Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 28 D E M A Y O D E 1909. E D I C I Ó N i. P A G potencia. Figúrense ustedes que aquel ro- hueco y del dramaturgo epiléptico, el tipo; sario de pólvora, con cuentas de petardos, político que hemos bosquejado. i remata en una sucesión de petardos nions ¿Qué modificaciones ha sufrido este ideal ti uosos, que son ferozmente grandes, tan de la política? Se ha caminado bastante por grandes como la testa de un chico. Y estos el camino de la integridad y de la rectitud. petardos finales tienen un volumen cre- La política comienza á dejar de ser un com- ciente, de modo que al sonar el primero padrazgo y una carrera. La marcha en este parece que la fiesta ha terminado... Pero en sentido es lenta y dolorosa. La condición seguida estalla otro mayor, y luego otro humana es tal, tales son las pasiones y los mayor, y al fin estalla el petardo máximo, afectos que nos rodean y solicitan, que aun treine ndo como el disparo de un cañón... los espíritus más tomados de justicia y de Entonces, una vez que la gradación as- rectitud padecen en este silencioso y lento cendente del ruido ha colmado todos lo de- sacrificar de la pasión ante la integridad. seos, la ciudad se tranquiliza. Los nervios, Hoy un gobernante no puede hacer por sus después de ponerse bien tirantes, se aflojan. amigos lo que hace algunos años podía Hay como un suspiro de descanso. Lo. du- hacer. A. los más intrigadores y desaprensicha del ruido ha calmado el agudo s stema vos de nuestros políticos de hace veinte nervioso de esas gentes apasionadas Y las años les sería hoy imposible realizar las ges gentes, al salir de la ducha de fueg se tas y hazañas que en su tiempo realizaron. marchan á comer, de la misma manera que Un paso más y de mayor trascendencia un escandinav se siente tranqui. o en to- se dará dentro de poco en este camino. La mando su ducha de nieve. nueva ley de Administración local y las elecciones por voto obligatorio, las eleccioJOSÉ M. SALAVERR 1 nes verdad, harán que no pueda ser elegido diputado sino aquellos que realmente tengan fuerza en el distrito, Las diputados vendrán al Congreso por ellos mismos, no o sé si será pasión, pero á mi parecer las por este ó el otro personaje político. ¿Se J costumbres políticas h a n mejorado imagina el lector cuál será la suerte de esbastante en los últimos años. Digo que no tos personajes políticos? ¿Se Imagina el lecsé si será pasión, porque entiendo que este tor Jo que estos personajes serán ante remejoramiento se debe á elementos y perso- p- esentantes del pais que Jo sean por sus nalidades- -el singutar sería aquí más exac- propias fuerzas y que no deban nada á tato- -de los cuales no quiero hablar por no les personajes? La actitud de las mayorías suscitar el enojo de otros elementos y de parlamentarias va á sufrir una profunda otras personalidades. Pero el hecho que pa- transformación. Ya no se podrá imponer á rece evidente es que vamos caminando ha- ellas este ó el otro ministro por reciprocicia la oxigenación y la higieuización del dad en el favor; independíente como será el diputado y firme en su puesto, sólo un ambiente político. ¿Se recuerda lo que era la política hace hombre de una grande y reconocida supeveinte, quince años? La política era senci- rioridad mental y étiea podrá ser considellamente el compadrazgo. Durante mucho rado con derecho á imponerse á una mayotiempo el ideal de todo joven que entraba ría parlamentaria y á ser respetado por ella. en la política, el tipo máximo hacia el cual De este modo se hará mucho más difícil el tendía y en el cual ponía sus ojos era el si- llegar á los altos cargos, á los ministerios, guiente: un hombre que hablaba bien, con y forzosamente se operará en los concufacilidad, con fluidez; que sabía sonreír; rrentes políticos una beneficiosa selección. Las anteriores líneas me las inspiran dos que tenía en las conversaciones frases de ingenio y chirigotas que guardaba en la frases recientes, escuchadas de labios de dos memoria y sabía contarlas con gracia una parlamentarios. El primer deber de los poporción de anécdotas políticas; que desde líticos- -dijo ayer en la Cámara el señor el primer momento de charla le ponía á un conde de Romanones, entre ruidosos murdesconocido la mano sobre el hombro y le mullos- -es defender á los amigos. Esta es daba palmadas amistosas; que sabía salir la política viaja. Yo no jjienso satisfacer con un repente -como decía Gracián- -de ambiciones de nadie; la política debe dejar las situaciones más críticas y apuradas; que- de ser una carrera dijo hace pocos días el ante las observaciones que se le hacían de presidente del Consejo en el Círculo conserdificultades é imposibilidades de la ley vador de Valencia. Esta es la política nueva. contestaba altivo: esta se hace porque me AZOR 1 N da a mí la gana que hablaba de tal ó cual cosa delicada y espiritual con palabras chabacanas y chocarreras; que protegía contra viento y marea á este estulto ó al otro galo- DIPUTACIÓN pin; que se complacía en proveer tal cargo PROVINCIAL importante en una persona desprestigiada... ¿Para qué continuar? ¿No recuerda todo el TI ajo la presidencia del Sr. Pérez Calvo, cemundo este tipo