Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C- LUNES 24 DE MAYO DE t 9 o 9 EDICIÓN 1. PAG. 6, otro interesantísimo discurso el notable arquitecto D. Ricardo Velázquez, quien, luego de hacer honor y justicia al recipiendario, enalteciéndole por su vasta cultura, por su mérito de políglota y por su amor férvido á nuestras artes industriales, recuerda sus estudios sobre los azulejos sevillanos del siglo XIII, la cerámica morisca del xv y los ejemplos de los alfareros valencianos en el xvi, y se extiende en luminosas consideraciones acerca de nuestros monumentos artísticos, en torno del tema desarrollado por el nuevo académico. Para entrambos hubo en la Academia de San Fernando muchos aplausos y felicitaciones. Terminada la lectura üe los discursos, el presidente impuso al Sr. Osma la medalla de académico. al uno y cuarto por 100; ea París, af ttno y un octavo, y en Berlín, al dos y cuarto. El Congreso sueco acaba de votar un proyecto de ley facultando a los Bancos de emisión para intervenir en la formación de las Sociedades por acciones, con el objeto de fomentar el espíritu industrial y de impedir los manejos de la especulación. En los Estados Unidos se van á adoptar medidas para que los Bancos nacionales no puedan falsear sus balances. Algunos Bancos nacionales tienen relaciones con los Bancos de los diversos Estados, y el Gobierno quiere fiscalizar esas relaciones para evitar abusos. A BOLSA DE PARÍS Han desaparecido por completo cuantos motivos de preocupación tenía el mercado desde que es un hecho el fracaso de la huelga de los empleados de Correos y el del intento de huelga general. La Bolsa presenta, además, inmejorable REVISTA aspecto á causa de la abundancia inusitada de disponibilidades en el mercado moneFINANCIERA 1 1 A BOLSA DE MADRID El Interior, que tario. Todos los valores suben, principalmente v a l í a 88,05 al contado hace ocho días, quedaoa el sábado los del Estado, las acciones de Riotinto y las minas de oro. al mismo cambio. La Renta francesa gana 40 céntimos; ei Para explicar que nuestro primer signo de crédito no ha a acentuado su movimien- Ruso 5 por 100, 40 céntimos también; el to de alza, se ha dicho, entre otras cosas, Ruso cuatro y medio por ciento, 90 céntique la Bolsa no puede subir mientras no se mos, y el Turco, 35 céntimos; quedan, resaclare la situación en Marruecos y mien- pectivamente, á 97,87, 102, 96,90 y 93,45. El Brasileño vale 86,00. tras continúe la agitación sindicalista en Los valores españoles no tienen grandes Francia. Cada vez que el Interior reaccionaba algo oscilaciones; el Exterior cotiza á 98,65; los Nortes, á 339; los Zaragozas, á 407, y los Anen baja durante el transcurso de la semana, á la huelga de los empleados de Correos daluces, á 188. El Crédito Lionés cotiza á 1.235; el Banco franceses se atribuía el movimiento. Sin de Méjico, á 1.082; la De Beers, á 339; el embargo, la Renta francesa no na cesado ni Metropolitano, á 517, y la Tharsis, á 145. un sólo día de subir, mientras algunos atriLa Goldfields gana 5 francos, y queda á buían la flojedad del mercado madrileño á S 5 Y I a Ratid Mines sube 13 francos, y sucesos que se desarrollaban en Francia. Esto demuestra una vez más que el bol- vale 238. Londres envía continuamente órsista suele razonar con poca lógica, y que denes de compra en minas de oro á París y en su afán de explicar los movimientos del Bruselas. El alza dei Riotinto, que cierra á 19,17, es mercado, sobre todo si esos movimientos van en contra de sus intereses, apela á toda de T francos durante el período de que nos clase de razones, niás en relación con su de- ocupamos. El cobre queda en Londres á 59,92 libras la tonelada. El metal está muy seo que con la realidad. firme en Nueya York, pero tememos que el No creemos tampoco que la cuestión de alza tenga algo de ficticio, pues no dismiMarruecos h aya influido durante la semana pasada en el mercado, pues si existe la nuyen los stocks y se aproxima el verano, época en que suele disminuir la demanda. posibilidad de un coaflicto, esa posibilidad es muy remota. La Bolsa de Madrid- -ya lo hemos dicho en anteriores revistas- -no sube ahora porP L CRIMEN DE Hoy empezará en la Auque ha subido ya mucho y porque es neceCABAN 1 LLAS diencia la vista del prosario que la especulación vaya aligerándoceso instruido por el se de papel antes de que se inicie otro mocrimen que en Abril del año de 1907 se covimiento serio de alza. metió en Cabanillas de la Sierra. El Amortizable antiguo corta un cupón Unos malhechores asaltaron de noche la de 1 por 100, y queda a 102; el Amortizable casa en que habitaban dos esposos, y desnuevo cotiza á 96,30. pués de darles muerte á ambos saquearon Las