Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES H DE MAYO DE 1909. EDICIÓN íPKG. 10. i 2. Z Z- r- -a EL REY ALFONSO EN VALENCIA POR TELEFONO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR DOJW 1 NGO, í 3 1 2 TV or la mañana. Amaneció también despejado el día de hoy. En todas las iglesias hubo vuelo general de campanas. A las ocho las calles estaban animadísimas. Los trenes llegaron atestados. Solamente por las líneas de ferrocarriles económicos han venido treinta ó cuarenta mil personas. La Prensa local reseña extensamente los festejos de ayer señalando el recibimiento grandioso que el Rey tuvo. Los periódicos republicanos, aunque coa las naturales limitaciones, reflejan esta misma impresión. El Rey madrugó, desayunándose frugalmante; conferenció por telefono con S. M. la Reina y seguidamente vistióse de uniforme. P jfcflisa de campaña. Se ha verificado la misa de campaña en el paseo de la Alameda, asistiendo enorme muchedumbre. Al presentarse D. Alfonso, que vestía el uniforme de Húsares de Pavía y montaba el caballo Estopín, estalló larga ovación. En la fuente de las Cuatro Estaciones, sobre una plataforma que simulaba sustentarse sobre cureñas y cañones, se había levantado un altar de estilo bizantino, adornado con tapices de flores, paños rojos y trofeos militares de todas las Armas. Sobre el altar, entre rosas y claveles, se erguía la imagen de la Purísima. A la izquierda del paseo se habían cons truído varias tribunas bajas, que fueron ocupadas por numerosas señoras, las autoridades y representantes de las Corporaciones. En una tribuna estaban el presidente del Consejo y el ministro de Marina, con el gobernador, el alcalde y varios grandes de España. Las tropas se colocaron dando frente al altar, en la siguiente forma: Primera brigada. Los dos regimientos en columna, uno al lado de otro: Mallorca á la izquierda, y Guadalajara á la derecha; séptimo mixto de Ingenieros, detrás del de Mallorca, en columna; Administración Militar de á pie, detrás del de Guadalajara, en columna, y batallón de Veteranos, en columna, detrás de los anteriores. Segunda brigada. Cada uno de los dos grupos del 8. montado de Artillería, en columna, uno al lado del otro; Caballería, detrás de los anteriores, en columna; el regimiento de Alcántara 4 la izauierda, y el de Sesma á la derecha, Su Majestad revistó á las fuerzas, situándose Juego á cien metros del altar, seguido de brillante acompañamieato. El momento de alzar fue solemnísimo. Todas las músicas entonaron la Marcha Real. Terminada la misa, desfilaron las tropas en columna de honor. El Rey, entre nuevas aclamaciones, retiróse, yendo á Capitanía general para cambiar de traje. Momentos después, y en automóvil, se dirigía al rao. Los Sres. Maura y Ferrándtz también cambiaron de ropa en el Gobie io civil y se dirigieron al puerto. p n el tiro de pichón. Terminado el almuerzo, S. M. dirigióse DOYl! aO, 2 3 1 T. á inaugurar la Real Sociedad de Tiro de PiI as regatas. Un tiempo espléndido favorece las re- chón, situada en el puerto, junto al dique de llevante. El edificio, de construcción elegatas. Consiste la lucha en recorrer siete millas, gantísima, consta de dos pisos; el primero saliendo íde la rada exterior y haciendo tiene una hermosa galería cubierta, y el segundo, una gran terraza, desde la cual se meta en el mismo punto de partida. La copa regalada por el Rey es una obra domina todo el carneo de tiro. Con la inauguración del edificio coincidía de arte, de antigüedad y alto valor. la del concurso, que durará diez días, coa Los balandros inscriptos son éstos: Nasujan, piloteado por D. Manuel Ñacher, arreglo al programa que oportunamente anticipé. de Valencia. Su Majestad el Rey se presentó á las tres Maruja, por D. Gregorio Xacher, de ídem. en punto, acompañado de su séquito. El Gmbel, por D. Rafael Cano, de ídem, María Mercedes, por T. Roggen, de ídem. público, selectísimo, compuesto en su maAmia, por D. Gabriel Ferrer, de Carta- yoría por señoras, le recibió con aplausos y aclamaciones. gena. En aquel momento se estaba tirando el Todos ellos de ocho metros. Shooting- ont. Don Alfonso tomó plaza entre Los balandios de clase son: Dios salve á la Rema y Dónga, de San Se- los tiradores y tiró dos palomos, derribánbastián; el Borem, de Alicante; el Ena, de dolos. Al llegar al tercero díppuso que se repartiera el importe total de la pouk entre Barcelona. los que no tuvieran ningún cero. Balandros de