castizo, clasico, tradicional, lebraron sesión ayer los representantes del político español? No otro ha sido el mo- de la provincia. Se aprobaron varios expedientes de las delo, durante medio siglo, de nuestra juventud- Al lado de este tipo representativo Comisiones de Personal, Hacienda, Fomendel político podemos poner el periodismo to y Beneficencia. Seguidamente se empezó á discutir la brillante hueco, palabrero; el periodismo de los llamados todavía maestros en perio- Memoria de los asuntos despachados por la dismo del periodismo sin cultura, abstrac- Comisión provincial, de la que fue vicepreclonista, sin base ninguna de realidad; po- sidente el Sr. Rengifo. De los expresados asuntos se confirmaron demos poner una poesía lírica igualmente ampulosa y declamatoria; podemos poner hasta el niim. 56. La última parte de la sesión fue presidida un teatro melodramático, efectista, epiléptico, en que los personajes hablan con dislo- por D. Andrés Goitia, vicepresidente de la cadas hipérboles; podemos poner una pin- Comisión permanente actual, por haber tetura teatral, falsa, de grandes cuadros his- nido que ausentarse el Sr. Pérez Calvo. La sesión terminó á las dos. tóricos, de una historia arreglada, sentiEl presidente de la Corporación, Sr. Pémental, convencional. Cuando hayamos pintado todos estos elementos políticos, litera- rez Calvo, ha conferenciado con el ministro rios y artísticos, tendremos la España 1880, de la Gobernación, versando la conferencia la España de mucho antes y demueho des- acerca del incremento que ha tomado la pués, pero que llega á punto culminante en epidemia variolosa y los medios de habiliese año. En esa España resalta, dándola tar locales para no aumentar la epidemia en tono y colorido por encima del periodista el hospital Provincialj, MADRID AL DÍA Cigue la vacuna á l a orden del día. El ve cindario es previsor, y su previsión merece aplausos. La viruela cande, y esto, señores fondistas, no lo dicen los periódicos, lo pregonan las autoridades. Y la justificada alarma despierta esa plausible previsión. El silencio habría propagado la enfermedad no i o duden ustedes. Continuó en los Tribunales la vista del proceso de la madre sin entrañas y de los asesinatos de Cabanillas. En la de este último proceso hubo sorpresas: la denuncia de que públicamente se había intentado sobornar á las jueces de derecho, y el presidente ordenó la instrucción de diligencias judiciales. ¡Pobre Jurado, cómo nos lo estar poniendo! Ultimas carreras de la temporada y últimos escándalos por ahora. El de ayer debió oírse en Pekín, y menos mal que paró en gritos, pues estuvo á punto de acabat más desastrosamente. La gente de las apuestas se creyó víctima de un escandaloso tongo y armo la de DLOS es Cristo. Pero todo ello parará en que se desarma el tinglado ese del Hipódromo y se extiende la papeleta de defunción del recreo hípico, pudiéndose entonces emplear la famosa frase d por fin falleció el espectáculo etc. En Carabanchel hubo una becerrada aris. tocrática con todas las de la ley, incluso el hule. Los diestros fueron aplaudidísimos, porqae se mostraron capaces de quitar muchos moños, que por tratarse de asuntos de torería claro es que serían moñas. En Palacio se verificó el acto de entregar la oficialidad de Arapiles al duque de Connaught el sable que le dedica por haber sido nombrado coronel honorario del batallón. La labor parlamentaria, poco interesante. El debate iniciado en el Congreso por el conde de Romanones dio poeo juego. Pretendió que las actas graves pendientes pasasen al Tribunal Supremo, y aunque en la conciencia de toda al mundo está que en la mayoría de los casos las actas graves deben ir á presidio sin pasar por los Tribunales, la proposición quedó retirada, y todo se redujo á jugar al amenazar y no dar. En algo han de entretenerse los chicos hasta que lleguen las vacaciones. En el Senado, ruegos, preguntas, plantillas y chocolate si mojicones. Él crimen de ayer- -título estereotipado en toda imprenta de periódico, sin más variación, si acaso, que ponerle en plural- -consistió en apuñalar un bravo, de los que tanto abundan por estos Madriles de Dios, á una pobre é indefensa mujer. Se hartó de darla pinchazos y se hartó de correr después; pero, p or fortuna, corrí i más que él la Policía, y anoche fue capturado. Los timos de ayer... Otro epígrafe obligadamente diario. Consistieron en el escamoteo de unos brillantes que un comerciante entregó á un vendedor para que los vendiese en una casa de la carrera de San Jerónimo con salida por la de Arlaban... y el resto se adivina, y en el cambiazo de una caja de valores por una de periódicos con viñetas para mayor entretenimiento, siendo la víctima un comerciante portorriqueño, á quien dos pretendidos cubanos engatusaron en un café, convencidos sin duda de que, como dice la copiai no hay mejor café- -que el de Puerto Rico Las desgracias de ayer en fin, lá muerte de una mu er aplastada por un ascensor en una casa de la calle de Serrano, y la desgracia de un niño que tuvo la ocurrencia de hacer cosquillas á una muía, recibiendo en cambio una cariñosa coz que le destrozó la cara Por la noche, estreno de Guasa viva en i Gran Teatro Total, guasa viva del público, DOS POLÍTICAS