acciones del Banco valen 461; las del la vivienda, apoderándose del dinero que Español de Crédito, 134; las de la Tabacaleencontraron. ra, 4o6,25; las Azucareras preferentes, 106,75; Los procesados son Eustaquia Sandoval, las ordinarias, 38; los Explosivos, 336, y los la ReboVa, condenada dos veces por lesiones Altos Hornos, 289. No se cotizan las accio y una por hurto; Pedro Serrano Moreno, nes del Banco Hipotecario. Ivas del Río de la Plata ganan nueve pe- Silverio Sanz García, Gregorio García Pesetas y quedan á 515. Hay dinero para el llejero (fallecido) y Restituto Martín García próximo á 519. El corro continúa muy ani- Garrachategui, hijo de Gregorio. El fiscal califica los hechos como constimado, -t Los francos cierran á 11,45. Se nota más tutivos de un delito complejo de robo con movimiento en la exportación de minerales homicidio, en el concurren las agravantes y la cosecha se presenta buena. El stock de de alevosía, nocturnidad, desprecio del sexo oro del Tesoro alcanza 65 millones y medio. y escalamiento, respecto á todos los procesados, y además, para Eustaauia de Sando T OS MERCADOS Acentuóse durante la val, la de reincidencia. El acusador privado añade la agravante N ETARÍO M Ü I NF T A R I O S semana pasada la abundancia y la baratura del de premeditación. Ambas acusaciones piden la pena de dinero en todos los mercados, así para los préstamos y descuentos come para las do- muerte para cuatro de los procesados. Las defensas están encomendadas á los bles de las liquidaciones bursátiles. En Londres, el dinero á la vista vale medio por Sres. Moróte (D. José) Muñoz Torroba y Llasera. 100; en París, uno y cuarto; en Berlín, 2 por El Sr. López Serrano acusa á nombre de 100, y en Nueva York, uno y medio. Él descuento extrabauGario jSe opera en Londres tma hermana de la mujer muerta. Én BomBre de la Academía 14 contestaba SECCIÓN LITERARIA UNA SONRISA CUENTO POR J BERR DE TURIQUE III Y úi mro- -Escucha. Julia no tardará ea vealr. Charlaremos las dos como tenemos por costumbre. Tú estarás muy atento á lo que suceda. Si durante la conversación no llegase Julia á perder ese gesto melancólico que tanto te disgusta, daré mi pleito por acaba- do y podrás retirarte tranquilo, en la seguridad de que no volveré á molestarte con mis pretensiones de matrimonio. En el caso contrario, no vacilo en creer que te ¿declararás ven cido- -Conforme- -Pronto, á tu sitio. Acaba de sonar la campanilla del jardín. ¡Pero, tía, esto me parece una ridicula comedia! -A tu puesto en seguida. Y niadatne Bajourel introdujo á- empellones á Felipe en el gabinete, mientras por otra puerta aparecía Julia en el salón. I a jovee, después de dar un abrazo cari ñoso á lime. Bajourel, despojase del enorme sombrero y vino á sentarse al lado de la anciana- ¿Qué hay de nuevo, hija mía? -Nada. ¿Y ese humor? -Como siempre. Ni mejor ni peor. Es cuestión de carácter. Soy muy íeliz así. La conversación se extendió á diversos) asuntos. Julia mostraba en todo su acostumbrada indiferencia. Por último, Mme. Bajourel, suponiendo la impaciencia de Felipe, que se daba á los diablos desde su escondrijo, decidióse á tocar el punto vulnerable, -No sé qué noto en tí desde hace tiempo. Algo así como un pesar oculto que comprime tu corazón. ¡Oh, querida tía! Nada me ocurre. ¿Cómo puede usted suponer? -Yo no supongo. Lo que nago es o servar. Además, ¿qué tendría de extraño que á tu edad... Una pasioncilla cualquiera se enciende fácilmente. ¡Tía, por Dios; aso, nunca; lo juro, nunca. Pero los ojos incomparablemente azules de Julia desmintieron su afirmación, llenándose de lágrimas. El alma de la joven se revelaba tal cual era por primera vez. Felipe no perdía un detalle de la escena. Soberbio- -dijo para sí; -la chiquilla se pone á lloriquear como una Magdalena! No es mal modo de mostrarse jovial. Mádame Bajourel procuró calmar la inocente congoja de Julia. Cuando la vio tran- i quilizada, continuó: -Y á propósito, ¿hace mucüo que no jves á Felipe Delyal? -Sí, por cierto, bastante, ¿for qué lo de cía usted? -Ha venido hoy- ¡Ah... ¿Sabes lo que me ha dicho? -No puedo adivinarlo T- -Que te amaba, sencillamente. Julia no pudo disimular un gesto de ale gría. Pareció que se operaba un cambio insólito en su fisonomía habitual. Y sonrió. Sonrió angélica, celestialmente, con ingenua sonrisa que delataba un sentimiento oculto muchos años... En el instante se abrieron las cortinas dell gabinete. Felipe apareció en la estancia sonriendo también, y se arrojó á los pies de Julia, tembloroso por la emoción. ¡Me amaba, tía! ¡Y tú, sin conocerlo! -contestó madanie Bajourel, ufana de su triunfo. ¿Ves cómo L TRIBUNALES ha sonreído? Procura en adelante que no llore jamás.