Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C LUNES u P E MAYO DE 1909. EDICIÓN i. TAG. 8 Murifi el toro, y hubo palmas... para GaJlito, quien, á pesar de los enfados de don Julio, fue ayer su Providencia. (Más pitos que palmas. uarto. Hojalatero, castaño, ojinegro y bizV co del izquierdo. Gallito procura fijar al toro con unos lanCer que aplaude la gente, y á continuación arremete Hojalatero al picador Moreno, derribándole, sin otras consecuencias. Otra vara más y un marronazo de Saleo So, y el presidente saca el pañuelo rojo. En los tendidos se divide la opinión. ¡Es burriciego! -dicen unos. -Ha tomado las varas reglamentarias- -gritan otros... ¿Por qué no se tuvo este rigor con los del duque? -pregunta la mayoría. Nosotros no ponemos ni quitamos; referimos fielmente lo ocurrido, y ello fue que entre los aplausos de unos y las protestas y silbidos de otros, salieron Blanquito y l i meño, colgando tres pares de las calientes. Cambió el tercio, y Gallito, que comprendió ó creyó que con un toro fogueado y con tan garrafal defecto en la vista no había lucimiento posible, hizo una faena desconfiadísima y sosa para dar un pinchazo delanf. ero. (Pitos. -Repite con otro, alargando el brazo y echándose fuera horriblemente, y entra por tercera vez (y también mal) arreando un luevo pinchazo casi en la cabeza. Intenta el descabello cuatro veces, tocan do algo en la última, y el toro muere á manos del puntillero. (Bronca fenomenal. Quinto. Rondador, retinto, aldinegro y corniabierto. Tomó cinco varas á cambio e dos descensos y un jaco muerto. Pepete, bien en un quite adornado. En el segundo tercio, dos pares excelen- tes de Perdigón de Sevilla, pues el dp CUTO Claro vale más no recordarlo. Y en el último, una archisuperior faena de muleta, en la que vimos arte clásico, ele Rancia y valor. Pepete, cerca, tranquilo y sin desplantes, pasó al de Aleas, haciendo una labor realmente magistral, y cuando cuadró el biche entró con los terrenos cambiados, para dar media estocada en lo alto, que aeabó con 1 Zxxnm, que cumplen bien en ios dos prime- magnífica tarde entregados al más espantóros pares. so camelo. Con corridas como la de ayer se le quita Pepe- Hillq torea al manso coa desahogo, y entrando bien coge una estocada en su si- la afición almas entusiasta. Al desquite ó al cierre. tió un poco atravesada. Descabella al seguado golpe. (Palmas abundantes. Oegundo. Negro zaino. Saleri le da tres EN PROVINCIAS verónicas sin lucimiento por cernerse el PUR TELÉGRAFO Y T LEF NO morito demasiado. DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR Acomete el toro cuatro veces á los piqueros con poca bravura y despanzurra dos AllCWTE, 23, 7 T acémilas. e ha celebrado la corrida anunciada á beArmillita y Sordo, después de varias paneficio de la Asociación de la Prensa sadas, logran colocar tres pares en cuitro con escasa entrada en la sombra y buena er 1 tiempos. Saleri, sobre corto, muletea para sujetar, las localidades de sol. Presiden seis bellas señoritas, asesorada y entrando á iey coloca uti buen, pinchazo. Sigue la faena con vista y coloca una corta por el alcalde accidental. Hecho el paseo por las cuadullas que dique fue suficiente. (Palmas. rigen Minuto, Corchaíto y Vázquez, se dá TTercero. Cárdeno, chico y de pocas libras. suelta al Camisero lo toma de capa, dándole una primero. Lagaiíijo de mote, negro meano Le saluda Minuto con algunas verónigran verónica y un farol. (Palmas. El becerro no quiere entrar en pelea y es cas que se le aplauden. llamado al orden con cohetes. Utrera y Carranza pican cinco veces, suGarroche y Martitos, en el tuesten, no re- friendo cuatro caídas, y quedan dos jamelgos para el arrastre. velaron habilidad. Camisero empieza muy bien con la fláLos espadas se adornan en quites. mula, dando algunos pases con soltura; enGueria de Alicante y el Zocato cumplen trando con ventajas colocó una corta algo bien con los palos. ladeada, que fue bastante. (Palmas tibias, Enrique Vargas muletea cifjéndose mucho y adornándose. (Grandes aplausos. uarto. Negro uieano, corto y abierto de Entra al volapié y le resulta un buen pin pitones. chazo en hueso. Camisero cambia de rodillas con limpieza Repite con media estocada lagartijera, y y escucha palmas. escucha una entusiasta ovación. Pepe- Hillo veroniquea, quedándose el de ceguudo. Cu ioso de apodo, y de pelo car los cuernos en la suerte. deuo Se libra el de Muriel de la quema por toLe