Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C SÁBADO 22 DE MAYO DE 1909. EDICIÓN PAü. y. EL VIAJE DEL REY Calida de Madrid. 0 A las ocho y media, y en tren especial, marchó anoche el Rey á Valencia con el presidente del Consejo, el ministro de MaI riaa y el séquito palatino, compuesto por el general conde del Serrallo, el marqués de la Torrecilla y los Sres. Miláns del Bosch, con le del Grqve y Águila. La Familia Real bajó á despedir á Su Majestad, á quien también cumplimentaron en la estación del Mediodía los presidentes de las Cámaras y casi todos los ministros, las autoridades, muchos senadores y diputados y gran número de generales, jefes y oficiales de la guarnición. I, a despedida tributada á S. M. fue sumamente afectuosa. ATENEO i- í a revista así titulada, que dirige el litera to Mariano Miguel de Val, ha publicado un magnífico número extraordinario, dedicado al cumpleaños de S. M, el Rey. Es dicho número un jprimor de estampa eión. AI frente de sus paginas van los retratos de la Reiaa doña Cristina y del Monar ca. El texto es una reproducción del precio so artículo que en loa de Alfonso XIII publicó en La Nación, de Buenos Aires, el insigne Rúbea Darío hace tres meses. Concierto y homenaje. La fiesta brillante de anoche en los salones del Círculo de Bellas Artes estuvo animadísima. Sus organizadores bien merecen un aplauso. Fue un expresivo y cariñoso homenaje de i la Sociedad al insigne maestro Bretón, tri 1 buto de gratitud que le era debido por la alta cooperación que con su himno patriótico pie tó al Círculo en el centenario de la guerra de la Independencia; fue una velada musical de gratísimo recuerdo. Antes del concierto le fue entregada con toda solemnidad al autor de Los amantes de Teñidla, preciosa batuta que le regala el Círculo, cumpliendo el acuerdo adoptado en su honor y en el del llorado maestro Chueca. La recibió Bretón de manos del presidente, Sr. Aguilera, no sin que el popiilarísiino ex alcalde pronunciase un entusiasta discurso enalteciendo la obra artística del compcjsitor ilustre y rindiendo pleitesía á su taIbf o, que- -como la inspiración de Chueca y t cballero- -sobrevivirá en el corazón de S los españoles y en la historia de su arte. Verdaderamente emocionado contestó en palabras de reconocimiento el Sr. Bretón, estimando de corazón el agasajo y asociándose al recuerdo de homenaje y cariño á Chueca, l a velada musical satisfizo y entusiasmó al Aimeroso y escogido auditorio. íSsfratola concurrencia de las primicias de t r e s notabilísimas composiciones de alumnos del Conservatorio, interpretadas maravillosamente por la orquesta de nuestro primer Centro musical. Llenó la primera parte del programa una inspirada y deliciosa Suite montañesa, eu cuatro tiempos, de Abelardo Bretón, que se lévelo anoche como digno heredero de los timbres artísticos del gran maestro. De ella ie destacan el andante y el mmuetto, en el que campa un exquisito sabor de la tiemiea que corre por toda la obra- El segundo de dichos tiempos fue repetido. Muy justos lueron también los aplausos con que el auditorio acogió la Serenata española, de la señorita M. Rodrigo, discípula de) maestro Serrano, y dos tiempos interesantísimos de P. Calés. La batuta del insigue Bretón jugó el prin- j NOTAS DE ARTE H -Ya se convencerá usted. Esa criatura y yo somos incompatibles. La pobre chiea debió nacer el día de las Animas. Yo, en cambio, vi la luz en un martes de Carnaval. ¡No hacemos pendanl, tía! Es un absurdo preSOP 1O, COPIAS, COPIARE, tenderlo. POR M F I ÍTÓN GONZÁLEZ. pelipe estaba cargado de razón. Julia, á- pues aei campo salen las primeras pesar de sus veintidós hermosísimos materias parala industria y los consumiAbriles, no sonreía nunca. Lo que solía dimidores para los productos manufactuvertir á sus amigas, parecíale indiferente. rados Su espíritu se hallaba predispuesto siempre- -A pesar de que toda 1 mañana esla á la melancolía y el aburrimiento. tuvo lloviendo, por la tarr ro cayó ni Sus padres se alarmaron. Se pretendió una gota de agua. buscar en el estado de salud la causa próxima de aquella depresión, impropia por completo en una joven de su edad. Pero, Q U I S I C O S