seis metros: Luego se tiró la Gran Copa, regalo del Pdila, de Valencia, por Mr. Guedon; Ena, de Valencia, D. Francisco Pérez; Banda, de Rey. Inscribiéronse 58 tiradores, entre ellos los Valencia, D. Federico Bruce, y Cisco, de CarSres. D. Salvador Sama, hijo del marqués tagena. Al verificarse la- salida fue descalificado de Marianao; Buses, hermanos Girona y Lael Chema, de Valencia, que tripulaba D. Fe- porta, de Barcelona; el conde de O Bnen, que lipe Lacombre, por haber avanzado de la acaba de ganar en la corte el campeonato de España, y el marqués de Ivanrey; Branner, linea de los demás. El Jurado está constituido por el presi- de Alicante. Los restantes eran valencianos. Su Majestad llegó sin errar hasta el sépdente del Club y el primes ingeniero del puerto, antes nombrados; el comandante del timo pájaro, en que hizo cero. La Copa la ganó D. Santiago Verdeguer, Temerario, el jefe de señal, Sr. Imilla; el cronometrista, Sr. Verdejo; el juez de ruta, Sr. Vi- de Valencia, que mató 15 pájaros seguidos. Fue f elicitadísiino por todos, y especialmenñes, y el secretario, Sr. Guasch La salida se marcó dispara; dt ie tres mor- te por el Rey. La tirada, sin embargo, resulto poco inteteretes. resante, porque se presentaron pocos palo DOMINGO, 2 3 3 T. mos difíciles. i os vencedores. El Rey fue Las regatas han sido entretenidas, por siasmo que ádespedido con el mismo entu la llegada. Montó en el autohacer viento favorable. En tanto que terminaban fueron obse- móvil y se dirigió á la Exposieión. Mañana pjn el Club Náutico. quiados los Sres. Maura y Ferrándiz y las Valencia. se disputará el campeonato de Apenas el automóvil regie enfiló el ca- autoridades con fiambres y Champagne. mino del Grao apretó la velocidad, dejando El primer balandro que llegó fue el Gui 7 n la Exposición. atrás la sección de policías ciclistas, uno de bel, que hizo el recorrido en dos horas, cin- Como esta segunda visita regia á la los cuales cayó porqtie al pretender seguir cuenta y nueve minutos y cincuenta y caa, -Exposición estaba también previamente carrera del nuio tropezó con un labrador trq segundos I anunciada, dos horas antes de que el Rey que se había quedado como embobado al ver pasar al Rey. $1 En ocho minutos llegó S. M. al puerto. El público que había en los andenes del camino, en los chalets, alquerías, casas y almacenes se vio chasqueado, pues cuando iba á aplaudir ó á dar un viva, ya el automóvil estaba á 200 metros. El el Club Náutico recibieron al Monarca el presidente, S r. Puchol; la Junta directiva y los ingenieros del puerto Sres. Elío, Fúster y Vilar. Como D. Alfonso vestía ya el traje blanco de regatas, apenas recibió los cumplimientos saltó al embarcadero y pasó á su balandro Dios salve á la Reina, acompañado únicamente por el segundo oficial del Giralda y un marinero. Inmediatamente díó orden de izar, y el balandro salió al antepuerto para hacer tiempo á que se diera la señal. A todo esto, los muelles habíanse ido llenando de gente. En el de Poniente se levantaban tres tribunas, las tres lindamente adornadas. I, as de derecha é izquierda eran para los invitados; las del centro, para las autoridades y el Jurado. La banda del Cabañal, que es una excelente música, laureada en varios certámenes y formada por gente mariñr ra, amenizaba la fiesta. El segundo, el Anua. El tercero, el DSrtga. El cuarto, el Boren. El quinto, Dios safas á la Reina. El Jurado, después de las compensado- nes de rigor, según el tonelaje, eslora, etcétera, concedió la copa del Rey al Gmbel Banquete. Cuando entró el balandro real, las autoridades, Junta del Club y Jurado fueron al desembarcadero para esperar á S. M. En el mismo desembarcadero se sirvió el banquete, que ha sido de 65 cubiertos. I, a mesa estaba artísticamente adornada Ocupó una presidencia el Rey, teniendo sus lados á los Sres. Maura y Puchol, y la otra, el ministro de Marina, á cuyos lados se sentaron el alcalde y el capitán general. Durante la comida tocó la ban a del regimiento de Mallorca, p l Cataluña. A ruegos del presidente del Comité de la Exposición, el gobernador ha pedido al Sr. Ferrándiz que continúe en estas aguas ocho días más el crucero Cataluña. También ha gestionado el Sr. Trenor de los embajadores de Francia é Inglaterra el que prolonguen aquí su estancia los crucp 1 reí inglés y francés. D 3 MING 0, 2 2 5 T, MIIHÍiai- -limiiHMIi m i l u ÍTrlTTíll iiaí ¡mTiilrilir- íimr rrarTimíiniii- nniiTTimTnimi i