajaron con fe y entusiasmo plausibles. Hoy hará ei resumen el Sr. Martí Correa y el Jurado dará su veredieto, p L CRIMEN DE Constituido ayer el Trlbunal que ha de juzgar d t ál p cawsa, el defensor de Pedro Serrano pidió la palabra para manifestar que la tarde anterior observó qme en uno de los pasillos de la Audiencia conversaba el testigo Travazo con varios señores jurados, y como, según parece, les estaba aconsejando que fallaran con todo rigor, ponía el hecho en conoeimiento de la Sala para que ésta evitara tales coacciones. El acusador privado, Sr. I, ópez Serrano, manifestó, á su vez, que le constaba que en una taberna de la calle de Orellana había hecho ciertos ofrecimientos á varios jurados un pariente de la procesada Juana Garrachategui, ofrecimientos que fueron rechazados con indignación por uno de los jueces populares. Al oir esto levantóse un jurado y confirmó tal denuncia, por cuyo motivo el Tribunal acordó sacar un testimonio de la misma y remitirlo al Juzgado. Terminado este incidente, que, como es de suponer, produjo impresión en el público, modificó sus conclusiones el Sr. Solance, apreciando en favor de su patrocinado la eximente de fuerza irresistible, si le considera autor del delito de que se le acusa, y en forma alternativa, la atenuante de no haber tenido intención de causar un mal tan grave. Respecto á Teresa, á quien también defiende, sostuvo que, de ser encubridora, lo era de su esposo. I a defensa de Juana y de su hijo, sostuvo que atnbeason inoeentes, ó, en otro caso, la complicidad úeí segundo. A continuación ínjormaroa el fiscal, los acusadores Sres. Edo y Iyópez Serrano y el defensor Sr. Solance, pronunciando todos elocuentes discursos. Esta tarde continuará el juicio con los informes de los Sres. I lasera, Muñoz y Morote. 5 j i OJVUC 1 DIO POR En la Sección segun 3l IMPRUDENCIA da c o m p a r e c i e r o n ayer Andrés I ozano Gatcía y B. las Blanco, acusado aquél como autor de un delito de homicidio por imprudencia, y el segundo como encubridor. Andrés era guarda en una finca sita ea la calle de Juan Duque, de esta p o M a ó J una noche disparó dos tiros á Pablo Trimar! porque lo había visto saltar las tapias de lá! posesión. Pablo muño a ios pocos momentos, y el guarda fue procesado en unión de Blanco; pero ayer retiró el fiscal la acusación qué; sostenía contra el encubridor, manteniendo la para Andrés, á quien consideraba autor de un homieidio simple. El Jurado declaró á éste culpable ae us? homieidio por imprudencia, y la Sala le im- 1 puso un año y ocho meses de prisión correccional. Defendió al guarda el djstmguiüo letractf Sr. Aldecoa. UN PASANTE OR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR COf STANHNO L 1 J, T o Quince ahorcados. sido ejecutados quinEsta mañana lian ce de los reos políticos condenados á la horca por el partido triunfante. 1 De los quince, siete fueron juzgados y sen tenciados ayer; ios otros ocho llevaban varios días aguardando el terrible fallo. A pesar de repetirse con frecuencia el espectáculo, la población está impresionadísima viendo tan crecido número de víctimas pendientes de las horcas. TRIBUNALES gNA NJÑ A ASESINADA Al comenzar POR SU MADRE ayer tarde la sesión eti la Sala tercera manifestó el defensor de Pilar Nácher que modificaba sus conclusiones en el sentido de retirar la eximente de locura que alegaba en su escrito de conclusiones provisionales, apreciando en su lugar la degeneración mental como atenuante, 0 con arreglo al caso primero del artículo 9. del Código, que considera circunstancias de atenuación las que no reúnen todos los requisitos necesarios para eximir de responsabilidad. También estimó definitivamente las circunstancias de embriaguez no habitual y arrebato. I a defensa de Francisca modificó su escrito, apreciando la obcecación á favor de su representada, Acto continuo hizo uso de la palabra el fiscal Sr. Laliga, pronunciando un buen informe en apoyo de sus conclusiones. Sostuvo que el hecho constituía un parricidio por lo que á Pilar Nácher se refiere, por ser autora de la muerte de su hija, y un asesinato por lo que hace á Francisca Benito, quiea tío tenía parentesco alguno con la sí china. Definió la alevosía, que eualifica el delito eu el