Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GRANDES ALMACENES EL SIGLO ñor su vida activa y animada, por su gran movimiento industrial y comercial, por las bellezas de su población, se dice con justicia, de Barcelona, que es un pequeño París. Entre las muchas cosas que, eíectivamente, recuerdan en la hermosa capital del principado las de París, Londres y otras grandes ciudades de Europa, ninguna como los soberbios almacenes dé Él Siglo reproducen aquéllas tan fielmente, sin proporcionalidades de ningún género. Situados en la rambla de los Estudios, la más céntrica, animada y que mejor idea da de la vida que reina en Barcelona, ocupan por entero tres grandes edificios reunidos que forman un solo y grandioso bazar, con fachadas á dicha rambla, números 5 y 7; á la calle de Xucla, números 10, 12 y 14, y á la plaza del Buen Suceso, núm. 1. Para dar una idea aproximada de la importancia de esta casa comercial diremos solamente que ocupa una superficie de 24.000 metros cuadrados; que está iluminada por 470 arcos voltaicos, además de 1.500 Jámparab incandescentes; que tiene un Cuerpo de bomberos muy numeroso, puesto al servicio no interrumpido de todas las secciones de El Siglo por lo que se refiere á secciones, y el cual dispone de 22 bocas de su aspecto interno hállase basada en un réincendios y de una gran cantidad de agua gimen verdaderamente socialista y equitapara los casos de accidentes. El número de tivo que regula las relaciones que los señósus empleados, de ambos sexos, se eleva á res Conde, Puerto y Compañía, propietarib 1.100, aparte de algunos millares de obreros de estos almacenes, mantienen con el numsque trabajan en. la población para estos al- roso personal, muy escogido é, inteligente, macenes. Tiene 42 teléfonos, dos grandes y puesto á sus órdenes, y el cual, á fin de elegantísimos ascensores para el público y cada año, recibe largas recompensas en diotros varios para el servicio de la casa. nero á título de participaeión en los benefiLa distribución del local, el lujo que en cios obtenidos por cada una de las diferentodo él se observa. la admirable organiza- tes secciones. Este sistema produce ó deción de sus servicios, la suntuosidad y el termina un sentimiento de sincera fraternibuen gusto que imp. era en todos sus deta- dad, que redunda en beneficio de los duelles, hacen de El Siglo un verdadero mode- ños y de los empleados, y también del púlo de los establecimientos de su género. blico, que es atendido con esmero y amaObservación importantísima es la de que bilidad por estos últimos, entre los que figulos. millones de objetos que esta casa tiene, ran hermosas señoritas. tanto los que adquiere como los que confecHay diferentes secciones de bisutería, de ciona, no llevan jamás, como pudiera creer- artículos de yiaje, de artículos de tocador, se, la marca de vulgaridad que caracteriza de perfumería, de lencería, de sombrerería, en general las procedencias de los bazares, de calzados, de gorrería, de sastrería de casiao que, por el contrario, todo en El Siglo ballero, de tejidos, de tapicería, de muebles, es bello, artístico, delicado y con un cachei de cristalería, de porcelanas, de juguetes, de de elegancia incomparable y de la mis re- relojería, de fotografía, de pintura, de bronfinada distinción. ces artísticos, de artículos para regalos, de I a organización admirable de todas las muebles y obietos para despachos, etc. etc. FACHADA PRINCIPAL A LA RAMBLA DE LOS ESTUDIOS DE LOS ALMACENES EL S 1 ÜLO