Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C DOMINGO a 3 DE MAYO DE 1909. EDICIÓN Y. 9 Segundo, Un columpio al que servían e sostén grandes espadas. Tercero, El amor y sus joyas En él va un amorcillo sosteniendo un joyero. Cuarto, Dos manzanas Sobre una plataforma de musgo se yergue un manzano, del cual penden dos manzanas colosales, ocupada cada una por una señorita. Quinto, Una góndola Preciosísimo coshe presentado por el alcalde de Valencia. Sexto, Una granada con avíspase. Figura un trozo de jardín; sobre él, una granada abierta y revoloteando sobre la fruta vanas avispas. Séptimo. Carrosa modernista Muy elegante. Octavo, Centro de mesa Una caprichosa campanilla sostenida por cuatro bichos fantásticos. r Noveno, Un jarrón Estilo Luis XV, presentado por la Sociedad de Agricultura. Décimo, Lawn- Tennis Sobre una red sujeta por cuatro postes rueda una pelota colosal, dentro de la que van cuatro señoritas. -Undécimo. Juguetes. Una muñeca gigantesca que sostiene una corbeitte. t a s flores son lindas señoritas. Duodécimo. Una campanilla tirada por an gnomo x El resto de les cocu. es hasta el número de cuarenta, son igualmente á cuál más artístico y más bello. El público los acogió todos con grandes aplausos. v Uno de ellos iba ocupado por las aeis señoritas que han sido premiadas en el Concurso de belleza. E 1 ÚMCO que iba tripulado per hombres era el de D. abnel Maura, E 1 banquete. después de regresar el Key Media hora de la batalla de flores se celebró un banquete de gala de 5- 3 cubiertos. Tomaron asiento á la derecha de Su Majestad el embajador de Inglaterra, el contraalmirante Jackson, los gobernadores civil y militar y el comandante del acorazado francés, Mr. Lefébre. A la izquierda de D. Alfonso se sentaron el embajador de Francia, el contraalmirante francés Mr. Lepord, el Sr. Trenor y el jefe de la Comandancia de Marina. El Sr. Maura ocupó su puesto frente al Monarca, dando la derecha al ministro de Marina, al capitán general, al senador señor Gnneno, al conde de Ruck Keene y al comandante Darcy. Se sirvió el siguiente mentí: Sopa de ave Princesa, crema Aurora, truchas de Escocia en salsa lagniere, solomillo valenciano, jamones de Praga, gelatina con trufas, ponche Champagne, pollos de Francia asados, ensalada, espárragos de Aranjuez en salsa Isirny, pudding Málaga, helado Victoria. Vinos: Jerez, Chateau D Iquetn, Chateau Latour, Champagne, Pedro Ximenez. Durante la comida las bandas de los regimientos y la municipal ejecutaron un escogido programa en el patio de la Capitanía. SÁBADO, Í 2 13 N. üuegos de artificio y bailes. Después de un rato de sobremesa, don Alfonso y los demás comensales, entre ellos los embajadores y almirantes, se asomaron á los balee nes de la Capitanía para presenciar los fuegos artificiales, que se quemaron alternando con números de danzas regiona 1 combate. un tablado Es imposible de todo punto dar una les, bailadas envistiendo laslevantado frente á los balcones, parejas los idea siquiera aproximada de lo que ha sido jes típicos de la región, acompañándoles traafael maravilloso espectáculo. La pista quedó mados cantadores. convertida en una alfombra de ramos de Esta fiesta fue brillantísima y muy del flores, de flores sueltas, de flores deshojadas 1 Rey, desde la tribuna, se mostró incan agrado del Rey y de cuantos la presensable, tirando millares de bouquets. Su entu ciaron. Para terminar se quemó una traca clásica siasmo llegó hasta el punto de que un mo mentó, al pasar bajo la tribuna regia el co- en el país, de formidables proporciones, que entusiasmó hasta el delirio i; he del hijo del presidente, no teniendo pro- tío que presenció la fiesta al inmenso genyectiles que arrojar, le tiró la banasta. A las once y cuarenta minutos se retiró el Después bajó de la tribuna, subió en un sus habitaciones, de toche que de antemano se le tenía prepara- Rey á los invitados, que despidiéndose Su expresaron á do, y entre los atronadores aplausos de la todos satisfechos muchedumbre, se mezcló en la fila de ca- Majestad lo muyaquel festejoy complacidos rruajes para tomar en el combate una parte que estaban por La muchedumbre, que llenaba la plaza, más viva y rnáí directa. á El coche que ocupó el Rey era escilo Re- ovacionólosD. Alfonso al asomarse y retibalcones. hacimiento; del fondo se elevaba una colum- rarse de ma, en cuyo capitel un grupo de ángeles sos- p l Sr. Maura. tenía la corona real. En el testero delantero A las once de la noche el presidente l- gu aban los escudos de España y de Valen- del Consejo se dirigió al Círculo Conservacia. En los