Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. J U E V E S 27 D E M A Y O P E i g o g EDICIÓN i. PAG. por las defensas, y se suspende el juicio por quince minutos. Al cabo de este tiempo se reanuda para dar lectura á la prueba documental, que es bastante extensa, pues hay diligencias de reconocimiento del lugar del suceso, análisis de manchas observadas en la choza y partidas; un informe en el cual se dice que Pilar Nácher salió de. Alicante á la edad de un año, y hasta entonces había observado buena conducía, etc. etc. Al terminar el habilitado Sr. Peso su cometido, suspende el presidente el juicio hasta la tarde de hoy. p L CRIMEN DE En la sesión de ayer r o M 1 1 0 fueron examinados toCABAN 1 LLAS d Q s l o s t e s t i g O g q u e p r e sentaban las defensas y los que figuraban, en las listas de los acusadores. Gonzalo Sauz negó que hubieran maltratado en Torrelaguna á los procesados, añadiendo que él declaró en este sentido en el sumario instruido con motivo de la muerte de García Pellejero. Don Juan Sanz, farmacéutico de Torrelaguna, aseguró que cuanto se ha dicho respecto al cambio de medicamentos como causa determinante del fallecimiento de Pellejero es completamente falso. Don Constancio Ortega, director de la cárcel del mencionado pueblo, negó también los malos tratos, asegurando que los procesados fueron declarándose autores del crimen de Cabanillas sin necesidad de que se les hiciese objeto de crueldades ó violencias Añade que Pellejero dirigió un papelito á su mujer aconsejándola que no declarase mientras él no lo autorizara, y que aquel procesado fue el que tardó más ea confesar su crimen Defensor. ¿Usted sabe que Pellejero murió en la cárcel? Testigo. -Sí, lo sé. D. ¿Sabe usted que al hacerle la autopsia se le observaron algunas lesiones? T. -Sí, y nada tiene esto de particular, porque intentó suicidarse varias veces, cau- sándose heridas con clavos, cucharas, etc D. ¿I e manifestaron á usted los procesados quién había propuesto la realización del delito? T. -Dijeron que Gregorio. El Sr. Ortega añade que presenció algunas declaraciones de los acusados porque se lo permitía el juez, é insiste en negar los malos tratamientos. Petra Peña limítase á dar buenos informes del matrimonio, y otro tanto hizo Adela Toribio García declaró que fue detenido á raíz de los hechos por suponerle complicado en el crimen; pero quedó en libertad al demostrarse su inocencia. Asegura que fue objeto de malos tratamientos por parte del guardia Dionisio Gómez. Terminada la prueba testifical, suspéndese el juicio por ana hora, y al reanudarse lee el relator los documentos que defensas y acusaciones le indican por ser interesantes. A continuación manifiesta el fiscal que eleva sus conclusiones á definitivas; pero los Sres. Edo y Serrano retiran la acusación para Teresa Mínguez, modificando respeo to á Juana Garrachategui, pues ahora la consideran autora por inducción en vez de encubridora. I,o s defensores, Sres. Solance y Muñoz, anuncian que modificarán también; pero 1 piden algún tiempo para hacerlo. Y la Sala, en vista de ello, suspende el juicio, que continuará esta tarde. UN PASANTE era para la niña Isabel Pastor, hija de la procesada Pilar. El letrado Sr. I, aguillo propónese, por iu visto, demostrar que la medicina no fue adquirida por la Nácher, y al efecto pregunta si en la fecha indicada había muchos niños enfermos en la Prosperidad. Señor Cabrera. -Pero á pesar de que hubiera epidemia, ¿á usted le coasta que el medicamento fue despachado para Isabel Paston Testigo. -Sí, señor, porque éste fue el ASESINADA A las dos de la. tar- nombre que me dieron al entregarme la rede se reanudó ayer ceta. POK su en la Sección tercee Scón tce El farmacéutico reconoce, además, el frasra la vista de la causa que se sigue contra co con la medicina, que obra entre las piePilar Nácher y Francisca Benito. zas de convicción. En primer, término comparecieron á deEl doctor Garrido, médico de la Prospeclarar varios de los individuos que se en- ridad, asegura que reconoció á una niña de contraban en la taberna deja calle de L, ó- unos quince meses de edad que, por lo visto, pez de Hoyos cuando Pilar y stt amiga ce- era la hija de la procesad naron en aquel establecimiento El defensor de Pilar puntualiza este ex Uno aseguró haberlas- visto beber; otro trerno, y su compañero repite la pregunta dijo que la Nácher le había propuesto jugar- que le hizo al boticario. se al cañé dos cuartillos de vino; pero