segundo caso, citando al efecto varias sentencias del Supremo que establecen es de apreciar siempre aquella circunstancia cuando el muerto es un niño de corta edad, y rebatió la teoría del encubrimiento, porque, á su juicio, Francisca intervino en el crimen induciendo á Pilar á su realización y aun cooperando- con actos sin los cuales no se hubiera efectuado. Además de la alevosía, que, como decimos, cualifica el asesinato y agrava el parricidio, en opinión del representante de la ley, sostuvo éste la premeditación, que surgió- -dijo- -cuando al salir de la taberna de Zacarías, resolvieron ambas procesadas librar á Pilar de la niña por considerarla un estorbo á sus futuros planes; la nocturnidad y el despoblado. Refutó después las atenuantes alegadas por las defensas, sosteniendo que nada probó la degeneración mental de Pilar Nácher, pues los médicos afirmaron de un modo terminante que no tenía estigmas de alcohólica ni de degenerada, y los testigos corroboraron con sus declaraciones tan respetable informe. Examina científicamente la teoría alegada por la defensa respecto á la parricida, deduciendo, con el testimonio de muchos tratadistas españoles y extranjeros, que la procesada no puede ser incluida entre los locos ni entre los idiotas ni los imbéciles, pues no se han observado en ella los rasgos ¡que caracterizan á tales desgraciados. ÍY si algunos estigmas de degeneración se observaran en ella- -añade, esto no sería Suficiente para declararla irresponsable, pues la ciencia así lo tiene declarado- al re- I! n acontecimiento verdaderamente sen sacional en los anales del gran mundo madrileño será la inauguración del palacio de los señores de I ázaro aldiano, que se celebró ayer tarde, con asistencia de numerosas y aristocráticas personas. v A las cinco de la tarde comenzaron á llegar á dicha residencia, situada al final de la) calle de Serrano, blasonados carruajes y automóviles, que, ascendiendo por una pen- j diente que atraviesa artístico jardín, condu- 5 cían á sus propietarios hasta el pie de la escalera del hotel, soberbio edificio de estilo Renacimiento y planta cuadrangular, que se alza rodeado de frondoso parque, al que circundan elevados muros. I, a señora de lázaro Galüiano, que vestía elegantísima toilette color vieux tose; SU hija, la bella señorita de Vázquez Barros, y su esposo, D. José I ázaro, recibían amablemente á sus invitados en uno de los salonep de la entrada. Desde el primer momento la miraaa del visitante quedaba cautivada contemglando las obras de arte atesoradas en las iftuosas estancias que ayer se abrieron Üefiar en par á la sociedad madrileña. En los tres pisos del palacio, unidos por artístico ascensor, se pueden admirar cuadros magníficos, arcones, bargueños, porcelanas, arneses y armaduras, valiosos platos y encajes antiguos I, a interesante y rica colección ae obras de arte que á fuerza de años é inteligencia ha reunido el ilustre director de La España Moderna ofrece atractivos á todos las personas de buen gusto, por su variedad, por su número y por su valor. Allí vimos retratos de oya, de Vicente I ópez, de I ely, á pocos pasos de cuadros de Potter y de Hobbema. En el fumoir, sobre un arcón que ostenta el escudo de la casa de Barnuevo, está colocado un tríptico inmenso, de grandes proporciones, del siglo xv, en cuya factura se adivina la mano de un maestro en la pintura, inspirado en los gran des artistas de la escuela flamenca. Sobre una mesa, y entre otros volúmenes curiosísimos, veían los aficionados á Iibro 3 con el ex- hbris de la biblioteca de Cánovas 1 del Castillo, ó las láminas de botánica, eni pergamino, primorosamente pintadas por Redouté. Junto á unas espadas del mas puro aeer v que templaron las aguas del Tajo se hallaba una escopeta con incrustaciones de marfil y en su culata el escudo del rey Enrique II de Francia. lia. las vitrinas, colocadas con arte en el que se adivinan manos femeninas, se admiraban encajes antiguos de Molinas y de Brujas, abanicos de mérito extraordinario, figuritas de Saxe y de Saint Cloud, porcelanas de Sevres, cajas y grupos de pasta tierna de Mennecy, filigranas de plata y oro, mai files raros el Registrum choronicorum totius mundit EN EL PALACIO DE LOS SRES. DE LÁZARO!