laterales, dos labradoras de ta- dor, acompañado del gobernador civil, el caño natural sostenían guirnaldas de llores. alcalde, el conde de la Mortera, el marqués El Rey sentó á su izquierda al presidente de Valdeiglesias, Azorin y algunas otras u l Comité, D. Tomás Trenor. personas significadas. Cuando el coche se puso en marcha cayó En el Círculo le aguardaban la Junta disobre el Monarca tal aluvión de flores y rectiva, los diputados y senadores valencia $o rbeüles, que quedó sumergido entre ellas nos y el jefe del partido provincial, Sr. l á completamente oculto, imposibilitado de zaro, quien le dio la bienvenida en nombre moverse, de hacer el menor movimiento de los elementos conservadores. Sara contestar á aquella furiosa acometida. El en dis JE 1 Rey dio dos vueltas completas á la cursoSr. Maura contestó del un breve aseexplicando Ja labor partido y pista. gurando que está dispuesto á continuarla Al regresar á la tribuna regia el coche para el bien de la patria. Iba de tal manera lleno de flores y bouquets, El presidente fue calurosame te ova jue fue de todo punto imposible abrir la cionado. portezuela. DOMJMGO, z 3, 2 Al, Don Alfonso, impaciente, no quiso esperar á que se desembarazare el carruaje y se etalles del viaje. apeó de un salto, reanudando la lucha des- Transmito algunos detalles del viaje regio, que la aglomeración de asuntos me de la tribuna. A las ocho de la noche se dio la batalla impidió comunicar en el primer momento. El Rey se acostó en el tren muy temprapor terminada, retirándose directamente el no, y se levantó momentos antes de llegar Rey á la Capitanía. Momentos antes se encendieron todos los á Játiba. Sin embargo, como al pasar por la estafocos eléctricos y los millares de lámparas ción estaba ocupado aún en la toilette, las que rodean el perímetro de los pala ios. autoridades que aguardaban én el áñdéft 1 no pudieron cumplimentarle. Recibiólas el Sr. Maura, quien les explica las causas de la ausencia de S. M. Las estaciones de Carcagante y Alcira estaban profusamente adornadas con flores y, las bandas municipales ejecutaban la Marcha Real. Durante el paso del tren por la vega valenciana, Su Majestad estuvo haciendo in teresantísimas preguntas al Sr. Peris Mencheta acerca de los cultivos, interesándose por la depreciación del arroz y de la naranja. En la estación de Catarroja se disparó una formidable traca. Al entrar ayer mañana en el camarín de la Virgen, después de haberse cantado la Salve, preguntó D. Alfonso por el regalo que hizo á la Virgen la otra vez que vino 4 Valencia. El arzobispo se lo enseñó. Es, como essabido, un bastón de mando. p l Rey, satisfechísimo. El Rey se muestra satisfechísimo de stt viaje. Hablando esta noche en la Capitanía durante la comida, decía, refiriéndose á la Exposición: Estoy encantado. Esto es sencillamente; soberbio. El Sr. Maura, por su parte, añadía: Me siento anonadado ante tanta grandeza. Es maravilloso. Contadísimas ciudades ea el mundo podrían hacer lo que ha realizado hoy Valencia fisita á los barcos. v El Rey ha ofrecido visitar el lunes los buques extranjeros ansiados en el puert 9 con motivo de su viaje. E CONFLICTOS EN ORIENTE OR TELÉGRAFO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR SOFÍA, Z 2, 5 C e confirma que las tropas turcas llegaron á ocuparlos puertos que la guarnición búlgara tiene en la frontera en Kovanlik y Hasan- Pepe. Los búlgaros, auxiliados por refuerzos de los suyos, lograron recuperar el último puerto. El suceso, considerado eomo un incidente puramente local y sin importancia, no ha alterado la tranquilidad del país. NAVARRA. POR TELEGFAPO DE NUESTRO SERVICIO PARTICULAR PAMPLONA, 12, S T. la cebada, de 3 50 á 4 pesetas; la avena, lo mismo; el maíz, á 5 pesetas; las alubias, da 5 á 6 pesetas, y el aceite, de 21 á 24 pesetas El aspecto de los campos en toda la provincia es excelente. la cquiisióu gestora del canal de Lodosa, presidida por el alcalde y por el Sr. Bellio presidente de la referida comisión, con objeto de tratar de la realización del proyecto acariciado por los pueblos de Navarra, Aragón y Rio ja. Han asistido los principales propietarios. El Sr. Beilido explicó el objeto de la reunión; expuso los medios que se pueden utilizar para la realización de la idea, y acto continuo nombróse una comisión con representantes de las reglones interesadas. Las impresiones de los reunidos son de que el proyecto se llevará á cabo, pues en 1911 concederá el Estado 500.000 pesetas para empezar las obras. El mercado. se cotiza de 6 á 7 pesetas roDoj El trigo El Canal de Lodosa. reunido En Tudela se ha