todos Esta lucha entre los letrados produce mal coineidieron en que no estaban borrachas. efecto, pues las defensas de ambas mujeres El guardia Martínez, que se hallaba en la no son en absoluto incompatibles Comisaría euando Paca presentóse á deValentín Navarro, dueño de una cantina mandar auxilio, recordó que la denunciante próxima á los tejares donde trabajaban dijo que acababa de presenciar el rapto de Paca y Pilar, dice que las conoce por hauna niña de siete años por cuatro sujetos á berlas despachado vino en diferentes ocaquienes no conocía. siones. Fiscal, -En ese momento, ¿observó usted Asimismo conoee á la madre de Pilar, y Si Paca estaba embriagada? aunque no ha tenido con ella trato íntimo, Testigo. -No, señor; observé sí alguna ex- sabe que no está l o e citación nerviosa; pero no creo que estuvieJusto Garrido y Francisco Rubio son duese ebria porque al acompañarla hasta la ños de varios tejares en término de la Proschoza de donde, según ella, habían robado peridad, y han tenido en ellos como operala niña fue hablando conmigo con naturali- rias á las dos procesadas, pero no saben de dad, y ni en su andar, ni en su voz, ni en las mismas nada que les perjudique. nada, en fin, descubrí síntomas de borraEn cambio, el alcalde de barrio, D. Enrichería. que Hernández, da unos informes que saI as defensas insisten en este punto, y le- tisfarían al acusador más exigente, pues jos de conseguir su propósito, que es el de dice que una y otra eran pendencieras y demostrar la embriaguez de Francisca, lo- aficionadas á la bebida, juerguistas, etcétegran que el testigo afirme de un modo ra, etc. ¡Un reg- alito: terminante que no advirtió en ella nada Defensor. ¿Usted tiene archivo en la Alanormal. caldía? Las partes renuncian á las declaraciones Testigo. -No señor. de varios testigos, y se llama al guardia D. ¿De dónde saca usted, pues, esos daque acompañó á las procesadas cuando am- tos para su informe? bas fueron conducidas al Juzgado en un T. -De las noticias que recojo en el bacoche. rrio. D. ¿Y los antecedentes? Fiscal. ¿Hablaron en el trayecto Pilar y T. -i os tengo yo directamente recogidos, Paca? Testigo. -Pilar dijo dirigiéndose á su com- porque llevo diez y nueve años en la Prospañera: Has matado á mi hija; pero cuan- peridad... D. ¿Ha visto usted beber á Pilar Nádo yo salga de la cárcel te mataré á tí. Francisca no decía más que Me has perdi- cher? do, me has perdido. T. -No, señor; pero parecía alcoholizada F. -No hablaron más? constantemente. T. -No, señor. D. -Y á Paca, ¿la ha visto usted borrachaf Defensor. ¿No se increparon una á otra? T. -Sí, señor, á ésa la he visto muchas T. -Yo no lo presencié. veces embriagada. Don José Ramos Izquierdo, farmacéutico D. ¿Puede usted decirnos ios nombres de la Prosperidad, declaró que el día i. de de las personas que le han facilitado datos Octubre había despachado un calmante para respecto á Pilar? la tos á una mujer cuyas señas personales T. -Han sido muchas, pero no puedo decoinciden con las de Pilar Nácher. cir los nombres- porque estos trabajos de Defensa. ¿Anotó usted en el registro de información son siempre reservados. ALFOMBR 1 TAS PRECIOSAS la farmacia el numbre del enfermo? Se retira el testigo, que, como puede ver- Carinen, 20, y Esparteros, 3, Linolcnm. Este Testigo. -bí, señor, y por eso supe que se, parecía propuesto por el fiscal más que- ras del país y japonesas, bonito surtido, Desxler 1 es, que tan excelentes resultados han dado eti el extranjero. 1 Respecto de la supresión de los cinco céntimos por cada carta, dice que se hace parcialmente como ensayo, y si éste fuese de favorables resultados se iría ampliando la añedida hasta implantarla en toda España. Expone las razones que ha tenido la Comisión para proponer que las estaciones telegráficas en poblaciones menores de cuatro mit habitantes se conviertan en estaciones telefónicas. Reconoce que la distribución en Madrid es deficiente, y anuncia que se trata de que haya cinco repartos dentro de poco tiempo, y que será aumentado el personal de Correos. Tratando del peso y del precio de las cartas, dice que el proyecto sigue la orientación de las naciones más adelantadas, á la cabeza de las cuales está Suiza, en donde circulan por diez céntimos las cartas con un peso que puede llegar hasta 50 gramos. Se suspende este debate, y se levanta la sesión á las siete y veinte. COMPRE USTED HOY JUEVES LA REVISTA ILUSTRADA Y EL TEATRO 15 CÉNTIMOS NÚMERO. EN TODA ESPAÑA TRIBUNALES N