lancea Corchaíto, y es aplaudido. mar ¡as tres varas reglamentarias. Curioso acepta cuatro picotazos y ocasioCoge los palos Pepe- Hillo, y con más deseo que suerte coloca un par desigual, pre- na dos tumbos. Nono deja un par y luego medio; Lea; 4 via una salida. Cierran el tercio Bonifa y Bizoqui con dos pares como los del maestro. clava dos buenos pares, y Corchaíto, qué- ¡Cayetano torea corto y confiado, y, en- encuentra al toro incierto, comienza pasán trando may bien, deja una buena estocada dolé bien de muleta; pero se descompone en lo alto, de la que el bicho dobla. (Ova- pronto, se embarulla con el trapo, y al herir lo hace repetidamente y de mala manera ción. negro listón. Rubito y, Quinto. Sale cou la escoba y deja el ruedo Te. rcz. ro. Jo 7; e iallo, seis veces la puya, sienlimpio. Carriles clavan Saleri lo fija con vanas verónicas que no do víctimas de tres caídas. convencen. En las caballerizas hubo una baja JRondador. Acude el morito á los piqueros con más Cambiado el tercio, Gonzalito y Pollo (Ovación á Pepete y vuelta al ruedo. voluntad que sus hermanos. Camisero quita Posturas colocan cinco palos en tres tieuiv v- -Así se llega, dicen algunos. lucidamente. pos. Martín Vázquez encuentra al toro des -351 que hace lo que Pepete ha hecho, ha Cambiada la suerte, coge Saleri las ban- compuesto; le arregla faena inteli- 4 llegado ya- -les contestó un aficionado que derillas, colocando después de artística gente y parada, y en con una el bicho cuacuanto tiene fama de inteligente. preparación un gran par al cambio. (Ora- dra, entra á herir y pincha en hueso, en Y entre estos dimes y diretes sale el ción. trando bien. exto. Llámase Baquetón, y es también reRepite con otro bueno de frente y termina Reincide con una buena estocada, y escu- tinto, aldinegro y veleto. con dos medios, entrando bien. cha una ovación. Relampaguito da unos lances y ¡fiuviolo de muleta, intenta torear senta- el bicho entra en pelea con la gente de aupa, do en el estribo, pero el astado dice que otra uarto. Portugués, negro, zaino. Toma cinco j Vl tomando en resumen cinco varas por tres vez será. varas, sufriendo en una de ellas la rocaídas y dos caballos para el arrastre. Torea con aplomo, y acaba con una atra- tura de un cuerno, por la cepa. S Chiquilín y Perdigón de Madrid parean? vesada después de dos pinchazos. Jardinero y Sevillano zarcilleau bien, y con prontitud y bien, y Relampaguito, des- Minuto pasa brevemente de muleta, y hace pues de una faena que no tuvo nada digno Cexto. Negro zaino. Toma dos varas y mata doblar á su enemigo cou un pinchazo, mede mención, si se exceptúa un pase de pe- dos pencos. dia estocada y un descabello á pulso. cho, acaba con Baquetón de un bajonazo. í No acude, y nuevamente tenemos piror Los entusiastas, quieras que no, sacan en tecnia. Los niños de los palos cumplen, y Quinto. Naranjero, también negro y bien armado. hombros á Pepete. Camisero acaba de un pinchazo, medía perCorchao dio un cambio de rodillas y oyó, El muchacho lo mereció. pendicular á paso de banderillas y otra con palmas. travesía. Con poder y bravura toma Naranjero seis EN VISTA ALEGRE varas por cinco caídas y tres arres destroV zados. EN TETUAN R l público llena la plaza, atraído por elí Vázquez prende un buen par de frente, y -buen cartel que nos brinda la Empresa, T res novilleros con pundonor y cosas de Corchaíto, uno al cambio y otro de poder, por lo que á los toreros se refiere; en cam toreros actuaron en la plaza del vecino poder. bio, los toros de Muriel... pueblo de Tetuán; pero la voluntad y el Después brinda Corchao al tendido del I- I echo el paseo por las cuadrillas, que son arte no bastan cuando los enemigos piden sol, y tras breve muleteo pincha en huesoí f acogidas con aplausos, se abre el encarretas en vez de sedas y percalina. -Nuevos pases y una estocada hasta, la cierro del primer muriel. t Las tres yuntas de labranza no dieron mano acaba con el toro. Es negro y bien puesto. De salida des- juego en absoluto, y Alhameño, Guerrilla y monta á Charpita; luego se entera Aa que Algabeño II tuvieron que pasarelas verdes Cexto. Sonito, jc thú. Q, albardao y muy des por ahí castigan, y dice: magras. y moradas para convencerlos de su triste carado de pijones. f Es condenado por su mansedumbre al tor- sino. Demostrando jblandura, toma mico pui- inento, actuando de inquisidores Bonifa y ¿Un aburrimiento en toda regla v una yazos por dos caídas. s S