A POR NOVFJAKQUE, indudablemente, el estado fatal de su ánimo no provenía de perturbaciones fisiológicas. Julia disfrutaba de un apetito excelente; sus mejillas carmíneas denotaban una salud á toda prueba, y ella misma declarafea sentir un vigor físico envidiable. Aquel año Mine. Bajourel proyectó uua excursión á los Alpes. Prestadme vuestra Combinando las letras de lo que exhija por una temporada, y respondo de su presa el precedentte significado, se curación -había dicho á los padres de Jude formar una palabra que expresa: lia. -Obtenido el consentimiento paternal, PIEZA DE HIERRO U OTRA tía y sobrina pasaron el verano recorriendo MATERIA A MODO DE CUÑA los pintorescos valles, eternamente verdes, de la región alpina. La solución, mañana. Lo ocurrido en el viaje nadie pudo saberlo. A su regreso, Julia seguía triste, pero la tía se mostraba optimista, convencida y seSolución á la cfaaradita: gura LE TAL En la estación esperaban á las viajeras 1. a- 2 a los padres de la joven. A sus preguntas respondió Mme. Bajourel con tono de victoria: -Esto va bien; hemos conseguido curar dpal papel en el concierto, y quedó á la al- á Julia. tura de su nombre. ¿Acaso has descubierto su enfermedad? Después de media noche terminó la fiesta. -Seguramente. Cuantos en ella tomaron parte fueron obse- -El cerebro tal vez... quiados con un lunch espléndido por la Jun- -Nada de eso. Tengo la certeza de que ta directiva del Círculo. se trata del corazón. Dejadme obrar. Respondo de todo. U e m e aquí, querida tía. Vea usted que SECCiON LITERARIA obedezco á sus llamamientos con exactitud militar. En este momento suenan las tres y media. Pero ¿qué ocurre? Sepa usted que estoy lleno de curiosidad. CUENTO POR j. BERR DE TURIQUE- -Tengo que comunicarte cosas importan, 11 tes, Felipe. Felipe se ir ostro confuso. Al cabe de un- ¿Tendremos la fiesta en pazr momento de reflexión, agregó: -De tí depende. Yo no puedo impedir que. -Lo reconozco todo. Yo no niego tampo- te sulfures sm motivo. ¿Recuerdas nuestra co que cualquier día se me antoje casarme. pasada conversación? Julia me parece un partido excelente sobre- ¡Ah, sí! Julia. ¿Ha enseñado usted á sontoda ponderación. Pero á pesar de sus con- reír á esa chicuela insípida? diciones envidiables, me... ¡no sé cómo de- -Lo vas á ver con tus propios ojos. cirlo! me... aburre, sí; positivamente, me- ¿Cómo? aburre. -Recuerda tus palabras: Confieso que- ¿Que te aburre? Veamos en lo que con- tne complacería mucho verla sonreír. Pues siste tu aburrimiento. bien, exijo que te escondas en ese gabinete- -Julia es una muchacha de carácter en- contiguo. Nada más fácil que dejar entre las traño. Se me hace insoportable con su serie- cortinas una abertura que te sirva de obserdad y su misantropía. Piensa continKamente vatorio. en cosas elevadas. Es tina hipocondríaca, ¡Por caridad, tía, T. que estaría mejor en el claustro conventual- -No admito excusas. que en el estrépito mundano. Su gesto ss- -Ni una palabra más. Obedezco inmedia grave siempre; no sonríe jamás. ¿C ínic es tamente, posible enamorarse de Kna mujer de quien (Concluirá. nunca se ha recibido un sonrisa? -Comprendido. A tí te gustaría una muLA LOTERÍA EN MADRID jer alegre, vivaracha, bulliciosa. -Tanto precisamente, no. Me contento con que no sea melancólica, ni retraída, ni se pase las horas meditando como esa obre NT o ya uno, sino dos premios gordos, se llevó ayer Madrid: el 6.032, agraciado Julia. -En fin, ¿que exigirías para casarte con con 150.000 pesetas, y el 2.735, premiado con 60.000. Sin contar diez nlás de 3.000 peseella? -Más despació, querida tía. No se trata tas. En total, ¡CUARENTA Y OCHO Mllf DUROS! de casarme, por ahora. Pefo confieso que me No está mal. El primero, ó sea el 0.032, se vendió en la complacería mucho verla sonreír. -Pues si no necesitas otra cosa, te pro- Administración de la Carrera de San Jerómeto que lo conseguirás. Corre de mi cuenta. nimo, núm. 12 Cinco décimos se los llevó un caballera- -Raro será, Desconfío del triunfo, querique desea conservar el incógnito. Por nuesda tía. No es empresa f áci! tra parte, complacido y. enhorabuena- ¡Infeliz! PASATIEMPOS UNA SO NR 1 SA SIGUE LAT RACHA